March 13, 2022
De parte de Valladolor
563 puntos de vista

隆No
a la movilizaci贸n imperialista en torno a la guerra de Ucrania!


La
invasi贸n de Ucrania por el ej茅rcito ruso y la emoci贸n que ha
despertado en la poblaci贸n est谩n siendo utilizadas por los
gobiernos y los medios de comunicaci贸n de los pa铆ses occidentales
para llevar a cabo una campa帽a de propaganda a gran escala; bajo el
pretexto de la “solidaridad con el pueblo ucraniano” que
lucha por su “libertad”, se desarrolla en realidad una
campa帽a de guerra proimperialista en apoyo del imperialismo
occidental contra el imperialismo ruso.

Los
medios de comunicaci贸n presentan la invasi贸n rusa como una
iniciativa iniciada por Putin en solitario (cuya cordura tambi茅n se
cuestiona); pero una intervenci贸n militar a gran escala, en la que
intervienen nada menos que 200.000 soldados, que requiere un
equipamiento adecuado y la certeza de exponerse a sanciones y sufrir
efectos econ贸micos negativos, no puede ser emprendida por un solo
hombre o un pu帽ado de dirigentes: s贸lo puede ser obra de poderosas
fuerzas econ贸micas, sociales y pol铆ticas de las que un tal Vladimir
Putin s贸lo es el instrumento en un momento dado.

Este
ataque militar tiene lugar en una situaci贸n en la que la crisis
econ贸mica m谩s grave del capitalismo mundial en d茅cadas ha
exacerbado inevitablemente todas las tensiones interimperialistas y
todas las contradicciones internas e internacionales del orden
constituido burgu茅s. En concreto, Ucrania, zona de rivalidad entre
el imperialismo occidental y el ruso, ha sido escenario desde 2014 de
una guerra denominada de “baja intensidad” entre el
ej茅rcito ucraniano y los separatistas del Donbass, apoyados por
Rusia, una guerra que, al parecer, se ha cobrado m谩s de 20.000 vidas
y ha provocado la huida de m谩s de un mill贸n de personas. El
ej茅rcito ucraniano cuenta con el apoyo de Estados Unidos, que, seg煤n
declaraciones oficiales norteamericanas, le ha concedido m谩s de mil
millones de d贸lares de ayuda en el 煤ltimo a帽o; esta ayuda ha
aumentado desde el pasado mes de diciembre para permitirle “librar
una guerra h铆brida contra Rusia
(1).

Los
Estados europeos y americanos se escandalizaron por el recurso del
Estado ruso a la guerra, “
pol铆tica
de otra 茅poca”
; pero desde el
final de la 煤ltima guerra mundial estos mismos Estados no han dejado
de hacer guerras o de participar en ellas en los cuatro rincones del
mundo: la “paz” que sigui贸 a 1945 estuvo marcada por una
interminable serie de conflictos mortales. Sin embargo, es cierto que
estos conflictos tuvieron lugar lejos de las metr贸polis
imperialistas “democr谩ticas” y “pac铆ficas”, que
sin embargo fueron a menudo las instigadoras y beneficiarias, y sus
v铆ctimas pudieron ser f谩cilmente devueltas en las fronteras
europeas como migrantes sospechosos…

En
realidad, si Rusia es el invasor,
todo
el sistema capitalista mundial
es
el responsable del estallido de los
conflictos militares debido a los conflictos de intereses cada vez
m谩s agudos que suscita y no un “belicoso” particular al
que simplemente habr铆a que hacer entrar en raz贸n o sacar de su
miseria. Hay que luchar contra el capitalismo.

