December 15, 2020
De parte de Sare Antifaxista
158 puntos de vista


«El caldo de cultivo para el trifachito han sido los 40 años del PSOE»

«Los presupuestos de 2021 del Gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos no plantean ningún cambio de modelo económico ni para Andalucia ni para el resto del Estado»

Juanjo Basterra, kazetaria eta m. soziala * E.H

Néstor Salvador, Doctor en Historia Contemporánea, militante del Sindicato Andaluz de Trabajadores/as (SAT) y de Defender Andalucía afirma que «debemos avanzar hacia la soberanía de Andalucía para construir una Andalucía libre, socialista y feminista». Conoce de cerca la represión y reconoce que «el caldo de cultivo para el trifachito han sido los 40 años del PSOE». Lamenta que los presupuestos de 2021 del Gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos «no plantean ningún cambio de modelo económico ni para Andalucia ni para el resto del Estado» y critica que «no hay otro modelo productivo para Andalucía que la hostelería y el ladrillo y este modelo no ha cambiado ni con los gobiernos del PP ni con los del PSOE», por lo que llama a luchar para «evitar que miles de familias estén pasando hambre y estén dependiendo de los bancos de alimentos». Porque, a su juicio, «el pueblo andaluz, tras 40 años de PSOE, ha sufrido un proceso de domesticación, pero creo que cada vez más gente joven además de diferentes sectores de izquierda están viendo que es hora de que Andalucía tenga voz propia».

Antes que nada, ¿en qué situación se encuentra el SAT? Lo último que he podido leer al respecto indica que acumuláis ya 600.000 euros de multas, cada dos por tres detienen a algunos dirigentes para ir ante el juez…¿Cómo estáis porque, la verdad, sois un ejemplo de lucha y dignidad?

La situación a día de hoy es que tenemos un compañero Fran Molero que lleva dos años en la cárcel por ir a un rodea el congreso, le condenaron a 5 años de cárcel y a 15000 euros de multa, hace unos meses me condenaron a mi y a dos compañeros más a 6 meses de cárcel por la expropiación de alimentos del Mercadona, pronto vendrá el juicio por la expropiación de material escolar en un Carrefour y en Granada también tenemos otro proceso donde tres compañeros y yo estamos denunciados por el delegado de Turismo de la Junta de Andalucia de Ciudadanos por entrar en la delegación de Turismo en el conflicto laboral que mantenemos con él por despedir a nuestra delegada sindical y limpiadora durante 11 años en la delegación Vanesa Sanchez. Por citar algunos de los muchos procesos, pero bueno no es nada nuevo en Euskal Herria sabéis bien que es sufrir la represión, la única novedad es que ahora se aplica con un partido político más en el Gobierno como es Unidas Podemos en coalición con el PSOE como sabemos pero las políticas siguen siendo las mismas. Que el ministro del Interior sea Marlaska, que miraba para otro lado cuando se producían torturas, lo dice todo. Sigue la Ley Mordaza, la ley antiterrorista, siguen los presos políticos encarcelados, sigue la dispersión, en definitiva el panorama a nivel represivo sigue como lo dejó el Gobierno de Rajoy.

¿En qué situación se encuentra Andalucía ante la nueva crisis derivada de la pandemia, aunque la realidad es que la clase obrera y jornalera de Andalucía lleva décadas en crisis, verdad?

Si Andalucía ha vivido una crisis crónica y seguimos siguiendo la nación del estado con más paro, con más precariedad y emigración, el fenómeno no es nuevo. En el tardofranquismo y en la transición tuvieron que emigrar nuestros familiares a Cataluña, a Bilbao, Alemania o Suiza con una maleta de madera, ahora emigramos con una mochila y un portátil, pero seguimos en la misma situación. Nuestro papel asignado es el de ser mano de obra barata para otras zonas industriales o el de camareros y patio de recreo de los europeos con el turismo, no hay otro modelo productivo que la hostelería y el ladrillo y este modelo no ha cambiado ni con los gobiernos del PP ni con los del PSOE.

La pandemia lo que ha supuesto es agravar esta condición por tres elementos claves debido a un modelo económico centrado sólo en el turismo y el ladrillo totalmente precario y dependiente de factores externos:

A. El turismo que era el sector económico principal ha parado en seco con la pandemia con lo cual hay miles de trabajadores que están en una situación de miseria muchos de ellos que estaban trabajando en negro además no pueden acceder a ningún tipo de ayuda.

