April 11, 2021
De parte de Hermanas Entalegadas No Andais Solas
323 puntos de vista


Compartimos la carta de Mohamed Achraf a los compas de «Fuera del orden», donde explica las coacciones y represalias que está recibiendo por hacer una huelga de hambre, para reivindicar su libertad y la de sus compañeros (ya que cumplió su condena hace 2 años y medio y sigue en prisión preventiva), y sobre la muerte de otra persona presa por desatención médica, donde lo acusan a el y a otro compañero.

14-03-2021

¡Luchar por la libertad y la dignidad!

(…) Por aquí ya sabes, como siempre resistiendo, luchando y reivindicando nuestros derechos, y plantando cara y luchando contra las cloacas del estado, tanto las policiales, judiciales, como las carcelarias. Inicié otra huelga de hambre el 2 de marzo, en protesta contra dichas cloacas y sus abusos, torturas, malos tratos, inquisición y violaciones sistemáticas a mis derechos y a lxs de lxs compañerxs presxs políticxs islamistas, y reivindicando mi libertad y la de mis compañerxs de causa, porque nos tienen secuestradxs ilegalmente sin ningún fundamento, después de cumplir la condena entera.

Y ahora, después de dos años y medio de prisión preventiva, el juzgado de instrucción nº 1 de la audiencia nacional nos procesa acusándonos de integración en organización terrorista! sabiendo que hemos cumplido condena por lo mismo. El auto de procesamiento carece totalmente de motivación, lo que viola las propias leyes y derechos fundamentales. Dicho auto es un insulto y una vergüenza en un estado presuntamente de derecho. Nos procesan por tener amistad entre nosotros, por comunicarnos por cartas, por darnos ánimos unos a otros, por salir al patio y por hacer deporte en el patio y, por compartir la misma ideología; el islam! Eso son los motivos que pone el juez en su auto infame.

Eso demuestra el grado de odio profundo e islamofobia e inquisición contra lxs musulmanes por serlo y contra el islam. Nos procesan a los cinco por integración en el islam!

La causa contra nosotros, su instrucción está plagada de irregularidades e ilegalidades y violaciones de nuestros derechos fundamentales a la defensa, a la presunción de inocencia y a la tutela judicial efectiva, y al proceso y juicio justo. Sigo luchando contra esas injusticias judiciales y carcelarias. Estoy en huelga de hambre extrema, bebo solamente agua sin nada, en estos trece días he perdido casi diez kilos. En los controles diarios de peso, tensión y glucemia lxs enfermerxs me maltratan para coaccionarme para dejar la huelga, excepto una enfermera. El que suele hacerme el control es el supervisor de enfermería, es un maltratador, que actúa de manera chulesca y agresiva y muy poco profesional. La primera vez que vino a hacerme el control era el segundo día de huelga a última hora de la tarde estando yo en el patio. En compañía de los carceleros me saca al pasillo al lado de la puerta del patio de la galería 3 del módulo de aislamiento, para hacerme el control allí mismo! y a pesar de mi protesta, me hizo el control encima del cubo de basura. Al día siguiente me hizo el control a través de los barrotes de la puerta de mi celda, a pesar de mi protesta, al tercer día vino otra vez a hacerme el control a través de los barrotes y me negué solicitando que me saque a la enfermería, y presenté varias quejas contra el ante la directora. Después empezaron a sacarme a la enfermería del módulo de aislamiento. Dicho enfermero siguió y sigue maltratándome y como represalia y venganza por las quejas que he presentado contra él, se niega a facilitarme los resultados del control y me dice: “pídelos por escrito” y cuando le advierto que le voy a denunciar, se pone chulo y me dice: “estás tardando, escríbela con mayuscula”. Ha incitado a otrxs enfermerxs contra mí, que antes actuaban correctamente y me facilitaban los resultados, ahora se niegan y actúan de la misma manera que él. He presentado quejas contra ellxs ante la directora, y presentaré quejas y denuncias ante los juzgados competentes incluyendo a la directora por no tomar medidas contra dichxs enfermerxs maltratadorxs y torturadorxs.

En las huelgas de hambre en todas las cárceles siempre lxs enfermerxs nos tratan mal, exceptuando muy pocxs de ellxs, el enfermero supervisor maltratador me metió un parte y me sanciono inventando que le hice una peineta cuando me estaba pinchando el dedo para la prueba de glucemia! En ningún momento le hice ninguna peineta. Le dí el dedo medio porque otros dedos tenían pinchazos y me dolían, cada día cambio de dedo para no cargar el mismo dedo de pinchazos y como es acomplejado lo tomó como una peineta, lo hizo por venganza. Lamentablemente, el día 12 de marzo, por la tarde sobre las 17h en el patio de la tercera galería del módulo de aislamiento, un preso enfermo mental llamado José Valle Jiménez, mató a otro preso enfermo mental llamado Rafael Moreno Montes a puñetazos y patadas y se ensañó con él, porque le dió un brote psicótico. Los dos presos estaban conmigo en la misma galería tercera, y salían juntos al patio desde hace muchos meses, porque tienen el mismo artículo, eran amigos y lo llevaban muy bien entre ellos, no tenían ningún problema entre ellos y de repente pasó esa tragedia. La culpa y la responsabilidad es de la cárcel, sus responsables y de los servicios médicos. Llevo meses denunciando la situación cruel e inhumana que sufren lxs enfermxs mentales, que sufren abandono y desatención médica especializada, que empeora su situación ya por si misma dramática.

