September 14, 2021
De parte de Avispa Midia
163 puntos de vista


En portada: Organizador@s y participantes de la autoconsulta maya en Yucat谩n. Foto de la Misi贸n de Observaci贸n

El pasado julio, las comunidades mayas de Kinchil, San Fernando (Maxcan煤) y Celest煤n convocaron a la realizaci贸n de una autoconsulta para decidir sobre la presencia y continuidad de labores de las megagranjas de cerdos que operan en el estado de Yucat谩n.

Durante el desarrollo de la autoconsulta estuvieron presentes organizaciones observadoras, tales como la Oficina en M茅xico de Naciones Unidas para los Derechos Humanos y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), as铆 como organizaciones de la sociedad civil como el Centro de Derechos Humanos Miguel Agust铆n Pro Juarez (Centro Prodh) y la organizaci贸n ARTICLE 19 M茅xico y Centroam茅rica. 

Este lunes (13), dichas organizaciones publicaron un informe de observaci贸n del ejercicio, en el cual enfatizan el proceso de organizaci贸n de las comunidades como un 鈥減roceso ejemplar de organizaci贸n, que deber铆a gu铆ar los procesos de consulta que el propio Estado debe realizar de manera previa, libre e informada respecto a las decisiones que impacten en la vida y territorio de los pueblos ind铆genas鈥. 

Seg煤n estas organizaciones, dicho proceso reflej贸 un verdadero ejercicio de participaci贸n y de autodeterminaci贸n de los pueblos, pese a un contexto adverso por la polarizaci贸n social, as铆 como la pandemia.

Este proceso fue realizado por colectivos pertenecientes a las comunidades, como el Colectivo de atenci贸n comunitaria U Yutzil Kaj (Maxcan煤), del Colectivo Maya del Poniente Chik鈥檌n Ja鈥 (Kinchil) y del Consejo maya del Poniente Chik鈥檌n Ja鈥 (Celest煤n), adem谩s de contar con el acompa帽amiento del Equipo Indignaci贸n Promoci贸n y Defensa A.C.

De esta manera se realizaron tres autoconsultas, desde sus etapas organizativas, informativas y deliberativas, en las cuales existi贸 amplia participaci贸n social y que arroj贸 como resultado que dos comunidades, Celest煤n y San Fernando, se pronunciaron en contra de la permanencia de la industria porc铆cola en sus territorios.

Te puede interesar 鈫 Dos comunidades dicen NO a la industria porcina en Yucat谩n

En el informe, contextualizaron que las comunidades de la regi贸n se han organizado para que las autoridades, as铆 como la empresa respeten su derecho a la libre determinaci贸n y consentimiento informado, pues la industria porcina opera provocando grandes impactos sociales y ambientales en la pen铆nsula, sin que se cuente con informaci贸n completa y pertinente proporcionada por la empresa, 鈥渓o que se vuelve especialmente relevante cuando la propia empresa ha generado un clima de tensi贸n social, e incluso referido su desconocimiento por la validez de los resultados de la consulta鈥.

Denuncias

Participante emite su voto en autoconsulta maya. Foto de Misi贸n de Observaci贸n.

Otro punto que destaca el documento es la ejecuci贸n, por parte de la empresa Kek茅n y sus aliados pol铆ticos, de una estrategia para intimidar y hostigar a l@s organizadores y participantes de la autoconsulta, lo que influy贸 para que en Kinchil la votaci贸n arrojar谩 un S脥 a la permanencia de la industria porcina.

En dicho proceso se denunciaron actos en aquella comunidad que vulneraron el derecho a la libre participaci贸n, tanto en la etapa informativa y consultiva. 鈥淓l d铆a de la consulta, se percibieron personas vinculadas a la empresa que parec铆an anotar qui茅nes votaban y que hicieron intentos por ver el sentido de los votos. A pesar de no constituir agresiones, ello gener贸 un entorno no propicio para el voto libre de las personas, m谩s a煤n en una comunidad en la que tiene tanta presencia la empresa, pues se trata de una de las principales fuentes de ingresos de la poblaci贸n. Es por ello que las organizaciones observadoras denuncian estos actos de hostigamiento que interfieren en el libre desarrollo del ejercicio de autoconsulta. Al finalizar la etapa consultiva algunas personas del pueblo presentaron mantas a favor de la granja y en contra de organizaciones de la sociedad civil y de algunos de los miembros organizadores de la consulta鈥, registra el informe.

