October 13, 2020
De parte de Subversiones
305 puntos de vista

Por Regina L贸pez y Camila Pl谩

El jueves 4 de junio de 2020, madres y familiares de personas desaparecidas se manifestaron afuera de Palacio Nacional con tres exigencias claras: impedir el recorte presupuestal a la Comisi贸n Ejecutiva de Atenci贸n a V铆ctimas (CEAV); la destituci贸n de la titular de la instituci贸n, Mara G贸mez P茅rez; y, por 煤ltimo, acordar una reuni贸n con el presidente de la rep煤blica, la titular de la Secretar铆a de Gobernaci贸n y el subsecretario de Derechos Humanos, esto con la intenci贸n de que las madres puedan hacerles llegar de viva voz sus preocupaciones y exigencias. 

Ante la sordera fingida del gobierno, las personas participantes decidieron instalarse frente a Palacio Nacional en un plant贸n que crece d铆a con d铆a, el cu谩l est谩 integrado por alrededor de 100 familiares pertenecientes a diferentes colectivos, organizaciones y grupos de b煤squeda de distintos estados de la rep煤blica, y continuar谩 firme hasta que las autoridades correspondientes salgan a sostener una comunicaci贸n directa y se cumplan las demandas.

El pasado jueves 11 de junio, las madres dieron una conferencia de prensa con el objetivo de dar a conocer sus exigencias, los tratos que han vivido y desmentir una falsa reuni贸n que las autoridades anunciaron, sin la presencia de las autoridades que familiares solicitan, y sin haberla acordado primero con ellas. 

Las exigencias de los familiares de personas desaparecidas no nacen de la nada. Son respuestas directas a acciones institucionales que han violentado, revictimizado y colocado en situaci贸n de riesgo a quienes buscan respuestas, un trato digno y, principalmente, a sus familiares.

En un decreto publicado por la Secretar铆a de Gobernaci贸n sobre la CEAV el 23 de abril de este a帽o, se anunci贸 un 芦recorte del 75% del presupuesto disponible de las partidas de servicios generales y materiales y suministros禄, el cierre de 芦la mitad de las oficinas, con excepci贸n de las que atiendan de manera directa al p煤blico o aqu茅llas que son esenciales para el bienestar del pueblo禄, as铆 como la postergaci贸n de 芦las acciones y el gasto del gobierno禄, con excepci贸n de 38 programas prioritarios, el 煤ltimo de ellos es el de la 芦Defensa de los derechos humanos禄. Sin embargo, los familiares denuncian que la CEAV no atiende cabalmente a las v铆ctimas desde hace meses, que los recursos est谩n parados incluso antes de que comenzara la pandemia. Ante esto, las madres han declarado que:

La CEAV va a desaparecer hasta que no haya una v铆ctima m谩s. No vamos a permitir que no seamos escuchados, por eso estamos aqu铆. Y aqu铆 vamos a permanecer hasta que seamos atendidos.

Cabe se帽alar que el presupuesto de la CEAV, amparado por la Ley General de V铆ctimas, es utilizado para atenci贸n psicol贸gica y m茅dica, as铆 como para las b煤squedas que hacen los diversos colectivos a lo largo del territorio mexicano, entre otras cosas. Este decreto es, adem谩s, un retroceso inmenso en el trabajo que las familias han realizado durante a帽os. Como expresan integrantes del plant贸n:

En la V Brigada Nacional de B煤squeda de Personas Desaparecidas, nos juntamos y todas las familias vimos que era un mismo sentir de todas, que no era posible retroceder a todo lo que se hab铆a logrado con la Ley General de V铆ctimas, sobre todo porque esta ley, y esta lucha no solamente nos ha costado trabajo, sino esfuerzo, dolor y sangre. Este trabajo significa mucho para nosotros, este logro que tenemos con la Ley General de V铆ctimas, para que venga ella y quiera desarticular y desmantelar todo lo que ya nosotros hemos ganado y lo vuelvo a repetir, porque en verdad es importante enfatizar porque esto nos est谩 costando la vida, nos est谩 costando la vida, nos est谩 costando mucho dolor y ha costado sangre.

Las familias de diferentes estados nos reunimos para hacer esta ley, porque vimos la necesidad de cada estado, la comisi贸n se hizo justo por eso, para las v铆ctimas. Si las personas que est谩n trabajando ah铆 no sirven para lo que es, c谩mbienlos o ases贸relos, pero si ellos est谩n ah铆 son por las v铆ctimas.  

