November 16, 2020
De parte de Indymedia Argentina
1,828 puntos de vista

Necesitamos ubicarnos en una posici贸n progresiva frente al debate sobre la necesidad de gravar a las grandes fortunas.

Por Marabunta 鈥 Corriente Social y Pol铆tica.

Luego de posponer la presentaci贸n de un impuesto a las grandes fortunas durante m谩s de 6 meses; de rechazar junto a Cambiemos un proyecto que conten铆a una perspectiva mucho m谩s integral respecto a qui茅nes son las grandes fortunas a gravar, como lo era el proyecto presentado por el FIT-U; luego de tantas idas y vueltas de cara a su efectiva presentaci贸n y en medio de un escandaloso ajuste sobre la clase trabajadora reflejado en los recortes sobre 谩reas esenciales en el Presupuesto 2021 y en los ajustes que recaen sobre les jubilades, les trabajadores formales a la espera de la reapertura de paritarias cerradas a la baja y los sectores populares que sobrevivimos en la informalidad, finalmente el Gobierno Nacional anuncia la presentaci贸n de un proyecto que, lejos de significar un impuesto a las grandes fortunas, impulsar谩 un 鈥淎porte solidario y extraordinario鈥 (por 煤nica vez) cuyos alcances son tan limitados como pol茅micos los usos destinados a los fondos recaudados.

Desde Marabunta 鈥 Corriente Social y Pol铆tica, tenemos enormes diferencias con el proyecto presentado por el oficialismo y que ser谩 votado el pr贸ximo martes en el Congreso, al tiempo que caracterizamos que aquel presentado por el FIT-U (y rechazado por las expresiones patronales en el Congreso) resultaba mucho m谩s progresivo. Sin embargo, entendemos que oponernos a que los 10 mil mayores patrimonios del pa铆s deban pagar este tributo constituir铆a una derrota a煤n mayor para los sectores populares y el conjunto de la clase trabajadora, quienes debemos luchar con m谩s fuerza que nunca para que la crisis comiencen a pagarla sus responsables. Por tanto, queremos dejar clara nuestra caracterizaci贸n sobre lo que representa este debate en un contexto de ajuste y de condescendencia oficial sobre el FMI sin dejar de mencionar los desaf铆os que se nos abren en adelante.

Un aporte extraordinario al fracking y a fracciones de la burgues铆a

Basta una r谩pida lectura del proyecto presentado por el Ejecutivo Nacional para que afloren las diferencias respecto a varios de sus componentes. Un proyecto que prev茅 el cobro de una tasa de apenas el 2% a los patrimonios de las personas f铆sicas que hayan declarado hasta la fecha de la promulgaci贸n de la ley m谩s de 200 millones de pesos, alcanzando a unas 10 mil personas.

Por un lado, se帽alamos el problema de su alcance, ya que esas tan s贸lo 10 mil personas pagar铆an por 煤nica vez un tributo extraordinario para paliar algo de la crisis en la que est谩 sumergido el pa铆s. No se trata de revisar la injusticia impositiva plagada de impuestos regresivos que caen sobre la clase trabajadora mientras el gran Capital pr谩cticamente permanece sin estar gravado. Nada por el estilo.

Por otro lado, su destino. El proyecto contempla que el 鈥渁porte鈥 ser铆a destinado en un 25% para la explotaci贸n del gas, principalmente en Vaca Muerta y profundizando el proceso extractivista del fracking (explotaci贸n hidr谩ulica); en un 20% a las Pymes; un 20% a equipamiento e insumos para la emergencia sanitaria; un 15% a programas para el desarrollo de los barrios populares; y un 20% a becas Progresar. Es decir que un 45% o m谩s de lo recaudado ser谩 destinado a la reactivaci贸n de empresas y a fortalecer el saqueo extractivista de los territorios. Saqueo que, incluso, ha sido beneficiado tambi茅n por quitas de retenciones, como es el caso de la miner铆a. Por el otro lado, se da en el marco de un sistema de salud con innumerables problemas cuyas consecuencias recaen sobre las grandes mayor铆as de la clase trabajadora, al que se le destina apenas una parte. Ni hablar del destino de fondos a los barrios populares cuando en medio de una crisis habitacional innegable no s贸lo se reprime a quienes luchan por conquistar el derecho a la tierra y la vivienda sino que el presupuesto del Ministerio de Desarrollo Territorial y H谩bitat es subejecutado (45%). B谩sicamente el gobierno propone un aporte de las grandes fortunas para subsidiar a fortunas m谩s peque帽as y profundizar el fracking, distribuyendo migajas entre quienes se descargan los efectos m谩s desesperantes de la crisis.

Por 煤ltimo, emerge la relevancia del contexto en que es finalmente impulsado el debate en el Congreso por parte del oficialismo: adem谩s de darse tras haber atravesado ya siete meses de pandemia (cuando bien se hubieran requerido esos recursos desde el inicio para fortalecer el sistema de salud y al sector de trabajadorxs esenciales, que vienen reclamando mejoras salariales) ocurre en medio de la llegada del FMI a nuestro pa铆s frente a quienes el gobierno no ha ahorrado gestos de condescendencia al calor del dise帽o de pol铆ticas de ajuste sobre les jubilades, quienes sobrevivimos con nuestro trabajo en medio de la informalidad y quienes lo hacemos con paritarias a la baja. Recordemos que esta nueva visita del FMI se enmarca en un inminente Acuerdo de Facilidades Extendidas con el organismo, que implicar谩 la extensi贸n en el tiempo de su tutela sobre nuestra soberan铆a. Como sostenemos desde el espacio de la Autoconvocatoria por la Suspensi贸n del Pago e Investigaci贸n de la Deuda: 鈥淟os acuerdos de este tipo implican una supervisi贸n permanente de la pol铆tica econ贸mica de parte del FMI. La presi贸n por obtener d贸lares para el pago de la deuda, es presi贸n en pos de la expansi贸n extractivista y la devastaci贸n ecol贸gica. Con un nuevo acuerdo, el gobierno est谩 reconociendo plenamente una deuda contra铆da de manera ileg铆tima y fraudulenta con el FMI por parte de la administraci贸n de Mauricio Macri, destinada a financiar una gigantesca fuga de capitales鈥. Esta deuda, adem谩s, se suma a la larga historia de endeudamiento del pa铆s, que ha funcionado como un mecanismo de subordinaci贸n local a los intereses del gran capital financiero internacional.

