January 22, 2022
De parte de Nodo50
293 puntos de vista

Resumen Medio Oriente, 21 de enero de 2022.

Según las autoridades médicas al menos nueve palestinos sufrieron impactos de proyectiles, y más de 50 asfixia por gases lacrimógenos. 

Las fuerzas militares israelíes causaron decenas de heridos tras reprimir una manifestación de palestinos contra el saqueo de las localidades de Beita y Beit Dajan sitas al sur y este de la ciudad de Nablus, respectivamente.

Los uniformados del régimen sionista utilizaron la fuerza excesiva para dispersar a los palestinos reunidos en protesta contra el nuevo asentamiento de colonos israelíes Givat Eviatar, en las inmediaciones de Beita.

Asimismo, civiles se reunieron para reclamar por la usurpación de tierras en Huwarra, y Za’tara pertenecientes a aldeanos palestinos, las que serán usadas para construir la nueva carretera de circunvalación exclusiva para israelíes.

El Departamento de Emergencias de la Media Luna Roja Palestina en Nablus, detalló que los nueve manifestantes heridos atendidos por ellos mostraban las marcas de los proyectiles de acero recubiertos de goma que utilizaron las fuerzas represivas israelíes.

El propio ente agregó que más de 50 personas llegaron al centro asfixiadas por los gases lacrimógenos usados por los uniformados sionistas para neutralizar la manifestación.

Más represión sionista

Al menos seis heridos se reportaron este mismo viernes tras la protesta semanal de palestinos contra los asentamientos de colonos en la aldea Kafr Qaddum ubicada al norte de  la Cisjordania ocupada.

Este viernes igualmente, medios locales reportaron que militares israelíes atacaron a campesinos palestinos en una zona ubicada al este de la localidad de Khan Yunis y arrasaron sus tierras.

En ambos casos,  señalaron el uso por parte de las fuerzas militares sionistas de proyectiles de acero revestidos de goma y gases lacrimógenos, de manera indiscriminada y sin el menor respeto a los derechos humanos. 

Más de 700.000 colonos israelíes viven en asentamientos ilegales en los territorios de Jerusalén Oriental y Cisjordania; en tanto la expansión de estas colonias se ha triplicado desde la firma de los Acuerdos de Oslo en 1993.

La ley del Estado-nación de Israel consagra la supremacía judía y, desde su aprobación en 2018 establece que la construcción y el fortalecimiento de los asentamientos coloniales constituyen un asunto de interés nacional.





Fuente: Resumenlatinoamericano.org