December 2, 2022
De parte de Kurdistan America Latina
211 puntos de vista

En su ├║ltimo art├şculo en ├ľzg├╝r Politika, Nagihan Akarsel describi├│ los ataques contra el pueblo kurdo como ÔÇťun concepto de ataque total por parte de los estados-naci├│nÔÇŁ, y dijo: ÔÇťSi el coraz├│n se para, la vida se para. Estamos en el momento de hacer todo lo posible para proteger nuestros corazonesÔÇŁ.

Nagihan Akarsel, que fue asesinada en la ciudad de Suleimaniyah, en la Regi├│n Aut├│noma de Kurdist├ín (Bashur, norte de Irak), dej├│ como legado una enorme experiencia de lucha con su trabajo en el ├ímbito de la mujer. En el ├║ltimo art├şculo de Akarsel publicado en Yeni Ozgur Politika, el 28 de abril de 2021, da importantes mensajes a todas las y los kurdos, especialmente a las mujeres, sobre c├│mo la mentalidad dominada por los hombres domina primero a las mujeres y luego a la sociedad, por lo cual se├▒ala una soluci├│n para ello.

El art├şculo, titulado ÔÇťIntuici├│n de una tormentaÔÇŁ, es el siguiente:

El genocidio es una violaci├│n del tiempo. Una violaci├│n del coraz├│n, una violaci├│n de la tierra, de la vida. S├ş. Es una violaci├│n del coraz├│n. Porque el coraz├│n simboliza la esencia del alma. Una persona vive sin un ri├▒├│n. Sin sus piernas, sin vejiga. Sin un pulm├│n, una persona vive. Una persona vive sin un brazo o su bazo. Una persona vive. Tal vez no ser├şa mejor llamar a eso vivir, pero pueden sobrevivir. Incluso cuando algunas funciones cerebrales han desaparecido, una persona sigue viviendo. Al quitar el coraz├│n, esa persona pierde la vidaÔÇŽ Porque el coraz├│n es la tierra, es la vida. El coraz├│n es una guerrilla en Kurdist├ín. El genocidio es una decisi├│n de exilio. Es una decisi├│n de exilio, de masacre, de muerte. El destino de quedarse en las orillas del exilioÔÇŽ Quedarse al borde del dolor, de la a├▒oranza, del amorÔÇŽ La instrucci├│n inicial de la masacre, la decisi├│n de morir viviendoÔÇŽ No poder encontrar un cielo seguro para los sentimientos que rebosan de tu coraz├│nÔÇŽ La decisi├│n de no poder asentarse nunca. Quedarse en la puerta de los que albergan el sentimiento de a├▒oranza del hogarÔÇŽ La decisi├│n de derramar las l├ígrimas que quedaron colgando de tus pesta├▒as rotas en ti para toda la vida. La decisi├│n de la pena y la angustia.

El genocidio es el primer y fundamental m├ętodo de la alianza de los hombres que traicionan a las mujeres. El m├ętodo de Marduk, quien, al contemplar la traici├│n de Tiamat, estipul├│ que ÔÇťno se debe pronunciar ninguna palabra sobre mi palabra, los nombres de dioses y diosas deben serme dadosÔÇŁ.

La primera historia de genocidio que nos encontramos en el relato mitol├│gico de la primera ruptura entre hombres y mujeresÔÇŽ Una historia que comienza con la dominaci├│n de la mujer y de la naturaleza y se profundiza con los dilemas de los hombres que quedan fuera de la masculinidad. Y la expresi├│n de una mentalidad que, poco a poco, va capturando a toda la sociedad hasta sus c├ęlulas, paso a paso.

