September 12, 2022
De parte de CGT
224 puntos de vista

El pasado 28 de febrero de 2022 el periodista vasco Pablo Gonz谩lez, fue secuestrado por el Estado de Polonia mientras ejerc铆a su profesi贸n. Gonz谩lez cubr铆a los efectos de la invasi贸n de Rusia en Ucrania cuando fue acusado sin pruebas de ning煤n tipo de estar colaborando con la inteligencia militar rusa. Desde entonces, el periodista ha estado casi incomunicado y se le ha negado derechos fundamentales como el de contactar con su entorno pr贸ximo y su familia.

Adem谩s, el pasado 23 de agosto el Tribunal de Apelaci贸n de Rzesz贸w anunci贸 que rechazaba la demanda presentada por el abogado de Pablo Gonz谩lez en Polonia contra la decisi贸n de prorrogar la detenci贸n del periodista durante otros tres meses. Es por ello que, a d铆a de hoy, sigue incomunicado y su familia sigue sin poder visitarle ni contactarle por v铆a telef贸nica. Pablo, literalmente, est谩 aislado y encerrado en una c谩rcel polaca sin haber cometido ning煤n delito.

Han sido muchas las organizaciones y colectivos a lo largo de estos meses los que han mostrado su apoyo al periodista y han exigido tanto a la Comunidad Internacional como a los Gobiernos de la Uni贸n Europea que de una vez por todas intercedan por la libertad de Pablo.

Desde CGT no pod铆amos olvidarnos de esta cuesti贸n por entender por un lado que la libertad de expresi贸n y de opini贸n es un derecho universal de cualquier ser humano, reconocido en el art铆culo 19 de la Declaraci贸n Universal de los Derechos Humanos. En este art铆culo, adem谩s, se especifica que ninguna persona podr谩 ser molestada a causa de sus opiniones, ni por investigar y recibir informaciones, ni mucho menos por difundirlas sin limitaci贸n de fronteras y por cualquier medio de expresi贸n. Por otro lado, la libertad de prensa es uno de los pilares sobre los que se sostiene cualquier Estado que se dice llamar 鈥渄emocr谩tico鈥 y que por ende se relaciona y participa en comunidades que asumen estos derechos tanto a nivel individual, como Estados miembros, como a nivel internacional.

Desde CGT consideramos que la situaci贸n del periodista Pablo Gonz谩lez es un ataque tanto a los derechos que los y las profesionales de la comunicaci贸n poseen como trabajadores y trabajadoras, y a los de cualquier persona que decida contar y opinar hechos o sucesos de los que es testigo dentro de su libertad de expresi贸n.

Como anarcosindicalistas exigimos la inmediata puesta en libertad de Pablo, y exigimos tanto al Gobierno del Estado espa帽ol como a la Uni贸n Europea que pongan todos los medios posibles para llegar a un acuerdo con Polonia para la liberaci贸n de este compa帽ero, porque la verdad no puede ser otra privando de libertad a quienes la buscan.
Secretariado Permanente de Comit茅 Confederal Gabinete de Prensa Confederal




Fuente: Cgt.org.es