November 5, 2020
De parte de La Haine
144 puntos de vista


En la Rep煤blica Dominicana, la semi paralizaci贸n de la econom铆a, el desplome de los ingresos fiscales y el alto d茅ficit presupuestario a consecuencia de la COVID 19, no solo ha agravado todas las vertientes de la multi-crisis que afecta al pa铆s en el contexto de la crisis global del capitalismo imperialista, sino que su manipulaci贸n desde la altas esferas del poder transnacional y local, evidentemente responde al inter茅s de entronizar una nueva fase de la recolonizaci贸n imperialista y una nueva ola de la privatizaci贸n del Estado, la econom铆a y la pol铆tica.

El esfuerzo en esa direcci贸n presenta hechos sumamente elocuentes en el contexto de un nuevo gobierno conformado por un partido, que como el Revolucionario Moderno (PRM), est谩 actualmente bajo la direcci贸n de empresarios metidos a pol铆ticos y de pol铆ticos convertidos en empresarios, todos bajo la tutela del poder imperialista estadounidense y europeo-occidental; condicionados, adem谩s, por un alto grado de financiaci贸n electoral procedente de los grupos capitalistas m谩s poderosos del pa铆s, que incluso impusieron su representaci贸n directa en el nuevo gobierno

El 鈥渄isco duro鈥 del Poder Ejecutivo y del Gabinete, que a su vez domina pol铆ticamente el Poder legislativo, est谩 integrado por multimillonarios y tecn贸cratas a su servicio, que impulsan febrilmente la venta de los activos del Estado y las llamadas Alianzas P煤blico-Privadas (APP), para completar la privatizaci贸n neoliberal del patrimonio p煤blico y natural de la Naci贸n iniciada al final del siglo pasado. Esto, acompa帽ado de una agresiva y riesgosa l铆nea de endeudamiento externo e interno, en el marco de la m谩s absoluta dependencia y de los condicionantes impuestos por EE.UU, FMI, BID y Banco Mundial (BM).

El enorme d茅ficit presupuestario del 2021 va a ser cubierto fundamentalmente por pr茅stamos internacionales y locales, y por pagos adelantados de impuestos a cargo de la banca comercial privada y de la corporaci贸n minera, reina del saqueo del oro en todo el planeta, la tristemente famosa Barrick Gold.

 Con ese decisi贸n a la Barrick se le facilitan sus pretensiones de expandirse a una zona de alto riesgo para las fuentes de agua de la Capital y parte del Este del pa铆s, mientras hegemoniza el conjunto de corporaciones mineras que procuran similares permisos de explotaci贸n de oro y otros minerales valiosos, sin reparar en da帽os ambientales con impactos parecidos (Gold Quest, Uni Gold, Falcondo…)

Por esa v铆a y con esos niveles de dependencia el destructivo programa minero, que procura oro, plata, n铆quel, cobalto, titanio y tierras raras para las metr贸polis imperialistas y sus consorcios de alta tecnolog铆a -y contempla escasez de agua en un contexto de eventual privatizaci贸n de ese recurso vital- tendr谩 mayores posibilidades de lograr la autorizaci贸n del Estado dominicano.

As铆 mismo el nuevo Gobierno depender谩 en mayor grado del poderoso sector financiero local e internacional, cuyas voraces Administradoras de Riesgo de Salud (ARSs) y Administradora de Pensiones (AFB) privadas estar谩n m谩s protegidas.

BLANCO DE ATAQUES Y MODALIDADES DE LA NUEVA OLA PRIVATIZADORA.

Energ铆a (sistema el茅ctrico, gas natural y nuevas fuentes renovables incluidas), agua y acueductos, minas, bosques, costas y playas, negocios de salud, v铆as de comunicaci贸n, plataformas tecnol贸gicas, proyectos tur铆sticos, puertos y aeropuertos鈥 son, entre otros, los principales blancos de ataque de la nueva ola privatizadora.

 En esta vertiente no hay que dejar de lado el hecho de que el Presidente Luis Abinader, gran empresario por dem谩s (con intereses en la industria del cemento, el turismo y la educaci贸n universitaria privada), acaba de firmar un acuerdo con la Corporaci贸n Financiera Internacional de los Estado Unidos, mediante el cual esa 鈥渁gencia estatal de cooperaci贸n鈥 abre una cartera de pr茅stamos de 2000 millones de d贸lares, 1000 a disposici贸n del Estado y 1000 directamente para el sector privado; condicionada a fomentar las APPs desde el gobierno y a potenciar el control del gran capital privado sobre la econom铆a.

El designado Ministro de la Presidencia, Lisandro Macarrulla, ex鈥損residente del Consejo Nacional de la Empresas Privada (CONEP) y representante del Grupo Vicini, el m谩s poderoso del pa铆s y el mejor articulado a una parte importante del establecimiento econ贸mico y pol铆tico de EE.UU, preside la Comisi贸n de Venta de Activos del Estado y junto con el Presidente y otros representantes de la gran empresa privada controlan el Consejo de Direcci贸n de las Alianzas P煤blico-Privadas (APPs), que decide todo lo crucial sobre esa vertiente de la privatizaci贸n.