B. La construcción al desplomarse la economía obviamente también se ha paralizado.

c. La gente que emigraba a buscarse la vida a otros territorios ha visto dificultada la salida por las prohibiciones de desplazamientos.

Estos tres elementos, junto a la falta de otros sectores productivos en Andalucía, suponen que a día de hoy cientos de familias estén pasando hambre en Andalucía y dependan de los servicios sociales y los bancos de alimentos. Además de ser un modelo productivo depredador de nuestro territorio y generador de desigualdad. Nosotros defendemos que es central cambiar el modelo productivo urgentemente por un modelo económico mas igualitario, ecológico y esta crisis sanitaria ha vuelto a demostrar que es urgente este cambio

En los presupuestos para 2021 ¿se contemplan las demandas para los hombres y mujeres de Andalucía para terminar con la situación de crisis, desigualdad y paro?

Para nada, los presupuestos de 2021 primero de todo no plantean ningún cambio de modelo económico ni para Andalucia ni para el resto del Estado y como hemos dicho este modelo económico en el Estado y sobretodo en Andalucía está centrado casi exclusivamente en el Turismo y la Construcción. 

Uno de los sectores claves como sería la reindustrialización no sólo no se están tomando medidas (porque a veces lo citan en los discursos pero en la práctica nada) sino que se están permitiendo que vayan perdiendo los pocos puestos de trabajo que había, en el caso de Andalucía los trabajadores de Alestis que sufren un ERE que también están sufriendo otros trabajadores por ejemplo de Alestis en Gasteiz, una empresa que tiene participación del Estado que ha recibido cientos de millones de euros y que ahora con la excusa de la crisis aprovecha para adelgazar su plantilla.  Otro ejemplo es el de los Astilleros en Cádiz que también se está reduciendo la plantilla, eso en el plano industrial.

A nivel de infraestructuras que es otro sector estratégico para la economía y para la vida de la población tenemos que la inversión en ferrocarril público esta parada, planes como el corredor mediterráneo que una el puerto de Algeciras con el Mediterráneo en el trasporte de personas y mercancías siguen sin la inversión suficiente para desarrollarse en el medio plazo, la conexión ferroviaria que articule los pueblos y ciudades de Andalucía es inexistente. Las únicas inversiones que se han hecho son para apostar por la alta velocidad, que sabemos que es un modelo que no sirve para la mayoría de la población además de la destrucción del territorio que supone.

A nivel de medidas económicas urgentes creemos que es necesaria una renta básica de emergencia si queremos evitar como he dicho que miles de familias estén pasando hambre y estén dependiendo de los bancos de alimentos. El ingreso mínimo vital (IMV) ya se ha demostrado que ha sido un fracaso y que la mayoría de familias que lo necesitan no lo pueden cobrar

En el sector agrícola es necesario, si se quiere dar un cambio real de izquierdas,  a medio plazo una reforma agraria profunda que ayude a construir la soberanía alimentaria. Nosotros creemos que la industria agroalimentaria debe ser un sector estratégico en Andalucía, pero para eso hay que poner la  tierra en manos de cooperativas e invertir en una industria de transformación que genere valor añadido, y que ese valor añadido se quede en Andalucía. A día de hoy, por ejemplo, se producen en las provincias de Córdoba y Sevilla naranjas, pero la industria para trasformarla en zumo está fuera, se sigue con el modelo extractivista que supone una ruina para Andalucía.

A corto plazo exigimos que el requisito de las peonadas (que debe firmar el patrón) para que los jornaleros tengan el subsidio agrario se elimine, Unidas Podemos llevó una propuesta al Congreso estando en la oposicion para la eliminación de este requisito ahora en el Gobierno se ha olvidado de dicha medida que hace que miles de jornaleros sean chantajeados por la patronal ya que son ellos quien tienen la sartén por el mango ya que sin su firma de los jornales no se puede cobrar el subsidio.

En este sentido, los datos de la Encuesta de la Población Activa (EPA) o los datos de paro mantienen que las tasas de paro y ocupación en Andalucía son un desastre. Cada vez más paro y más precariedad en el conjunto de la población y en el sector primario, de forma particular, incluso peor que al inicio crisis anterior de 2008, ¿los gobiernos no hacen nada? ¿Miran a otro lado? ¿No están con el pueblo trabajador?

