December 29, 2021
De parte de Contrainformacion Anarquista
1,773 puntos de vista

La noche del 13 de diciembre, hemos dado fuego a dos torres de transmisi├│n de la Oficina de la Polic├şa Criminal del Estado de Baviera en N├║remberg.

Hay innumerables razones para odiar y atacar a la polic├şa.

La tarea de la polic├şa es aquella de mantener el statu quo social. A los polic├şas se les paga para mantener un sistema econ├│mico y social explotador, racista, sexista y basado en la exclusi├│n de las minor├şas. Su trabajo es aquello de defender el beneficio y la supremac├şa de los poderosos de este sistema, contra cualquier intento de cambiamiento hacia la justicia, la igualdad, la redistribuci├│n y la sostenibilidad ambiental.

Por tanto, la polic├şa comparte la ideolog├şa de la desigualdad, en el cual el FLINTA (Frauen (mujeres), Lesbianas, Intersex, No binarias, Transg├ęnero y Agender), los migrantes, los pobres o las personas con discapacidad, valen poco o nada, y les puede ser sistem├íticamente negado el acceso a los derechos fundamentales y a la igualdad. La polic├şa, por su mandato b├ísico, debe necesariamente colocarse conservativamente y pol├şticamente a la derecha.

A los polic├şas se les atribuye, comunicativamente, pol├şticamente y legalmente, una neutralidad y una competencia que nunca ha existido, que les deber├şa permitir de referir de manera objetiva los hechos o de evaluar las situaciones. En realidad, es un actor pol├ştico que act├║a abiertamente contra las propias im├ígenes enemigas (personas que exhiben comportamientos desviados o que luchan por el cambio social y los migrantes) y a los cuales a├║n se le concede la soberan├şa interpretativa de sus ataques.

Para mantener las relaciones de dominaci├│n es de enorme importancia para los aprovechados del capitalismo, y es por esto que la polic├şa recibe cada vez m├ís poderes y medios para utilizar la violencia. Recibe nuevas armas como Taser (NRW) o tanques y granadas de mano (Bavaria) para usar contra sus enemigos. Seg├║n las propias preferencias, la polic├şa proh├şbe las manifestaciones o pospone eventos como los partidos de f├║tbol, ÔÇőÔÇődetiene arbitrariamente a personas o registra y destroza las viviendas.

El racismo de esta organizaci├│n se manifiesta a diario en la discriminaci├│n racial y en los insultos racistas y en m├ís de 200 asesinatos por motivos raciales a manos de agentes de polic├şa desde 1990. La polic├şa alemana mata en las celdas de las prisiones (Dessau), viola en los apartamentos (Erfurt), ayuda a las v├şctimas de violencia sexual con ulteriores acosos sexuales (Mecklenburg-Vorpommern), se enriquece con los robos (Leipzig) sin mencionar los innumerables casos de lesiones corporales y privaci├│n de la libertad, especialmente contra migrantes, personas de izquierdas y personas sin hogar, todo en la conciencia de la total impunidad.

No nos sorprende su presencia en las chat de extrema derecha o de la participaci├│n de agentes de polic├şa en cacer├şas racistas (por ejemplo en Friburgo) o de su implicaci├│n en el AfD durante su tiempo libre. La polic├şa es una organizaci├│n de derecha, sus miembros quieren mantener los mecanismos opresores de esta sociedad y combatir contra todo aquello que es ┬źde izquierda┬╗, ┬źextranjero┬╗ o ┬źmolesto┬╗. Es natural que intercambien ideas en los grupos de chat de extrema derecha y que refuercen la ideolog├şa de los dem├ís.

La impunidad garantizada, su indiscutible presencia medi├ítica, su parafernalia, compuesta por un arsenal infinito de armas y poderes de vigilancia, hacen de la polic├şa una organizaci├│n de derecha extremadamente peligrosa y poderosa. Los polic├şas son un peligro para el FLINTA, para los migrantes y para todos aquellos que trabajan por el cambio social / ecol├│gico de la sociedad.

Por tanto, cualquier ataque contra la polic├şa debe ser bienvenido. Toda forma de contraste, todo disturbo al normal flujo del trabajo de la polic├şa, cualquier cosa que les impida cometer sus acciones es importante. Cualquier ataque a sus infraestructuras o a singulares polic├şas es leg├ştimo. Se trata de personas que ingresaron en la polic├şa por su convicci├│n ideol├│gica. ┬íNadie tiene que ser un polic├şa!

En la noche del 13.12. hemos atacado la infraestructura policial en Nuremberg, dando fuego a sus antenas de radio m├│viles en Marienbergpark y a la Oficina Federal para Migrantes y Refugiados (BAMF). Seg├║n la LKA, las antenas est├ín destinadas a garantizar la seguridad de las comunicaciones por radio de la polic├şa durante las operaciones en toda la ciudad. Por esta raz├│n, ten├şan asegurados los pilones con cercas de acero y alambre de p├║as.

A la espera de las habituales declaraciones oficiales (┬źnueva dimensi├│n de la violencia/peligro para los transe├║ntes┬╗) unas palabras sobre los objetivos: No nos importa c├│mo los polic├şas puedan coordinar sus actividades en zonas enteras de la ciudad. Nuestra acci├│n est├í dirigida contra ellos; por el trabajo de los servicios de emergencia y de los bomberos no hay necesidad de este tipo de conexiones. Solo es necesario para operaciones policiales din├ímicas (por ejemplo, persecuciones o controles). Tambi├ęn nos hemos asegurado de que ninguna persona estuviera en peligro durante el ataque, ni los campistas en el Marienbergpark, ni los trabajadores de BAMF, cerca de la torre.

Consideramos el trabajo de la polic├şa como una amenaza potencial para todos aquellos que son vistos como ┬źalborotadores┬╗ o ┬źextraterrestres┬╗. En consecuencia, esperamos que los incendios hagan menos f├íciles las pr├│ximas operaciones en la ciudad.

┬íTodos los polic├şas son objetivos!
┬íLibertad para todos los prisioneros pol├şticos!

Fuente: de.indymedia.org a trav├ęs de darknights.noblogs.org

<!–

–>




Fuente: Contramadriz.espivblogs.net