November 12, 2021
De parte de La Haine
343 puntos de vista


驴Es demasiado tarde para evitar una crisis clim谩tica? 驴Qu茅 consecuencias nos esperan? 驴Cu谩l es la diferencia entre 1,5掳C y 2掳C? 驴Qui茅n pagar谩 la factura?

驴Es esta la cumbre de la 煤ltima oportunidad? Aqu铆 puede leer las respuestas a estas y otras preguntas frecuentes.

1. 驴Cu谩les son las principales causas del calentamiento global?

El calentamiento es una consecuencia de la cantidad de di贸xido de carbono, o CO2, que entra en nuestra atm贸sfera. Desde la revoluci贸n industrial, el nivel de CO2 es el m谩s alto de los 煤ltimos 4 millones de a帽os.

Hay tres razones principales que explican este alto nivel. La m谩s importante es la quema de combustibles f贸siles: carb贸n, petr贸leo y gas. Los quemamos para generar la enorme cantidad de energ铆a en la que se basa toda nuestra civilizaci贸n industrial y moderna. Pr谩cticamente toda nuestra prosperidad y tecnolog铆a se basa en la energ铆a procedente de los combustibles f贸siles, lo que libera miles de toneladas de CO2 a la atm贸sfera cada a帽o.

Una segunda causa es la deforestaci贸n, porque mientras los 谩rboles crecen, sacan el di贸xido de carbono de la atm贸sfera. Por tanto, la tala de bosques para la madera, la agricultura o la industria aumenta las emisiones de carbono. Desde 2010 la selva amaz贸nica emite m谩s CO2 del que almacena.

Una tercera causa son las emisiones de metano. El metano es un potente gas de efecto invernadero que tiene hasta 80 veces m谩s efecto de calentamiento que el CO2 a corto plazo. La ganader铆a, la extracci贸n de combustibles f贸siles y los vertederos son los principales responsables de las emisiones de metano. Desde que comenzaron las mediciones en 1983 el nivel de metano en la atm贸sfera ha aumentado m谩s r谩pido que nunca. Esto tambi茅n es un hecho preocupante para el planeta.

2. 驴Qui茅nes son los mayores emisores?

El di贸xido de carbono permanece en la atm贸sfera durante siglos. El efecto es acumulativo. Las emisiones se distribuyen de forma muy desigual, tanto hoy como en el pasado.

Apenas 90 grandes empresas son responsables hist贸ricamente de casi dos tercios de las emisiones de gases de efecto invernadero de los 煤ltimos 200 a帽os. Se trata casi exclusivamente de empresas de los pa铆ses del Norte.

Si nos fijamos en los propios pa铆ses, los pa铆ses ricos e industrializados representan en conjunto el 64% de las emisiones acumuladas de di贸xido de carbono. Por otro lado, los 54 pa铆ses africanos s贸lo representan el 4% de las emisiones mundiales de carbono, pero hoy en d铆a son responsables de cerca del 80% del impacto del cambio clim谩tico.

Pero tambi茅n hay una gran diferencia dentro de los propios pa铆ses. Tanto en EEUU como en el Reino Unido, el 10% m谩s rico causa al menos cinco veces m谩s emisiones que el 50% m谩s pobre. El 10% m谩s rico del planeta emite hasta 175 veces m谩s que el 10% m谩s pobre.

En t茅rminos absolutos, China es hoy el mayor emisor de CO2. Pero si se mira la cifra por habitante, el pa铆s s贸lo ocupa el puesto 42, precedido por muchos pa铆ses europeos. Son principalmente los Estados del Golfo y pa铆ses como Canad谩, EEUU y Australia los grandes culpables.

E incluso esas cifras dan una imagen distorsionada. La mayor铆a de los pa铆ses altamente industrializados consumen m谩s emisiones de las que producen. En pa铆ses como China, es justo al rev茅s. Las exportaciones chinas representan alrededor del 5% de las emisiones mundiales de combustibles f贸siles. Dos tercios de estas exportaciones de emisiones van a los pa铆ses de la OCDE (el club de los 38 pa铆ses ricos).