El Gobierno español pese al relato y la propaganda de ser el más progresista de la historia y el marketing de sus medidas más sociales de la historia pues hay están los datos de la EPA, hay están los datos de paro, o los datos que están dando las ONGS y los bancos de alimentos,  y bueno no es ninguna novedad porque el PSOE que es quien está mandado en el Estado lo ha hecho durante 40 años en Andalucía, los sucesores del franquismo han sido ellos y son parte importante de la situación heredada que vive Andalucía, su modelo económico es como he dicho anteriormente que seamos mano de obra barata para otras zonas del Estado y patio de recreo de Europa y a nivel político granero de votos para mandar en Madrid.

Respecto al gobierno de la Junta de Andalucia qué decir, PP y Ciudadanos con el apoyo de VOX su única preocupación es reactivar el turismo para contentar a sus amigos de la patronal de hostelería, mantener un modelo de agricultura como el de Huelva o Almería basado en la explotación de los jornaleros migrantes y que es un modelo a insostenible a nivel ecológico por la cantidad de químicos, plásticos y gasto de agua que tienen que usar para mantener esa agricultura intensiva, y por ultimo su tradicional apuesta por el ladrillo mantener el negocio inmobiliario. 

¿Crees que la tierra es para quien la trabaja? ¿En Andalucía hay mucho latifundio y mucha gente sin futuro? ¿Qué hay que hacer?

Hay que hacer muchas cosas, pero la primera de todas es reconocer el problema, es decir que tenemos un modelo agrario que no funciona socialmente y es un modelo que da pocos puestos de trabajo, precarios, y basados en exprimir a los jornaleros; y que no es sostenible porque ecológicamente supone un gasto en insumos, agua, que está suponiendo procesos de desertización, problemas de falta de agua que va ser uno de los grandes problemas del futuro, es un modelo insostenible y hay muchos estudios que lo demuestran, pero hay muchos intereses en juego entre ellos los de la gran patronal agraria que es uno de los pilares del régimen en Andalucia y en España.

2019 Nestor txarla Antifascista en Bilbao

Como medidas hay que poner las tierras públicas en manos de las cooperativas, la Junta de Andalucia tienen 14000 hectáreas públicas que empezó a vender con el Gobierno del PSOE e Izquierda Unida y que sigue intentando vender o está vendiendo, que deberían de seguir siendo públicas y cederlas a cooperativas para su producción. Nosotros hemos propuesto hace ya 8 años que se creara un banco de tierras públicas, la agricultura debería ser una de las bases económicas de Andalucía, pero para eso se deben ligar a una industria de transformación, a la agroindustria. A pequeña escala tenemos el ejemplo de Marinaleda donde había un paro de más de un 60% y han conseguido el pleno empleo gracias a la expropiación de las tierras del duque del Infantado, unas 1200 hectáreas, que sumando a la industria de transformación impulsadas por las cooperativas ha supuesto que el valor añadido de la transformación de los productos agrícolas revierta en puestos de trabajo de calidad. 

Vuestra forma de lucha: en las ciudades, pueblos, en las empresas, en el campo ¿crea contradicciones al modelo neoliberal? ¿El pueblo está dormido ante las injusticias?

Bueno, tratamos de crear las máximas contradicciones posibles, en el caso de Andalucía exigir trabajo digno genera esa contradicción frente al modelo neoliberal que nos quiere en la emigración o con trabajos precarios. Intentamos como decía Blas Infante el “andaluces no emigréis combatid, la tierra es vuestra recobradla” e intentamos actualizarla exigiendo no sólo la tierra, sino todo lo necesario para la vida, la vivienda, los suministros, el agua y los medios de producción.

Creemos que la acción directa y el sindicalismo a pie de tajo es una herramienta de contrapoder que rompe con el modelo de sindicalismo corporativo que pretende el sistema, aunque a pequeña escala las luchas que estamos llevando por ejemplo en la hostelería de Granada o en el campo almeriense demuestran que incluso en los sectores más precarizados y atomizados se puede plantar cara a la patronal y ganar. Esas pequeñas victorias tiene que ser la pedagogía para despertar al pueblo contestando a tu segunda pregunta, el pueblo no creo que este dormido esta sufriendo y mucho a nivel laboral, con los desahucios lo que debe hacer la izquierda es darle soluciones a estos problemas concretos, enseñar que se puede ganar usando el apoyo mutuo y la acción directa, cuando se para un desahucio, cuando se readmite a un trabajador despedido por pedir sus derechos o cuando hacemos cumplir el convenio estamos demostrando que se puede revertir la situación y hay que intentar que esas pequeñas victorias den paso a un cambio de escala que sea grandes victorias que es cuando conseguimos cambiar el modelo económico y logramos asegurar derechos como la vivienda, el trabajo digno.

