March 21, 2021
De parte de SAS Madrid
1,408 puntos de vista

La falta de recursos y las largas lista de espera en el sector p煤blico son las principales barreras de acceso que empujan a los pacientes a pagar una consulta privada que ronda entorno a los 50-100 euros o a la elaboraci贸n de “recetas r谩pidas”.

– Los expertos consultados recalcan la “inoperancia” de un sistema donde apenas el 30% de los psic贸logos trabaja en la sanidad p煤blica.

Con 46 a帽os, Laura arrastraba una depresi贸n de 20 a帽os de la que nunca lleg贸 a recuperarse. Durante este tiempo, sigui贸 la misma pauta: ir a la farmacia, coger la receta de su m茅dico de cabecera y vuelta a casa. 鈥淛am谩s, ni un psic贸logo, ni ning煤n profesional se ocup贸 de hacerla un seguimiento鈥, explica su hijo, Carlos. En septiembre del a帽o pasado, su situaci贸n comenz贸 a complicarse y empez贸 a acudir de manera puntual al psiquiatra. Tras dos intentos de suicidio, fue ingresada en el hospital: la primera, tan solo un d铆a y la segunda, dos semanas.

All铆 鈥渟u frase fue: Carlos, estoy drogada todo el d铆a鈥, explica. 鈥淟lam茅 al hospital dici茅ndoles porqu茅 nadie hab铆a ido a hablar con mi madre. Mi madre necesitaba hablar y que la escucharan, no inflarla a pastillas鈥, a帽ade Carlos con voz entrecortada. Al salir, gast贸 su 鈥溍簂timo cartucho鈥 busc谩ndole una cl铆nica privada: era consciente de que era mucho m谩s caro pero la atenci贸n psicol贸gica a trav茅s del sistema p煤blico no era una opci贸n. 鈥淪ab铆amos que ser铆a m谩s lento鈥, dice. Sin embargo, llegaron tarde: Laura consigui贸 quitarse la vida pocos d铆as despu茅s. 鈥淪ent铆 culpa, rabia y desesperaci贸n de que nadie nos consiguiese tender la mano鈥, concluye.

La historia de Laura es el ejemplo de 鈥渁lgunos males del sistema鈥, explica Javier Pardo, de la Asociaci贸n Nacional de Psic贸logos Residentes (ANPIR). La entidad prev茅 que el tratamiento psicol贸gico es cuatro veces m谩s eficaz que los psicof谩rmacos en trastornos como la depresi贸n y ansiedad, los dos problemas mentales que m谩s padecen los espa帽oles, seg煤n la 煤ltima Encuesta Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad. Sin embargo, Espa帽a lidera junto con Portugal, el ranking de OCDE en lo que a consumo de ansiol铆ticos se refiere. Seg煤n datos oficiales, una de cada diez espa帽oles toma estos f谩rmacos a diario.

Prado declara que 茅sta es la muestra de la falta de recursos que vive el Sistema Nacional de Salud en la atenci贸n a la salud mental. Una atenci贸n que en Espa帽a es un derecho recogido en el art铆culo 43 de la Constituci贸n y que no requiere de copagos como sucede en pa铆ses europeos como Austria o Grecia, aunque presenta otras barreras: entre ellas, el d茅ficit de psic贸logos.

Seg煤n la informaci贸n proporcionada por el Ministerio de Sanidad al Defensor del Pueblo, la ratio de psic贸logos en Espa帽a es de aproximadamente 6 por cada 100.000 habitantes, aunque la recomendaci贸n de la comunidad internacional es de 20. Si lo comparamos con otros pa铆ses europeos que tengan un Sistema Nacional P煤blico similar, Portugal e Italia muestran unas condiciones similares, aunque Reino Unido e Irlanda ofrecen mayor dote de psic贸logos con una ratio de 21-25 profesionales por cada 100.000 habitantes. 鈥淎l final, el m茅dico de familia, con 10 minutos por paciente si llega, se maneja como puede y la respuesta son los psicof谩rmacos鈥 que lleva a que los problemas 鈥渟e vuelvan permanentes y no se acaben de recuperar鈥 como es el caso de Laura, manifiesta Prado.

