February 16, 2022
De parte de Briega
333 puntos de vista

El pasado 14 de Febrero se cumplieron 7 a帽os de la muerte Amparo P茅rez, la mujer de 86 a帽os que en 2014 se neg贸 a dejar su hogar y su tierra y dijo NO a la empresa Copsesa y al Ayuntamiento de Santander. Rompi贸 los l铆mites del 鈥s谩lvese quien pueda鈥 imperante y pidi贸 apoyo al resto de vecinos. Desde este medio llevamos todos estos a帽os cubriendo la difusi贸n de los actos de solidaridad llevados durante la lucha de Amparo y posteriormente a su muerte, causada por el asedio y la presi贸n de las obras del vial de la S-20 en febrero de 2015. Haremos un repaso de todos estos a帽os para contribuir, desde nuestras posibilidades, a mantener viva su memoria. Al mismo tiempo apoyamos la difusi贸n de la convocatoria del pr贸ximo Domingo 20 a las 12 30 h en el mismo vial.

La remodelaci贸n urban铆stica de la ciudad de Santander tiene una historia de atropellos sobre sus vecinos y habitantes que la convierte en una referencia a no seguir. El trabajo de investigaci贸n del equipo de Elfaradio que concluy贸 en el libro 鈥淓xpulsados鈥, publicado en 2019, es una de las pocas muestras documentales disponibles para informarse m谩s sobre este asunto. Este libro da las claves para descifrar Santander. En un recorrido por el tiempo y por los espacios de la ciudad, fruto de una profunda labor de investigaci贸n, ofrece una explicaci贸n de por qu茅 esta es como es y cuestiona las decisiones sobre urbanismo y las razones por las que se tomaron, desde el incendio de 1941 hasta nuestros d铆as. Analiza cuestiones fundamentales para el cuerpo y el alma de la urbe, como el Plan General de Ordenaci贸n Urbana de 2012 o la gentrificaci贸n.

 

Amparo P茅rez viv铆a en un bello hogar rodeado de frutales y colorido por las flores de su jard铆n. Ten铆a cerca un vecino que siempre le mostr贸 cercan铆a cuando decidi贸 que no se ir铆a de su casa por una orden de derribo. Adem谩s, tambi茅n ten铆a unos vecinos que viv铆an con sus cr铆os en una casa ocupada a orillas de la carretera de la avenida de los Castros. Ellos fueron los primeros en ser expulsados en esta peque帽a historia de violencia institucional ubicada en el tramo de una vaguada de las llamas dividida entre el as茅ptico campus universitario y el Parque de las Llamas y -la otra vaguada- la de siempre, la de zarzas con moras, plumeros atacados, arbustos que esconden residuos, animalillos asediados鈥 en definitiva, la de la biodiversidad no administrada.

 

Amparo hab铆a vendido su fuerza de trabajo durante toda su vida para poder construir su hogar junto a su marido. Como miles de mujeres que hoy en d铆a trabajan en hogares ajenos a cambio de salarios irrisorios. Amparo conoci贸 la posguerra y sali贸 de ella con mucho esfuerzo. Antes de 2014, descansaba entre paseos, visitas de su familia y tomar el sol en su patio junto a su perro. Un buen d铆a, a trav茅s de una pancarta colgada de una de las paredes de su casa, comunic贸 p煤blicamente que la quer铆an echar de su casa con 86 a帽os. Abri贸 la puerta, posibilit贸 la solidaridad.

A principios del a帽o 2014 se inician en la vaguada de las Llamas las obras para una carretera que el Ayuntamiento de Santander llevaba a帽os planeando construir. Sin a帽adir ning煤n tipo de mejora ni novedad 煤til, pues la Avenida de los Castros ya ten铆a varias conexiones viales con la Autov铆a S-20.

Esta obra de 2015 que a ojos de las personas de a pie no ten铆a ni pies ni cabeza, supon铆a una infraestructura clave para el entonces alcalde de la ciudad y exministro de Fomento I帽igo de la Serna. Pero populista y simplista ser铆a encarnar la responsabilidad en una 煤nica figura pol铆tica cuando dicha infraestructura s贸lo era un eslab贸n de un plan de ordenaci贸n urbana destinado a especular con el suelo y revalorizar las zonas cercanas que se encuentran entre el n煤cleo urbano santanderino y la costa. Un ejemplo, los pueblos de Monte, Cueto etc

Amparo y su familia empezaron a conocer a personas solidarias. La Plataforma de afectados por la hipoteca decidi贸 apoyarle. De esta manera, los movimientos sociales de la ciudad fueron conociendo la situaci贸n y la gente empez贸 a acudir a las convocatorias organizadas en solidaridad. Grupos de afinidad sin siglas ni organizaciones se acercaron y poco a poco, como queda reflejado en el fanzine 鈥淭odo por el bien com煤n鈥, esta se帽ora se sinti贸 m谩s acompa帽ada en su proceso. No s贸lo de oponerse al derribo de su casa, sino de convertirse en una figura relativamente medi谩tica y tener que poner la cara en movilizaciones y entrevistas.

