October 27, 2020
De parte de Indymedia Argentina
278 puntos de vista


驴Puede una heredera de la clase olig谩rquica ser alzada en brazos por la clase obrera? 驴Todas somos Dolores? En este ensayo Marina Mariasch cuestiona la elevaci贸n a l铆der campesina de una mujer que hasta hace poco se refer铆a a Mauricio Macri como 鈥渕i presidente鈥, y lo hace pensando c贸mo se conform贸 la propiedad de las tierras agrarias, la explotaci贸n sojera y los pactos de caballeros que las propician.

Dolores Etchevehere. Foto: Agencia T茅lam.

Por Marina Mariasch.

Un h茅roe de la clase trabajadora es algo a lo que aspirar, canta John Lennon en la educaci贸n emocional de quienes, por estos d铆as, cuestionan la batalla territorial que se da en Entre R铆os entre Dolores Etchevehere y sus hermanos. Pero un h茅roe de la oligarqu铆a es una contradicci贸n en ciernes. La oligarqu铆a se construye sobre la opresi贸n y la explotaci贸n de otras y otros. Y a pesar de las manzanas que caen lejos del 谩rbol 鈥攃omo el Che鈥, ya lo dijo Jauretche: 鈥淟a oligarqu铆a es una minor铆a 铆nfima en nuestra sociedad; son due帽os de la tierra, s铆, pero su mayor poder es el de ser due帽os de la cabeza de miles de argentinos de clase media, que, sin tener m谩s tierra que la de los canteros del patio, se comportan como fieles defensores de un modelo que no les pertenece鈥.

Entonces, 驴por qu茅 Dolores Etchevehere aparece alzada en brazos por el pueblo como una hero铆na de la clase olig谩rquica para la clase obrera? 驴Por qu茅 los feminismos parecen hacer de ella una 铆dola? 驴D贸nde est谩 la confusi贸n? La causa de Dolores Etchevehere, hermana del ex presidente de la Sociedad Rural Argentina y ex ministro de Agricultura del gobierno de Macri Luis Mar铆a Etchevehere, apela a su derecho como heredera natural de su parte de la tierra, un concepto rancio en la filosof铆a del derecho. No hay nada natural en la normativa legal. No hay nada pol铆tico en el reclamo de una se帽ora bien, criada sin que le falte nada, periodista en el diario La Naci贸n cuando quiso, fan谩tica de los boliches tambi茅n, por una porci贸n de tierra que le corresponde por herencia. Y que, al mejor estilo dama benefactora, dona parte a lxs trabajadores.

驴Somos todas Dolores Etchevehere? No. No somos Dolores ni queremos serlo, aunque a un campito con casco para tomar mate en la galer铆a no se le hace asco 鈥攄igamos todo. Los feminismos no se edifican en base a figuras que levantan vuelo moment谩neo. Hace tiempo venimos diciendo que el movimiento no quiere ni tiene vacas sagradas ni cabezas de ganado que lideren la manada. Cada una de nosotras somos nuestras propias referencias. Pero adem谩s, las desventuras de una heredera oligarca propia de una serie de Amazon Prime o de una pel铆cula de Mar铆a Luisa Bemberg no convocan con la misma empat铆a que las despojadas de toda fe de Guernica.

Entonces, 驴es esto una alianza interclasista? A la progres铆a urbanita no la identifica ni Dolores ni la problem谩tica rural. 驴Estamos defendiendo el privilegio de una ni帽a rica? 驴El derecho de una heredera, su potestad de patrona de estancia? 驴Si el 40% de su 鈥渉erencia natural鈥 no estuviera destinada por donaci贸n personal a un proyecto agroecol贸gico estar铆amos tomando la misma posici贸n? 驴Aporta el conflicto familiar de los Etchevehere a las disputas territoriales que nos importan?

鈥淓n tus comidas est谩 el campo鈥, dice el jingle por la radio, y nos mete eso que nos es ajeno en el cuerpo. El glifosato y la violencia econ贸mica son transversales a la clase. En la saga de ovejas descarriadas, Dolores no es Mariano Macri deschavando las miserias de su hermano mayor. Dolores es el cap铆tulo del libro Mariano que se titula 鈥淟as hijas鈥, donde Santiago O`Donnell cuenta que las hijas mujeres, como Sandra Macri incluso estando mal de salud o justamente por estarlo, eran maltratadas en la mesa de las negociaciones. Eran apartadas de las decisiones y perjudicadas.

As铆 y todo, tenemos bien claro que no somos las nietas de la oligarqu铆a borradas de la historia. En Entre R铆os hay mil Grabois, un apellido de origen rumano muy com煤n en las colonias del Bar贸n Hirsch. Como Axelrud, el de mi abuela que naci贸 en el campo cerca de Cac茅s y se cas贸 con uno de Basavilbaso. Qu茅 tiene que ver. A mi bisabuelo Ater le mataron el primog茅nito en un episodio raro, nunca se supo bien qui茅n se qued贸 con los campos. 驴Qui茅nes son los due帽os de la tierra? 驴Por qu茅 los Etchevehere avanzaron, sin papel, con piedra y tijera 鈥攑or la fuerza鈥 sobre el terreno de la escuela?

El 16 de noviembre se cumplen 9 a帽os del asesinato de Cristian Ferreyra. A Cristian lo mataron mientras luchaba por defender su campo del avance sojero. El asesinato tiene relaci贸n directa con el modelo de los agronegocios. Es que el avance de la frontera agr铆cola sojera, requiere de las tierras ancestrales que familias campesinas y originarias habitan desde hace a帽os.

Dolores es traidora a una familia de tradici贸n explotadora a la que pertenece. Eso no la convierte en una l铆der campesina. Pero este conflicto levanta polvareda. 驴C贸mo se hace para poner en cuesti贸n el r茅gimen de la tierra en este pa铆s? 驴Por qu茅 se habla de las tierras tomadas en Guernica y no de las que ocupan de manera dudosa algunos barrios privados?

Sabemos que hist贸rica y num茅ricamente los hombres son quienes poseen las mayores fortunas y las mayores porciones de tierra en el planeta. Son los hombres tambi茅n quienes no liquidan la soja que rompi贸 precios hist贸ricos estos d铆as intentando forzar una devaluaci贸n que devenga en crisis social y pol铆tica. Para problematizar los usos de la tierra, las explotaciones, la repartici贸n de la riqueza, tenemos que pulsar esa intersecci贸n: la de las violencias patrimoniales y econ贸micas, la impunidad de los pactos de caballeros.

Puede que el de Dolores no sea un caso emblema. Es una mujer m谩s con privilegios y sobre la que tambi茅n pesan la violencia y los avasallamientos. Puede, entonces, que Dolores no sea una hero铆na; nuestros faros son los proyectos redistributivos, los proyectos agroecol贸gicos comunitarios. Si luchamos es por las que no heredaron, las que no llegan al alquiler, que no pueden y que no tienen. Para que puedan y tengan. Las Mujeres Agropecuarias en Lucha lo saben bien: en la trama de inequidades que se teje a partir del caso Etchevehere est谩 la potencia de que florezcan mil proyectos agropecuarios como el Artigas y haya un poquito de reparaci贸n, de justicia.


Fuente: https://latfem.org/no-somos-dolores/




Fuente: Argentina.indymedia.org