June 17, 2021
De parte de La Haine
205 puntos de vista


El presidente del r茅gimen de EEUU viaj贸 a Europa para asegurarse de que todos sus aliados se mantienen junto al imperio

Despu茅s de haber firmado una nueva Carta Atl谩ntica con los brit谩nicos, Biden impuso sus puntos de vista a los dem谩s miembros del G7 y de la OTAN. En las dos cumbres se esforz贸 por encerrar a los europeos en la l贸gica de su discurso y as铆 tuvo el campo libre para negociar con el “enemigo”, o sea con Mosc煤.

El 14 de junio se realiz贸, en el cuartel general de Bruselas, el encuentro cumbre de la OTAN: el Consejo del Atl谩ntico Norte, que se desarrolla al m谩s alto nivel -entre jefes de Estado y/o de gobierno. Presidido formalmente por el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, el verdadero “director de la orquesta” fue el presidente de EEUU, Joe Biden, quien viaj贸 a Europa para lanzar un llamado a las armas a sus aliados en el conflicto mundial contra Rusia y China.

La cumbre de la OTAN estuvo precedida, y preparada, por dos eventos pol铆ticos que tuvieron a Biden como protagonista -la firma de la Nueva Carta Atl谩ntica y la cumbre del G7- y se desarroll贸 justo antes del encuentro cumbre del presidente Biden con el presidente de la Federaci贸n Rusa, Vladimir Putin, pactado para el d铆a 16 en Ginebra, reuni贸n cuyo resultado ya se vislumbra en la negativa de Biden a ofrecer, como es usual hacerlo, una conferencia de prensa final con Putin.

La Nueva Carta Atl谩ntica, firmada el 10 de junio en Londres por el presidente de EEUU y el primer ministro brit谩nico Boris Johnson, es un significativo documento pol铆tico al que los medios de Occidente han dado muy poca difusi贸n.

La Carta Atl谩ntica hist贸rica, firmada por el presidente de EEUU Roosevelt y por el primer ministro brit谩nico Churchill, enunciaba los valores sobre los cuales iba a basarse el futuro orden mundial, garantizado por las 芦grandes democracias禄, ante todo la renuncia al uso de la fuerza, la autodeterminaci贸n de los pueblos y la igualdad de derechos de estos al acceso a los recursos.

Luego de haber demostrado la Historia lo que realmente pas贸 con esos valores, la Carta Atl谩ntica 芦revitalizada禄 reafirma ahora el compromiso de 芦defender nuestros valores democr谩ticos contra quienes tratan de socavarlos禄. Con ese fin, EEUU y Reino Unido aseguran a los dem谩s miembros de la OTAN que siempre podr谩n contar con 芦nuestra disuasi贸n nuclear禄 y que 芦la OTAN seguir谩 siendo una alianza nuclear禄.

La cumbre del G7, que se realiz贸 en Cornouailles del 11 al 13 de junio, conmin贸 a Rusia a 芦poner fin a su comportamiento desestabilizante y a sus actividades malignas, incluyendo su interferencia en los sistemas democr谩ticos de otros pa铆ses禄 y acus贸 a China de 芦pr谩cticas comerciales que socavan el funcionamiento equitativo y transparente de la econom铆a mundial禄. Con esas palabras y otras m谩s, ya formuladas antes en las declaraciones de Washington, las potencias europeas del G7 (Reino Unido, Alemania, Francia e Italia), que son tambi茅n las mayores potencias europeas de la OTAN, se alinearon tras EEUU, incluso antes de la cumbre de la OTAN.

La cumbre de la alianza b茅lica atl谩ntica comenz贸 declarando que 芦nuestra relaci贸n con Rusia est谩 en el punto m谩s bajo desde el fin de la guerra fr铆a: eso se debe a las acciones agresivas de Rusia禄 y al hecho que 芦el fortalecimiento militar de China, su creciente influencia y su comportamiento coercitivo plantean desaf铆os a nuestra seguridad禄. Una verdadera declaraci贸n de guerra que, invirtiendo la realidad, no deja espacio a intentos de disminuir la tensi贸n.

La cumbre de la OTAN declar贸 abierto un 芦nuevo cap铆tulo禄 en la historia de esa alianza, basado en la agenda OTAN 2030. Se refuerza el 芦lazo transatl谩ntico禄 entre EEUU y Europa en todos los aspectos -pol铆tico, militar, econ贸mico, tecnol贸gico, espacial, etc.-, con una estrategia que se extiende a escala mundial, de norte a sur, de Am茅rica a Europa, de Asia a 脕frica.

En ese marco, EEUU desplegar谩 dentro de poco en Europa -contra Rusia- y en Asia -contra China- sus nuevas bombas nucleares y nuevos misiles tambi茅n nucleares de alcance intermedio, con lo cual se justifica la decisi贸n de la cumbre de elevar a煤n m谩s los gastos militares: EEUU, cuyo gasto en el sector militar se eleva a casi el 70% del gasto total de los 30 pa铆ses de la OTAN, empuja sus aliados europeos a incrementar sus propios gastos militares. Italia, desde 2015, ha aumentado su gasto militar anual, que era de 10 000 millones, a cerca de 30 000 millones de d贸lares en 2021 -seg煤n los datos de la OTAN-, alcanzando as铆 el 5潞 lugar entre los 30 pa铆ses miembros de la alianza, pero el nivel que deber铆a alcanzar sobrepasa los 40 000 millones de d贸lares al a帽o.

Al mismo tiempo, se refuerza el papel del Consejo del Atl谩ntico Norte. Seg煤n las normas de la OTAN, este es el 贸rgano pol铆tico de la alianza y no toma sus decisiones por mayor铆a sino siempre 芦por unanimidad y de com煤n acuerdo禄… o sea de acuerdo con lo que se decide en Washington. Eso provoca un debilitamiento de los parlamentos nacionales europeos, ya privados actualmente de verdadero poder de decisi贸n en pol铆tica exterior y en el sector militar ya que 21 de los 27 pa铆ses de la Uni贸n Europea pertenecen a la OTAN.

Pero no todos los pa铆ses europeos est谩n igualdad de condiciones. Reino Unido, Francia y Alemania tratan con EEUU sobre la base de sus propios intereses, mientras que Italia se alinea invariablemente tras las decisiones de Washington, aunque sea en contra de sus propios intereses.

Sin embargo, los desacuerdos econ贸micos, como el que existe entre Alemania y EEUU sobre el gasoducto Nord Stream 2 pasan a un segundo lugar ante el inter茅s superior com煤n: hacer que Occidente mantenga su predominio en un mundo donde surgen, o resurgen, nuevos actores estatales y sociales.

il Manifesto




Fuente: Lahaine.org