En el fanzine 鈥淭odo por el bien com煤n鈥, un material elaborado colectivamente en homenaje a Amparo P茅rez, encontramos un art铆culo de eldiario.es donde se cuenta que C茅sar D铆az, Concejal de Urbanismo, en un comunicado p煤blico asegur贸 que 鈥渦na instituci贸n p煤blica, que administra el dinero de todos los santanderinos鈥, no puede utilizar ese dinero para 鈥減agar a un particular por encima de lo que ha estipulado un jurado鈥. Es la raz贸n de estado y la incuestionable legalidad la que dictaba 鈥渟entencia moral鈥 toda esa temporada de lucha previa a la finalizaci贸n de las obras. En ese art铆culo se recuerdan, no obstante, los previsibles sobreprecios en el cercano Puente de Arenas, la restauraci贸n del Palacio de Riva Herrera (Pronillo) o el centro de acogida de Candina. Ejemplos que nos recuerdan, que en materia de dinero, la legalidad es la trampa con la que quienes ejecutan las obras pueden decidir cuando ser fieles a su credo, y cuando se permite mayor 鈥渇lexibilidad鈥.

El debate sobre si la vecina que quer铆a permanecer en su hogar ped铆a m谩s dinero o menos para irse era y es donde los voceros del ayuntamiento y las empresas contratadas permanec铆an c贸modos, teniendo el peso del cumplimiento de la legalidad en sus manos para que cuestiones como la vida, la 茅tica, y el cuidado de la persona en cuesti贸n pasaran a un segundo plano. Desde el principio, muchas de las personas que conocieron a Amparo P茅rez a ra铆z de su llamamiento y le acompa帽aron en su 煤ltima etapa, sab铆an que entrar en estos debates era perder el tiempo, y por eso nunca se plante贸 otra cuesti贸n que defender que la vecina Amparo permaneciese en su hogar.

En uni贸n temporal de empresas, Copsesa, empresa adjudicataria habitual del Ayuntamiento de Santander, junto con Isolux-Cors谩n, construyeron finalmente el vial. La estrecha relaci贸n de la primera empresa mencionada con el Partido Popular, as铆 como los l铆os de corrupci贸n en los que ha estado involucrado su entonces responsable, a la vez alcalde de Ramales de la Victoria, Jos茅 Domingo San Emeterio (miembro del Comit茅 Ejecutivo del PP), gener贸 pol茅mica y controversia, as铆 como ha dejado un recuerdo todav铆a m谩s desagradable si cabe a esta carretera que se llev贸 la vida de Amparo.

Los rumores infundados por la prensa en los debates que interesan al poder corr铆an por distintos sitios y hay quienes hablaban de que esta se帽ora quer铆a sacar dinero de la situaci贸n. Tan degradadas las redes vecinales, el tejido social, la vida comunitaria, que semejantes afirmaciones alejadas de la realidad eran combatidas por quienes conoc铆an a Amparo. Desde su familia hasta algunos de sus vecinos. Desde la PAH hasta grupos de afinidad sin l铆deres ni siglas. Y es que la vecina planteaba una soluci贸n de otro lugar al ver que permanecer en su casa era poco realista, pero no por gusto, sino por necesidad ante las circunstancias. La opci贸n propuesta para ella era la propuesta para muchas otras personas que son desplazadas y expulsadas del centro hacia las afueras. Viviendas de protecci贸n oficial en Pe帽acastillo, Nueva Monta帽a etc. Quienes s贸lo ve铆an mercanc铆as intercambiables y tasadas en euros, no pod铆an entender el por qu茅 una casa es algo m谩s que sus paredes, y un jard铆n, es m谩s que las verjas que delimitan su espacio.

El 18 de Julio se llev贸 a cabo un escrache en la Plaza del Ayuntamiento durante el preg贸n del alcalde de Santander, 脥帽igo de la Serna, en el marco de la Semana Grande-Fiestas oficiales de Santander- al grito de 鈥淎mparo se queda鈥 .