El Ministro de Hacienda, Jochy Vicente -pieza clave del neoliberalismo endurecido- tiene fuertes conexiones con otro de los diez principales grupos econ贸micos del pa铆s controlado por la poderosa Familia Bonetti.

 Actualmente ese grupo es propietario de MERCASID, el gran monopolio industrial de la alimentaci贸n, aceites comestibles ensamblados y agua procesada, y uno de sus miembros est谩 envuelto en la compra-venta fraudulenta de la mayor铆a de la acciones (perteneciente al Estado) de dos grandes medios televisivos, Antena Latina y Antena 21, y en su traspaso ilegal al empresario mexicano-estadounidense 脕ngel Remigio Gonz谩lez (alias EL Fantasma), propietario de la cadena ALBAVISI脫N y vinculado a m煤ltiples operaciones mafiosas.

Ese Grupo Econ贸mico comparte con el Ministro de Turismo David Collado (dirigente del PRM y tambi茅n del Grupo Vicini) el programa de promoci贸n tur铆stica y de productos de exportaci贸n 鈥淢ARCA PA脥S鈥, a pesar de esos y de otros pesares.

El escenario creado para el tr谩fico de influencia es obvio, al tiempo que los portavoces gubernamentales, incluido el Presidente Abinader, no se cansan de hablar de su amor por la transparencia y de criticar la nefasta corrupci贸n del gobierno anterior, encabezado por el ex-presidente Danilo Medina y su Partido de la Liberaci贸n Dominicana (PLD). Es cuesti贸n de corrupci贸n e impunidad preferida y no preferida.

Pero eso todav铆a es poco en la ruta sobre el nuevo asalto privado a los bienes p煤blicos. En primera l铆nea de las ventas de activos est谩n ahora las acciones y empresas que todav铆a le pertenecen al Estado en el sector el茅ctrico, una parte de las cuales son compartidas con el Grupo Vicini y con la AES DOMINICANA (Caribbean International).

Ambos carteles econ贸micos tienen fuerte presencia en el 谩rea de generaci贸n de energ铆a y antecedentes de estafas multimillonarias al Estado. Pero eso no ha impedido su incorporaci贸n al nuevo gobierno ni lo que eso conlleva.

INAUGURACIONES A GRANEL DE PROYECTOS PRIVADOS CON PRESENCIA PRESIDENCIAL: CASOS RELEVANTES.

Si antes los primeros mandatarios exhib铆an una fuerte inclinaci贸n a inaugurar obras y proyectos p煤blicos y privados, ahora esa pr谩ctica tiene las caracter铆sticas de frenes铆 capitalista y se despliega sin el menor escr煤pulo.

Esto comenz贸 con la promoci贸n del autom贸vil el茅ctrico de la empresa Tesla del magnate estadounidense Elon Musk, asumido como carro presidencial desde el d铆a de la toma de posesi贸n del nuevo presidente; convertido el hecho en una promoci贸n publicitaria nacional e internacional de incalculable valor.

Otro hecho de especial significaci贸n fue la reciente presencia del Presidente Abinader en la inauguraci贸n de la conversi贸n a gas natural de tres plantas el茅ctricas pertenecientes a la vieja COGENTRIX, que durante dos d茅cadas ha sido beneficiaria del contrato m谩s leonino que se haya firmado desde que se inici贸 el proceso de privatizaci贸n del sistema el茅ctrico, ahora con el nombre de Compa帽铆a El茅ctrica de San Pedro de Macor铆s (CESPM).

Como COGENTRIX esa empresa cobraba la energ铆a el茅ctrica m谩s cara del sistema, calculada adem谩s por capacidad instalada, no por energ铆a servida al Estado; lo que se tradujo en una estafa de centenares de millones de d贸lares.

Obviando una historia justamente cuestionada, se anuncia como un gran acontecimiento que la conversi贸n al gas natural de esas tres platas, con una producci贸n de 300 megavatios, le va economizar al pa铆s bastante contaminaci贸n junto a unos de 100 millones de d贸lares anuales.

En ese acto se emitieron elogios merecidos a la determinaci贸n oficial de favorecer el uso de fuentes energ茅ticas renovables, descartando de m谩s en m谩s los combustibles f贸siles. Pero esto se hizo obviando las nefastas implicaciones de la privatizaci贸n de esas fuentes de energ铆a en ese sector estrat茅gico y ocultando las nuevas tramas econ贸micas de los grandes grupos privados asociados en todo lo relacionado con su producci贸n, distribuci贸n y venta.

En la referida ceremonia estuvieron presentes la embajadora de EE.UU y el Embajador de Alemania. No pod铆an faltar.

M脕S ALL脕 DE LA INAUGURACI脫N Y LAS RELACIONES P脷BLICAS.