La desaparici贸n forzada es uno de los alarmantes y terribles problemas que se viven en M茅xico, es parte de la crisis humanitaria que estremece al pa铆s desde hace d茅cadas. Actualmente hay m谩s de 60 mil personas desaparecidas registradas por las autoridades. Cada una de ellas tiene una madre, esposx, hijas o hijos, amigos, sobrinos o familiares que le quieren, extra帽an y esperan su llegada. Y hoy y siempre, lxs desaparecidxs est谩n presentes. 

Quienes les buscan y esperan han levantado la voz exigiendo justicia, han recorrido campos enteros, monta帽as, desiertos y fosas clandestinas. Han realizado b煤squedas en todo el pa铆s y quienes escarban son las madres, los padres, las hijas, las hermanas y hermanos. No es el gobierno, no es el Estado, sino que son las mismas familias las que han trabajado para mitigar el dolor y la tragedia a煤n con el miedo presente. 

Hoy las familias nos demuestran que el horror se combate con la frente en alto y con el coraz贸n en la mano, tanto riendo como llorando. Sintiendo, evitando la indiferencia, atacando la injusticia y encontr谩ndose con otras, otros que viven procesos similares.

Quisi茅ramos que se pusieran ellas [los funcionarios p煤blicos] en nuestro lugar un momento, saber qu茅 pasar铆a con ellos si sus hijos no estuvieran a su lado. Y nosotros no hablamos nada m谩s con la mente, hablamos desde nuestras entra帽as porque nosotros cargamos a nuestros hijos, y as铆 como vivos se los llevaron: 隆Vivos los queremos!

Adem谩s del riesgo que corre el presupuesto para las b煤squedas, los familiares de desaparecidos han denunciado ataques y falta de sensibilidad de los servidores p煤blicos. Debido a la revictimizaci贸n que sistem谩ticamente han padecido por parte de la titular de la CEAV, Mara G贸mez P茅rez, su destituci贸n es parte de las exigencias. Desde que Mara G贸mez entr贸 como comisionada, las buscadoras han recibido comentarios discriminatorios, como prueba de ello est谩 el audio que se filtr贸 en marzo, donde se le escucha decir: 芦Todo el mundo cree que somos la Loter铆a Nacional y que de aqu铆 salen premios禄. La groser铆a e insensibilidad que ha demostrado la titular de la CEAV es alarmante y ha generado una respuesta:

Mara G贸mez est谩 diciendo que para las v铆ctimas del pa铆s la CEAV es una Loter铆a Nacional, que nos ganamos la loter铆a cuando nos hicimos v铆ctimas. Esa es la sensibilidad de esa se帽ora, esa es la violaci贸n a nuestros derechos humanos. Nosotras la invitamos a que vacacione (como lo ha dicho) a nuestro lado, a buscar con pico y pala a nuestros familiares.

Nosotros somos los que realmente hemos buscado y encontrado, porque ninguna autoridad ha encontrado a nuestros hijos. Nos quieren poner tiempos para las b煤squedas, ella dice que no se puede hacer una b煤squeda por m谩s de seis meses. Ah铆 se ve la ignorancia de la se帽ora. No sabe realmente lo que es una b煤squeda. Nosotros le hemos dicho que la invitamos, que se vaya un d铆a, no semanas como nosotros hemos andado, para que vea si realmente encontrar a un familiar se lleva una semana, dos d铆as. Ella dice que estamos abusando de los tiempos. Nosotros tenemos a帽os buscando a nuestros hijos y no los hemos encontrado. 驴Qui茅n nos va a poner los tiempos? Los tiempos son de dios, pero tambi茅n de nosotros, de las madres que no vamos a parar hasta encontrar a nuestros hijos. De aqu铆 no nos vamos a mover hasta que esa se帽ora se vaya de la Comisi贸n, porque es una mujer insensible. No sabe lo que nosotras, las madres, sufrimos.

Como explican en el plant贸n, buscar a un familiar desaparecido implica un trabajo de tiempo completo. No es un evento de un minuto, un d铆a o una semana, implica un sentimiento constante, conlleva aprender y trabajar en cosas nunca antes pensadas. Marcar con tiempos la calidad de v铆ctima de una familia es burocratizar el dolor y negar su calidad y dignidad humana. Nos cuentan que en ocasiones han tenido que decidir entre trabajar o buscar, y que 芦el dinero de la CEAV lo usamos para camiones, hoteles o para gastos cuando nos vamos en b煤squedas [鈥 nosotros vamos a seguir luchando, haya dinero o no haya, nosotros tenemos que estar buscando a nuestros familiares, no vamos a dar marcha atr谩s禄. Al negar las exigencias, el Estado, ha expuesto la vida de los familiares una vez m谩s.