En oposici贸n a todo ello, el proyecto de ley de impuesto a las grandes fortunas propuesto por el FIT-U resultaba superador con creces, ya que alcanzaba no s贸lo a esas grandes fortunas sino tambi茅n al sector financiero y la banca especuladora, quienes hist贸ricamente han salido airosos de todas las crisis. Adem谩s jerarquizaba el destino de dicha recaudaci贸n a satisfacer necesidades concretas de la poblaci贸n en general: viviendas populares, salud, educaci贸n y trabajo genuino. Este proyecto superador fue directamente cajoneado por el oficialismo y la oposici贸n patronal. Quienes hoy se rasgan las vestiduras por la abstenci贸n no tuvieron mayores inconvenientes de cerrar filas ayer con Cambiemos para liquidar el proyecto presentado por la Izquierda. Claramente las necesidades populares no eran una prioridad, de la misma manera que, bajo recetas estrictamente ortodoxas serrucharon de nuevo las jubilaciones y liquidaron el IFE 4 para paliar el d茅ficit fiscal. El ajuste, que ven铆a por abajo, asume su contracara de aporte a los m谩s potentados y ni siquiera a todes elles.

Una decisi贸n t谩ctica

A煤n a pesar de todo lo expuesto, este proyecto de ley cuenta con el apoyo de grandes porciones de la poblaci贸n y gener贸 un consenso mayoritario respecto a que debe ser sancionado. Desde la perspectiva de la clase trabajadora esto puede ser asumido como un piso sobre el cual empujar hacia una perspectiva m谩s progresiva del sistema tributario argentino, un sistema sumamente regresivo en la actualidad y que nunca en la historia toc贸 los intereses de estos grupos m谩s que privilegiados. Sabemos que la iniciativa oficial no apunta a ello sino que m谩s bien se trata de que forcemos este curso desde los sectores de izquierda, pero comprendemos a la vez que en la conciencia mayoritaria arrancarle una porci贸n de las riquezas a quienes m谩s se benefician de nuestra explotaci贸n constituir谩 sin lugar a dudas un avance.

Es en este sentido que se abre un debate entre las organizaciones y corrientes de izquierda. El peso del voto ejercido (hay 2 diputades de izquierda en el Congreso) lleva al debate a un terreno estrictamente simb贸lico. Concordando con el FIT-U en la necesidad de denunciar no s贸lo las ostensibles limitaciones del proyecto y el destino de lo recaudado sino tambi茅n el contexto en que se presenta el mismo de fuerte ajuste a les jubilades y trabajadores as铆 como de concesiones bochornosas al FMI; as铆 como acordamos con todos los fundamentos vertidos por el Frente de Izquierda-Unidad para la presentaci贸n de un proyecto diferenciado, entendemos tambi茅n que la abstenci贸n no ser谩 le铆da sino como un rechazo a gravar las grandes fortunas. Esto implica que lo que deber铆a ser lo central, a saber, el contenido (los fundamentos de la cr铆tica) terminar谩 perdi茅ndose en la forma (la abstenci贸n), generando un distanciamiento peligroso del sentido com煤n popular y de las aspiraciones de la clase trabajadora de arrancarle al menos un pedazo a las grandes riquezas construidas en base a su hist贸rica explotaci贸n.

La abstenci贸n entonces nos pone a las organizaciones a debatir defensivamente las justificaciones de la misma en vez de seguir construyendo las condiciones de una ofensiva que pueda repeler el ajuste en ciernes. Es por tanto una consideraci贸n t谩ctica, no de principios. Se trata de poder construir una mayor escucha entre las grandes mayor铆as a las escasas voces de izquierda en el Parlamento, generando las m谩ximas condiciones posibles en el marco de un proyecto que, con todas las cr铆ticas que podemos hacerle, no resulta regresivo como podr铆a ser gravar como 鈥済anancias鈥 el salario obrero.

Votar positivamente el proyecto no s贸lo no inhabilita la denuncia y la cr铆tica sino que genera mejores bases de escucha en la clase para una mejor disputa sobre los fundamentos de la cr铆tica. Por tanto es preciso votar a favor de la sanci贸n de este proyecto de ley, sin dejar de denunciarlo y desenmascararlo. Al mismo tiempo que debemos darnos a la tarea de continuar construyendo condiciones entre les trabajadores para emprender una ofensiva que nos permita enfrentar el ajuste perpetrado desde el gobierno nacional y que intentan maquillar con alguna que otra medida simb贸licamente progresiva mientras se profundiza el saqueo sobre nuestros territorios y sobre las condiciones de vida de las mayor铆as. No se trata de claudicar en nuestros principios sino de fortalecer las condiciones de lucha de nuestra clase que se encuentra dando enormes batallas en todos los aspectos de la vida.




Fuente: Argentina.indymedia.org