December 30, 2021
De parte de La Haine
1,779 puntos de vista

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el decreto ley de la nueva reforma laboral acordada entre el Gobierno del PSOE-UP, la patronal y las burocracias de CCOO y UGT en la v铆spera de Nochebuena. En esta nota repasamos sus principales medidas y explicamos por qu茅 no solo no deroga, sino que mantiene lo esencial de la reforma laboral del PP de 2012.

“Este es uno de los d铆as m谩s importantes de esta legislatura”. Con estas palabras la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda D铆az, ha presentado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros la reforma laboral consensuada con la patronal y los sindicatos 鈥渕ayoritarios鈥: “Con esta reforma laboral se pasa p谩gina a la precariedad en Espa帽a. Se acaba con el gran d茅ficit de Espa帽a que nos hace diferentes en la UE. Por fin acabamos con lo que yo he denominado la gran anomal铆a espa帽ola”.

La impostura del aparato de Unidas Podemos y el PSOE es may煤scula. Porque lo cierto -y ampliamente comprobable- es que no ha habido ninguna derogaci贸n de la reforma laboral de 2012 aprobada por el PP. Lejos de eliminar aquella legislaci贸n antiobrera, el proyecto de Yolanda D铆az, acordado con la CEOE, CEPYME, CCCOO y UGT en la v铆spera de nochebuena, preserva sus l铆neas esenciales. A continuaci贸n, sintetizamos las claves que explican por qu茅.

1. El despido continua pr谩cticamente libre y barato

El decreto ley no modifica la generalizaci贸n del despido improcedente con 33 d铆as de indemnizaci贸n por a帽o trabajado y con un m谩ximo de 24 mensualidades. Esto es una rebaja de 45 d铆as y 42 mensualidades que comenz贸 con la reforma laboral del PSOE en 2010. Adem谩s, no se recuperan ni los salarios de tramitaci贸n (la empresa abona los salarios entre la fecha de despido y la sentencia que reconoce la improcedencia del despido) ni se eliminan las causas a las que se puede agarrar el empresario para justificar un despido objetivo (procedente) lo que permite a las empresas seguir despidiendo con 20 d铆as de indemnizaci贸n y 12 mensualidades m谩ximo.

2. No se combaten las causas de la precariedad

Se siguen manteniendo los mecanismos para los descuelgues de convenio en materia salarial, de jornada o de condiciones que ya se daban gracias a la colaboraci贸n entre empresa y burocracia sindical. Tampoco se acaba con la subcontrataci贸n, solo se obliga a las empresas subsidiarias a ajustarse al convenio de empresa o sector donde han sido contratados y no al de origen. Esto, como es sabido, puede ser burlado por la empresa acogi茅ndose a categor铆as profesionales m谩s bajas. Adem谩s, los trabajadores seguir谩n por fuera de la elecci贸n y representaci贸n sindical de los lugares donde trabajen.

3. Contin煤an los despidos colectivos

Los Expedientes de Regulaci贸n de Empleo (ERE) seguir谩n como 鈥渂usiness as usual鈥, a pesar de que vuelva el control administrativo por parte de la autoridad laboral. Las empresas podr谩n acogerse a 鈥渃ausas econ贸micas, t茅cnicas, organizativas o de producci贸n鈥, del mismo modo que en el despido objetivo.

4. Prevalencia del convenio de empresa

Aunque se recupera la ultraactividad de los convenios, la medida no es retroactiva y por lo tanto es limitada. Adem谩s, no se ha aprobado la recuperaci贸n de la prevalencia del convenio de rango superior. Solo se da en el aspecto salarial para que se respete el m铆nimo que marque el sector o rango territorial superior. Pero en relaci贸n a la jornada laboral, horarios, compensaci贸n de horas extra y otras condiciones, el convenio de empresa continua con su prevalencia.

5. No se soluciona el drama de la temporalidad

El contrato temporal tendr谩 una duraci贸n m谩xima de 6 meses y requerir谩 una justificaci贸n de motivo y de la duraci贸n. La novedad es que la reforma rebaja de 24 a 18 meses en un periodo de 2 a帽os el per铆odo para hacer fijo a un trabajador. Aunque esto no les impide hacer rotar trabajadores eventuales para evitarlo o simplemente no hacerlo y ponerlos en una situaci贸n de abuso de temporalidad. Adem谩s, se establecen excepciones como en el sector de la construcci贸n, donde se propone el siguiente mecanismo: tendr谩n la consideraci贸n de contratos indefinidos adscritos a obra aquellos que tengan por objeto tareas o servicios cuya finalidad y resultado est茅n vinculados a obras de construcci贸n. Al terminar la obra, la empresa deber谩 efectuar una propuesta de recolocaci贸n al trabajador, previa formaci贸n a cargo de la empresa y a ser posible en la Fundaci贸n Laboral de la Construcci贸n. En caso de que el trabajador rechace la recolocaci贸n, no se le considere cualificado para el puesto, o se considere que hay exceso de trabajadores o no haya un puesto para su perfil, su contrato se extinguir谩 sin indemnizaci贸n.

