August 29, 2021
De parte de Publicacion Refractario
377 puntos de vista


Palabras desde la c谩rcel empresa de Rancagua de los compa帽eros Luis e Ignacio a prop贸sito de la semana de agitaci贸n por lxs anarkistas presxs: una reivindicaci贸n necesaria

(I): Todo presidio es pol铆tico en las c谩rceles de la democracia.

Lejos de ser una simple met谩fora, hoy m谩s que nunca los muros son tan gruesos que no dejan ver el panorama de all谩 afuera鈥 La impaciencia a veces carcome la tranquilidad con la que hemos decidido mantenernos en esta situaci贸n poco auspiciosa, en la ke ya cumplimos 3 meses. Sabemos que las cosas no est谩n f谩ciles en la calle y, por ello, agradecemos inmensamente cada movimiento c贸mplice de compa帽erxs de diversos lugares.

Tras las rejas la ansiedad y la incertidumbre son compa帽eras diarias. Las miradas de los carceleros no hacen m谩s que recordarnos que el enemigo est谩 aqu铆 y quieren vernos derrotados. En sus propias palabras, 鈥渆liminarnos鈥. Sin embargo, sus palabras no nos asustan en lo m谩s m铆nimo. Y como animales enjaulados nos paseamos por este yermo patio de concreto, a veces tristes, pero jam谩s derrotados.

Desde que fuimos detenidos hemos sido protagonistas de m煤ltiples afirmaciones vertidas en p煤blico por los medios de comunicaci贸n, aut茅nticos emisarios del orden existente y de sus perpetradorxs. Antes de ke se nos formalizara ya 茅ramos tratados como culpables. Recordemos la entrada triunfal de un reconocido y pedante fiscal a nuestra casa al momento de nuestra detenci贸n. Antes de ke nosotros mismos nos definieramos ya eramos tildados de anarkistas, o por lo menos relacionados de alg煤n modo a akella etiketa pol铆tica. Ante esta situaci贸n, y como ya mencionamos en nuestras primeras palabras tras la detenci贸n, resulta casi est煤pido no notar ke el presidio y el juicio del ke somos protagonistas es un juicio pol铆tico. Kiz谩 lxs unicxs ke a煤n intentan sostener la falacia de la neutralidad pol铆tica de la ley son akellxs ki茅nes la aplican, y la prensa ke vomita el discurso 鈥渙ficial鈥.

Nosotros no podemos renegar de la condici贸n pol铆tica de nuestro presidio, as铆 como de todos los presidios, por m谩s 鈥渃omunes鈥 o 鈥渉abituales鈥 ke sean. Sabemos ke en las c谩rceles del capital y la democracia no hay presx ke no sea pol铆ticx. Ke algunxs decidan o no asumir esa arista del presidio no es algo ke nosotros podamos inculcar, sino ke ha de ser fruto de una reflexi贸n individual a la ke s铆 podemos aportar si se nos es requerido. Pero siempre sabi茅ndonos tan presxs como nuestrxs compa帽erxs de modulo y/o celda.No somos vanguardia de nadie, ni tampoco buscamos 鈥渆vangelizar鈥 a nadie para ke acepte nuestras verdades sin criticarlas.

Nosotros solo nos reconocemos como presos pol铆ticos, nuestra 鈥渋nocencia鈥 o 鈥渃ulpabilidad鈥 no es algo ke determinemos nosotros. Ese es trabajo de fiskal铆a.

(II): Acerca de nuestras etiketas y tendencias pol铆ticas.

Ahora, llega la hora de aclarar una cuesti贸n problem谩tica para nosotros kienes no gustamos de etiketarnos bajo categor铆as ke, sabemos, no pueden capturar la complejidad y el constante cambio de nuestro ser. La importancia de esta cuesti贸n, a pesar de ke no nos agrade, no es solamente desmentir los supuestos y las mentiras de la prensa, sino ke evidenciar, a la vez, la paranoia de nuestros persecutores. Ki茅nes, como siempre es la t贸nica en este como otros casos, buscar谩n vincularnos a alguna especie de organizaci贸n, construyendo un relato propio de la ideolog铆a de la doctrina de la seguridad nacional, hoy pol铆ticamente blankeada y democr谩tica, en lo ke llaman seguridad ciudadana.

