March 28, 2021
De parte de Briega
333 puntos de vista


Nos llueven los e贸licos

En los 煤ltimos a帽os, y sobre todo en los 煤ltimos meses, estamos conociendo
proyectos de empresas privadas que vienen a enriquecerse ocupando nuestras tierras.
Pretenden llenar los cordales de muchos valles con molinos para producir electricidad:
cuantos m谩s, mejor para su inter茅s. Estos proyectos se est谩n multiplicando en gran parte de la Cantabria rural, exceptuando las zonas que se consideran de gran inter茅s tur铆stico. Nuestros valles podr铆an convertirse en generadores de energ铆a que se transportar谩 a otros lugares que se quieren preservar, a costa de arruinar la vida de quienes aqu铆 vivimos. Mientras las empresas est谩n ya reparti茅ndose el territorio, l@s vecin@s de estas zonas no estamos recibiendo informaci贸n sobre estos proyectos y c贸mo nos afectar谩n, por lo que nos quitan la posibilidad de opinar sobre el uso de nuestro territorio.

驴En qu茅 consiste?

Implantaci贸n de enormes aerogeneradores de entre 120 y 200 m de altura 鈥搇os edificios
m谩s altos de Cantabria, las torres de Carabaza, miden 52 m-, cimentaciones, subestaciones el茅ctricas y l铆neas de alta tensi贸n para evacuar la energ铆a y grandes pistas de rodadura para llevar todas las piezas a las cumbres. Esto convertir谩 el monte en un pol铆gono industrial y concentrar谩 la producci贸n energ茅tica en las zonas rurales.

驴Energ铆a para qui茅n?

En el estado espa帽ol se produce m谩s del doble de la energ铆a el茅ctrica que se consume, lo que supone que estos proyectos no est谩n pensados para conseguir una soberan铆a energ茅tica, sino que gran parte de la electricidad producida en estas instalaciones se exportar谩 a otros territorios con m谩s restricciones a la hora de instalar estas industrias, por la fuerte oposici贸n social frente a estas megaestructuras tan destructivas.

驴Y para nosotr@s?

Consecuencias permanentes para la salud, la calidad de vida y la econom铆a de las zonas
afectadas:
 

– para la salud: exposici贸n a ruidos y vibraciones constantes, infrasonidos y ultrasonidos, r谩fagas de luz, cercan铆a de l铆neas de alta tensi贸n, que afectan tanto a la poblaci贸n de la zona como a los animales

– para el h谩bitat: afectaci贸n de los cursos de agua de fuentes y manantiales; ocupaci贸n del territorio de manera permanente (accesos, cimentaciones, plataformas de montaje, subestaciones y l铆neas de evacuaci贸n); movimientos de tierra para preparar caminos
y pistas por donde circular谩n camiones de gran tonelaje; p茅rdida de biodiversidad y destrucci贸n del h谩bitat de muchas especies de fauna y flora aut贸ctonas.

– socioecon贸micas: impacto visual que acabar铆a con la imagen de Cantabria como patrimonio natural; p茅rdida de valor de terrenos y viviendas (entre un 30 y un 50%
de depreciaci贸n); p茅rdida del valor tur铆stico del entorno y todos los negocios asociados a
esta actividad (bares, restaurantes, hoteles y casas rurales) y despoblaci贸n (comprobada
ya en otros territorios donde se han instalado estos pol铆gonos) que supone no solo p茅rdida
de vida sino de servicios como el transporte p煤blico, los centros de salud y educativos.

Supuestos beneficios locales

La generaci贸n de empleo solo dura unos pocos meses durante la construcci贸n. Despu茅s, el mantenimiento de estas instalaciones se cubre con una plantilla m铆nima (2 personas). Los ingresos locales municipales procedentes de las e贸licas son inseguros en el tiempo, tienen m煤ltiples exenciones fiscales y est谩n generando numerosos problemas legales a los municipios afectados. Ninguna compa帽铆a el茅ctrica asegura que vaya a pagar la luz de un municipio por contar con estas instalaciones en su territorio.

En Europa, tras 20 a帽os de masiva implantaci贸n de enormes infraestructuras e贸licas cerca de las viviendas -en Dinamarca, Francia, B茅lgica, Holanda…- se conocen ya los graves efectos que provoca en la salud y calidad de vida de las personas que habitan esas zonas.
La energ铆a e贸lica no es, de por s铆, ecol贸gica, sostenible y limpia: antes hay que valorar qu茅
necesidades va a cubrir, d贸nde es m谩s l贸gico ubicarla y cu谩les son sus consecuencias para el
entorno donde se instala. No podemos dejar este asunto en manos de las empresas, que solo buscan su m谩ximo beneficio sin importarles cu谩l es el precio para el territorio y las personas que aqu铆 habitamos.

驴D贸nde?

Seg煤n los datos proporcionados por la Consejer铆a de Industria y el Ministerio para la Transici贸n Ecol贸gica, en Cantabria se han solicitado 36 centrales e贸licas, con una potencia total de 1.595,295 Mw. Estos proyectos afectan principalmente las comarcas de Campoo-Los Valles, Valles Pasiegos y diferentes zonas del Oriente de Cantabria. No es un caso aislado, ya que en toda la pen铆nsula -y especialmente en el Norte- se est谩n solicitando estos proyectos e贸licos, aprovechando las subvenciones europeas y estatales.

驴Qu茅 puedo hacer?

Lo primero que puedes hacer es informarte y hablar del tema en casa, en el trabajo, con tus
vecin@s. Organiza charlas, pega carteles, reparte este panfleto. Tambi茅n puedes presentar alegaciones a los proyectos, recoger firmas, instar a tu ayuntamiento a que apruebe una moci贸n en contra… tenemos que impedir que nuestras administraciones den permisos a ninguna obra relacionada con los e贸licos.

En diversas zonas de Cantabria nos estamos organizando para oponernos a estos proyectos. Somos gente de a pie, no tenemos ninguna relaci贸n con partidos pol铆ticos, ni queremos ser instrumentalizad@s para campa帽as electorales y luchas partidistas. S贸lo queremos defender nuestros valles de esta amenaza que pone en peligro nuestra econom铆a, nuestra forma de vida, nuestra salud y nuestro bienestar.

Si quieres m谩s informaci贸n, escribenos a quenosanchoquesongigantes@gmail.com




Fuente: Briega.org