Las
campa帽as de apoyo al pueblo ucraniano sirven para justificar no s贸lo
las sanciones econ贸micas contra Rusia, sino tambi茅n las medidas
militares; as铆, tras las manifestaciones pacifistas a gran escala en
Alemania, el gobierno alem谩n anunci贸 un aumento hist贸rico de su
presupuesto militar y la Uni贸n Europea, donde su voz es
predominante, decidi贸, por primera vez en su existencia, suministrar
armas a una naci贸n beligerante, seguida de cerca por Italia. Si esta
煤ltima decisi贸n es en parte simb贸lica, los distintos Estados
europeos (incluidos los tradicionalmente neutrales, como Finlandia)
han anunciado el suministro de armas. Por supuesto, Estados Unidos no
es distinto: se ha establecido un verdadero “puente a茅reo”
con recursos de la OTAN para que Polonia suministre armas al ej茅rcito
ucraniano, mientras que se han enviado soldados de la OTAN a pa铆ses
cercanos al conflicto, por ejemplo, Ruman铆a.

En
cuanto a las sanciones econ贸micas, de una importancia “sin
precedentes”, se inscriben en una l贸gica de guerra econ贸mica
(2), aunque hayan evitado cuidadosamente todo lo que pudiera poner en
peligro el suministro de gas y otras materias primas rusas (como el
petr贸leo) a los Estados europeos. Estas sanciones, cuyo objetivo es
“asfixiar la econom铆a rusa”, podr铆an provocar, con el
coste de la guerra, una ca铆da del 7-8% del PIB del pa铆s en 2022, o
incluso m谩s (3).

Este
verdadero colapso econ贸mico tendr谩 inevitablemente graves
repercusiones sobre la poblaci贸n y, sobre todo, sobre el
proletariado, que es siempre la primera v铆ctima de las crisis y las
guerras.

En
lo que respecta a otros pa铆ses y a la econom铆a mundial, la
conmoci贸n de la guerra en Ucrania amenaza con hacer descarrilar la
recuperaci贸n econ贸mica: la repentina subida de los precios del gas,
del petr贸leo y de otras materias primas (incluido el trigo) es un
nuevo golpe para una econom铆a internacional que ya era muy
inestable; mientras tanto, se multiplican los llamamientos al
proletariado para que acepte los sacrificios “inevitables”:
隆desde este punto de vista, la guerra en Ucrania es una guerra
contra el proletariado de todo el mundo!

Los
proletarios no deben dejarse atrapar en la trampa de una supuesta
“solidaridad humanitaria” que s贸lo sirve a los fines
imperialistas; no deben ponerse del lado de uno u otro bando en
conflicto, que son todos sus enemigos. Deben reservar su solidaridad
para los proletarios de todas las nacionalidades, explotados,
oprimidos, reclutados y bombardeados por las burgues铆as y sus
estados en conflicto.

La
guerra en Ucrania es una advertencia de lo que el capitalismo tiene
reservado para los proletarios de los pa铆ses que a煤n est谩n en paz.
Para luchar contra la guerra en curso o en preparaci贸n, no deben
confiar en la hip贸crita “buena voluntad” de los
gobernantes cuyas sanciones son ya actos de guerra, ni seguir el
camino ilusorio del pacifismo burgu茅s; deben volver a los principios
cl谩sicos del derrotismo revolucionario y del internacionalismo
proletario:

隆No
a la defensa de las patrias y los estados burgueses! No a la unidad
nacional y al nacionalismo.

隆Uni贸n
de los proletarios a trav茅s de las fronteras y los frentes de
guerra!

隆Reanudaci贸n
de la lucha de clases independiente contra el capitalismo en todos
los pa铆ses!

隆Reconstituci贸n
del partido revolucionario comunista e internacionalista para dirigir
la lucha proletaria hacia la revoluci贸n mundial!

Proletarios
de todos los pa铆ses, 隆un铆os!

Partido
Comunista Internacional

8/3/2022

www.pcint.org

Notas:

(1)
Cf.
Washington Post,
4/3/2022


(2)
El Ministro de Econom铆a franc茅s, Lemaire, la ha definido como
“guerra econ贸mica y financiera total”, palabras que
expresan, sin embargo, el talante beligerante de los dirigentes
pol铆ticos franceses, como por otra parte, de los italianos.


(3)
El banco estadounidense JP Morgan prev茅 incluso una ca铆da del 20%
(en t茅rminos anuales) en el segundo trimestre de este a帽o.





Fuente: Valladolorentodaspartes.blogspot.com