July 18, 2021
De parte de Nodo50
198 puntos de vista


Patrocinado


La entrevista dada por el hasta hace poco director de Servicios Informativos de Radio Panam谩 al diario La Prensa, el pasado 12 de julio, es sumamente reveladora, no solo por lo ocurrido en esa empresa radial, propiedad del grupo espa帽ol Prisa, sino tambi茅n porque ofrece datos de c贸mo se manejan las cosas en los medios de comunicaci贸n y en otros negocios en Panam谩.

Un poquito de historia

Tras la invasi贸n norteamericana del 20 de diciembre de 1989, en medio de un pa铆s ocupado por las tropas yanquis, el integrante del triunvirato juramentado en la base militar norteamericana de Clayton, Ricardo Arias Calder贸n, presidente del Partido Dem贸crata Cristiano (PDC), asumi贸 el Ministerio de Gobierno de Justicia y, con ello, el control de la direcci贸n nacional de medios de comunicaci贸n social. 

Durante su gesti贸n, ocurrieron cosas interesantes e inexplicables. Por ejemplo, c贸mo Cable Onda pas贸 a ser propiedad de la Iglesia cat贸lica y, a帽os despu茅s, lleg贸 a manos privadas para ser finalmente vendida en 2018 a Millicon por los 鈥減obrecitos鈥 Motta, Eleta y Gonz谩lez Revilla, sus propietarios, por casi 1,500 millones de d贸lares, es decir por 1,450 millones m谩s por los que Medcom pag贸 por Cable Onda a la iglesia cat贸lica (32 millones), y qued谩ndose adem谩s con el 20 % de las acciones. Millicon es la misma empresa con la que Cortizo se reuni贸 en su actual periplo por Texas. Es decir, lo que es un negocio para Millicom tambi茅n lo es para los propietarios del 20% de las acciones (Motta, Eleta, Gonz谩lez Revilla)

Ver: 鈥淟a historia de Cable Onda鈥 publicada por FRENADESO en Kaos en la Red.

Se creo la Fundaci贸n FETV, cuyo objetivo era la difusi贸n de la fe cat贸lica. Entre sus propiedades estaban la televisi贸n por cable (Cable Onda) y Canal 5.

Seg煤n Ricardo Arias Calder贸n:

鈥淐omo al segundo mes de instalado el Gobierno democr谩tico despu茅s de la dictadura, se presentaron a la oficina del director de Medios de Comunicaci贸n Social del Ministerio de Gobierno y Justicia, Edwin Cabrera, tres personalidades eclesi谩sticas 鈥昅ons. McGrath, Mons. Emiliani y el padre Crestar Dur谩n鈥 para solicitar algunas frecuencias de radio que le permitieran a la Iglesia cubrir todo el territorio nacional, pues entonces s贸lo ten铆a Radio Hogar, fundada en 1954, y Radio Veraguas, fundada en 1969. El director les dijo que tendr铆a que consultar con el ministro de Gobierno y Justicia, pero que, conociendo su pensamiento, 茅l estaba seguro que ser铆a cuesti贸n de que se formalizara la solicitud y se consideraran los aspectos t茅cnicos鈥.

鈥淓se mismo d铆a, en un evento al que asistimos los dos, el director me inform贸 en mi calidad de ministro del ramo de la solicitud y me pregunt贸 si a la Iglesia no le interesar铆a m谩s bien el canal 5 de televisi贸n. En efecto, en el Ministerio hab铆amos encontrado que, bajo la dictadura, dicho canal hab铆a cambiado de presuntos propietarios seg煤n los militares cambiaban de presunto presidente, de manera que su condici贸n legal era harto dudosa. Adem谩s, los presuntos propietarios le deb铆an al Estado, en concreto a COFINA, una suma considerable y no hab铆an abonado nada en mucho tiempo鈥.