¿El SAT continuará con la ocupación de fincas? ¿Qué objetivos tiene esta organización a nivel social? El SAT ha evolucionado en estos últimos 40 años, ¿hacia dónde? ¿Con qué objetivos?

A día de hoy mantenemos ocupada ya durante 8 años la finca Somontes, que es una de las fincas publicas que la Junta de Andalucía quiere privatizar, son 400 hectáreas en Palma del Rio (Córdoba), en Jaén tenemos la finca El cerro libertad, que era del BBVA y ahora de un fondo buitre (Cerverus) de 75 hectáreas que hemos conseguido el acuerdo de poder recoger la aceituna y vamos a seguir luchando hasta que pase a una cooperativa de trabajadores.

El SAT ha evolucionado hacia otros sectores que no son el campo como la hostelería, el telemarketing, los investigadores precarios de las universidades, las kellys, las trabajadoras de ayuda a domicilio o en la limpieza por decir algunos de los sectores donde estamos realizando acción sindical.

Nuestros objetivos siguen siendo los mismos de cuando se creó: defender los derechos de la clase obrera andaluza y para eso entendemos que debemos avanzar hacia la soberanía de Andalucía para construir una Andalucía libre, socialista y feminista. Y creemos que contra más auto-organización obrera consigamos, contra más organización en los barrios tengamos, más cerca estaremos de ir construyendo esa Andalucía que defendemos.

Además del SAT eres miembro del colectivo Defender Andalucía. ¿Qué es? ¿Qué pretensiones tiene esta nueva organización?

Defender Andalucía es una organización política que nace de diferentes militantes que nos conocíamos del SAT que habíamos participado en diferentes iniciativas políticas sean municipalistas, otros en la CUT o en diferentes movimientos sociales y que nos planteamos que hace falta una organización soberanista andaluza que construya junto a otros movimientos políticos un Bloque Andaluz de izquierdas que plantee, como planteamos en el plano sindical, en el plano político-institucional una línea política que defienda a la clase obrera andaluza y los derechos políticos de los andaluces. Que defienda que Andalucía es una nación y tiene que tener voz y derechos como pueblo. 

Creemos que además de estar organizados sindicalmente hay que estar organizados políticamente y que esta organización sea una herramienta de formación y construcción política para los retos que como hemos ido analizando en la entrevista son muchos los que tiene nuestra tierra. Nuestro objetivo a medio plazo seria que las luchas andaluzas tengan voz en todas las instituciones posibles y sea una herramienta más para crear el poder popular andaluz que necesitamos.

¿El pueblo andaluz camina hacia la soberanía? El 4 de diciembre, Día de la Patria Andaluza, llamaban a colocar la arbonaida, la bandera andaluza, en el balcón. ¿Qué ventajas tendría? ¿Se puede conseguir teniendo como ejemplo lo que está ocurriendo en Catalunya, en Euskal Herria o en Galicia? Allí donde hay un movimiento independentista, la represión desde el gobierno centralista no cesa.

El pueblo andaluz tras 40 años de PSOE ha sufrido un proceso de domesticación pero creo que cada vez más gente joven además de diferentes sectores de izquierda están viendo que es hora de que Andalucía tenga voz propia, Andalucía es el pueblo que más diputados manda al Congreso (61) y no se escuchan los problemas de Andalucía ni a nadie que los defienda, eso cada vez lo percibe más gente, como percibe los ataques al andaluz en los medios de comunicación como percibe que somos el pueblo con más paro y precariedad del Estado,  entonces podríamos decir que las condiciones objetivas están dadas para construir un movimiento andalucista que conteste a tanta explotación, falta construir las condiciones subjetivas que es tarea de las organizaciones políticas.

