March 21, 2023
De parte de CNT C贸rdoba
1,983 puntos de vista

Para intentar comprender la situaci贸n actual de la sanidad p煤blica andaluza debemos hacer un poco de historia. Las privatizaciones tienen un largo recorrido que empieza a finales del siglo XX.

La Ley General de Sanidad no permit铆a la gesti贸n por parte de empresas privadas de los recursos p煤blicos sanitarios o sociosanitarios. Por esa raz贸n, en 1997, PSOE, PP, PNV, CC y CiU aprobaron la Ley 15/97 de 鈥淣uevas formas de Gesti贸n en el Sistema Nacional de Salud鈥. A partir de su entrada en vigor, se sucedi贸 la apertura de centros sanitarios gestionados por empresas privadas mediante concesiones por d茅cadas. Paralelamente, se fueron desmontando los centros p煤blicos de 鈥済esti贸n directa鈥 y consecuentemente detrayendo dinero de la gesti贸n directa, para pagar los c谩nones de estas empresas privadas. A ello se a帽adi贸 la proliferaci贸n de empresas privadas para prestar servicios dentro de nuestros Centros (Limpieza, Transporte Sanitario, Mantenimiento, etc.), as铆 como la instauraci贸n de las Unidades de Gesti贸n Cl铆nica.

Paralelamente, mediante el art铆culo 90 de la Ley General de Sanidad, se permiti贸, mediante los 鈥渃onciertos鈥, la parasitaci贸n del sistema p煤blico. Ideado para que los hospitales privados 鈥渃omplementaran鈥 a los p煤blicos excepcionalmente, ha sido la estratagema para dirigir el dinero p煤blico a los bolsillos privados, mientras los centros p煤blicos manten铆an infrautilizadas alta tecnolog铆a sanitaria, camas, quir贸fanos, etc.

Los partidos que integran el actual gobierno han rechazado hace pocos meses una ILP para revertir la privatizaci贸n sanitaria. El poder del lobby sanitario privado y su capacidad para conseguir medidas pol铆ticas que les favorezcan es inmenso. Vista su capacidad para comprar voluntades en todo el espectro pol铆tico, no tiene sentido esperar que la clase pol铆tica vaya a poder (y ni siquiera intentar) cambiar el rumbo de privatizaciones que d铆a a d铆a se suceden.

En Andaluc铆a, es ahora la atenci贸n primaria la que cae bajos las garras del negocio sanitario. Ante el colapso de la sanidad p煤blica andaluza, creado por los propios gobiernos que se han ido sucediendo, la soluci贸n que adopta el PP es la de introducir a las cl铆nicas privadas en la atenci贸n primaria.

Y se seguir谩n produciendo privatizaciones hasta que la sanidad p煤blica quede s贸lo como beneficencia. Si contin煤a la coexistencia de un servicio privado, subvencionado, y de uno p煤blico, infrafinanciado, 茅ste se reducir谩 a un servicio para pobres. S贸lo la supresi贸n de esos conciertos permitir铆a dedicar ese dinero a la reapertura de las camas y servicios que han sido cerrados en los 煤ltimos a帽os y al aumento de plantillas sin tener en cuenta la tasa de reposici贸n. La atenci贸n primaria debe de ser no solo reforzada, sino que tiene que recuperar las actuaciones contra los productores de enfermedad, primando siempre el principio de precauci贸n. Se debe de dedicar a ella, como m铆nimo, el 25 % del presupuesto sanitario de cada territorio, incluyendo atenci贸n integral a la reproducci贸n y a la sexualidad, as铆 como atenci贸n odontol贸gica y gerontol贸gica.

Hay responsables: pol铆ticos que aprobaron la Ley 15/97 o la est谩n manteniendo, sindicatos domesticados que no han defendido el inter茅s general, empresas y fondos de capital riesgo que se han estado lucrando con estas privatizaciones, jueces que no han visto ning煤n problema en las leyes que desmontaban la sanidad,鈥.y la gran mayor铆a de la poblaci贸n que se mantuvo en silencio mientras todo esto ocurr铆a pensando que no le afectaba.

Ahora ya no queremos promesas de blindaje en la Constituci贸n, ni comisiones parlamentarias, ni libros blancos para 鈥渞econstruir la sanidad鈥濃.elaborados por los mismos que nos han llevado a esta situaci贸n. Este es un problema de todos y todas. Es el momento, y la responsabilidad es nuestra. Estamos obligados a salir a la calle. No un d铆a, ni dos, sino todos aquellos que sean necesarios para obligarles a blindar la sanidad, revertir lo privatizado, expulsar al 谩nimo de lucro de la atenci贸n sanitaria, establecer un sistema digno de cuidado de nuestros mayores. Para centrar el sistema en la prevenci贸n, y en la actuaci贸n contra los productores de enfermedad, es decir, para prevenir lo que no sabemos curar. Para que nuestro dinero se dedique a garantizar el inter茅s general y no a incrementar los beneficios de las empresas sanitarias.

Por todas estas razones, la CNT de Andaluc铆a-Murcia apoya las movilizaciones convocadas en las distintas provincias el pr贸ximo 25 de marzo. Pero sabiendo, no obstante, que es necesario seguir trabajando entre todas para obligar a la clase pol铆tica a defender los derechos de todas las personas y no los de los accionistas del negocio de la salud.

Por una sanidad p煤blica, universal, y con gesti贸n democr谩tica:

  1. Derogaci贸n de la ley 15/97 y del art铆culo 90 de la Ley General de Sanidad.
    • Rescate de todo lo privatizado.
    • Atenci贸n primaria centrada en la salud colectiva.
    • Supresi贸n de redes paralelas.
    • Incompatibilidad p煤blico-privada.
    • Fuera las empresas de la sanidad.
  2. Por una industria sanitaria y farmac茅utica p煤blica.
  3. Sanidad para todas, independientemente de la situaci贸n administrativa.
  4. Cuidados de nuestros mayores con dignidad
  5. Por un sistema sanitario centrado en los determinantes sociales de la salud y la enfermedad.



Fuente: Cordoba.cnt.es