6. El Mecanismo Red amplia la l贸gica de los ERTE

El Mecanismo RED permitir谩 a las empresas solicitar reducciones de jornada o suspensiones de contratos a cambio de que ofrezcan formaci贸n para el reciclaje o recolocaci贸n de sus empleados en otras empresas o sectores. Esta ayuda podr谩n pedirla tanto en el caso de que tengan necesidades puntuales por alg煤n tipo de crisis como en sectores enteros que entren en v铆as de liquidaci贸n o reconversi贸n. Esto supone una evoluci贸n y perpetuaci贸n de los ERTES que dieron grandes beneficios a las empresas durante la pandemia y no impidieron que se dieran despidos masivos posteriormente. Las empresas podr谩n poner en marcha estos ERTE en caso de 鈥渃risis鈥 por un m谩ximo de un a帽o y con exoneraciones del 20 al 60%, o en caso de 鈥渞eestructuraci贸n sectorial鈥 por un a帽o prorrogable a dos y con una exoneraci贸n del 20%. La prestaci贸n RED ser谩 el 70% de la base reguladora durante todo el periodo, a la que se le descontar谩 la parte de la cotizaci贸n social a cuenta del trabajador, y no consumir谩 paro.

7. Contrataciones fijas-discontinuas para dar ventajas a las empresas

A aquellas empresas que mantienen una alta rotaci贸n de contrataciones temporales, en vez de obligarles a hacerlos fijos, la reforma les ofrece que se acojan a la contrataci贸n fija-discontinua. De este modo en aquellos periodos en que la actividad de la empresa sea reducida ser谩 el Estado quien se haga cargo de sus retribuciones, es decir, los propios trabajadores que pagan impuestos.

8. No se ponen l铆mites en porcentaje de contratos temporales en la empresa

Los planes de reducci贸n de la temporalidad, as铆 como las tasas m谩ximas de temporalidad en la plantilla y las consecuencias derivadas de su incumplimiento, no son reguladas ni implican ninguna imposici贸n a los abusos empresariales, sino que depender谩n de las negociaciones de los convenios colectivos. Es decir, dejan este terreno a merced de los buenos oficios de las burocracias sindicales.

9. No se refuerzan los recursos de la Inspecci贸n de Trabajo

Gran parte de las supuestas mejoras que introducir铆a esta reforma dependen en esencia de que la autoridad laboral intervenga y multe a las empresas que sistem谩ticamente infringen los derechos de los trabajadores. Sin embargo, las medidas de Diaz no introducen m谩s recursos para apoyar a la Inspecci贸n, sino que se centran en dar m谩s dinero a las empresas, por lo que cualquier atisbo de mejora queda en papel mojado.

Hay que enfrentar la nueva reforma laboral 鈥減rogresista鈥 con la lucha de clases

La nueva norma, como es evidente, no representa ning煤n tipo de derogaci贸n de la reforma laboral de 2012, sino que es una nueva reforma hecha y derecha, que mantiene lo esencial del esquema de precariedad, superexplotaci贸n y despidos masivos instituido por las reformas previas del PP y el PSOE. S贸lo que en este caso es presentada con una envoltura 鈥減rogresista鈥.

El pacto entre el Gobierno PSOE-UP, patronal y burocracias sindicales es una nueva estafa que debe ser respondida por el sindicalismo combativo. Como decimos en otro art铆culo que publicamos recientemente en Izquierda Diario, 鈥渆l sindicalismo alternativo, junto a los sectores de CCOO y UGT que se nieguen a aceptarla, la izquierda anticapitalista y los movimientos sociales, debemos poner en pie una fuerte campa帽a de denuncia del acuerdo en todos los centros de trabajo. Convocar asambleas y reuniones de coordinaci贸n entre las diferentes organizaciones para definir un plan de movilizaciones que logre imponerse a la pol铆tica servicial con el Gobierno y la patronal de las direcciones de CCOO y UGT.鈥

A pesar del exceso de relato del Gobierno, en especial de su 鈥渁la izquierda鈥 encabezada por la ministra de Trabajo Yolanda D铆az, la nueva norma preserva lo pero de las condiciones laborales impuestas por el capitalismo espa帽ol en las 煤ltimas dos d茅cadas.

La conclusi贸n fundamental de este periplo es sencilla: no ser谩 de los despachos ministeriales de los neorreformistas que se han integrado gustosamente al R茅gimen dominado por el IBEX35 y la CEOE que vendr谩n mejoras para las condiciones de vida de la clase trabajadora. El 煤nico medio que verdaderamente puede torcerles el brazo a las patronales es la lucha de clases.

https://www.izquierdadiario.es/No-el-Gobierno-progresista-no-ha-derogado-la-reforma-laboral-una-explicacion-en-9-claves?s=09




Fuente: Lahaine.org