En el campo hemos sido tambi茅n atacados por el mismo crimen organizado, por las propias autoridades estatales, municipales a donde vayamos. Entonces, no nada m谩s ah铆 exponemos nuestra vida, el gobierno nos sigue obligando a exponernos, y aqu铆 estamos en el plant贸n, sin que se levante todav铆a la contingencia. Y no exigimos m谩s, ni nos estamos inventando ni queremos ganar, porque para ganar yo necesito tener a mi hermana. Si ellos dicen que nos van a dar 6 meses de ese apoyo yo se lo multiplico por mil si es que me traen a mi hermana con vida.

Al plant贸n han ido a apoyar de diferentes organizaciones, grupos, colectivos y otras v铆ctimas de violencias, se entiende que es momento de acompa帽ar a las familias. El apoyo no ha venido ni vendr谩 de ninguna instituci贸n gubernamental, han sido las organizaciones civiles, la organizaci贸n desde abajo la que ha brindado acompa帽amiento. Estar, poner el cuerpo y sentir, acompa帽ar y escuchar es la principal petici贸n que hacen las buscadoras a la sociedad en general.

Lo que necesitamos es ser escuchados y atendidos. Y tambi茅n quiero decirle a Mara que le cambio mi boleto de loter铆a y el de todas las mam谩s que estamos aqu铆 por el de ella.

Buscamos familiares de diferentes estados [鈥 nos hemos organizado, y cada una, cada que tenemos una b煤squeda nos invitamos, por eso es que estamos aqu铆 muchos de diferentes estados, porque as铆 nos conocimos, buscando. As铆 que busc谩ndolos, nosotros nos encontramos.

Entre los colectivos que han acompa帽ado el largo caminar de las madres que buscan a sus hijxs, se recalc贸 el apoyo que ha dado la Brigada Humanitaria de Paz Marabunta, grupo que esta semana fue atacado por un noticiero corporativo, difamando su trabajo y labor de acompa帽amiento.

Nosotros como plant贸n les queremos manifestar que apoyamos incondicionalmente a la Brigada Humanitaria Marabunta. Ellos han acompa帽ado a las v铆ctimas de desaparici贸n forzada desde hace muchos a帽os en las b煤squedas. Ellos han hecho lo que la gente capacitada de la fiscal铆a no ha podido hacer. Marabunta nos cuida y ahora nos toca tambi茅n cuidarlos y defenderlos.

En las distintas visitas que hemos hecho al plant贸n, las madres nos han compartido la importancia que tiene para ellas el acompa帽amiento y la solidaridad con su lucha y su b煤squeda. 

Nunca, a nadie le pedir铆a que estuviera en mis zapatos, porque este dolor que yo siento no se lo desear铆a a nadie. Simplemente les pedir铆a mucho a la sociedad, a toda la gente, que nos comprenda, [鈥 un familiar no se sustituye ni con el tesoro m谩s grande del mundo. Este dolor no lo puedo ni explicar y tampoco les puedo decir 芦ojal谩 lo sientan禄, no. Nunca quisiera que alguien estuviera pasando por lo que pasamos, simplemente que nos comprendan, que nos tengan paciencia, necesitamos mucho apoyo y no hablo, en verdad que no hablo de lo material y los recursos, yo necesito alguien que me abrace, alguien que me diga 芦la vas a encontrar, va a regresar a casa禄, yo necesito esa mano que me sostenga cuando caigo y me quiero dar por vencida, yo los necesito a ustedes para yo poder seguir buscando. Eso es lo que yo quiero de mi gente, de mi pueblo, de todos mis amigos, [鈥 cuando me vean ca铆da, me ayuden a levantar y a seguir mi camino, que cuando yo ya no exista en este mundo, ellos busquen por m铆, si yo no la llego a encontrar a mi hermana, lo 煤nico que me doler铆a es que nadie la buscara.

Los desaparecidos nos faltan a todos.

Vivas se las llevaron, vivas las queremos.

Vivos se los llevaron, vivos los queremos.

Vivxs se lxs llevaron, vivos les queremos.

Las y los desaparecidxs nos faltan a todxs.

LES VAMOS A ENCONTRAR

Puedes leer el comunicado completo del plant贸n de Familiares de Desaparecidas y Desaparecidos Nacional en este enlace.




Fuente: Subversiones.org