June 23, 2022
De parte de Indymedia Ecuador
225 puntos de vista

Yo siempre har茅 honor a donde vengo, de abajo, de la pobreza, de saber lo que es el hambre y ver las humillaciones que aguant贸 mi madre como empleada dom茅stica en casa de ricos, entre otras muchas cosas.

Siempre estar茅 con el pueblo y jam谩s con la derecha. Esta protesta no es de los ind铆genas, de los indios de mierda a los que hay que dar bala, como muchos escriben, de los terroristas para otros cuantos. Es del pueblo, esos que viven ac谩 en ciudad Bicentenario, donde pagan menos por el arriendo y se ven afectados tambi茅n por el paro, porque no disfrutan de un empleo con salario fijo, se ganan el d铆a.

De do帽a Viviana, a quien le compro siempre los huevos y el queso y que no ha podido abrir su local toda la semana y estos d铆as ni salir de la casa por los bloqueos, pero que me dice al tel茅fono 芦es que todo mismo est谩 subido禄. De los que cerraron la Occidental y la Rumihurco, bajando de la Rold贸s, del Rancho, de Colinas del Norte. De los de San Antonio de Pichincha que cerraron la autopista, que viajan cuatro horas cada d铆a para ir y venir de Quito con un servicio de transporte p茅simo que cuesta $0,45 hasta esa poblaci贸n, y que toman el Metro que camina de milagro, asfixiando a los usuarios con el smog que emana hacia dentro de las unidades. De esas personas que ayer regresaban a pata a sus casas luego del trabajo, por la falta de transporte p煤blico, agarrados sus mochilas, apesadumbrados y decididos.

De mi cu帽ada que no han podido abrir su negocio en Otavalo, desde la semana pasada y espera que todo esto pase para seguir trabajando, aunque sabe que sus ganancias son menores a los meses pasados, porque la tela para la confecci贸n ha subido m谩s del 30% y los insumos ni se diga, y ella, como artesana, no puede indexar ese costo a sus clientes, como s铆 lo hacen los grandes industriales.

Del de mi cu帽ado, que vive en Quichinche y hace turnos de 7 a 7 con los ind铆genas en el paro y no ha podido trabajar en su camioneta de alquiler. De todos modos est谩 jodido, porque con el alza del di茅sel, lo poco que ganaba, se redujo al m铆nimo y muchas veces queda en nada cuando se da帽a la camioneta. 脡l, igual que su hermana, no puede subir el precio de las carreras en el mismo rango, porque sus clientes no pagan. No es como en Quito, dice, ac谩 son bien llorones y no tienen tambi茅n, explica. Del lado de mi mami, ahora de 80 a帽os, que va al IESS y no hay la medicaci贸n para su diabetes, hipertensi贸n, neuropat铆a.

Toca comprar, lo que se pueda y si no, al menos de la neuropat铆a, a aguantar el dolor y molestia; y eso que por el D铆a de la Madre, recibi贸 como regalo pastillas, colirios y otros insumos m茅dicos para paliar en algo sus necesidades. De mi lado mismo, que llevo un a帽o completo sin empleo por no haber accedido a trabajar 24/7 por el mismo salario, y luego, al ser vetada para el ejercicio profesional en una instituci贸n p煤blica, porque encontraron en mi red social un comentario no favorable para quien fuera candidato presidencial en 2014 y ahora nos gobierna. En fin, esto a manera de desahogo, as铆 que rec铆banlo como eso, como confesi贸n, as铆 que no amerita reacci贸n, respuesta o similares. Solo pasen por alto, sin detenerse, como cuando vemos a los nadie en la calle y como quite帽os de bien, pasamos de ladito.




Fuente: Ecuador.indymedia.org