3. 驴Cu谩les son los principales impactos?

Hace dos siglos, la temperatura media empez贸 a aumentar de forma constante. Pero desde la Segunda Guerra Mundial el aumento ha sido exponencial. Esto provoca una serie de efectos nocivos.

Condiciones meteorol贸gicas extremas

En primer lugar, las condiciones meteorol贸gicas extremas. Las olas de calor y las sequ铆as extremas ser谩n de 4 a 9 veces m谩s frecuentes que en el pasado. Si nos acercamos a los 3掳C, casi toda Am茅rica del Norte y Europa tendr谩n un mayor riesgo de incendios forestales. Los r铆os de Francia, y por tanto del resto de Europa, podr铆an perder hasta un 40% de su caudal y volverse en gran medida innavegables.

Las lluvias extremas, que causaron inundaciones mortales en Alemania y B茅lgica el pasado verano, ser谩n hasta nueve veces m谩s frecuentes. El n煤mero de fen贸menos meteorol贸gicos excepcionales que provocan inundaciones, como tormentas y tsunamis, podr铆a multiplicarse por diez.

Una media de cinco millones de personas mueren ya cada a帽o como consecuencia de los fen贸menos meteorol贸gicos extremos. Solo las condiciones meteorol贸gicas extremas han sumado una media de 25,3 millones de desplazados anuales desde 2008. En 2060 unos 1.400 millones de personas podr铆an ser refugiados clim谩ticos.

Deshielo y aumento del nivel del mar

Una segunda consecuencia importante del calentamiento del clima es el deshielo. El Polo Norte, el Polo Sur y Groenlandia contienen cantidades gigantescas de hielo, que ahora se est谩 derritiendo lentamente. El 脕rtico se est谩 calentando casi tres veces m谩s r谩pido que la Tierra en su conjunto. Groenlandia ha perdido m谩s hielo en la 煤ltima d茅cada que en el 煤ltimo siglo.

Esto, a su vez, est谩 causando varios efectos. El hielo deja paso a aguas m谩s oscuras, que absorben m谩s calor solar que el hielo, calentando a煤n m谩s el planeta. Adem谩s, el permafrost (zona cuyo subsuelo nunca se descongela del todo) del 脕rtico contiene suficiente metano como para calentar el planeta 20潞C. Ya se est谩 liberando en grandes cantidades en el norte de Rusia. Puede que no todo ese metano se libere a corto plazo, pero al menos deber铆amos evitarlo a largo plazo.

Un 煤ltimo efecto, pero no menos importante, es la subida del nivel del mar. Los cient铆ficos estiman que, en el mejor de los casos, el nivel del mar subir谩 entre 1 y 2 metros para el a帽o 2100. Pero ese aumento continuar谩 durante milenios y podr铆a producir oc茅anos hasta 6 metros m谩s altos que los actuales. Megaciudades como Londres, Yakarta, Nueva York y Shanghai no pueden sobrevivir a una subida del nivel del mar de este tipo.i En 2100, una quinta parte de la poblaci贸n mundial podr铆a verse desplazada por la subida del nivel del mar.

No s贸lo se est谩 derritiendo el hielo marino. Los glaciares tambi茅n se ven afectados. Son los dep贸sitos del 95% del agua dulce del planeta. En la actualidad, el 2% de su masa se derrite cada a帽o. Se prev茅 que m谩s de la mitad de los grandes glaciares del mundo habr谩n desaparecido a finales de este siglo.

Puntos de inflexi贸n y efectos de autorrefuerzo

Hasta ahora, el calentamiento del planeta ha sido bastante predecible y a un ritmo bastante uniforme. Pero esto puede cambiar una vez superados ciertos umbrales o por efectos de autorrefuerzo.