鈥淪in embargo, a los pocos d铆as, Mons. McGrath me comunic贸 que la Iglesia no estaba en condiciones de cubrir los costos de comprarle el equipo a sus due帽os, pagar las prestaciones laborales acumuladas y cubrir los costos iniciales de operaci贸n. El Ministerio dio entonces un paso m谩s. Le ofreci贸 a la fundaci贸n por crearse la concesi贸n de Cable Onda, que produc铆a un importante ingreso, pero cuya situaci贸n legal y financiera era an谩loga a la de TV5. Con ello se complet贸 la creaci贸n de la 煤nica televisora en el pa铆s que no era ni comercial ni pol铆tica鈥.

La 鈥渧enta鈥 de Cable Onda

En 1996, FeTV le vende a MEDCOM Cable Onda por 32 millones de d贸lares. Seg煤n Arias Calder贸n: 鈥淐uando la fundaci贸n responsable por FeTV decidi贸 vender el negocio de Cable Onda para constituir un fideicomiso que le permitiera concentrar toda su atenci贸n en la televisora, obtuvo B/32,000,000. Con ello pag贸 deudas y obligaciones y pudo constituir fideicomiso de unos 24 millones de balboas鈥.

Con una inversi贸n de 6.3 millones, se construy贸 lo que se dijo que eran las instalaciones de TV cat贸lica m谩s grande de Centroam茅rica, al lado de la USMA, en Tumba Muerto.

En 2009, se firma un acuerdo entre Medcom (Gonz谩lez Revilla-Eleta) y FeTV Canal 5, en la cual TVN y la Corporaci贸n Medcom financiar铆an las operaciones de FeTV Canal 5. Como parte de ese acuerdo, TVN (Motta) se muda a las instalaciones de FeTV. Se dice que por ello TVN pag贸 5 millones.

Antes, en 2002, Telecarrier Inc., presidida por Stanley Motta, adquiri贸 la totalidad de las acciones de Cable Data, negocio de procesamiento de datos de la empresa Cable Onda S. A. 

Tambi茅n en ese periodo ocurri贸 otro hecho: TVN, representada por un testaferro de los militares, Carlos Duque, su candidato presidencial y del PRD en las elecciones de 1989, pas贸 a manos de Stanley Motta y su grupo, entre ellos, Jaime 鈥淛immy鈥 Arias Calder贸n, hermano de Ricardo Arias Calder贸n y, a su vez, ambos hermanastros de Gabriel Lewis Galindo (PRD), el poder real y la persona que ten铆a los contactos en Washington que propiciaron la invasi贸n del 20 de diciembre.

PDC y los medios

Arias Calder贸n organiz贸 un grupo de partidarios para tomarse las televisoras, las radios y La Prensa (en esta 煤ltima tuvo un fuerte enfrentamiento con el evasor de Coronado, Roberto 鈥淏obby鈥 Eisenmann).

Ese grupo estuvo conformado, entre otros, por Milton Henr铆quez, Carlos Arellano Lenox, Guillermo Cochez, Edwin Cabrera, Danilo Toro y el yerno de Ricardo Arias Calder贸n y de la furibunda anticubana Teresita de Arias, Temi de Obald铆a, quien lleg贸 a ser vicepresidente de Asuntos Informativos de TVN, y fue reemplazado posteriormente por Sabrina Bacal. Ninguno era periodista, pero ingresaron a los medios como comentaristas o analistas pol铆ticos.

Ya hemos hablado de la relaci贸n de Arias Calder贸n con TVN, pero tambi茅n ten铆a v铆nculos con MEDCOM. Recordemos que el candidato del PDC en 1968 fue Antonio Gonz谩lez Revilla, pariente de los Gonz谩lez Revilla, unos de los principales accionistas de MEDCOM, quienes, al igual que los Lewis Galindo y los Eleta, estuvieron ligados a la dictadura militar. Los Gonz谩lez Revilla tambi茅n son primos hermanos del cazador de leopardos y elefantes, Ernesto P茅rez Balladares Gonz谩lez Revilla.