Los módulos de aislamiento se han convertido en un trastero para esconder a lxs enfermxs y enajenadxs mentales. Aquí hay varios de ellos, unos siete o ocho. Su estado es lamentable en todos los aspectos, los tienen abandonados, les atiborran de pastillas y les dejan anulados y sin voluntad. No se asean, ni se duchan, ni lavan su ropa, ni limpian sus celdas, ni salen al patio, y si salen lo hacen una vez cada varios meses. No viene nadie a hablar con ellos, ni a asistirles, ni educadorxs, ni trabajadorxs sociales, ni psicólogxs, ni psiquiatras, ni nadie. Nadie se interesa en ellos.

José Valle lleva más de dos semanas pidiendo ayuda psicológica y psiquiátrica, hablando con los carceleros y con lxs médicxs de turno, diciéndoles que escucha voces, no podía dormir, le dan brotes psicóticos, sufre esquizofrenia paranoide, y avisándoles que se encuentra muy malo psicológicamente y que puede hacer cualquier locura inconscientemente. Nadie le hizo caso y no recibió ninguna atención psicológica o psiquiátrica. Lo que empeoró su estado mental es la decisión médica de quitarle parte de la medicación psiquiátrica recetada por el psiquiatra. Se quejó varias veces a la médica para que le devolviera su tratamiento, pero no le hicieron caso. El día 4 de marzo, por la madrugada le dio un ataque y brote psicótico, avisó por interfono a los carceleros, pero no le hicieron caso, eso fue entre las 2 y 3h. A la hora de recuento, cuando pasó el carcelero, le llamaba porque no se veía en su celda y no daba señales de vida. No contestaba, tuvieron que entrar en su celda, le encontraron debajo de la cama inconsciente, durmiendo y enajenado, eso fue a las 8h. Se lo llevaron a enfermería, después lo trajeron y lo metieron en una celda con cristalera de la primera galería, en observación bajo vigilancia de los ordenanzas que se turnaban. Después de cuatro días, lo trajeron a su celda de la tercera galería.

La misma mañana de los hechos de 4 de marzo, vinieron unos diez carceleros acompañados de dos jefes de servicios y me cachearon la celda, tirando todo abajo y me hicieron cacheo con desnudo integral, sin bata. Cuando les pedí explicaciones del motivo de dicho cacheo ilegal y sin fundamento, me dijeron que no hay ningún motivo! cuando les pedí la orden del cacheo, me dijeron que hay una orden, pero se negaron a enseñármela. Eso fue entre las 12:41 y 12:51h. A las 19h me entregaron la orden del cacheo donde pone por motivo de sospecha de acopio de medicación psiquiátrica! El motivo es absurdo, insostenible y cae por su propio peso, porque a mi no me dan ninguna medicación y no tomo ninguna medicación, y en consecuencia no puede asistir el acopio. Me cachearon con dicho motivo falso y lo hicieron con otro compañero que tampoco tiene medicación ni la toma. Cachearon a otros dos presos más y no encontraban nada, nos cachearon con un falso motivo acusándonos de darle la medicación al Valle, y por eso le dio sobredosis! para cubrir y encubrir su falta de asistencia cuando les llamó a las 2h de la madrugada. No le dio ninguna sobredosis, sino un brote psicótico, tomo su medicación y aquí nadie le dio nada. Los carceleros encubrieron su mala praxis e incumplimiento de sus funciones de atender a los presos a cualquier hora del día, máxime en caso de presos de vulnerabilidad y casos de urgencia de manera inmediata, acusándonos falsamente de pasarle pastillas a dicho preso, sabiendo que ni yo ni mi compañero, que sale conmigo al patio, tenemos ninguna medicación, y dicho preso no sale con nosotros, por encontrarse en otro artículo. Al final dicho preso mató al otro sin ningún motivo, porque le dio ataque psicótico por la falta de asistencia psicológica y psiquiátrica y por el abandono que sufre aquí.

Por eso en nuestra huelga pedimos la asistencia a dichos presos.

RESISTIR ES VENCER

Para escribirle:


Mohamed Achraf

Centro Penitenciario Málaga II
Ctra. Archidona a Villanueva del Trabuco Km. 6
29300 Archidona (Málaga)

Fuente: Desde dentro




Fuente: Henas.noblogs.org