Un ejemplo de este efecto de autorrefuerzo: la quema de combustibles f贸siles provoca temperaturas m谩s c谩lidas y largos periodos sin lluvia. Esto lleva a m谩s incendios, liberando m谩s carbono a la atm贸sfera, lo que a su vez lleva a condiciones a煤n m谩s calientes y secas, y a m谩s incendios.ii

Los cient铆ficos ya han se帽alado varios de estos efectos de autorrefuerzo. Se帽alan que el calentamiento global es algo muy complejo y que los cambios graduales en el clima pueden provocar repentinamente consecuencias dr谩sticas cuando se supera un determinado umbral. Estos umbrales no est谩n necesariamente predeterminados y un punto de inflexi贸n clim谩tico puede provocar la ca铆da de otro, al igual que las fichas de domin贸.

4. 驴Cu谩l es la diferencia entre 1,5掳C y 2掳C?

La cumbre del clima de Par铆s apuntaba principalmente a un calentamiento de 2掳C,iii ahora el consenso se dirige cada vez m谩s hacia los 1,5掳C. La diferencia no parece grande, pero las consecuencias s铆 lo son.

Los riesgos del cambio clim谩tico y su irreversibilidad aumentan r谩pidamente entre 1,5掳C y 2掳C de calentamiento. Eso es lo que muestran los modelos cient铆ficos. En los 煤ltimos a帽os ya hemos visto -tambi茅n en nuestro propio pa铆s, B茅lgica- las consecuencias de un mundo entre 1,1 y 1,2掳C m谩s c谩lido. No son muy tranquilizadores.

Con un aumento de la temperatura de m谩s de 1,5 掳C, es probable que el 脕rtico pierda su hielo de verano, con consecuencias nefastas para el resto del clima (v茅ase m谩s arriba). La capa de hielo de Groenlandia tambi茅n podr铆a entrar en un estado de declive irreversible.

Un aumento de m谩s de 1,5掳C podr铆a alterar irremediablemente la corriente del Golfo, con consecuencias desastrosas para la agricultura y la biodiversidad. Con 2掳C, las islas peque帽as y las zonas costeras bajas de todo el mundo se inundar铆an.

“Con 1,5掳C, 700 millones de personas estar铆an en riesgo de sufrir olas de calor extremas. A 2掳C, habr铆a 2.000 millones. Con 1,5掳C, el 70% de los arrecifes de coral del mundo morir谩n. A 2掳C han desaparecido todos”, afirma Alok Sharma, presidente de la cumbre clim谩tica de Glasgow.

Podemos considerar que 1,5掳C es uno de esos umbrales del calentamiento global anteriormente mencionados. El 煤ltimo informe del IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Clim谩tico) afirma que cada fracci贸n de grado cuenta. Cada d茅cima de grado cent铆grado de calentamiento que podamos evitar har谩 que el planeta sea mucho m谩s habitable para las generaciones futuras.

5. 驴Es demasiado tarde para detener el calentamiento global?

Despu茅s de cada informe del IPCC se escucha que casi no queda tiempo para evitar una crisis clim谩tica. En agosto, el Secretario General de la ONU, Ant贸nio Guterres, calific贸 el 煤ltimo informe del IPCC de 芦c贸digo rojo para la humanidad芦.”.

Todav铆a no es demasiado tarde, pero el tiempo que queda es muy corto. Seg煤n la Organizaci贸n Meteorol贸gica Mundial (OMM), hay un 40% de posibilidades de que dentro de cinco a帽os tengamos ya una media anual superior a 1,5掳C por encima de los niveles preindustriales.

Para tener una oportunidad de limitar el calentamiento global a 1,5潞C, tenemos “ocho a帽os para reducir casi a la mitad las emisiones de gases de efecto invernadero”, seg煤n Inger Andersen, Directora Ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma). “Ocho a帽os para elaborar planes, adoptar pol铆ticas, aplicarlas y, en definitiva, reducir las emisiones. El tiempo corre.”

