June 29, 2021
De parte de La Haine
236 puntos de vista


Ante las desproporcionadas condenas a ocho compa帽eras por el conflicto sindical entre la CNT y La Suiza, las organizaciones firmantes llamamos al pueblo de Asturias a responder arropando a las compa帽eras en la manifestaci贸n que partir谩 de la Plz. Del Humedal el 10 de Julio a las 12:30

[Castellano]

Esta es una historia antigua, tanto como la explotaci贸n: es la historia del patriarcado. Esta es la historia de una mujer con miedo. Con miedo a ir a trabajar, con miedo a la precariedad, con miedo al futuro de su familia si daba un paso adelante, con miedo a que la sociedad la juzgara. Esta es la historia de una mujer valiente que a pesar de todas las voces que quer铆an intimidarla estuvo dispuesta a contar su verdad. Es la historia de una mujer que ya no quiso seguir viviendo con miedo.
Esta es la historia de las compa帽eras que estuvieron dispuestas a creerla, a arroparla, a decirle que no estaba sola y que la iban acompa帽ar. Esta es la historia de los sanos hijos del patriarcado que vieron temblar sus privilegios y pusieron en marcha los resortes del sistema. Esta es la historia de la sororidad entre mujeres y entre la clase trabajadora. Esta es la historia de las que se organizaron contra la explotaci贸n en la hosteler铆a y el comercio. Esta es la historia de c贸mo el sistema conden贸 y encarcel贸 a quien se atrevi贸 a alzar la voz.
Esta es la historia de quienes salieron a la calle a revindicar porque se cansaron de ver que 鈥渆l sistema鈥 las olvidaba. Y durante un tiempo en las calles de Xix贸n se sab铆a que hab铆a un sindicato de iguales que entend铆a tu situaci贸n, que tej铆a redes, que te apoyaba y te amparaba. Molestaba, claro que molestaba. Molestaba a los empresarios y tambi茅n a las fuerzas represivas del Estado, que para eso est谩n, para desmontar los movimientos sociales, para imponer la paz de los que mandan. Para guardar los silencios de los poderosos.
Esta es la historia de c贸mo se us贸 la precariedad y la desprotecci贸n de una trabajadora para crear un relato que infundiera miedo a sus iguales. Esta es la historia de la Represi贸n. As铆 empezaron las detenciones irregulares y el hostigamiento. Y as铆 las sacaron de sus casas, las detuvieron con una 煤nica intenci贸n: se acab贸 la lucha en la calle. Pero result贸 que no eran sus casas, ni sus calles, ni sus cuerpos. Result贸 que enfrente se encontraron con todas las compa帽eras que no estaban dispuestas a abandonar. Result贸 que enfrente se encontraron a un sindicato que no estaba dispuesto a poner precio a la dignidad de sus compa帽eras. Result贸 que enfrente solo se ped铆a el cumplimiento de SU ley: que se cumplan los convenios y se respeten nuestros derechos.
M谩s de treinta personas hemos sido llamadas a declarar, hemos sido absueltas de infinidad de denuncias presentadas durante los 煤ltimos a帽os, absueltas tambi茅n de injurias, calumnias, suplantaci贸n de identidad, falsas denuncias鈥 delitos que dieron origen a la querella y desaparecen ahora por arte de magia.
Sin embargo, las siete elegidas nos enfrentamos a penas de tres a帽os y medio de c谩rcel y una multa que ronda los 150 000 euros. No hemos robado a nadie, no hemos asaltado con fuerza, no hemos violado, no hemos pegado a nuestro vecino ni hemos usurpado objetos sagrados. Solo hemos dicho NO a los sanos comportamientos del patriarcado. Y por ello quieren condenarnos a galeras.
No les entra en la cabeza que las mujeres trabajadoras tengamos derechos. Y es por ello por lo que tras armar un caso sin ninguna consistencia pretenden amilanar nuestra solidaridad. El mero hecho de hacer sindicalismo para defendernos como trabajadoras es interpretado por la justicia, los polic铆as y los empresarios como delincuencia.
Si nos condenan a galeras, remaremos. Pero no remaremos para mover sus barcos de guerra, no remaremos para atemorizar a otras poblaciones, no remaremos para que otras se enriquezcan. Remaremos para que cada persona pueda vivir en condiciones dignas, donde no haya trabajos precarios, donde se pueda conciliar la vida familiar y la laboral, donde haya justicia para nuestra clase.
No somos las 煤nicas. Trabajadores de ALSA, EBHI, TUA, VAUSTE est谩n imputados policialmente a la espera de condenas penales por luchar contra la precariadad, los despidos los ERES etc鈥
驴Cu谩ntas veces dir铆as: 鈥溌縃ay que moverse, no se puede tolerar esto鈥︹? Pues es la hora de remar juntas y el remo de las trabajadoras es la solidaridad. Si los de arriba solo entienden de dinero y poder y no tienen escr煤pulos, demostremos que a nosotras nos mueve la dignidad, el apoyo mutuo y la justicia social. El d铆a 10 tienes una cita inexcusable.

隆Por nosotras, Por todas!

CNT, CSI, CGT, SUATEA, CS La Semiente, CS La Xusticia, CS L鈥檃piaderu, CS La LLume, Llar El Mataderu, Llar La Llegra, Milenta Muyeres, Les Rudes, Fuerza Muyer, Muyeres Rurales del Oriente d鈥橝sturies, Feminismos por los derechos humanos, Bloque Cr铆ticu Estudiantil, Comit茅 d鈥橝sturies pola Amnist铆a, Coordinadora en defensa de las pensiones Asturias, Ecoloxistes n’Aici贸n d’Asturies, Podemos, PCE, PCTE, Andecha Astur, Anticapitalistes

Para sumarse a la convocatoria escribir a: gijon@cnt.es

[Asturianu]

Nun somos delincuentes, somos trabayadores.

