August 4, 2022
De parte de Indymedia Argentina
271 puntos de vista

El magistrado suplente a cargo del Juzgado Correccional 1 de La Plata resolvi贸 favorablemente la acci贸n colectiva presentada por familiares de personas detenidas en la Unidad Penal -UP- 9 y orden贸 a las autoridades del establecimiento carcelario que adopten las medidas necesarias para evitar cualquier tipo de pr谩ctica humillante y degradante en el cumplimiento de las medidas de seguridad vinculadas con las requisas que se practiquen a las visitas. Asimismo, exigi贸 que se arbitren los medios necesarios 鈥減ara implementar de manera efectiva y eficaz los medios tecnol贸gicos pertinentes a esos mismos efectos鈥. Las familias hab铆an denunciado malos tratos, amenazas y la obligaci贸n de desnudarse completamente antes de poder ejercer el derecho a la visita.

La violencia y la vulneraci贸n de derechos en las c谩rceles bonaerenses no s贸lo se ejercen, de manera sistem谩tica, sobre las personas detenidas sino tambi茅n respecto a sus familiares en los momentos de las visitas. As铆, el principio de m铆nima trascendencia 鈥搎ue procura evitar que la pena afecte los derechos del grupo familiar- se transgrede por la extralimitaci贸n ejercida por la administraci贸n penitenciaria en virtud de las pretendidas medidas de seguridad.

Esto qued贸 plasmado particularmente en la resoluci贸n del 15 de julio del Juzgado Correccional 1 de La Plata en torno a un habeas corpus interpuesto por familias de personas detenidas en la UP 9 con el objeto de resguardar el trato digno al momento de efectuar las visitas, hacer cesar los actos lesivos y reparar las omisiones de las autoridades penitenciarias que no protejan su dignidad y respeto.

En efecto, la parte denunciante relat贸 en su presentaci贸n que 鈥渢odos los d铆as de la semana, durante el horario de la ma帽ana, un grupo de agentes penitenciarios (femeninos y masculinos) que desempe帽an sus funciones en la secci贸n visitas despliegan un ataque directo hacia las personas que concurren a visitar a los all铆 detenidos, particularmente contra mujeres y ni帽os, al imponerles ciertos procedimientos que se caracterizan por su car谩cter mortificante, ileg铆timo y humillante, lo que gener贸 que en varias oportunidades ingresaran llorando como consecuencia del maltrato recibido鈥.

Al ingresar a la UP las familias son conducidas a un sector en el que obligan a las personas a desnudarse completamente, levantar las axilas, abrir la boca, sacudirse el cabello, levantar la planta de los pies, cambiarse los protectores femeninos y, en los casos de beb茅s, los pa帽ales. Todo ello en presencia de personal penitenciario que al mismo tiempo procede a revisar minuciosamente la ropa, les introducen las manos entre los el谩sticos de la ropa interior.

Incluso, de acuerdo al habeas corpus, varias personas han recibido amenazas, gritos e insultos por parte de las mujeres que se desempe帽an en esa 谩rea frente a las quejas que los mismos familiares expresaron por los malos tratos. Este cuadro de vejaciones y vulneraci贸n de derechos impacta directamente sobre las personas detenidas, ya que muchas veces ven obstruida la posibilidad de recibir la visita de familiares y amigos, a quienes se les llega a retener indebidamente documentos personales.

A ra铆z del habeas corpus y la solicitud de informaci贸n sobre los procedimientos de requisas, las autoridades de la UP 9 informaron de manera amplia y gen茅rica que 鈥渆n principio, no se registra que se hayan suscitado irregularidades por parte del personal penitenciario que tuvieran como destinatarios a familiares de personas privadas de la libertad鈥, y respecto a las requisas corporales se帽alaron, sin m谩s detalles, que se ajustan al Manual de Procedimiento de Requisa elaborado por la Direcci贸n de Seguridad del SPB.

Por todo esto, el Juzgado Correccional 1 consider贸 que frente a la posible afectaci贸n de derechos de raigambre constitucional y convencional, se hace indispensable construir mecanismos de protecci贸n que eviten desbordes ileg铆timos, como el que dimana de los actos aqu铆 cuestionados.

鈥淢谩s all谩 de la existencia de mecanismos alternativos, las requisas corporales manuales -con el fin de evitar el ingreso al establecimiento de materiales prohibidos o peligrosos- se practican, pudiendo encontrarse afectados los derechos a la intimidad, dignidad y honra e integridad personal de las y los visitantes de la Unidad, repercutiendo ello en el derecho de las personas privadas de libertad al mantenimiento de los v铆nculos familiares y afectivos, al desalentar la concurrencia al establecimiento鈥, se帽al贸.

Y agrega que 鈥渞esulta necesario articular los procedimientos tecnol贸gicos de control con los registros y requisas convencionales, debiendo resguardar siempre el respeto al pudor, la dignidad y la integridad sexual de quienes son registrados. La prohibici贸n de las medidas de requisa corporales en las visitas de los familiares de los internos de la unidad 9 del SPB que impliquen pr谩cticas humillantes y degradantes, resulta razonable y fundada, revelando la intenci贸n de beneficiar a toda la comunidad que conforma el Complejo Penitenciario鈥.

Para el magistrado es necesario encontrar el equilibrio entre el deber de la autoridad penitenciaria de mantener el orden y la seguridad del establecimiento y el derecho a un trato digno y respetuoso de las garant铆as constitucionales imperantes en la materia.

Por 煤ltimo, sobre las revisiones corporales intrusivas, deben ser adoptadas excepcionalmente y llevarse a cabo a la luz de un protocolo de actuaci贸n que garantice las condiciones sanitarias adecuadas, por un profesional m茅dico del mismo g茅nero que la persona requisada y, cuando implique la desnudez completa, siempre respetando el pudor de la persona.


Fuente: https://www.andaragencia.org/ordenan-a-la-up-9-que-adopte-medios-tecnologicos-para-evitar-practicas-degradantes-y-humillantes-en-las-requisas-de-las-visitas/




Fuente: Argentina.indymedia.org