November 28, 2022
De parte de Nodo50
88 puntos de vista

Paralelo a la reconversi贸n industrial de Solchaga, Barrionuevo pon铆a en marcha, un a帽o antes de los sucesos de Euskalduna, el plan ZEN (Zona Especial Norte) para 鈥渇renar la situaci贸n insurrecional y de fuerte conflictividad social que viv铆a el Pa铆s Vasco鈥

Por Angelo Nero

Un muerto de infarto y un herido de bala al tomar la polic铆a el astillero Euskalduna鈥, era uno de los titulares del diario madrile帽o El Pa铆s, el s谩bado, 23 de noviembre de 1984, que subtitulaba: 鈥淟os agentes entraron en la factor铆a bilbaina disparando con fuego real de metralleta鈥. Unos d铆as antes, el 17 de noviembre, el mismo peri贸dico del grupo PRISA, convertido en el vocero oficial de la Transici贸n, publicaba otro art铆culo con el titular de 鈥淓uskalduna: una violencia desesperada鈥, para continuar m谩s abajo: 鈥渓os trabajadores libran diariamente una batalla con la polic铆a para conseguir la continuidad del astillero鈥. Claro que, donde se cargaba las tintas era en la violencia proletaria, no en la policial, que, cinco d铆as m谩s tarde, dejar铆a una v铆ctima mortal en el suelo de la factor铆a, y un herido de bala, defendiendo su puesto de trabajo frente a los planes de otro Gonz谩lez, de nombre Felipe, que hab铆a puesto en marcha una dur铆sima reconversi贸n industrial.

Volvamos a la cr贸nica de El Pa铆s: 鈥淓l conflicto en el astillero bilbaino Euskalduna, dentro de la reconversi贸n naval, que dura ya semanas, alcanz贸 ayer el grado m谩ximo de violencia. Pablo Gonz谩lez Larraz谩bal, trabajador del astillero, falleci贸 v铆ctima de un infarto que le sobrevino cuando trataba de protegerse en el casco de un buque en construcci贸n de una carga efectuada por fuerzas policiales antidisturbios. La polic铆a entr贸 en la factor铆a disparando con fuego real y protagoniz贸 actos de gran dureza.鈥

Trabajaban entonces en Euskalduna 2.471 obreros, y eran muchos miles m谩s los operarios de las empresas auxiliares que depend铆an del astillero, muchas familias de Bilbao ve铆an en el cierre que el ministro de Industria y Energ铆a, el socialista Carlos Solchaga acarreaba a 鈥渓a falta de pedidos y al exceso de mano de obra鈥. Solchaga, el gran impulsor de la reconversi贸n industrial que golpe贸 no solo al tejido proletario de Bilbao, si no tambi茅n al de otras zonas como Vigo, Gij贸n o Sagunto, y que m谩s tarde ser铆a ministro de Econom铆a, no tuvo los problemas de las obreros a los que dej贸 sin empleo. En 1991 pas贸 a formar parte del comit茅 interino del FMI, pasando por numerosos cargos en fundaciones publicas y como consejero y consultor de grandes corporaciones hasta el consejo de administraci贸n de CIE Automotive, cargo que ocup贸 hasta el a帽o pasado.

Continua la noticia de aquel 23 de noviembre de 1984 en El Pa铆s: 鈥淥tro trabajador, Vicente Carril, result贸 herido de bala, y varios m谩s, con heridas de diversa consideraci贸n a consecuencia de los golpes. Una persona hubo de ser atendida en un centro hospitalario despu茅s de recibir una fuerte paliza de miembros de la fuerza p煤blica, que utilizaron sus porras reglamentarias y las culatas de sus fusiles.

Varios polic铆as resultaron heridos y contusionados, y un obrero result贸 con quemaduras graves en el 22% de su cuerpo. A diferencia de la moderaci贸n de que dieron muestras los agentes que intervinieron durante las primeras semanas del largo conflicto de Euskalduna, los que actuaron ayer se comportaron con una violencia extrema. Testigos presenciales afirman que los incidentes se iniciaron poco antes de las siete de la ma帽ana, cuando los trabajadores iban a entrar en el astillero. Sin previo aviso, la polic铆a carg贸 contra los obreros, que corrieron a refugiarse dentro de la factor铆a.鈥

El ministro del Interior, a cargo del que estaba la polic铆a, era entonces Jos茅 Barrionuevo, que posteriormente ocupar铆a el puesto de ministro de Transportes, cargo en el que estar铆a hasta 1991. Paralelo a la reconversi贸n industrial de Solchaga, Barrionuevo pon铆a en marcha, un a帽o antes de los sucesos de Euskalduna, el plan ZEN (Zona Especial Norte) para 鈥渇renar la situaci贸n insurrecional y de fuerte conflictividad social que viv铆a el Pa铆s Vasco鈥, pero tambi茅n los GAL (Grupos Antiterroristas de Liberaci贸n), una banda parapolicial compuesta por mercenarios, por lo que ser铆a condenado en 1998, aunque solo pas贸 tres meses en prisi贸n. Indultado por el gobierno se reincorpor贸 a su puesto de inspector de trabajo, hasta su feliz jubilaci贸n.

