July 2, 2021
De parte de Nodo50
183 puntos de vista


Formada por un equipo multidisciplinar de mujeres, presentaron su primer informe donde se detallan las distintas vulneraciones de derechos humanos e incumplimientos en materia laboral y se aportan propuestas concretas para cambiar una situaci贸n que no por ser permanente y estructural no puede revertirse

Madrid, 30 jun. 21. AmecoPress.- Las cancelas en el campo onubense son las puertas que cierran las vidas de las mujeres que recogen las fresas y los frutos rojos que llegan hasta nuestras mesas. Tras las cancelas existen abusos y explotaci贸n laboral muy dif铆ciles de denunciar por el miedo a las represalias y porque quienes no son los due帽os de las fincas o trabajan en ellas no pueden entrar. Son las cancelas de la explotaci贸n laboral, las de la explotaci贸n de la tierra, las cancelas de las fronteras, las cancelas que cierran la palabra y el cuerpo de las mujeres. Y hay que abrirlas: ese es el objetivo de la Brigada de Observaci贸n Feminista que con el lema 鈥溌bramos las cancelas!鈥 y con la perspectiva de un feminismo sindicalista y antirracista, acaba de presentar su primer informe.

Impulsado por el Museo Reina Sof铆a y la cooperativa La Laboratoria, la Brigada est谩 integrada por un equipo multidisciplinar de mujeres -juristas, periodistas, activistas, documentalistas…- que construye una mirada global capaz de aunar la perspectiva feminista, la defensa de los derechos humanos y laborales y el ecologismo con el objetivo de dar a conocer las condiciones en las que viven las trabajadoras de la fresa en Huelva, profundizar en la ra铆z de las m煤ltiples discriminaciones y vulneraciones que enfrentan e incentivar propuestas para su transformaci贸n. Su trabajo se nutre de la experiencia y el quehacer cotidiano de Jornaleras de Huelva en Lucha.

鈥淒esde el punto de vista comunicativo, todo relato es poco鈥, expresaba la periodista Olga Rodr铆guez, que forma parte de la Brigada, en la presentaci贸n. Lo cierto es que, aunque la situaci贸n viene denunci谩ndose desde hace a帽os, con especial incidencia a partir de 2018, cuando salt贸 a los medios y las redes sociales la denuncia de varias jornaleras por abuso sexual, todav铆a el desconocimiento y la distancia con la que percibimos c贸mo viven estas mujeres, cuyos derechos son vulnerados de manera sistem谩tica, es demasiado grande. Para quienes quieran conocer recomendamos la lectura de reportajes como los publicados por Olga Rodr铆guez y el relato de la activista feminista Justa Montero.

Basima, jornalera marroqu铆: “Sangr茅 durante d铆as con dolor, ped铆 a mi jefe ir al m茅dico y me despidi贸”

Jornaleras en Huelva: “Aqu铆 se necesita una inspecci贸n desde que empieza la temporada hasta que termina”

Mujeres trabajadoras en el campo, historias de abusos y explotaci贸n

Cr贸nica de una visita a los campos de la fresa

Tras documentar lo que vieron, oyeron, sintieron e intuyeron en los tres d铆as que dur贸 la visita a los campos de Huelva de la mano de las temporeras y activistas Ana Pinto y Najat Bassit y la abogada Pastora Filigrana, la Brigada ha elaborado un informe donde se detallan las distintas vulneraciones de derechos humanos e incumplimientos en materia laboral y se aportan propuestas concretas para cambiar una situaci贸n que no por ser permanente y estructural no puede revertirse. El documento se ha trasladado a la Organizaci贸n Internacional del Trabajo y a los Ministerios de Igualdad y Trabajo, con quienes se han tenido reuniones. Yolanda D铆az, vicepresidenta Tercera del Gobierno y ministra de Trabajo, se ha comprometido a reforzar las inspecciones para perseguir las conductas que lesionen los derechos de las trabajadoras del campo.

Ana Pinto: 鈥淭odo esto empez贸 porque no me dejaban escuchar m煤sica mientras recog铆a la fresa鈥

鈥淭odo esto empez贸 porque no me dejaban escuchar m煤sica mientras recog铆a la fresa鈥, expresa Ana Pinto, como dibujando en un trazo la represi贸n y el silencio que se impone a las temporeras. Es dif铆cil para ellas hablar, salir del espacio en el que laboran y viven, situado lejos de los n煤cleos urbanos, comunicarse y sentir que la expresi贸n de su dolor sirve para algo. Pero, a pesar de las dificultades, compartir, escuchar y hablar, va dando sus frutos, 鈥渘o solo frutos rojos鈥, como resaltaba Olga Rodr铆guez en el encuentro.

