March 12, 2021
De parte de Nodo50
260 puntos de vista


Esta semana se cumple una d茅cada desde que empez贸 la guerra en Siria. La dura represi贸n que el r茅gimen de Bashar al-Asaad lanz贸 en 2011 contra los manifestantes, que salieron a la calles a tumbar el gobierno alentados por los ciclos de protesta en T煤nez y Egipto, fue uno de los factores clave en el deterioro de la situaci贸n en el pa铆s, en el que m谩s tarde aparecieron milicias extremistas. Mientras tanto, en Oriente Medio y en el Norte de 脕frica se evidencia la desigualdad en el mundo y la marginalizaci贸n de las sociedades menos ricas, puesto que varios pa铆ses de la regi贸n no han empezado ning煤n proceso de vacunaci贸n mientras otros vuelven paulatinamente a la normalidad.

En Iraq, el papa Francisco exigi贸 a las autoridades que garanticen los plenos derechos de los ciudadanos de la comunidad cristiana, a los que pidi贸 que vuelvan del exilio para repoblar ciudades como Mosul. En T煤nez, la ruta migratoria m谩s mort铆fera del mundo sigue quitando la vida a personas que tratan de llegar a la isla italiana de Lampedusa. Esta semana, hay que lamentar al menos 39 muertes m谩s.

Diez a帽os desde que empez贸 la guerra en Siria

Este mes de marzo se cumplen 10 a帽os desde que ciudadanos en varias ciudades sirias, impulsados por el empuje de las revueltas 谩rabes en pa铆ses como T煤nez o Egipto, se lanzaron a las calles a exigir el fin del r茅gimen del presidente Bashar al-Asaad y de su familia.

En aquel 2011, el gobierno opt贸 en seguida por una represi贸n implacable y militar contra los manifestantes. Durante los primeros seis meses de protestas, las fuerzas del r茅gimen asesinaron a m谩s de 3100 personas. Poco despu茅s, entraron en juego milicias extremistas como Ahrar al Sham (rama de Al Qaeda en Siria) y Estado Isl谩mico. La situaci贸n se deterior贸 hasta convertirse en un conflicto armado con varios frentes.

Medio mill贸n de personas han muerto por la guerra, la mitad de la poblaci贸n del pa铆s se ha ido de Siria y otros seis millones han tenido que dejar sus casas para buscar refugio en otras partes del estado

Una d茅cada despu茅s, y 21 a帽os m谩s tarde que al-Asaad heredara el poder que su padre ostentaba desde 1970, Siria es un pa铆s con el alma destrozada mientras el r茅gimen sigue ah铆. Medio mill贸n de personas han muerto por la guerra, la mitad de la poblaci贸n del pa铆s se ha ido de Siria y otros seis millones han tenido que dejar sus casas para buscar refugio en otras partes del estado. Siria, adem谩s, atraviesa una grave crisis econ贸mica despu茅s de que su moneda local haya perdido buena parte de su valor. Esto ha ocurrido, en parte, como consecuencia del desplome financiero de L铆bano, pero antes de eso la guerra y las sanciones ya hab铆an reducido el PIB del pa铆s a s贸lo un tercio con respecto el del 2010.

En las fuerzas del r茅gimen predominan personas de confesi贸n alauita, una rama del islam chi铆 a la que pertenecen tanto al-Asaad como buena parte de los dirigentes del r茅gimen. Este hecho deteriora la relaci贸n entre la poblaci贸n de esta comunidad minoritaria y la mayoritaria musulmana sunn铆, que atribuye por asociaci贸n los cr铆menes del ej茅rcito a los de todo un grupo. Se calcula que unos 80.000 sirios habr铆an muerto en las c谩rceles del r茅gimen. Por su parte, la comunidad alau铆 habr铆a perdido un 10% de su poblaci贸n, y se cree que toda familia alau铆 habr铆a perdido al menos a un miembro de su familia.

Para al-Asaad, ganar el control de las 煤ltimas zonas rebeldes, como Idlib, en el noroeste del pa铆s, ser谩 certificar una victoria p铆rrica. Este 2021, las autoridades sirias prev茅n organizar unas elecciones supuestamente libres. Seg煤n la oposici贸n, ser谩n una herramienta para legitimar el dominio de al-Asaad, que podr铆a perpetuarse siete a帽os m谩s. Mientras tanto, millones de refugiados que malviven en el exilio no contemplan un regreso mientras el actual r茅gimen controle Siria.


Mil a帽os de Guerra Santa en Siria

El 15 de marzo de 2011 empez贸 la guerra en Siria, un conflicto que no parece tener fin. El autor, periodista sirio refugiado en Madrid, indaga en las causas de la contienda, desde sus ra铆ces hist贸ricas hasta sus laberintos presentes. 

Oriente Medio, marginado por el proceso de vacunaci贸n global

El mundo es cada vez m谩s desigual y el proceso de vacunaci贸n es una muestra m谩s de ello. Seg煤n la Organizaci贸n Mundial de la Salud, el 80% de las vacunas que se han distribuido en todo el planeta han llegado 煤nicamente a un total de 10 pa铆ses. Si centramos el foco en Oriente Medio y en el Norte de 脕frica, el 鈥渁partheid sanitario鈥 es a煤n m谩s pronunciado.

En Israel, donde se preparan para volver a permitir las reuniones en espacios cerrados, se ha vacunado ya al 60% de la poblaci贸n. Si dejamos aparte esta reveladora excepci贸n, en la regi贸n que va desde Marruecos hasta Afganist谩n solo se ha vacunado al 1% de la ciudadan铆a.