No en vano, los cient铆ficos y los pol铆ticos llaman a la d茅cada de 2020 la d茅cada crucial para el clima.

En otras palabras, hay que poner toda la carne en el asador y acelerar los esfuerzos actuales. Para mantenerse por debajo de 1,5 掳C, el carb贸n, por ejemplo, tendr谩 que ser eliminado cinco veces m谩s r谩pido que en la actualidad. La reforestaci贸n tiene que producirse tres veces m谩s r谩pido, la financiaci贸n del clima tiene que crecer 13 veces m谩s r谩pido y la intensidad energ茅tica de los edificios tiene que disminuir casi tres veces m谩s r谩pido que ahora. En los pa铆ses pr贸speros el consumo de carne de vacuno debe disminuir una vez y media m谩s r谩pido que ahora. Y as铆 sucesivamente.

No es una cuesti贸n de falta de recursos o de tecnolog铆a para evitar una crisis clim谩tica. Seg煤n el Papa, “la humanidad nunca ha tenido tantos medios a su disposici贸n para lograr este objetivo”. Es m谩s bien una cuesti贸n de voluntad pol铆tica y mucho valor. Greta Thunberg lo expresa con fuerza: “Para que la Cop26 de Glasgow sea un 茅xito, hace falta mucho. Pero sobre todo hace falta honestidad, solidaridad y coraje”.

6. 驴Qu茅 hay que hacer para evitar una crisis clim谩tica?

Seg煤n la Agencia Internacional de la Energ铆a (AIE), sabemos exactamente qu茅 hacer. El reto nunca se ha visto, ya que se ha hecho necesaria nada menos que una revoluci贸n de nuestro sistema energ茅tico. Sin embargo, seg煤n la AIE, esta revoluci贸n es t茅cnicamente factible y asequible (v茅ase m谩s abajo).

Hay que tener en cuenta que entre 1850 y 2000 el consumo de energ铆a de la humanidad se multiplic贸 por 15. En los pr贸ximos 30 a帽os, el 90% o m谩s de la energ铆a mundial producida actualmente a partir de combustibles f贸siles tendr谩 que ser suministrada por fuentes alternativas. Se trata, sin duda, de una tarea gigantesca.

Seg煤n la AIE, la electrificaci贸n basada en fuentes de energ铆a renovables es el n煤cleo del nuevo sistema energ茅tico. Para el transporte y ciertas aplicaciones industriales, tambi茅n se necesitan otras fuentes de energ铆a, como el hidr贸geno, la bioenerg铆a o las centrales el茅ctricas de combustibles f贸siles que entierran sus residuos en lugar de emitirlos. La energ铆a nuclear tambi茅n es recomendada por algunos, pero no es recomendable.iv

La eliminaci贸n del carb贸n es urgente y esencial. Las emisiones de metano deben reducirse sustancialmente a corto plazo. Esto significa, entre otras cosas, que la agricultura y el consumo de alimentos necesitan un serio reajuste. La revoluci贸n energ茅tica tambi茅n implica que la gran mayor铆a de las reservas de combustibles f贸siles deben permanecer bajo tierra.v Este ser谩 uno de los retos m谩s dif铆ciles, pero es crucial. Adem谩s de la revoluci贸n energ茅tica, la reforestaci贸n tambi茅n ser谩 importante para frenar el calentamiento del clima.

La revoluci贸n energ茅tica tendr谩 que ser global. Lo que ocurra en los pa铆ses en desarrollo ser谩 decisivo. All铆 es donde la poblaci贸n crece m谩s r谩pidamente y donde la demanda de energ铆a es mayor. Esto significa que los pa铆ses ricos deben poner a disposici贸n recursos financieros y conocimientos tecnol贸gicos para que estos pa铆ses tambi茅n puedan dar el salto a una econom铆a sostenible.