En agosto de 2014 se inici贸 una acampada en resistencia contra la expropiaci贸n forzosa de la finca de Amparo. Personas muy hetereog茅neas se congregaron all铆. La diversidad de gente era mayor que lo percibible en la prensa, ya que muchas personas solidarias no se ve铆an identificadas por las siglas de los colectivos que sal铆an mencionados en los peri贸dicos. Algunas acud铆an en los horarios programados. Otras se quedaron a dormir, a debatir, a convivir. La ciudad de Santander viv铆a otro nuevo n煤cleo de acampada en 茅poca pos15M. Esta vez resistiendo por la defensa de una vecina y su hogar. Pero la visita policial donde se ped铆a a los inquilinos que abandonasen voluntariamente la casa y el terreno coincidi贸 con una finalizaci贸n oficial de la misma. La respuesta a irse por parte de Amparo fue negativa. As铆 que el pr贸ximo paso ser铆a esperar a la orden judicial. La Plataforma de afectados por la Hipoteca dijo; -Cuando llegue la orden judicial, no valdr谩 煤nicamente con acampar; si el Ayuntamiento de Santander quiere su propio Gamonal, lo tendr谩.-

Las obras comenzaron y una nueva acci贸n convocada por la PAH se plante贸 en el verano. Paralizar durante un tiempo las palas de Copsesa. Una marcha de unas 70 personas hacia el coraz贸n de las instalaciones logr贸 los objetivos puntuales.

 

En el Septiembre del mismo a帽o, desde la finca de Amparo hasta el Parque de Las Llamas, en el que se celebraba la inauguraci贸n del Mundial de Vela Santander 2014, con presencia de responsables institucionales, entre ellas el ministro de Educaci贸n Jos茅 Ignacio Wert, se llev贸 a cabo una manifestaci贸n antidesahucios que pretend铆a llegar a confluir con las protestas en defensa de la educaci贸n. Dicha manifestaci贸n no pudo completar su recorrido por una carga policial que origin贸 que una compa帽era de la PAH acabara siendo llevada al hospital de Valdecilla en ambulancia.

 

Desde Septiembre hasta el pleno invierno de 2015, diversas acciones fueran llevados a cabo para exigir la paralizaci贸n de las obras, como las pintadas callejeras contra el urbanismo. Fue una temporada muy dura para Amparo, sin poder dormir por los nervios, y sin poder estar tranquila por el d铆a, debido al ruido de las excavadoras y los golpes de las palas. La familia hab铆a recibido la cuenta atr谩s para el desalojo. Amparo hab铆a decidido quedarse hasta el final. Al margen de acampadas oficiales, exist铆an personas solidarias dispuestas a quedarse hasta el final tambi茅n. Finalmente, fruto de la tensi贸n acumulada, en Febrero de 2015 acab贸 en urgencias en esos d铆as previos al desalojo. Vecinas y personas activas en las movilizaciones, presenciaron la destrucci贸n del hogar con la rabia y la impotencia que generaban los hechos. Amparo en situaci贸n grave en el hospital mientras las paredes de su casa se ven铆an abajo. Poco tiempo despu茅s, la valiente vecina fallec铆a.

 

Los a帽os posteriores; Convocatorias aut贸nomas en recuerdo de Amparo P茅rez y contra el vial de la S-20

Desde ese d铆a hasta el 2021, los movimientos sociales de Santander; distintos colectivos, individuos y organizaciones mantienen la memoria de este acontecimiento. Noticias, art铆culos, v铆deos, canciones, poemas鈥 Como dice Oscar Allende en un corto audiovisual elaborado al calor de la lucha contra el vial de la S-20 as铆 como en otros medios de difusi贸n, la historia de Amparo confluy贸 con otras problem谩ticas como las del parque de la Marga, los vecinos de San Roque, los vecinos de El Pil贸n y todo ese despertar del movimiento vecinal santanderino que I帽igo de la Serna apod贸 de 鈥淧lataformitis鈥.

Parque de la Marga. Imagen extra铆da de Elfaradio

Pancarta en el funicular del R铆o La Pila. Movilizaciones en Prado San Roque

El 27 de Febrero de 2015 se depositaron flores y velas a las puertas del Consistorio. En este a帽o tambi茅n hubo una concentraci贸n bajo el lema 鈥淵o soy amparo鈥 鈥淒emostremos que somos un pueblo con memoria鈥, llenaba la reciente carretera constru铆da. Aunque la utilidad no es un argumento potente para rechazar la carretera, era inevitable hacer menci贸n del poco tr谩nsito observable en dicho vial, con apenas tr谩fico de veh铆culos ni personas.