Las crisis internas del PDC (Partido Popular) reducido hoy a un partido bisagra, desintegr贸 a este grupo. Algunos volvieron a sus faenas propias y otros se mantienen en los medios de manera individual como es el caso de Edwin Cabrera, quien fue director nacional de Medios de Comunicaci贸n con Ricardo Arias Calder贸n y luego secretario general de la Asamblea Legislativa. En ese 煤ltimo cargo lleg贸 a Radio Panam谩 con un contrato de servicios profesionales que, incre铆blemente, perdur贸 por 21 a帽os.

La entrevista

De acuerdo a Edwin Cabrera, 茅l llega a Radio Panam谩 de mano de Boli B谩rcenas, el publicista de Ernesto P茅rez Balladares, quien hab铆a (le dijo) conseguido varias frecuencias de radio y se asocia a Radio Caracol de Colombia. Es decir, el publicista logra las frecuencias del Estado gracias a esa relaci贸n con aquel Gobierno del hoy que posa con animales en peligro de extinci贸n que ha cazado. 驴Cu谩nto pag贸 por B谩rcenas por esas frecuencias?

Cabrera entra as铆 a ser analista pol铆tico, estando como director de noticias Hugo Faman铆a, que fue sustituido por Lucy Molinar, de TVN, aparentemente debido a los percances personales que tuvo el primero en esa 茅poca. Al llegar Ricardo Martinelli a la Presidencia, Lucy Molinar es nombrada ministra de Educaci贸n, y Edwin Cabrera pasa a ser director de Servicios Informativos. El grupo Prisa (diario El Pa铆s, Cadena Ser de Espa帽a, etc.) compra Radio Caracol, y Cabrera se mantiene en el puesto todav铆a con un contrato de servicios profesionales.

Cabrera mismo indica que, en una ocasi贸n, se le propuso incorporarlo a la planilla, pero 茅l rechaz贸 la oferta, pues las deducciones de impuestos lo pondr铆an por debajo del salario que devengaba por servicios profesionales y 鈥渓o menos que quer铆a era fastidiar a la empresa鈥.

Edwin Cabrera era un empleado de confianza. En Radio Panam谩 no exist铆an sindicatos. Ocurre como en otros medios donde tampoco hay convenciones colectivas de trabajo. Muchos periodistas quedan desamparados. Algunos responden a los intereses de los due帽os. No se sienten trabajadores. Se dicen 鈥渃olaboradores鈥.

Es obvio que, con Edwin Cabrera, estamos en orillas opuestas. Muchas veces hemos polemizado ideol贸gica y pol铆ticamente. Pero tambi茅n es cierto que, en medio del brutal cerco informativo de los medios, abr铆a alguna que otra ventana. Sin dejar de ser su programa y de su acompa帽ante 鈥晅ambi茅n con contrato de servicios profesionales鈥 una tribuna de ataques contra las organizaciones populares y sus luchas. Recordamos la indescriptible entrevista al dirigente de ASOPROF, Fernando Abrego, hecha hace apenas algunas semanas. 

21 a帽os de evasi贸n de cuotas de la CSS y de impuestos

De lo que surge en esta entrevista, se deduce que la espa帽ola Prisa y sus antecesoras evadieron impuestos y cuotas de la Caja de Seguro Social por m谩s de 21 a帽os sin que el Gobierno ni la instituci贸n de seguridad social se enteraran.

Cabrera habla de la llegada en 2017, en el Gobierno de Varela, de unos auditores de la Direcci贸n General de Ingresos (DGI) a la emisora para hacerle un alcance. Sospechaba de evasiones, pero 茅l no se met铆a en lo administrativo para que eso no afectara la labor de difundir noticias. Imag铆nense una informaci贸n en Radio Panam谩 que dijera 鈥淗oy se han presentado en la estaci贸n unos auditores de la DGI para investigar una posible evasi贸n en el pago de impuestos鈥. Si eso ocurriera en otra empresa, ocupar铆a titulares, pero, siendo un medio de comunicaci贸n, se silenci贸. 