7. 驴Es asequible y qui茅n debe pagar?

Para lograr las emisiones cero, la Agencia Internacional de la Energ铆a (AIE) calcula que se necesitar谩n 4 billones de d贸lares anuales de aqu铆 a 2030, frente al bill贸n actual. Estas elevadas inversiones se ver谩n compensadas en parte por unos costes de explotaci贸n m谩s bajos y, en algunos casos, pueden incluso generar importantes beneficios netos.

Aparte de la miseria humana, el coste de la inacci贸n es asombroso: se calcula que habr谩 600 billones de d贸lares a finales de siglo. En otras palabras, las p茅rdidas debidas a la degradaci贸n del clima superan con creces las inversiones necesarias para evitarlas.

En la ceremonia de apertura de la cumbre sobre el clima, el Primer Ministro de Barbados se帽al贸 que los bancos centrales han inyectado 25 billones de d贸lares en los mercados financieros desde la crisis financiera, incluido 9 billones en los 煤ltimos 18 meses para luchar contra el Covid-19. Se pregunta por qu茅 no se puede repetir eso para combatir el calentamiento global.

“Si hubi茅ramos utilizado esos 25 billones de d贸lares para comprar bonos para financiar la transici贸n energ茅tica, para la transici贸n de la forma en que comemos o c贸mo nos movemos en el transporte, ahora estar铆amos alcanzando ese l铆mite de 1,5掳C que es tan vital para nosotros.”

Pero ni siquiera hay que buscar tan lejos. En la actualidad, se gastan 5 billones de d贸lares anuales en subvenciones a los combustibles f贸siles. Si dirigimos ese dinero hacia la tan necesaria transici贸n energ茅tica, el trabajo estar谩 hecho.

Una cuesti贸n importante es qui茅n debe pagar la factura. El movimiento de los chalecos amarillos ha dejado claro que un plan clim谩tico s贸lo puede tener 茅xito si se hace de forma equitativa. Hay que proteger a los vulnerables y los m谩s responsables deben soportar la mayor parte de la carga.vi Para Thomas Piketty, “no hay otra soluci贸n al problema clim谩tico que una reducci贸n muy fuerte de la desigualdad”.

Seg煤n Al Gore, exvicepresidente de EE.UU., la crisis clim谩tica y la desigualdad en la sociedad deben abordarse conjuntamente y se puede apuntar a los ricos: “Para cerrar la brecha de emisiones para 2030, los gobiernos deben centrar sus acciones en los contaminadores m谩s ricos. (…) Esto incluye medidas para frenar el consumo de carbono de lujo, como los megayates, los jets privados y los viajes espaciales, as铆 como las inversiones intensivas en clima, como la propiedad de acciones en la industria de los combustibles f贸siles”.

A escala mundial, esto significa que los pa铆ses del Norte tendr谩n que ayudar a los del Sur. La AIE estima que alrededor del 70% de los 4 billones de d贸lares anuales de inversi贸n deber铆an ir a parar a los pa铆ses emergentes y en desarrollo. La cifra asciende a 2,8 billones de d贸lares, y est谩 muy lejos de la ayuda anual prometida de 100.000 millones, que a煤n no se ha alcanzado. Por lo tanto, ser谩 necesario un giro completo en este 谩mbito.

8. 驴Qu茅 importancia tiene la Cumbre de Glasgow?

Las expectativas de una cumbre sobre el clima suelen ser altas. Y con raz贸n, porque est谩 en juego nada menos que el futuro de nuestro planeta. Sin embargo, estas cumbres no suelen dar lugar a los avances esperados.