Ante les desproporcionaes condenes a ocho compa帽eres pol conflictu sindical ente la CNT y La Suiza, les organizaciones firmantes llamamos al pueblu d’Asturies a responder arropando a les compa帽eres na manifestaci贸n que va partir de la Plz. L鈥橦umedal el 10 de Xunetu a les 12:30

Esta ye una hestoria vieya, tanto como la esplotaci贸n: ye la hestoria del patriarc谩u. Esta ye la hestoria d’una muyer con mieu. Con mieu a dir trabayar, con mieu a la precaried谩, con mieu al futuru de la so familia si daba un pasu alantre, con mieu a que la socied谩 la xulgara. Esta ye la hestoria d’una muyer valiente qu’a pesar de toles voces que quer铆en amedranala tuvo dispuesta a cuntar la so verd谩. Ye la hestoria d’una muyer que y谩 nun quixo siguir viviendo con mieu.

Esta ye la hestoria de les compa帽eres que tuvieron dispuestes a creyela, a arropala, a dici-y que nun taba sola y que la diben acompa帽ar. Esta ye la hestoria de los sanos f铆os del patriarc谩u que vieron tremecer los sos privilexos y punxeron en marcha la maquinaria del sistema. Esta ye la hestoria de la sororidad ente muyeres y ente la clase trabayadora. Esta ye la hestoria de les que s鈥檕pusieron a la esplotaci贸n na hosteler铆a y el comerciu. Esta ye la hestoria de c贸mo’l sistema conderg贸 y encarcel贸 a quien s’atrevi贸 a llevantar la voz.

Esta ye la hestoria de quien salieron a la cai a revindicar porque cansaron de ver que 鈥渆l sistema鈥 les escaec铆a. Y hubo un tiempu que nes cais de Xix贸n sab铆ase qu’hab铆a un sindicatu d’iguales qu’entend铆a la to situaci贸n, que tex铆a redes, que te sofitaba y ampar谩bate. Fadiaba, claro que fadiaba. Fadiaba a los empresarios y tami茅n a les fuerces represives del Est谩u, que pa eso t谩n, pa desmontar los movimientos sociales, pa imponer la paz de los que manden. Pa guardar los silencios de los poderosos.

Esta ye la hestoria de c贸mo s’us贸 la precaried谩 y la desprotecci贸n d’una trabayadora pa crear un relatu que infundiera mieu a los sos iguales. Esta ye la hestoria de la Represi贸n. Asina empezaron les detenciones irregulares y el hostigamiento. Y asina les sacaron de les sos cases, y dixeronlo nidio: acab贸se la llucha na cai. Pero result贸 que nun yeren les sos cases, nin les sos cais, nin los sos cuerpos. Result贸 qu’enfrente atoparon con toles compa帽eres que nun taben dispuestes a abandonar. Result贸 qu’enfrente atoparon un sindicatu que nun taba dispuestu a poner preciu a la dignid谩 de les sos compa帽eres. Result贸 qu’enfrente solo pid铆ase’l cumplimientu de la so llei: respetu a los convenios y respetu a los nuesos derechos.

M谩s de trenta persones fuimos llamaes a declarar, fuimos absueltes d’infinid谩 de denuncies presentaes nos caberos a帽os, absueltes tami茅n d’inxuries, suplantaci贸n d’identid谩, falses denuncies鈥 delitos que dieron orixe a la querella y agora desapaecen por arte de barrabiellu.

Sicas铆, les siete escoy铆es enfrentamos a penes de tr茅s a帽os y mediu de c谩rcel y una multa que ronda los 150 000 euros. Nun robemos a naide, nun asaltemos con fuerza, nun violemos, nun peguemos al nuesu vec铆n nin usurpemos oxetos sagraos. Solo diximos NON a los sanos comportamientos del patriarc谩u. Y por ello quieren conderganos a galeres.

Nun-yos entra na cabeza que les muyeres trabayadores tengamos drechos. Y ye por ello polo que n’armando un casu ensin nenguna consistencia pretenden achantanos. El fechu de facer sindicalismu pa defendenos como trabayadores ye interpret谩u pola xusticia, los polic铆as y los empresarios como delincuencia.

Si nos conderguen a galeres, vamos remar. Pero nun vamos remar pa mover los sos barcos de guerra, nun vamos remar p’apavoriar a otres poblaciones, nun vamos remar por qu’otres se faigan riques. Vamos remar pa que tola xente pueda vivir en condiciones dignes, onde nun haya trabayos precarios, onde pueda conciliase la vida familiar y la llaboral, onde haya xusticia pa la nuesa clase.

Nun somos les 煤niques. Trabayadores de ALSA, EBHI, TUA, VAUSTE t谩n imputaos policialmente a la espera de condenes penales por lluchar contra la precariadad, los despidos EREs etc鈥

驴Cu谩ntes vegaes dir铆es: 鈥溌縃ai que movese, non puede tolerase esto鈥︹? Pos ye la hora de remar xuntes y el remu de les trabayadores ye la solidarid谩. Si los de riba solo entienden de dineru y poder y nun tienen escr煤pulos, demostremos qu’a n贸s muevenos la dignid谩, el apoyu mutuu y la xusticia social. El d铆a 10 tienes una cita inexcusable.

隆Por n贸s, Por toes!




Fuente: Lahaine.org