 

En 2016, fecha muy reciente todav铆a a los sucesos, tuvo lugar una concentraci贸n frente al ayuntamiento con importante presencia de los colectivos vecinales de distintos puntos de la ciudad.. El lema: 鈥Amparo, seguimos tu lucha鈥. La concentraci贸n acab贸 en un micro abierto de homenaje en la librer铆a La Vor谩gine.

En 2017 comenzaron las marchas aut贸nomas y con convocatoria an贸nima que todos los a帽os parten desde la plaza que se sit煤a en frente de la parroquia de Monte y que recorre parte de este pueblo hasta el vial de la S-20. La primera convocatoria consisti贸 en una plantada de 谩rboles. Se hizo un llamamiento para que la gente llevara sus macetas, azadas y palotes para llenar de 谩rboles el entorno cercano a d贸nde anta帽o se pod铆a encontrar la casa de Amparo y en ese entonces, como ahora, yac铆a la odiada carretera. La euforia colectiva de llenar de 谩rboles ese lugar fue aplacada d铆as m谩s tarde cuando todos los arbolitos aparecieron arrancados de cuajo.

 

Con el paso de los a帽os era importante reflejar la cr铆tica al desarrollo urban铆stico, la gentrificaci贸n de los barrios, la especulaci贸n financiera, la financiarizaci贸n de la vivienda, la turistificaci贸n de Santander y la repulsa colectiva a hacer de lugares naturales espacios urbanizados y sin vida. No bastaba con recordar a Amparo P茅rez, sino tambi茅n las causas que originan agresiones como la que sufri贸 ella. Se trataba de trabajar el hecho de hacer memoria sin olvidar la cr铆tica social y sin hablar en nombre de una vecina que no ten铆a por qu茅 compartir muchas de los mensajes que se lanzan en las movilizaciones.

En 2018 bajo el lema 鈥Enterrar el vial, enraizar la lucha鈥 se llev贸 a cabo una nueva marcha bajo una intensa lluvia. Recordando los 谩rboles arrancados, se enterrar铆a el vial (simb贸licamente) bajo tierra para que la naturaleza volviese a recuperar su lugar. As铆, al concluir la marcha los manifestantes arrojaron cubos de tierra a la carretera.

En 2019, recordando movilizaciones como las de la senda costera, el Metro-TUS o los espigones de la Magdalena, la marcha llevaba el t铆tulo 鈥Bajo el asfalto, nuestra memoria; Volemos el vial鈥. Se hizo un llamamiento a todas las personas a que llevaran globos para simbolizar una carretera volando hacia arriba y desapareciendo. El d铆a soleado ayud贸 a llevar a cabo una jornada de recuerdo y convivencia combativa.

En 2020 la marcha segu铆a gozando de buena salud y se llam贸 a las manifestantes a traer flores para recordar el jard铆n que la vecina conservaba tan colorido. 鈥Que de las grietas del vial, florezca la memoria鈥. La marcha transcurri贸 con la fuerza no num茅rica pero si en茅rgica que le caracteriza. Junto antes de llegar a la S-20, en las inmediaciones del centro social okupado la lechuza, un grupo de gente apareci贸 con una maqueta de la casa de Amparo recreada con madera y cart贸n de la envergaduda de un par de metros de largo, uno de ancho, y dos de alto. La casa junto a las flores se quedaron cortando una de las aceras de la carretera. En el transcurso de esta marcha hubo un corte temporal de la carretera una vez que la movilizaci贸n hab铆a acabado. Algunas personas fueron identificadas pero la casita qued贸 presente cuando el vial volvi贸 a vaciarse.

El pasado a帽o 2021 volvi贸 a convocarse una marcha aut贸noma con el lema 鈥Por la memoria de Amparo, rehabitemos el vial鈥 con un llamamiento a las personas para llevar utensilios que recordaran una vida hogare帽a, un hogar por dentro. La marcha se llev贸 a cabo, un a帽o m谩s, frente a la Parroquia de Monte y recorrer谩 las calles hasta el Vial de la S-20.

     El acto de este a帽o ser谩 directamente en el mismo vial de la S-20 el pr贸ximo domingo 20 de Febrero a las 12: 30 h. “A tender con Amparo, atender la ciudad” es el lema de este a帽o.




Fuente: Briega.org