Barrionuevo visitar铆a al d铆a siguiente la factor铆a bilbaina, para asegurar, sin que hubiera ninguna investigaci贸n previa que 鈥渘o existen elementos para hablar de actuaci贸n incorrecta de la polic铆a鈥, justificando su actuaci贸n por la 鈥渦tilizaci贸n de c贸cteles molotov, t谩cticas m谩s propias de una guerrilla urbana que de una leg铆tima protesta obrera鈥, para afirmar que en su opini贸n 芦el umbral entre la discrepancia leg铆tima y la actuaci贸n delictiva se traspas贸, en este conflicto, hace tiempo禄. Tambi茅n entonces estaba traspasando el ministro socialista los l铆mites de lo que es admisible en una democracia, creando una organizaci贸n terrorista, al servicio de las cloacas del estado, y utilizando fondos reservados de su ministerio, pero esa ya es otra historia.

La cr贸nica del peri贸dico que dirig铆a Juan Lu铆s Cebri谩n sigue siendo ilustrativa del momento que se viv铆a: 鈥淓l fallecimiento de Gonz谩lez Larraz谩bal se produjo poco despu茅s de que, tras escucharse una primera r谩faga de metralleta, varios cientos de trabajadores se replegasen hacia la zona de diques, tratando de refugiarse en el interior de un buque en construcci贸n. Para entonces ya hab铆a resultado herido Vicente Carril, alcanzado por una bala en el costado. La muerte del trabajador bilba铆no es la segunda que se produce en relaci贸n con la reconversi贸n naval. La primera fue la de un estudiante de Gij贸n, cuando result贸 alcanzado por los disparos de un joyero que trataba de evitar la utilizaci贸n de su autom贸vil en una barricada.鈥

El estudiante asesinado en Gij贸n, era un joven de 18 a帽os, estudiante de Formaci贸n Profesional, llamado Ra煤l Losa Garc铆a, que se hab铆a sumado a las manifestaciones en defensa del sector naval, el 28 de octubre de ese mismo a帽o, en solidaridad con los obreros de los astilleros gijonenses.

Volviendo a Euskalduna, seg煤n el art铆culo de El Pa铆s, 鈥渄ecenas de polic铆as, pertenecientes a la compa帽铆a n煤mero 11 de la reserva general, con base en Miranda de Ebro (Burgos), asaltaban el edificio que alberga las sedes de las secciones sindicales, as铆 como los comedores y biblioteca de la empresa. Los polic铆as arrancaron de cuajo lavabos, inodoros, tuber铆as, y arrasaron cuanto encontraron a su paso, incluidos los libros de la biblioteca, que arrojaron al suelo, y las botellas guardadas en un almac茅n contiguo a los comedores. Las sedes sindicales resultaron seriamente da帽adas, con excepci贸n de la correspondiente a la UGT, en la que no llegaron a penetrar.鈥 Este 煤ltimo dato mereci贸 ser rese帽ado en un editorial publicado por el mismo diario, al d铆a siguiente: 鈥淟as circunstancias a帽adidas de que la sede sindical de UGT fuera respetada por estos piquetes uniformados infunde la tenebrosa sospecha de que la Polic铆a Nacional discrimin贸 por su cuenta y riesgo qui茅nes deb铆an ser castigados con su azote y qui茅nes no.鈥

Al d铆a siguiente se convoca una huelga general en el sector naval en todo el estado. El funeral de Pablo Gonz谩lez Larraz谩bal convoca a miles de personas, que corean gritos contra la polic铆a, que mantiene ocupado el astillero Euskalduna, y contra el PSOE, responsable de la reconversi贸n naval y de la represi贸n de los obreros bilbainos. El 8 de diciembre tambi茅n se llam贸 a la huelga general en Bizkaia, secundada por todos los sindicatos vascos, a excepci贸n de UGT, que ya hab铆a suscrito acuerdos sobre el futuro del astillero con la Administraci贸n. Euskalduna cerrar铆a definitivamente, a pesar de la tit谩nica lucha de sus trabajadores, tres a帽os m谩s tarde.




Fuente: Nuevarevolucion.es