Una falta de recursos que afecta de manera diferente seg煤n la Comunidad Aut贸noma. Por ejemplo, em Andaluc铆a y Galicia la ratio ronda los 3 psic贸logos por cada 100.000 habitantes. Mientras que Catalu帽a con alrededor de 18 lidera la lista, seg煤n ANPIR. 鈥淭enemos 17 planes de salud mental, uno por autonom铆a. No debe de existir inequidad puesto que somos ciudadanos de un mismo pa铆s y pagamos los mismos impuestos鈥, manifiesta Nel Gonz谩lez, presidente de la Confederaci贸n Salud Mental. A lo que Prado a帽ade que es importante establecer un sistema centralizado en toda Espa帽a y una mayor transparencia de la informaci贸n.

Este d茅ficit de personal se refleja no solo en la sobremedicaci贸n, sino tambi茅n en las listas de espera. ANPIR estima que un paciente pod铆a llegar a esperar una cita de media entre los dos y tres meses antes de la crisis sanitaria. Aunque hay centros de salud en Comunidades como Madrid 鈥渜ue pueden alcanzar el a帽o鈥, alega Javier Prado. 鈥Es como si tuvieras que tomar una pauta de antibi贸tico durante nueve d铆as, las tomases durante seis y cruz谩semos los dedos para que fuese eficaz. Muchas veces estamos trabajando por debajo del 贸ptimo de lo que sabemos que va a funcionar鈥, a帽ade.

En el caso de no poder esperar, la media de una sesi贸n en una cl铆nica privada ronda entre los 50 y 100 euros. 鈥淪i de cada 100 espa帽oles, cinco tiene un episodio depresivo, las cifras se suman solas y el impacto es evidente鈥, manifiesta Prado. Esto en un contexto en el que de los 9.000 psic贸logos cl铆nicos que ejercen en Espa帽a, tan solo un 30% trabajan en la sanidad p煤blica. Es decir, 2.800 profesionales.

ANPIR, la principal sociedad cient铆fica de la especialidad en Psicolog铆a Cl铆nica, solicita un incremento de 422 plazas de Psic贸logo Interno Residente (PIR) para poder ofrecer una mayor calidad en los servicios y duplicar la ratio de 6 psic贸logos cl铆nicos por cada 100.000 habitantes. El a帽o pasado se ofertaron 198 plazas.

La estigmatizaci贸n, otra de las grandes barreras

La Organizaci贸n Mundial de la Salud prev茅 que, en el a帽o 2030, los problemas de salud mental ser谩n la principal causa de discapacidad en todo el mundo. Y frente a las barreras del sistema a las que se tiene que enfrentar una persona que sufre alg煤n trastorno de este tipo, tambi茅n tiene que lidiar con un problema importante: el estigma y la discriminaci贸n.

鈥淟a idea de qu茅 va a pensar el de al lado si tengo una baja por depresi贸n, contin煤a presente. En cambio, si es una rotura de tobillo, parece estar m谩s naturalizado鈥, declara Prado a lo que a帽ade que 鈥渓a salud mental es desagradable y no nos gusta鈥 en un mundo en el que recuerda 鈥渜ue no se respetan los tiempos鈥 y se tiende a soluciones r谩pidas como los psicof谩rmacos.

Por su parte, Nel Gonz谩lez, el presidente de la Confederaci贸n Salud Mental Espa帽a, apela a la importancia de educar en el manejo de las emociones: 鈥淗ay que identificar los problemas, hablar de ello y respetar la dignidad de los seres humanos con diagn贸stico, sin diagn贸stico, con casa, sin casa o de un color u otro鈥. A lo que a帽ade: 鈥樷檋ay que ser menos hip贸critas, m谩s sinceros, m谩s solidarios y generosos鈥.

Enlace relacionado -y gr谩ficos interactivos- CadenaSer.com 20/03/2021.




Fuente: Sasmadrid.org