October 27, 2022
De parte de La Peste
2,544 puntos de vista


El pasado 20 de octubre el anarquista Alfredo Cospito, durante la audiencia que tuvo lugar en el Juzgado de vigilancia de Sassari, intent贸 leer una articulada declaraci贸n en la que anunciaba que ha empezado una huelga de hambre en contra del r茅gimen carcelario del 41 bis en el que se encuentra actualmente y contra la cadena perpetua sin posibilidad de ser revisada. Una batalla que Alfredo no tiene intenci贸n de parar, hasta su muerte.

El compa帽ero, que se encuentra en 41 bis desde el pasado 5 de mayo por un decreto firmado por la que en aquel entonces era la ministra de justicia, Marta Cartabia, est谩 actualmente encarcelado en la c谩rcel de Bancali, Cerde帽a.

Alfredo Cospito es un anarquista que ha estado siempre en primera l铆nea de lucha, jam谩s dispuesto a pactar o rendirse. Un compa帽ero que lucha desde finales de los a帽os ochenta, periodo en el que fue encarcelado por insumisi贸n al servicio militar obligatorio y que, despu茅s de ser detenido en 2012, durante el juicio que sigui贸, reivindic贸 el disparo en la pierna contra el dirigente de Ansaldo Nucleare Roberto Adinolfi, acci贸n realizada por el N煤cleo Olga/Federaci贸n Anarquista Informal- Frente Revolucionario Internacional el 7 de mayo del mismo a帽o en G茅nova.

Alfredo siempre ha estado activo en la defensa de los compa帽eros golpeado por la represi贸n, en cada esquina del mundo. Su lucha afecta objetivamente a todos los presos, entre ellos y a quienes recordamos en particular modo, los tres militantes de las Brigadas Rojas por la construcci贸n del Partido Comunista Combatiente encerrados desde hace ya m谩s de 17 a帽os en r茅gimen de 41 bis (Nadia Lioce, Roberto Morandi, Marco Mezzasalma). En 2009 la compa帽era Diana Blefari, de la misma organizaci贸n, se quit贸 la vida, despu茅s de la permanencia en este duro r茅gimen carcelario.

Alfredo ha transcurrido ininterrumpidamente sus 煤ltimos 10 a帽os en la c谩rcel en las secciones de Alta Seguridad hasta su traslado al 41 bis. En 2016 estuvo envuelto en la operaci贸n Scripta Manent, acusado de asociaci贸n subversiva con finalidad de terrorismo y de m煤ltiples ataques explosivos. Despu茅s de la sentencia definitiva emitida por la Corte de Casaci贸n en julio del presente a帽o, se reformul贸 la condena para Alfredo y Anna Beniamino a 鈥渕asacre pol铆tica鈥, delito que prev茅 煤nicamente la pena de cadena perpetua. El Estado italiano, que siempre protegi贸 a los fascistas perpetradores de verdaderas matanzas (como las masacres de Bolo帽a o de Piazza Fontana ndt.), ahora quiere condenar por masacre a dos anarquistas por un ataque que no provoc贸 ni v铆ctimas ni heridos.

Alfredo desde hace a帽os contribuye con art铆culos, proyectos editoriales y propuestas al debate anarquista internacional. Por esta raz贸n, m谩s de una vez ha sido objeto de censura en su correspondencia y se le ha prohibido la comunicaci贸n con el exterior, siendo condenado por la publicaci贸n del folio anarquista revolucionario 鈥淜NO3鈥 y la 煤ltima edici贸n de 鈥淐roce Nera Anarchica鈥 y estando actualmente investigado por la publicaci贸n del peri贸dico anarquista 鈥淰etriolo鈥. Despu茅s de estas disposiciones legislativas, durante el pasado mes de mayo se le aplic贸 el r茅gimen de 41 bis y fue sucesivamente trasladado desde la c谩rcel de Terni a la de Bancali, en Sassari. De esta manera se le ha negado cualquier tipo de contacto con el exterior.