El documento tambi茅n recoge testimonios an贸nimos los cuales denuncian acciones que podr铆an significar condiciones adversas para la libre participaci贸n ciudadana, que se desarrollaron entre la fase informativa y consultiva. 鈥淟a empresa desde tres d铆as antes se ali贸 con agentes pol铆ticos y candidatos que operaron dando dinero y trago y tambi茅n eso caus贸 choque y provocaci贸n, adem谩s hab铆a lista de los trabajadores que iban a votar鈥 refiere el informe.

Por otro lado, durante la asamblea informativa realizada en San Fernando el 16 de julio, 鈥渟e presentaron trabajadores de la granja a la asamblea, con la intenci贸n de defender a la empresa, de acuerdo con el comunicado emitido por el Colectivo Yutzil Kaj, el Concejo Maya del Poniente Chik鈥檌n Ja鈥 y el Equipo Indignaci贸n. Al finalizar la asamblea se present贸 el comisario municipal Canul Cocom, quien se neg贸 a responder y brindar informaci贸n a las preguntas planteadas por los integrantes del comit茅 de la asamblea, y emiti贸 un mensaje de amenaza a quienes organizan la consulta: 鈥楨scuchen ustedes, van a recibir un escarmiento para que aprendan鈥欌, denuncia el documento elaborado por las organizaciones observadoras.

El informe destaca que estas acciones en San Fernando limitaron el espacio c铆vico y crearon un clima de tensi贸n debido a las amenazas contra la organizaci贸n de la autoconsulta. Tambi茅n denuncian la presencia de personas alcoholizadas y de polic铆as municipales, quienes incluso realizaron rondines y registraron las identidades de las personas que realizaron el ejercicio.

鈥淒e acuerdo con un testimonio an贸nimo, la consulta fue condicionada para los trabajadores de la empresa y sus familiares, ya que unos d铆as antes de la consulta, la propia empresa convoc贸 a una junta brindando informaci贸n sobre los beneficios de los empleos generados por las granjas porcinas y condicionando de esta forma el voto鈥, resalta el documento.

鈥淟o que vimos nosotros es que a la gente se le condicion贸 muchas cosas, [antes de la consulta] se brind贸 apoyo al grupo de beisbol, con trajes de b茅isbol, de equipo y todo, les llevaron el mismo d铆a una unidad para consultas m茅dicas, m茅dicos y medicamentos en esos tres d铆as antes de la asamblea. Se estaba presionando de casa en casa para que se votar谩 el 鈥渟铆鈥 [鈥 La autoridad municipal, lo desconozco, pero lo que sabemos es que estuvo presionando de casa en casa con los l铆deres, para que se moviera y todos votaran por el s铆, se lo tomaron como muy pol铆tico鈥, refieren testimonios registrados por las organizaciones observadoras.

No obstante, las organizaciones destacan la notable participaci贸n de las mujeres en San Fernando, quienes lideraron desde la instalaci贸n de la casilla, el transcurso de la jornada y el conteo de votos.

Cabe destacar que en los tres procesos fueron invitados tanto autoridades locales y federales como la Secretar铆a de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Comisi贸n Nacional del Agua, as铆 como las empresas del Grupo Porc铆cola Mexicano, las cuales no asistieron.

Por ultimo, el informe enfatiza que 鈥渓as empresas deben respetar la libre determinaci贸n de las comunidades en su derecho a organizarse para decidir sobre el modelo de desarrollo en su territorio. Conforme lo se帽alado por la Comisi贸n Interamericana de Derechos Humanos1, las empresas tambi茅n deben evitar realizar actos de hostigamiento contra las comunidades en donde realizan actividades (鈥) Hacemos hincapi茅 y un llamado tanto a las autoridades de los tres niveles, as铆 como a la empresa, a respetar los procesos de autonom铆a y autodeterminaci贸n del pueblo maya y de las comunidades que llamaron a la consulta.




Fuente: Avispa.org