September 10, 2022
De parte de Nodo50
100 puntos de vista

Recientes estudios concluyen que en el mundo ser谩 necesario construir m谩s de dos mil millones de nuevas viviendas durante los pr贸ximos 80 a帽os debido al incremento de poblaci贸n y a los cambios de tendencia del tama帽o promedio de los hogares.

Otro an谩lisis presentado en 2021 estima que Espa帽a necesita m谩s de un mill贸n de inmuebles de alquiler asequible para solucionar el problema de accesibilidad a la vivienda.

Seg煤n el Ministerio de Fomento, existen un total aproximado de 26 millones de viviendas en Espa帽a. Unas 3,4 millones estaban vac铆as en el 2011, seg煤n la 煤ltima estimaci贸n del INE.

Consumo energ茅tico y emisiones

Desde hace a帽os la preocupaci贸n por el impacto ambiental del sector de la edificaci贸n viene transform谩ndose en exigencias y medidas legislativas de fomento y apoyo a la eficiencia energ茅tica, el fomento de las energ铆as renovables y la reducci贸n y gesti贸n sostenible de residuos de construcci贸n y demolici贸n.

A finales del siglo XX, tras d茅cadas de desarrollo de los sistemas de climatizaci贸n y acondicionamiento ambiental y de implementaci贸n de las primeras exigencias de aislamiento en los edificios en Espa帽a, la principal preocupaci贸n fue la reducci贸n de la energ铆a operacional o en fase de uso. Esta incluye la asociada principalmente a la calefacci贸n, refrigeraci贸n, generaci贸n de agua caliente sanitaria e iluminaci贸n.

Con la aplicaci贸n de las nuevas medidas en el contexto de la UE se han conseguido a su vez importantes avances en la reducci贸n de emisiones de CO鈧 provenientes de este consumo. Esto ha permitido poner el foco en otro de los aspectos no menos relevantes: la energ铆a incorporada, es decir, aquella necesaria para la extracci贸n de materias primas, fabricaci贸n y transporte de materiales y construcci贸n.

Seg煤n el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Clim谩tico, para 2050 un tercio de las emisiones globales de carbono (y aproximadamente un tercio del consumo mundial de energ铆a) provendr谩 de la construcci贸n de edificios e infraestructuras.

Aunque todav铆a se est谩 elaborando una pol铆tica com煤n de la UE sobre el CO鈧 emitido durante el ciclo de vida completo de un edificio, tres pa铆ses han introducido l铆mites de emisiones para una gran parte de los edificios de nueva construcci贸n, y otros dos pa铆ses tienen planes para hacerlo. Cuatro pa铆ses adicionales tienen previsto implantar requisitos de evaluaci贸n del ciclo de vida para los edificios p煤blicos.

驴Rehabilitar o construir de nuevo?

Ante este panorama, y atendiendo a la m谩xima de que la energ铆a m谩s barata es la que no se consume, 驴es sensato seguir construyendo edificios nuevos? 驴Existen hoy en d铆a suficientes inmuebles capaces de albergar las necesidades de actividad humana en un futuro pr贸ximo (realizando las operaciones de rehabilitaci贸n o transformaci贸n necesarias)?

La pregunta resulta quiz谩s demasiado amplia teniendo en cuenta los diferentes contextos sociales y la gran variedad de actividades humanas que requieren de un espacio habitable para su desarrollo. No es lo mismo hablar de esta cuesti贸n en lugares donde el urbanismo y las infraestructuras han alcanzado un importante nivel de desarrollo que en aquellos donde las necesidades de edificaci贸n, especialmente residenciales, pasan por dotar de los niveles m铆nimos de habitabilidad a varios millones de personas.

Lo que es indudable es que, a tenor de los datos expuestos, el abandono de los edificios existentes y su demolici贸n y sustituci贸n por nuevas construcciones resulta a priori menos eficiente en t茅rminos medioambientales.

Desde hace tiempo, algunos prestigiosos arquitectos han optado por esta pol铆tica en sus propuestas. En 2004, el estudio Lacaton y Vassal, junto con el arquitecto Fr茅d茅ric Druot, desarrollaron PLUS, un estudio y manifiesto que cuestionaba una iniciativa del Gobierno franc茅s de demoler una parte significativa de su stock de viviendas sociales de posguerra y construir viviendas nuevas y m谩s peque帽as a un elevado coste.

Su enfoque alternativo se resume en la m谩xima: 鈥溌unca destruyas, nunca elimines ni reemplaces, siempre agrega, transforma y reutiliza!鈥. Durante los 煤ltimos quince a帽os, Druot, Lacaton y Vassal han tenido la oportunidad de probar sus conjeturas en la realidad, transformando viviendas modernistas en Par铆s, Saint-Nazaire y Burdeos. Anne Lacaton y Jean-Philippe Vassal han recibido el prestigioso premio Pritzker de arquitectura en 2021, considerado equivalente al premio Nobel en esta disciplina.

驴D贸nde est谩n las viviendas vac铆as?