Y esta historia llega a nuestros d├şas a partir de Sumer, Babilonia, Acad, Asiria. Los corazones fueron violados. Los exilios nunca terminaron. Esta mentalidad fue instrumentalizada por los estados-naci├│n. Sobrevivi├│ creando marginados. Nunca ha abandonado la mentalidad de destrucci├│n y la estrategia de dominaci├│n, que es la raz├│n de su existencia. Se plante├│ destruir todas las alternativas filos├│ficas, pol├şticas y culturales que creen en el sentido del universo, que destilan libertad de este sentido, su raz├│n para existir. Sin embargo, esta existencia es sacudida hasta la m├ędula. Las cosas no salieron a su manera. Ahora tiene miedo. Est├í muy asustada. La intuici├│n de esta tormenta comenz├│ con la frase ÔÇťKurdist├ín es una coloniaÔÇŁ. Esa frase conten├şa anexi├│n, destrucci├│n, negaci├│n y traici├│n. Cr├ştica, amenaza, aislamiento. Y el genocidio, que es la suma de todas ellas. As├ş es como R├¬ber Apo (Abdullah ├ľcalan) cre├│ la disciplina de organizarse contra esto, de ser una voluntad y desafiar al mundo.

Estamos en un punto de inflexi├│n

├ľcalan cultiv├│ una vida basada en la unidad del pueblo, cultiv├│ una lucha basada en la democracia, la ecolog├şa, la libertad de las mujeres. Nunca dej├│ de creer en las mujeres. Dijo: ÔÇťToda hierba se vuelve verde por sus propias ra├şcesÔÇŁ. Y ah├ş estaba la revoluci├│n de Rojava. Las voluntades de Mesopotamia y Anatolia se unieron, y se convirtieron en el HDP (Partido Democr├ítico de los Pueblos). La guerrilla reg├│ su tierra con la esencia de la vida paso a paso, desde el monte Zagros hasta el Andoks. Se convirti├│ en la conciencia del mundo al crecer como un ├írbol baniano que multiplica sus ra├şces. Y esta conciencia cre├│ a los militantes internacionales de la lucha por la libertad. Las mazmorras siempre han conseguido ser la fuerza principal en los momentos m├ís cr├şticos.

La frase ÔÇťdecisi├│n de genocidioÔÇŁ es la intuici├│n de una tormenta. La realidadÔÇŽ Esta decisi├│n existe desde que el enemigo vincul├│ la ausencia de kurdos a su existencia. Ahora estamos en un punto de inflexi├│n. Ahora las fichas est├ín abajo. Ahora estamos ante una oportunidad hist├│rica de avanzar en nuestros valores, enterrados bajo las aceras para que no se reencuentren con la esencia del suelo, nuestros valores que quedaron en nuestro regazo en contenedores y sacos, nuestras madres que se desangraron en medio de la calle, nuestros ni├▒os aplastados por los veh├şculos blindados, nuestras tierras anexionadas y nuestros bosques calcinados. Lo que ocurri├│ en Met├«na, Zap, Ava┼č├«n, Shengal, Qamishlo, Koban├¬, Kermanshah, Suleimaniyah y Amed fue la idea de ataque total por parte de los estados-naci├│n. La guerrilla se defiende con esta conciencia. La lucha de la guerrilla es el fin de ellos. Ellos lo saben. Ellos saben esto muy bien. Porque el coraz├│n es una guerrilla en Kurdist├ín. Si el coraz├│n se detiene, la vida se detiene. Estamos en el momento de hacer todo lo posible para proteger nuestros corazones.

┬┐Qui├ęn es Nagihan Akarsel?

Periodista, investigadora, autora. Naci├│ en Konya Cihanbeyli. Tras licenciarse en la Universidad de Gazi, Facultad de Comunicaci├│n, Departamento de Periodismo, realiz├│ un m├íster de un a├▒o en la Universidad de Ankara, Instituto de Ciencias Sociales, Departamento de Estudios de la Mujer. Trabaj├│ como reportera y editora en la Agencia de Noticias Dicle (D─░HA). Escribi├│ una columna en los peri├│dicos ├ľzg├╝r G├╝ndem, Daily y Yeni ├ľzg├╝r Politika. Es una de las fundadoras de la revista Free Women. Fue editora de la revista Jineoloj├«. Sus art├şculos se han publicado en muchas revistas, entre ellas Democratic Modernity y Jineoloj├«. Estaba trabajando en un libro en la Academia de Jineoloj├« antes de ser asesinada de 11 disparos.FUENTE: Nagihan Akarsel / Mezopotamya / Traducci├│n: Rojava Azadi Madrid / Edici├│n: Kurdist├ín Am├ęrica Latina

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org