March 26, 2022
De parte de SAS Madrid
4 puntos de vista

Según la OMS, BA.2 aparece en un 86% de los casos analizados en laboratorio. Los expertos señalan la posibilidad de que se den nuevas reinfecciones.

No es el foco de las preocupaciones a nivel mundial, pero la pandemia de SARS-CoV-2 sigue ahí fuera. Ahora la protagoniza una nueva variante: la BA.2, también llamada la ómicron silenciosa, que de forma inadvertida ha ido ocupando el espacio de sus predecesoras. Desde la OMS mantienen la vigilancia porque en las últimas semanas en Europa, “con el levantamiento de las restricciones y la toma de posesión de BA.2, la transmisión ha vuelto a despegar en muchos países”, apuntaba esta semana Mike Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias del organismo internacional.

Los contagios globales por Covid subieron por segunda semana consecutiva y llegaron a 12,3 millones, un 7% más que en los siete días anteriores. Una cifra que el organismo cree infraestimada, porque en realidad sería superior, dado que muchos países han disminuido en gran medida la realización de tests, por la proliferación de contagios leves y asintomáticos. La BA.2 aparece en un 86% de las infecciones analizadas en laboratorio y tiene especial presencia en la actual ola de contagios en Asia Oriental y el Pacífico.

Esta subida de casos la ilustra Alemania. El Instituto Robert Koch para enfermedades infecciosas (RKI) contabilizó más de 300.000 nuevos contagios por primera vez el jueves. Por eso, con el fin de estar preparado para una posible nueva ola en otoño, el país germano planea comprar una vacuna que cubrirá todo el espectro de variantes de Covid conocidas hasta ahora.

Desde la oficina europea de la OMS, Hans Kluge, su director, se esta semana se mostró “optimista, pero alerta” por la subida de los contagios de coronavirus en el continente después de varias semanas de descensos. El optimismo lo sujeta la elevada cobertura de vacunación de la población en el continente. Al tiempo, señala que Alemania, el Reino Unido, Irlanda y Holanda son los estados con mayor crecimiento en la tasa de contagios y justificó este ascenso en la mayor transmisibilidad de la variante BA.2 y por el “brutal” levantamiento de las restricciones en estos estados.

IMPACTO DE BA.2 EN ESPAÑA

Todavía España no se ha subido a esa nueva ola, aunque si titubea una cierta estabilización con alguna ligera subida de los casos producida por la BA.2. La variante ya está presente de forma mayoritaria en todo el país, según el último informe de Sanidad. Cierto es que este viernes ha sido el último que podemos tener esa ‘foto’ completa de la situación, puesto que a partir del lunes la contabilidad ya no registrará la incidencia acumulada en toda la población, sino solo en mayores de 60 años.

De momento, nuestro país entrará en la nueva fase de transición Covid con una transmisión al alza del virus, que ha aumentado desde el lunes en 25 puntos hasta los 461 casos de incidencia acumulada, así como el número de nuevas infecciones, que suben de las 54.147 a las 72.892, aunque los ingresos hospitalarios siguen en retroceso. Y este es el dato sobre el que Sanidad se apoya para dar este paso: la menor presión sobre la asistencia hospitalaria.

En el informe del cierre de semana, ayer, se registró un descenso en los ingresos hospitalarios con 42 pacientes críticos menos en las unidades de intensivos y una ocupación que baja del 6,06% al 5,59%, con un total, actualmente, de 510 ingresados. Y la misma tendencia se da entre los hospitalizados por el virus en planta, con 189 pacientes menos (4.497 en total en toda España) y una tasa que baja del 3,7% al 3,6%.

“Todavía no podemos decir que el Covid ha terminado”, explica Javier Arranz, portavoz de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc). Sobre la nueva variante predominante y nuevo repuntes asegura que “no vamos a ver una explosión de casos como sucedió con BA.1”. Pero Arranz aprovecha para puntualizar que “vamos a ver reinfecciones porque esta variante se salta todas las barreras. Además, ahora tomamos menos medidas preventivas y eso puede influir”.

Si bien BA.2 es más transmisible que su predecesora, “de momento vemos que es más benigna. Y eso es en parte a la alta cobertura vacunal que tenemos”, concluye. “Solo vemos hospitalizaciones en los casos de personas con otras patologías, en las que cualquier infección puede desestabilizar su situación”, puntualiza el médico de familia.

Para Rosario Menéndez, neumóloga y directora del Programa de Investigación de Infecciones Respiratorias de Separ (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica), se trata de una “nueva onda”, pero si ha de contestar cuál será su impacto se muestra prudente. “Llevamos seis olas y siempre esperamos que sea la última. Lo bueno de ahora es que ya nos ‘pilla’ con todo preparado: los tratamientos y las vacunas“, subraya Menéndez.

REINFECTARSE ES POSIBLE CON BA.2

El hecho de que BA.2 sea una “un 30 % más infecciosa que ómicron, ya es un 70 % más infecciosa que la anterior”, apuntaba el experto irlandés Luke O’Neill, profesor de bioquímica de la universidad Trinity College de Dublín, esta semana a la cadena pública irlandesa RTE, como recoge EFE. La variante BA2 de ómicron es “mucho más contagiosa” y “será casi imposible no contagiarse”, advirtió O’Neill.

De hecho, en un artículo del The British Medical Journal (BMJ) se advierte de que reinfectarse con nuevas variantes es plausible. En el mismo, Wendy Barclay, jefa de enfermedades infecciosas en el Imperial College London, recoge que los primeros datos sugirieron que BA.2 tiene una ligera ventaja sobre BA.1, “a pesar de que no parece haber una gran diferencia entre ellos”. Esta experta asegura que la variante tiene “una capacidad de doble golpeo” con muchos cambios en la proteína de Spike, lo que significa que los anticuerpos que la población ha producido gracias a las vacunas o anteriores infecciones previas no pueden le permiten “ver el virus muy bien”.

Aun así, Barclay insiste en que “en realidad, es mejor vacunarse, incluso si se infecta además antes de vacuna, ya que podemos ver que se amplía la respuesta inmunitaria y se brinda una protección potencialmente mejor contra todas las demás variantes que van a aparecer un poco más tarde”.

CAÍDA DE LA MORTALIDAD, EL LADO POSITIVO

Factores como el “gran capital” de inmunidad global logrado por las vacunas y las infecciones, el final del invierno y que ómicron sea menos severa hacen no obstante que la OMS mantenga el optimismo, si bien Kluge recordó que el virus mató a 22.000 personas en la región la semana pasada, sobre todo en países con baja vacunación.

El mundo registró la semana pasada una caída del 23 % en el número de muertes por Covid-19 (32.959), lo que supone la cifra más baja desde finales de marzo de 2020, pese a que los contagios globales volvieron a aumentar, según datos de la OMS.

Desde hace dos años, poco después de que la OMS declarara que el Covid se había convertido en una pandemia, sólo en otra ocasión (la tercera semana de mayo de 2020) se había estado por debajo de los 33.000 casos globales, con cifras de contagios entonces casi idénticas a las del último informe epidemiológico semanal de la OMS.

Enlace relacionado ElMundo.es 26/03/2022.




Fuente: Sasmadrid.org