236 puntos de vista


El cierre anunciado el mes pasado del almacén de H&M ubicado en Le Bourget (cerca

de París), es un verdadero escándalo :

- En primer lugar eliminarán definitivamente 200 puestos de trabajo, 153 con

contratos indefinidos en un departamento ; Seine Saint Denis, que ya ha sido devastado en términos sociales.
- También existe una injustificación económica. La extremadamente rica empresa

sueca de ropa se ha beneficiado del dinero público desde la apertura del centro en

1998 hasta la crisis de Covid19.
- Finalmente, se trata de una aberración ecológica. Las entregas al mercado francés

(el principal de Europa) deben estar abastecidas por los almacenes belgas e italianos

de la empresa.

La respuesta de los trabajadores y las trabajadoras es la huelga ; el 16 de junio y

5 de julio se organizaron paros convocados a petición de todos los sindicatos que ya

obligaron a la dirección a posponer el cierre para finales de año.

Existe una larga tradición de lucha en este almacén que también explica por qué se

separó de las tiendas francesas y vió modificado su convenio colectivo para introducir

más flexibilidad, se redujo la mano de obra y se intensificó la represión antisindical.

Ahora se está llevando a cabo una carrera de larga distancia en contra de este cálculo

cínico : frente a la codicia del capital, los trabajadores y las trabajadoras de H&M GBC

pueden contar con su unidad y determinación, pero también con nuestra ¡solidaridad

internacionalista !




Fuente: Laboursolidarity.org