鈥淓s importante el feminismo que ellas practican鈥, se帽alaba Justa Montero, dando valor a la experiencia de Jornaleras de Huelva en Lucha, que, junto con Abogadas Sociedad Cooperativa Andaluza, han guiado a la Brigada por los campos onubenses donde han podido entrevistarse con las temporeras en escondites naturales y compartir 鈥渟u dolor鈥 pero tambi茅n 鈥渓a esperanza que significa el desarrollo del proyecto de estas jornaleras鈥.

Un proyecto anclado en la necesidad y en la certeza de que la uni贸n, la amistad y la fraternidad entre las mujeres es el camino. 鈥淟a lucha es de todas y para todas鈥 reitera Pinto, denunciando que 鈥渉an intentado dividirnos, a las aut贸ctonas y a las migrantes鈥, 鈥渉an tratado de silenciarnos鈥, 鈥渘os han cerrado todas las puertas y nadie est谩 dispuesto a contratarnos鈥, pero 鈥渉emos estado haciendo lo que cre铆amos que ten铆amos que hacer鈥 y 鈥渉emos entendido la importancia de tejer redes鈥. Su feminismo, como argumenta Justa Montero, 鈥渆xpone con claridad la interseccionalidad, que refleja la enorme complejidad de su propia situaci贸n, el machismo, el racismo imperante en la sociedad y en los entornos en los que ellas tienen que trabajar鈥.

鈥淣os hemos dotado de varias leyes para evitar ese miedo, las represalias, entre ellas el Convenio de Estambul que proclama evitar la victimizaci贸n secundaria鈥, recuerda durante la presentaci贸n Bego帽a Lalana, abogada y una de las redactoras del informe, que lament贸 que a pesar de las denuncias del relator de Naciones Unidas o los art铆culos en los medios de comunicaci贸n, no se ha avanzado, no solo en lo que tiene que ver con 鈥渃astigar lo que son malas conductas鈥, sino especialmente por la 鈥渇alta de prevenci贸n鈥 por parte de las administraciones p煤blicas. Lalana defendi贸 la importancia de la reparaci贸n que implica que a estas mujeres se les reconozca una autonom铆a que permita superar su condici贸n de v铆ctimas. 鈥淪u situaci贸n de desigualdad no es individual鈥 y para modificar las condiciones de vida, trabajo y explotaci贸n, es importante 鈥渄ar visibilidad鈥 y 鈥渇omentar la asociaci贸n de mujeres鈥, concluy贸.

El modelo estructural de las huertas de Europa se basa en la explotaci贸n de la tierra, el agua y los cuerpos

En las relator铆as sonoras que se han mostrado este martes se documentan ejemplos de abusos a las temporeras que exponen tambi茅n los reportajes e informes antes mencionados. 鈥淣o es un sistema en el que hay manzanas podridas, sino que es la propia estructura la que determina ese comportamiento sistem谩tico鈥, defiende Pastora Filigrana. Es un modelo estructural que caracteriza a toda la huerta del sur de Europa, que sigue patrones de explotaci贸n similares y que ha estudiado Mariangela Paone, periodista y autora del informe E(U)xploitation. Gangmastering: The Southern Question. Italy, Spain and Greece, de la asociaci贸n ambientalista Terra!: 鈥渟i no entendemos que la explotaci贸n laboral se sustenta en un sistema de producci贸n que no es nacional no podemos atajar el problema鈥.

鈥淓l boicot no es la soluci贸n鈥, aclara Nazaret Castro, brigadista, periodista y experta en econom铆a social y solidaria, autora del reportaje La historia por detr谩s de las fresas de Huelva. Para la integrante de Carro de Combate es importante 鈥渃oncienciar sobre un consumo responsable que incentive a las empresas que s铆 lo est谩n haciendo bien鈥, pero sobre todo 鈥渄ebemos entender el activismo desde el consumo desde una perspectiva m谩s amplia鈥 y 鈥渆scuchar y apoyar a las jornaleras鈥.

Esa estructura que se materializa en los cuerpos de las jornaleras es el producto de una agricultura que ha pasado de la variedad de cultivos familiares a un monocultivo intensivo 谩vido de mano de obra y de agua, con un sistema de distribuci贸n que se concentra en manos de pocas cadenas europeas. 鈥淟a agricultura es un motor de la econom铆a, pero la mano de obra est谩 invisibilizada, racializada y feminizada鈥, explica Filigrana. 鈥淐uando la fuerza de trabajo se aleja del patr贸n de cuerpo blanco y var贸n, se va abaratando鈥, insiste, abogando por crear 鈥渁lianzas que lo impugnen todo鈥.

Foto: AmecoPress

鈥 –

Estado espa帽ol 鈥 Derechos humanos 鈥 Mujeres migrantes 鈥 Empleo y g茅nero 鈥揗ujeres rurales 鈥 Movimiento feminista 鈥 Ecolog铆a 鈥 Informes. 30 jun. 21. AmecoPress




Fuente: Amecopress.net