March 18, 2023
De parte de Nodo50
1,828 puntos de vista

Art铆culo publicado originalmente en ElDiario.es

Ignacio J. Domingo

Mark Bou Mansour, investigador de Tax Justice Network, puso cifras al 贸rdago de Rutte e ironiz贸 sobre el veto de una jurisdicci贸n impositiva como la holandesa que 鈥渉a hecho perder m谩s de 10.000 millones de d贸lares de promedio anual a sus socios por su baja fiscalidad corporativa y por las ventajas de tributar en Pa铆ses Bajos鈥 en los 煤ltimos dos decenios.

Este think-tank, que se identifica como una coalici贸n independiente de analistas contrarios a los efectos perjudiciales de las evasiones tributarias, reclama reiteradamente a Bruselas que cierre la 鈥渆scotilla鈥 holandesa por motivos evidentes: 鈥淓n 2017, uno de los a帽os de bonanza previos a la crisis sanitaria, firmas estadounidenses trasladaron 44.000 millones de d贸lares de beneficios labrados en otras latitudes de la UE al para铆so holand茅s, donde su tributaci贸n es inferior al 5%鈥.

El modus operandi de Pa铆ses Bajos deja palpables da帽os a las arcas de los cuatro grandes socios del euro, alerta Bou Mansour. Por el calibre de estas fugas y por el n煤mero de casos, Francia fue la gran damnificada en ese ejercicio, con 74.000 salidas fiscales y un agujero de 2.700 millones de d贸lares. Seguido de Italia (132.000 operaciones y 1.500 millones de ingresos perdidos), de Alemania, con 99.000 supuestos y otros 1.500 millones sin recaudar y de Espa帽a, con 135.000 contribuyentes, que decidieron destinar a Holanda un cheque cifrado en casi 1.000 millones.

驴Es Holanda un para铆so fiscal?

Pa铆ses Bajos es el aut茅ntico vergel tributario de las empresas en Europa. El 煤ltimo ranking de Tax Justice Network (2021) as铆 lo clasifica tras evaluar dos bloques de marcadores. El Haven Score, compuesto por 20 铆ndices que miden el grado de permisividad o abuso de los sistemas fiscales y financieros, y el Global Scale Weight, que califica la actividad financiera de cada compa帽铆a en una jurisdicci贸n fiscal concreta. As铆, Holanda se coloca en el cuarto puesto s贸lo por detr谩s de Islas V铆rgenes Brit谩nicas, que alcanza el 6,4% en su indicador general CTHI, las Caim谩n (6%) y Bermudas (5,7%).

Este tri谩ngulo caribe帽o recibe el pleno -el 100%- del Haven Score. O, dicho de otra forma, de sus evaluaciones se deduce que sus legislaciones son propias de para铆sos fiscales. Frente al 80% que el estudio otorga a Pa铆ses Bajos, con una nota de 5,5%.

El destino impositivo elegido por Rafael del Pino para Ferrovial est谩 rodeado de los sospechosos habituales. Suiza (5,1%); Luxemburgo (4,1%); Hong-Kong (4,1%); Jersey (3,9%); Singapur (3,9%) y Emiratos 脕rabes Unidos (3,8%) completan el top-ten. Espa帽a se instala en el vig茅simo segundo pelda帽o, detr谩s de socios europeos como Irlanda, Reino Unido, Chipre, B茅lgica, Francia y Malta.

El de Tax Justice Network no es el 煤nico informe que identifica la mano invisible de Holanda para captar huidas tributarias transnacionales. Otro de Oxfam 鈥Tax Battles-, situ贸 en 2016 al cuarteto que forman Pa铆ses Bajos, Irlanda, Luxemburgo y Chipre entre los 鈥減eores 15 para铆sos fiscales鈥, a los que tild贸 de 鈥渆nemigos en el combate contra la pobreza y contra la desigualdad globales鈥. Sin embaro, la ONG enfatiz贸 que el pa铆s de los tulipanes era, seg煤n datos de la Comisi贸n Europea, la mayor fuerza tractora de multinacionales al usar 17 de las 33 pr谩cticas tributarias perjudiciales identificadas por Bruselas; entre otras, la denominada caja de patentes, que permite a las firmas canalizar sus beneficios mediante un r茅gimen especial que reduce sus presiones tributarias del 25% al 5%.