Para los lamentos de fiskal铆a, no somos nada m谩s ke un par de individualidades ke no 铆bamos a seguir replicando la complicidad ciudadana ante esta realidad de mierda. En este mundo no hay nada peor ke kedarse pasivxs. Morir indiferentes ante tantas situaciones normalizadas en el civilizado mundo del capital y la democracia es m谩s pat茅tico ke morir enjauladxs.

Cuando la vida cotidiana se ha reducido a estar pegadxs a una pantalla las 24hrs del d铆a, consumiendo las mercanc铆as ke la publicidad nos arroja, sin criticar toda la nocividad de la ke d铆a a d铆a somos complices, entonces vale la pena arriesgarla. Nos desmarcamos de toda comodidad c贸mplice con este sistema, con pr谩ctica y no solo palabras.Sin miedo a la persecuci贸n, sin miedo al presidio, sin miedo a lxs carcelerxs ni a la opini贸n p煤blica. Moriremos de igual manera, nos arrojemos o no. Del mismo modo nos podr铆an encarcelar por lo ke pensamos, accionemos o no.

Podr铆an llamarnos nihilistas, anarkistas, subversivxs, antisist茅micxs. Ninguna de estas categor铆as nos representa, nuestros esp铆ritus libres se reh煤san a ser enjaulados en conceptos y abstracciones vac铆as. Mucho menos en chapas ke la prensa, la polic铆a y el morbo ciudadano utilizan a destajo. A煤n asi, solo por cuestiones pr谩cticas,manifestamos nuestra simpat铆a por el adjetivo 鈥渘ihilista鈥. Tambi茅n, nos consideramos completamente antiautoritarios. Sabemos muy bien ke son las acciones las ke han de hablar antes ke estas palabras. Y son las acciones, tambi茅n, las ke nos acercan, pero no nos unen, a otrxs tantxs compa帽erxs enjauladxs en tantas c谩rceles del mundo. Las afinidades son sustentadas en la acci贸n, lejos de cualkier sectarismo y dogmatismo, como hace poco lo dijeron unxs compa帽erxs. Y esto no solo hay ke escribirlo sino ke practicarlo. Por eso abrazamos, desde esta jaula a lxs subversivxs, a lxs salvajes, a lxs revolucionarixs, a lxs anarkistas y hasta akellxs delincuentes 鈥渉abituales鈥 ke, con su actuar, contribuyen a erosionar el orden existente.

鈥(鈥)nuestra propuesta para el presente est谩 clara. Quien quiera rechazar directamente la tiran铆a del sistema, que pase de las palabras a la pr谩ctica.鈥 (Comunicado n4, Secta de los revolucionarios)

(III) Algo as铆 como una despedida.

Hemos sido claros. Nada de lo ke se haya dicho en la prensa, o lo ke se pueda especular de nosotros, es tan cierto como lo ke acaban de leer. Nuestro recelo a encasillarnos en etiketas ideol贸gicas solo obedece a nuestro deseo de permanecer lo m谩s libres posibles, en constante cambio y autocr铆tica. Ni ese recelo ni la forma en la ke estamos afrontando este proceso son infalibles. Es m谩s, son completamente criticables, y alentamos a ello. Pero son las ke hemos decidido hacer nuestras. Y, aunke muchxs compa帽erxs puedan no compartirlas, nosotros no buscamos convencer ni imponer nuestras verdades a nadie.

Somos presos pol铆ticos, como cualkier otrx . No somos idolos. Somos compa帽erxs, c贸mplices, amigxs y,kiz谩, amores.

M贸nica, Francisco, Joakin, Juan A., Juan F., Marcelo, Felipe y Oso. Dos abrazos para cada unx de ustedes.

Libertad a todxs lxs presxs. Abajo la c谩rcel y la sociedad ke la necesita.

Fuerza para todxs akellxs inkietxs accionando contra la makina, en la kana o en la kalle.




Fuente: Publicacionrefractario.wordpress.com