El 41 bis sirve para aislar completamente al preso. Esta medida se aplica y renueva cada 4 a帽os, pero de hecho la 煤nica manera para poder salir de esta situaci贸n es la de arrepentirse y colaborar con lasfuerzas represivas. En otras palabras, el 41 bis es tortura, en cuanto est谩 planeado para inducir sufrimiento con la intencionalidad de extorsionar confesiones o declaraciones.

Este r茅gimen carcelario conlleva una hora de visita al mes a trav茅s de un cristal, con vigilancia electr贸nica y la grabaci贸n de audio y v铆deo. Si los familiares no tienen la posibilidad de asistir a la visita mensual, como posibilidad alternativa est谩 prevista una llamada mensual de 10 minutos, pero para efectuarla el familiar del preso tiene que desplazarse a una comisaria de los carabinieri o al interior de una c谩rcel. Adem谩s, solo est谩 permitida una hora de patio y otra sola hora de socialidad al interno del m贸dulo, que se hacen en grupo de un m铆nimo de dos a un m谩ximo de cuatro presos: la divisi贸n delos grupos de presos que est谩n juntos durante esta hora se decide directamente desde las oficinas de los bur贸cratas en Roma y tarda algunos meses.

El 41 bis es un r茅gimen carcelario destinado a la aniquilaci贸n del preso, en cuanto est谩 estudiado paraprovocar da帽os f铆sicos y mentales a trav茅s de la t茅cnica de privaci贸n sensorial; se trata de una condenaa la muerte pol铆tica y social, que busca romper cada forma de contacto con el exterior. El tratoreservado para Alfredo nos recuerda las palabras atribuidas a Benito Mussolini sobre Gramsci: esnecesario impedir funcionar este celebro por veinte a帽os.

Ejemplo del agujero negro en el que se termina una vez se entra al 41 bis es justo lo que ocurri贸 elpasado 20 de octubre durante la audiencia en el Juzgado de Vigilancia de Sassari. Se impidi贸 la entradaen el aula de los solidarios, el compa帽ero estaba conectado en videoconferencia desde la c谩rcel como prev茅 la normativa del 41 bis y cuando intent贸 leer su propia declaraci贸n le quitaron la voz apretando un bot贸n. La declaraci贸n est谩 sellada por los jueces y no puede ser publicada, si los abogados ladifundieran se arriesgar铆an a una pesada condena penal.

Lo que est谩 pasando con el compa帽ero Alfredo Cospito se entrelaza con un clima represivo siempre m谩s oscuro en este pa铆s. M谩s all谩 del movimiento anarquista, asistimos a una represi贸n siempre m谩s opresiva contra obreros, estudiantes y movimientos sociales.

Mencionamos el caso m谩s llamativo: este verano la fiscal铆a de Piacenza abri贸 una investigaci贸n contra algunos sindicalistas acus谩ndoles de鈥渆xtorsi贸n鈥 porque ped铆an, mediante una lucha 鈥渞adical鈥 (piquetes y cortes de carreteras), un aumentode sueldo al jefe.

Queremos que se entienda tambi茅n en el extranjero que el avance represivo que est谩 tomando el Estadoitaliano afecta a todo el mundo en primera persona, ya que un precedente de esta magnitud en el coraz贸n de Europa podr铆a ser el presagio de nuevos saltos represivos en otras latitudes. Todo estoocurre mientras la crisis social y la crisis militar internacional se agravan d铆a a d铆a. Sabemos que estos son los contextos ideales para los giros autoritarios de los gobiernos.

Tenemos unas semanas para salvar la vida de Alfredo Cospito, para evitar su asesinato, pero sobre todo para dar una se帽al de contraataque a lo que est谩 ocurriendo. Hacemos responsable al Estado de la vida y la salud de nuestro compa帽ero.

Movilic茅monos en todo el mundo, presionemos al Estado italiano para que Alfredo pueda salir del 41 bis.

Compa帽eros y compa帽eras

25 octubre 2022




Fuente: Lapeste.org