La casa matriz de la CESPM es la INTER-ENERGY INVESTMENT, con asiento en la isla caribe帽a Gran Caim谩n; empresa propiedad del magnate argentino Rolando Gonz谩lez Bunster, residente en EE.UU, vinculado a m煤ltiples negocios turbios con gobiernos anteriores (en particular con los Gobiernos presididos por Joaqu铆n Balaguer, Leonel Fern谩ndez, Hip贸lito Mej铆a y Danilo Medina), que afectaron significativamente a la otrora poderosa Corporaci贸n Dominicana de Electricidad (CDE) de propiedad estatal.

La Inter-Energy cre贸 la Compa帽铆a de Energ铆a Natural Dominicana, que junto a la estadounidense AES y al Consorcio Energ茅tico de Punta Cana-Macao (propiedad del poderoso consorcio tur铆stico perteneciente al Grupo Punta Cana-Rainieri, aliado al referido Grupo Vicini), han conformado lo que ellos definen como una 鈥渁lianza estrat茅gica鈥, que incluye un gasoducto y la plataforma ERGO, con una red de cargadores y estaciones de expendio.

Esa alianza est谩 destinada a controlar todo el sistema energ茅tico de esa regi贸n y a suplir la demanda de las instalaciones tur铆sticas de Punta Cana, B谩varo, Macao, Uvero Alto y Miches.

En ese misma ruta la Inter-Energy (con gravitaci贸n en el Caribe), Energ铆a de las Am茅ricas y Inalla Holding, crearon 鈥渦n grupo de gesti贸n de activos y capitales privados鈥 para incursionar en diversas actividades econ贸micas, incluidas iniciativas agropecuarias.

El principal articulador del asalto al gran negocio del gas natural y de las fuentes de energ铆a no renovables en todo el Este del pa铆s es Gonz谩lez Bunster, quien recientemente fuera presentado por el Presidente Abinader como una especie de fil谩ntropo junto a otros dos magnates de parecida cala帽a, cuando anunci贸 que el gobierno dominicano dispuso la compra adelantada de 10 millones de unidades de la vacuna anti-Covid 19 auspiciada por la Universidad de Oxford por un valor de 40 millones de d贸lares, de cuyo monto los referidos multimillonarios aportaron 8 millones.

Uno de ellos ha sido protagonista y beneficiario de la mafia estatal-privada del gas propano que oper贸 durante los pasados gobiernos del PLD, cuya denuncia es p煤blica. Pero para eso no vale la mentada transparencia presidencial.

ENSUCIANDO LA ENERG脥A LIMPIA.

Como el petr贸leo y los combustibles f贸siles tienden a agotarse y la presi贸n social contra la contaminaci贸n es enorme, es evidente que est谩 en marcha la determinaci贸n audaz de grandes capitales privados transnacionales y locales de apropiarse de las virtudes de la denominada 鈥渆nerg铆a limpia鈥 y de los jugosos negocios derivados de ella, como nueva fuente de s煤per-ganancias y acumulaci贸n de capital. Y eso cuenta con un fuerte respaldo palaciego.

En realidad, bajo el nuevo gobierno y con la activa participaci贸n de su Presidente y de la claque ministerial que alienta esta nueva ola de privatizaciones y esta nueva fase de recolonizaci贸n neoliberal, se est谩 conformando una confluencia o agrupamiento de grandes carteles privados.

Ese agrupamiento empresarial cuenta con las mayores facilidades estatales para apropiarse y concentrar a su favor una diversidad de propiedades y negocios que entrelazan a茅reas sensibles en materia de seguridad nacional y control de riquezas del subsuelo, valiosos patrimonios nacionales y culturales, territorios y poblaci贸n; tales como agua, energ铆a, yacimientos minerales, tesoros coloniales, autov铆as turismo, puertos, aeropuertos, salud y nuevas tecnolog铆as de comunicaci贸n y vigilancia, entre otros recursos y valores.

En ese espacio de nuevas maquinaciones a cargo de las elites pol铆ticas y sociales retumban los apellidos sonoros de las viejas y de las nuevas facciones de la oligarqu铆a capitalista, junto a los nombres de pol铆ticos-empresarios dedicados a gobernar a base de 鈥渟hows medi谩ticos鈥 escalonados, haciendo m谩s pr贸speros sus negocios y los de sus amigos. Con ese proceder hasta la energ铆a limpia se ensucia.

No hablo, claro est谩, de una realidad exclusiva de la Rep煤blica Dominicana, porque aunque esta nos toca muy de cerca, hay evidencias continentales y de m谩s all谩, de que realmente se trata -con sus variantes y especificidades- de un patr贸n o modelo de factura imperialista que brota de la entra帽as de este nuevo nivel de la crisis del capitalismo imperialista occidental y de los miedos que les provoca a ciertos gobernadores de colonia y capitalistas dependientes, la agresiva, cruel y pronunciada decadencia de EE.UU como potencia hegem贸nica a nivel mundial.

3-11-2020, Santo Domingo, RD.
La Haine




Fuente: Lahaine.org