October 13, 2020
De parte de Traficantes
2,127 puntos de vista

Presentaci贸n online de los libros 鈥淣uestra parte de noche鈥 (2019, Anagrama) y 鈥淧eque帽as mujeres rojas鈥 (2020, Anagrama) y conversatorio sobre narrativa, memoria hist贸rica y terror. Con la intervenci贸n de las autoras, Mariana Enr铆quez y Marta sanz, y presentado por Mar铆a Ros贸n.

 

[embedded content]

 

Nuestra parte de noche

El lector encontrar谩 en estas p谩ginas casas cuyo interior muta; pasadizos que esconden monstruos inimaginables; rituales con fieros y ext谩ticos sacrificios humanos; andanzas en el Londres psicod茅lico de los a帽os sesenta, donde la madre de Gaspar conoci贸 a un joven cantante de aire andr贸gino llamado David; p谩rpados humanos convertidos en fetiches; enigm谩ticas liturgias sexuales; la relaci贸n entre padres e hijos, con la carga de una herencia atroz; y, de fondo, la represi贸n de la dictadura militar, los desaparecidos y, m谩s adelante, la incierta llegada de la democracia, los primeros brotes del sida en Buenos Aires..

Peque帽as mujeres rojas

En un homenaje a Hammett y Rulfo, a Peter Pan y Alicia en el Pa铆s de las Maravillas, Sanz disecciona los relatos sobre la memoria. La escritura escarba fuera y dentro, a vista de lombriz y de 谩guila, antes y despu茅s, en un magn铆fico trabajo con el punto de vista que no abole la noci贸n de Historia. peque帽as mujeres rojas prolonga la posibilidad de la novela pol铆tica: las voces de la ficci贸n amplifican los miedos de quien toma la palabra y escribe, de modo que todas las voces son la misma y, a la vez, esa sola voz integra una polifon铆a de ecos, jadeos, gritos, carcajadas, psicofon铆as y onomatopeyas para imponer silencio: 芦Chissss.禄 Las voces se funden en un fresco sobre la violencia, econ贸mica y cultural, que se encarniza contra el cuerpo de mujeres que, rotas, no son hermosos fetiches, sino carne que duele. Sanz muestra, a trav茅s del estilo, su sistema nervioso personal: plantea una aproximaci贸n bella y extrema al lenguaje para visibilizar lo obsceno, lo cruel, lo que no se nombra, a trav茅s de marcos no estereotipados, subversivos, juguetones, libres. Puro barroco rojo contra la anorexia intelectual.




Fuente: Traficantes.net