Desde entonces, se han producido ciertos movimientos multilaterales encaminados a contener estos ingenios financieros. El de mayor enjundia, sin duda, es el auspiciado por la Administraci贸n Biden, tejido primero en el G-7 e hilvanado luego en el G-20, y que concede a la OCDE el papel de brazo ejecutor del adecuado establecimiento del m铆nimo impositivo del 15% en Sociedades a nivel global.

Este acuerdo, suscrito ya por 135 pa铆ses -entre ellos Holanda- que superan el 90% del PIB global, no parece haber pasado factura al Gobierno de Rutte que ha realizado una maniobra cosm茅tica al elevar del 25% al 25,8% el tipo del impuesto holand茅s desde el pasado ejercicio fiscal, resaltan en KPMG. Otra cosa es que el Gobierno holand茅s se resiste a cerrar 鈥渟us lagunas fiscales o a suprimir sus trucos tributarios鈥, como enfatiza The Economist en un reportaje sobre las esperadas reformas en transparencia y homologaci贸n impositiva con Europa. A pesar del discurso colaborador del ex secretario de Finanzas holand茅s hasta 2022 Hans Vijbrief de 鈥渘o obstruir el pacto del G-20鈥 -que sigue siendo la versi贸n oficial de 脕msterdam- porque 鈥渘uestro prop贸sito como pa铆s es no volver a estar en listas de para铆sos fiscales鈥.

El doble s谩ndwich Irlanda-Holanda

La operaci贸n de absorci贸n de la matriz de Ferrovial por su filial neerlandesa que justifica, seg煤n Del Pino, el traslado de sede corporativa de la multinacional espa帽ola est谩 detr谩s del juego de ventajas fiscales que opera en Holanda. Un sistema tributario que logr贸 atraer m谩s de 5,2 billones de d贸lares de capital extranjero en 2017 a una econom铆a de 836.000 millones de d贸lares. De ellos, unos 4,3 billones proced铆an de compa帽铆as fantasmas, aqu茅llas que sirven como veh铆culos financieros sin disponer de activos significativos u operaciones propias, o de firmas subsidiarias.

Pa铆ses Bajos lleva, de hecho, usando este se帽uelo desde 1893, con la denominada 鈥渆xenci贸n por participaci贸n鈥 que garantizaba que los beneficios transferidos desde una subsidiaria a sus entes matrices no recibir铆an doble tributaci贸n. Originariamente, se concibi贸 como regla de protecci贸n hacia firmas holandesas que hac铆an negocios internacionales y cuyas rentas exteriores estaban sujetas a la fiscalidad de otros pa铆ses.

A su juicio, el 鈥渉echo crucial鈥 de su transformaci贸n en refugio fiscal es que ha obtenido el doble respaldo, internacional, por un lado, y del espectro pol铆tico y acad茅mico del pa铆s, por otro, bajo el argumento de que es 鈥渓a 煤nica opci贸n factible鈥 para que Holanda tenga un 鈥減apel competente en la econom铆a mundial鈥, seg煤n destacan Johan Langerock, analista en Oxfam Novib, y Maarten Hietland, del Centre for Research on Multinational Corporations (SOMO) en Foreign Policy.

De este contexto nacen operaciones de ingenier铆a financiera y fiscal como la del doble s谩ndwich: un truco que se ampara en lagunas fiscales para aligerar las cargas tributarias por transferencias de derechos de propiedad intelectual por gastos deducibles en Irlanda entre empresas de este pa铆s a trav茅s de filiales con nacionalidad fiscal en Holanda, pero con tributaci贸n nula en para铆sos impositivos elegidos en funci贸n de los convenios internacionales de los Pa铆ses Bajos. La OCDE reconoce que con estas artima帽as se han perdido entre 100.000 y 240.000 millones de d贸lares anuales -entre el 4% y el 10% de los ingresos fiscales por Sociedades en todo el mundo- en las 煤ltimas d茅cadas.

ATTAC no se identifica necesariamente con las opiniones expresadas en los art铆culos, que son responsabilidad de los autores de los mismos.




Fuente: Attac.es