Bueno yo suelo decir que a nosotros no nos puede pasar como en el procés catalán de que el Estado amenaza con llevarse las empresas porque no hay, si hay una diferencia con los pueblos citados sobre todo respecto a Cataluña y Euskal Herria es que Andalucía no puede estar peor económicamente, obviamente contra más nos acerquemos a la soberanía mejores condiciones tendrá el pueblo andaluz, pero como se ha demostrado en los casos que dices y se demuestra en cualquier sitio del mundo donde un pueblo luche por su libertad, eso tiene un coste a nivel de represión política sería ingenuo pensar  que esto será gratis y como hemos empezado esta entrevista nosotros sabemos bien lo que supone enfrentarse al Estado en cuestión de represión, pero creemos que la única vía para acércanos a una vida digna es ir dando pasos hacia la soberanía, contra más pasos demos hacia la soberanía alimentaria, la soberanía económica, energética, política, más capacidad tendremos de garantizar los derechos políticos y sociales de la clase trabajadora andaluza.

Desde el cambio de Gobierno en Andalucía con el japoyo del fascismo, que está en auge desgracia, ¿ha beneficiado en algo al Pueblo Trabajador? ¿echan de menos al PSOE?

Han profundizado con un modelo que fue creado e impulsado por el PSOE, creo, y otros militantes lo han analizado en diferentes artículos, que el caldo de cultivo para el trifachito han sido los 40 años del PSOE. Por poner un ejemplo una de las personas que más alentaron el 155 contra Cataluña fue Susana Diaz y el espíritu del “A por ellos” ese fue el caldo de cultivo para lo que tenemos ahora.

No solo no echamos de menos al PSOE, sino que defendemos que un cambio profundo sólo pueden venir de una izquierda que no sea subalterna a ese partido, se ha demostrado que quien entra a gobernar en minoría con ellos, en Andalucía tenemos el caso de Izquierda Unida y del Partido Andalucista, se convierte en corresponsable de su gestión neoliberal y no supone ningún avance en derechos sociales. A día de hoy, lo estamos viendo en el Gobierno de España, si alguien duda de esta afirmación solo hace falta que revise los datos económicos en materia de precariedad, de desempleo, de pobreza en esos gobiernos andaluces o ahora en el gobierno de España.

Estos días están apareciendo, de nuevo, los nostálgicos del franquismo con el apoyo de Vox. ¿Que piensa cuando escucha que algunos militares llaman a fusilar a 26 millones de españoles?, ¿sigue el franquismo entre nosotros?

No es que siga es que no se fueron nunca, se murió Franco y el resto de aparatos pasaron de franquistas a “demócratas” de un día para otro: ejército, policía, judicatura, sectores empresariales, y el ejemplo más claro es el jefe del Estado heredero directo de Franco, Juan Carlos y ahora el hijo, educados en el régimen franquista.

Lo preocupante no es lo que digan esos militares jubilados, lo preocupante es que eso mismo lo piensan altos mandos del ejército, de la policía y de la judicatura en activo. Que la Transición fuera una “transacción”  y se construyera bajo la impunidad a los franquistas trae estos frutos. El ejemplo más claro lo tenemos en la jefatura del estado que pasó del Franco a la Monarquía.

A la vista de todo esto que está ocurriendo, ¿es más necesario que nunca reorganizar al pueblo andaluz desde la izquierda para frenar el fascismo y las intenciones centralizadoras?

Creo, como salía “Novecento”, que el problema no son los fascistas, sino los capitalistas que los crean, el sistema económico que los crea y los usa en tiempo de crisis. Creo que es necesario reorganizarse para ir a la raíz del problema y este es el sistema neoliberal y patriarcal que nos está explotando, que está destruyendo el medio ambiente, y que esta asesinado a nuestras compañeras, que quiere enfrentarnos entre pueblos y entre trabajadores, ir a la raíz del problema que para nosotros es el régimen del 78 y el capitalismo.

Para terminar mi agradecimiento por darnos la oportunidad de explicar nuestros posicionamientos políticos, mi solidaridad con tu caso Juanjo Basterra, creo que el periodismo crítico es una necesidad para construir otro modelo de sociedad y el silenciamiento de voces críticas lo que hace es debilitar a la izquierda. 

Y un llamado a las izquierdas soberanistas del Estado para que pensemos y nos coordinemos para dar respuesta a esta crisis sanitaria, económica y de régimen que están sufriendo nuestros pueblos. Un abrazo




Fuente: Sareantifaxista.blogspot.com