Esto se debe en parte a que el proceso de toma de decisiones en una cumbre clim谩tica de este tipo es muy complejo. Los contrastes entre los distintos actores son a veces muy grandes y, en ausencia de un gobierno mundial, no existe ninguna forma de exigibilidad. Adem谩s, muchos gobernantes negocian adentro de las posibilidades que les imponen los grandes grupos de capital de sus pa铆ses. Por ejemplo, EEUU no firma el pacto del carb贸n porque Biden necesita el apoyo en el Congreso de un senador patrocinado por la industria del carb贸n.

Dadas estas circunstancias, es t铆pico de estas cumbres que se hagan grandes promesas ret贸ricas, pero que se carezca de medidas concretas para llevarlas a cabo, por no hablar de su cumplimiento. Desgraciadamente, ni siquiera es raro que se utilice una cumbre sobre el clima para hacer un lavado verde.

Esta cumbre no es una excepci贸n. La promesa de detener la deforestaci贸n para 2030 es un buen ejemplo. Esta bonita promesa no es ni obligada ni transparente, y carece de un plan de financiaci贸n. Adem谩s, mientras tanto, la tala de 谩rboles puede continuar a buen ritmo.

Algo similar puede verse con las promesas de los grandes grupos financieros de invertir el capital necesario en la transici贸n energ茅tica. Si los firmantes no presentan planes cre铆bles y concretos a corto plazo, esto huele m谩s a lavado verde. Seg煤n un inversor, los compromisos voluntarios no resuelven el problema. Lo que se necesita es una regulaci贸n. Exactamente lo que esos grupos financieros no quieren, por supuesto.

Lo importante en una cumbre de este tipo es que se alcance alg煤n tipo de consenso. Que se eviten divisiones o recriminaciones como las de Copenhague en 2009. Para esta cumbre, es muy importante establecer una hoja de ruta clara que pueda impedir de forma cre铆ble que el mundo supere los 1,5 掳C.

La cuesti贸n es entonces c贸mo garantizar que esa hoja de ruta se haga realidad. La verdadera lucha al respecto no se librar谩 en dicha cumbre. Mientras los gobernantes sigan el camino los grandes grupos de capital, estas cumbres seguir谩n limit谩ndose a promesas vagas y no vinculantes y nuestro planeta estar谩 condenado.

Depende de nosotros construir un equilibrio de poder diferente y obligar a los l铆deres del gobierno y a la 茅lite econ贸mica a tomar un rumbo diferente. Una actuaci贸n que no asegura los beneficios de los grandes grupos de capital sino los del planeta. Un rumbo que evite que la factura la pagaremos nosotros, la gente com煤n.

Los j贸venes lo han entendido bien con sus huelgas clim谩ticas. Es fundamental que los trabajadores busquen tambi茅n formas de lucha que garanticen la supervivencia de nuestro planeta y lo hagan de forma social.

—-

Notas:

i. Lynas M., Zes graden, Berchem 2020, p. 92 y 185; Wallace-Wells D., The Uninhabitable Earth. Life After Warning, Nueva York 2019, p. 61.

ii. Klein N., On Fire. The Burning Case for a Green New Deal, Londres 2019, p. 223-4.

iii. Seg煤n el acuerdo de Par铆s de 2015, los pa铆ses deb铆an mantener el aumento de la temperatura global “muy por debajo” de 2掳 C y “continuar sus esfuerzos” para limitar el aumento a 1,5 掳 C.

iv. La energ铆a nuclear no es apropiada debido a que es demasiado cara, no hay tiempo para nuevas plantas, la falta de fiabilidad de las plantas antiguas, el riesgo de desastres nucleares y los desechos peligrosos que deben almacenarse durante siglos.

v. Seg煤n la revista cient铆fica Nature, esto afecta al 89% de las reservas probadas de carb贸n, al 58% de las de petr贸leo y al 59% de las de gas.

vi. Klein N., This Changes Everything; Capitalism vs. the Climate, Londres 2014, p. 21.

dewereldmorgen.be. Traducido del neerland茅s por Sven Magnus




Fuente: Lahaine.org