February 10, 2022
De parte de SAS Madrid
1,371 puntos de vista

El 贸rgano fiscalizador detecta un reguero de irregularidades en las licitaciones de emergencia hechas por la Generalitat en el a帽o 2020, algunas de ellas con hasta 8 millones de euros perdidos.

El inicio de la pandemia puso patas arriba a todas las administraciones, que tuvieron que hacer frente a situaciones de urgencia sanitaria para las que no estaban preparadas. Casi dos a帽os despu茅s de aquel terremoto, la Sindicatura de Comptes, el 贸rgano de fiscalizaci贸n catal谩n, ha analizado la contrataci贸n de emergencia realizada durante el a帽o 2020 por la Generalitat y ha hallado que, pese a que la mayor铆a de los contratos fueron correctos, tambi茅n hubo pagos “indebidos”, seg煤n sus palabras, sobrecostes en algunos bienes y servicios y, en general, mucho desorden en los expedientes.

Uno de los casos m谩s flagrantes reflejados en el informe es el llamado ‘expediente 69’. Se trata de un contrato con Innjoo Technology para obtener 300 respiradores de ventilaci贸n mec谩nica por valor de 4,4 millones de euros, firmado en abril de 2020. Esta adquisici贸n fue adjudicada “a una empresa extranjera unipersonal que tiene un 煤nico trabajador, y su objeto social no incluye la actividad objeto de contrato”, seg煤n hace notar el informe de la Sindicatura, que subraya que en el momento de la adquisici贸n esos respiradores a煤n no contaban con la licencia de la Agencia del Medicamento.

Pero las sombras sobre este expediente crecen porque, despu茅s de que ocurriera este intercambio, el Departamento de Salut le hizo al proveedor un pago incorrecto de 7,9 millones por encima del precio referido, debido a un fallo inform谩tico en la compensaci贸n de las facturas. El informe detalla que, en el mes de julio, el Instituto Catal谩n de la Salud reclam贸 al proveedor el importe de la deuda pendiente pero, “en la fecha de finalizaci贸n del trabajo de campo, este importe no hab铆a sido resarcido en la Tesorer铆a de la Generalitat”.

El expediente 69 es solo uno de los casos a los que el informe apunta en todo un compendio de caos en la contrataci贸n a lo largo de los casi 10 meses analizados. La Sindicatura ha revisado en total 6.114 contrataciones, por valor de 704 millones de euros, de los cuales se han hallado problemas en m谩s de 200 expedientes. Uno de los m谩s frecuentes ha sido el de los sobrecostes. As铆 ocurri贸 por ejemplo en contrataciones del propio ICS, o tambi茅n del Consorci Sanitari de Terrassa, que facturaron materiales que no se inclu铆an en el contrato, o en otros dos casos del ICS, en los que hubo un recargo de 260.000 y 440.000 euros sobre el importe previsto en la resoluci贸n, porque se entregaron suministros superiores a las cantidades acordadas.

En un expediente de compra de mascarillas FFP2 a China, cerrado en octubre de 2020, la Sindicatura ha detectado que seg煤n los albaranes se entregaron 422.400 unidades menos de las acordadas, lo que supone que 206.976 euros se perdieron. U otros dos casos, en esta ocasi贸n por prestaci贸n de servicios, en el que los costes total superaban “de forma significativa el precio de adjudicaci贸n del contrato”, con unas desviaciones detectadas de 570.005 y 438.206 euros. Adem谩s, hasta en hasta una decena de expedientes el ICS decidi贸 modificar los t茅rminos de la compra en medio de la ejecuci贸n de los contratos, seg煤n recoge la documentaci贸n aportada.

A lo largo de una decena de p谩ginas de conclusiones, la Sindicatura hace un repaso somero de lo que fueron varios meses en los que el desorden se instal贸 en los 贸rganos de contrataci贸n, que bajo el estado de alarma corrieron a hacer contratos inmediatos, sin concurrencia p煤blica ni concursos. En muchos de los casos los problemas detectados tienen que ver con que falta documentaci贸n, algunos de los tr谩mites no se cumplieron o la justificaci贸n del organismo no es satisfactoria. En sus alegaciones tanto el ICS como otras instituciones sanitarias del sector p煤blico reclaman tener en cuenta la situaci贸n de presi贸n con la que trabajaron.

Pese a todo eso, la Sindicatura tambi茅n saca los colores al Govern por uno de los contratos m谩s pol茅micos y, tambi茅n, m谩s abultados econ贸micamente, como fue el contrato adjudicado a Ferrovial para las labores de rastreo de positivos en junio del a帽o 2020, por valor de 17 millones de euros. El informe subraya que esta adjudicaci贸n se hizo mediante varias modificaciones del contrato que Salut ya ten铆a en marcha para gestionar el tel茅fono de informaci贸n sanitaria 061, lo que supuso un aumento del precio de un 50% desde el inicio. Pero, adem谩s, indica que se incumplieron los plazos para dar publicidad a una de las modificaciones y que, las otras dos, “se tramitaron con posterioridad al inicio de la ejecuci贸n de los gastos que los motivaron”.

Con todos estos casos sobre la mesa, la Sindicatura hace varias recomendaciones. La primera es que, aunque est谩 permitido, se eviten cerrar contratos verbales pero, en el caso de que sea imprescindible, que se deje posteriormente constancia por escrito. El informe ha detectado 71 expedientes en los que no se formaliz贸 el contrato de forma documental. Adem谩s, sobre la nueva normativa aprobada por la Generalitat para la contrataci贸n de emergencia, la Sindicatura recomienda que se evite habilitar a organismos concretos o en situaciones concretas a hacerlo. Por 煤ltimo, el informe urge al Govern a reclamar a tres proveedores en concreto a devolver los pagos abonados en exceso.

Enlace relaciones ElDiario.es (08/02/2022).




Fuente: Sasmadrid.org