Sin embargo, esta estrategia no siempre resulta viable. El problema de ajustar, por ejemplo, la demanda de nuevos hogares a las viviendas vac铆as existentes en Espa帽a no es un asunto solo edificatorio, sino urban铆stico y hasta geogr谩fico.

Muchos de los inmuebles se ubican en los cascos hist贸ricos o barriadas desarrolladas con el 茅xodo de la posguerra, en condiciones de habitabilidad no admisibles hoy en d铆a. Por otro lado, la mayor铆a de estos edificios est谩n obsoletos desde el punto de vista de la eficiencia energ茅tica y a menudo resulta dif铆cil hacer una caracterizaci贸n realista para su rehabilitaci贸n.

Finalmente, seg煤n la mencionada estad铆stica del INE, las provincias de Ourense y 脕vila son las que m谩s porcentaje de vivienda vac铆a ten铆an en 2011 y los municipios peque帽os, de entre 1 000 y 10 000 habitantes, presentaban mayores tasas de desocupaci贸n que los grandes. El 58 % de los pisos vac铆os, 1,9 millones, se encontraban en municipios de menos de 50 000 habitantes.

Para compensar este desequilibrio, las pol铆ticas de impulso a la rehabilitaci贸n de vivienda y regeneraci贸n urbana deben ir de la mano de otras destinadas a abordar el reto demogr谩fico y la despoblaci贸n.

Apoyo a la rehabilitaci贸n y renovaci贸n

En la actualidad, en los pa铆ses de la UE est谩n disponibles numerosos planes de actuaci贸n en el marco de la oleada de renovaci贸n que est谩n propiciando los fondos europeos Next Generation.

Estos fondos est谩n instrumentados en Espa帽a a trav茅s del Plan de Recuperaci贸n, Transformaci贸n y Resiliencia. A tenor del mismo, el Consejo de Ministros aprobaba en octubre de 2021 una serie de medidas con objeto de impulsar la rehabilitaci贸n de edificios y viviendas, la regeneraci贸n urbana y la promoci贸n de vivienda social. Est谩n dotadas con 4 420 millones de euros.

Tambi茅n hay que destacar en este mismo 谩mbito el Programa de Impulso a la Rehabilitaci贸n de Edi铿乧ios P煤blicos (PIREP). Dotada con 1 080 millones de euros, esta iniciativa est谩 destinada a las administraciones p煤blicas territoriales (comunidades aut贸nomas y entidades locales) con edi铿乧ios de uso p煤blico (administrativo, educativo, asistencial, deportivo, sanitario, cultural, etc.) susceptibles de ser rehabilitados.

Especial relevancia tiene tambi茅n el Programa PREE 5000 (Rehabilitaci贸n Energ茅tica de Edificios en Municipios de Reto Demogr谩fico) cuyo objeto es dar un impulso a la sostenibilidad de la edificaci贸n en los municipios de menos de 5 000 habitantes.

Los planes contemplan actuaciones que van desde cambios en la envolvente t茅rmica a la sustituci贸n de instalaciones de generaci贸n t茅rmica con combustibles de origen f贸sil por fuentes renovables (biomasa, geotermia, solar t茅rmica, bomba de calor) a la incorporaci贸n de tecnolog铆as de regulaci贸n y control y la mejora en la eficiencia energ茅tica en la iluminaci贸n.

Estos planes se encuentran con obst谩culos como la necesidad de inversi贸n previa a la recepci贸n de las ayudas, mecanismos de financiaci贸n poco 谩giles y falta de mano de obra cualificada especializada en el sector de la rehabilitaci贸n edificatoria. Por eso, es necesario acometer estos asuntos de forma paralela y buscar nuevos mecanismos que aceleren estos procesos.

Finalmente, ninguna de estas actuaciones, por ventajosas que sean desde el punto de vista medioambiental frente a la nueva edificaci贸n, resultar谩 suficiente para reducir emisiones de CO鈧 si no se realiza teniendo en cuenta las oportunidades para un uso m谩s eficiente de los recursos en el sector de la construcci贸n  recogidas en el marco de la Estrategia Espa帽ola de Econom铆a Circular.

El marco presta una atenci贸n especial al aumento del uso de materiales reciclados y a la reducci贸n de residuos de construcci贸n y demolici贸n, que constituyen un tercio del total de residuos generados en la UE. La mayor铆a es reciclable, pero, salvo en unos pocos Estados miembros que reciclan hasta el 90 %, la tasa de recuperaci贸n media en la EU se sit煤a por debajo del 50 %.

Como conclusi贸n, parece que el aprovechamiento de lo existente para cubrir las necesidades de edificaci贸n futuras no es una quimera: los mecanismos est谩n en marcha, pero se necesita una coordinaci贸n y formaci贸n tanto de la ciudadan铆a como del sector especializado, lo que a煤n supone un largo camino por recorrer.

Francisco Javier Castilla Pascual es arquitecto, profesor y codirector del grupo de Investigaci贸n Modelizaci贸n y An谩lisis Energ茅tico y Estructural en Edificaci贸n en la Universidad de Castilla-La Mancha.

Este art铆culo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.




Fuente: Climatica.lamarea.com