En la regi贸n que va desde Marruecos hasta Afganist谩n solo se ha vacunado al 1% de la ciudadan铆a. Pa铆ses de la zona como T煤nez, Sud谩n, Iraq, Libia, Yemen o Siria a煤n no han empezado con el proceso de vacunaci贸n

Pa铆ses de la zona como T煤nez, Sud谩n, Iraq, Libia, Yemen o Siria a煤n no han empezado con el proceso de vacunaci贸n. En Egipto, el gobierno ha anunciado que se vender谩n dosis de vacuna a un coste equivalente a unos 11 euros, lo que podr铆a impedir que buena parte de la ciudadan铆a, que ya atraviesa dificultades econ贸micas, sea capaz de invertir en la vacuna. Las autoridades de otros pa铆ses, como en Iraq o T煤nez, han recibido vacunas por parte de China como donaci贸n. En Yemen, donde hay menos de 10 m茅dicos por cada 10.000 personas despu茅s de cinco a帽os en guerra, avanzar en la vacunaci贸n tambi茅n se antoja complicado.

Descontando a Jerusal茅n Este, en los territorios palestinos ocupados (Cisjordania y la Franja de Gaza) han recibido hasta ahora 32.000 dosis para una poblaci贸n total de m谩s de 5 millones de personas. Israel, que se comprometi贸 a donar 5.000 vacunas a las autoridades palestinas, ha donado hasta ahora s贸lo 2.000, mientras que los Emiratos 脕rabes Unidos han mandado 20.000 vacunas a la Franja de Gaza. El Banco Mundial ha hecho una t铆mida presi贸n a las autoridades israel铆es para que donen m谩s dosis a los palestinos, pero los dirigentes en Tel Aviv no parecen dispuestos a socorrer de forma significativa a la poblaci贸n ocupada mientras el 煤ltimo israel铆 no haya recibido la segunda vacuna.

El papa Francisco llama en Iraq a la convivencia y al retorno de los cristianos

El papa Francisco visit贸 Iraq del 5 al 8 de marzo en una visita hist贸rica que ten铆a por objetivo arropar a la menguante comunidad cristiana del pa铆s. Desde la invasi贸n de los Estados Unidos de 2003 鈥攜 pasando por la dura guerra contra Estado Isl谩mico鈥 hasta hoy, los miembros de esta confesi贸n religiosa han pasado de representar un mill贸n y medio de adeptos en el pa铆s a ser menos de 250.000.

Francisco protagoniz贸 momentos cargados de simbolismo al visitar iglesias y catedrales destrozadas por los yihadistas en ciudades como Bagdad y Mosul, algunas de ellas escenario de crueles matanzas. Desde esa potente fotograf铆a, el pont铆fice rindi贸 homenaje a las v铆ctimas y emiti贸 un mensaje de convivencia entre cristianos y musulmanes. Esa misma idea trataba de impulsar el esperado encuentro que le uni贸 con Ali al-Sistani, admirado l铆der religioso entre los musulmanes chiitas en Iraq, que representan dos tercios de la poblaci贸n del pa铆s. Muchos cristianos esperan que esta reuni贸n contribuya a erradicar la intimidaci贸n que sufren a manos de las milicias chiitas, que se hacen fuertes en parte del territorio.

Desde la invasi贸n de los Estados Unidos de 2003 鈥攜 pasando por la dura guerra contra Estado Isl谩mico鈥 hasta hoy, los cristianos han pasado de ser un mill贸n y medio a menos de 250.000

Francisco record贸 repetidas veces a las autoridades iraqu铆es 鈥攄onde predominan los dirigentes chiitas 鈥攓ue los ciudadanos cristianos merecen los mismos derechos y oportunidades que los de otras confesiones. Despu茅s de eso, en el tercer d铆a de su visita en Iraq, el papa se dirigi贸 a la propia comunidad cristiana. En Mosul, ciudad dominada por Estado Isl谩mico desde 2014 hasta 2017, el pont铆fice pidi贸 a los cristianos que volviesen del exilio para reconstruir sus vidas. Pronunci贸 su discurso al lado del reverendo Raed Kallo, el 煤nico sacerdote de la ciudad. Kallo, que ante la llegada de Estado Isl谩mico abandon贸 la ciudad junto con las 500 familias que conformaban su parroquia cristiana, regres贸 en 2017, cuando lograron liberar la ciudad de los extremistas. Pero cuatro a帽os m谩s tarde, s贸lo 70 de esas familias han regresado a Mosul. 鈥淣uestros hermanos musulmanes me recibieron con hospitalidad y amor鈥, dijo el sacerdote en un emotivo discurso. Y concluy贸: 鈥淗oy vivo entre dos millones de musulmanes que me llaman Padre Raed鈥.

No cesan las muertes en la ruta migratoria m谩s mort铆fera del mundo

Al menos 39 personas migrantes perdieron la vida tras el naufragio esta semana de dos botes enfrente de las costas de Sfax, la segunda mayor ciudad de T煤nez. El siniestro, en el que murieron nueve mujeres y cuatro menores, supone la mayor tragedia migratoria del a帽o en esta ruta.

Medios locales afirman que otras 165 personas de diferentes nacionalidades han sido rescatadas por los guardacostas. El itinerario entre T煤nez y la isla italiana de Lampedusa, a 200 kil贸metros de distancia, se ha convertido en la ruta migratoria m谩s mort铆fera del mundo, practicada no solo por ciudadanos tunecinos sino tambi茅n por personas llegadas desde otros puntos del continente africano. La crisis pol铆tica, social y econ贸mica que atraviesa T煤nez, sin respuestas para encontrar un futuro a buena parte de su juventud, han contribuido a que los intentos migratorios a trav茅s del Mediterr谩neo se multipliquen recientemente. Entre enero y septiembre de 2020, casi 10.000 tunecinos intentaron llegar a Europa a trav茅s del mar.




Fuente: Elsaltodiario.com