Cabrera dice que cree que a otros colegas les han cumplido sus indemnizaciones luego de ser despedidos, y los volvieron a contratar reduci茅ndoles el 40 % del salario que devengaban antes y por la misma labor que desempe帽aban.

Es lo mismo que ocurre en otros medios durante la pandemia, pero nadie habla de ello, ni siquiera los mismos afectados, para no 鈥渇astidiar鈥 a los due帽os. Es lo mismo que sucede en la mayor铆a de las empresas y con los llamados contratos suspendidos que dicen que se han reactivado. Por menos paga, al trabajador se le obliga, no solo a realizar las mismas laborales, sino las que hac铆an dos o tres trabajadores antes. A otros se les reduce la jornada laboral y, por ende, el salario, lo cual les impide cumplir con deudas y obligaciones. Es la esclavitud en pandemia, que quiere ser legalizada con nuevas reformas al C贸digo de Trabajo para imponerlas en un madrugonazo en diciembre. CONUSI ha interpuestos sendos recursos ante la Corte Suprema de Justicia contra estas violaciones a los derechos laborales que aguardan fallos.

Lo de los servicios profesionales de Cabrera es injustificable. 脡l cumpl铆a horarios en la ma帽ana y la tarde, ten铆a que asistir diariamente a la empresa, ten铆a bajo su cargo a un cierto n煤mero de trabajadores a los que les distribu铆a funciones y tareas. Eso no son servicios profesionales, figura que utilizan algunas empresas para evadir impuestos y el pago de la CSS. Y eso sucedi贸 por m谩s de dos d茅cadas.

La Caja de Seguro Social (CSS) y la DGI ya deber铆an haber iniciado una investigaci贸n, independientemente de que est茅 implicada Prisa, gigante de la comunicaci贸n de Espa帽a y Am茅rica Latina. Estamos seguros de que no se trata de un hecho aislado. Eso tambi茅n debe de estar ocurriendo en otros medios. Hay que ver, por ejemplo, si Flor Mizrachi, Sabrina Bacal, Mariela Ledezma, Annette Planells, Guido Rodr铆guez, FOCO-MOVIN y otros no est谩n en las mismas condiciones.

El cerco informativo

En otra entrevista a 脕lvaro Alvarado, qui茅n hasta hace poco labor贸 en Medcom, Edwin Cabrera revela c贸mo las grandes empresas de comunicaci贸n proh铆ben que se hable de ciertos temas. Por ejemplo, en TVN ser铆an: la huelga de los pilotos de COPA, la huelga de la Cervecer铆a, etc. Alvarado le dice: 鈥渟e le olvid贸 el SUNTRACS, profesor, se le olvid贸 el SUNTRACS鈥. Y Cabrera se r铆e y dice 鈥淪UNTRACS ni hablar, aqu铆 no sale el SUNTRACS鈥, y cuenta una an茅cdota de hace a帽os en RPCTV, cuando Genaro L贸pez estaba al frente del sindicato y 茅l monitoreaba las noticias, le dijo al director, 鈥渁qu铆 no aparece Genaro鈥, y le respondieron, 鈥渆s que aqu铆 no sale el SUNTRACS鈥. 鈥淪UNTRACS no me gusta鈥, dice Cabrera, 鈥減or su estilo de lucha, pero SUNTRACS es una realidad en este pa铆s, c贸mo obviarlos en los medios, 驴porque al due帽o no le gusta? 驴Y qu茅 pas贸 con la responsabilidad de la opini贸n p煤blica? 驴C贸mo queda?鈥.

Cabrera habl贸 tambi茅n de c贸mo cada cinco a帽os los due帽os de los medios le dicen que tienen que apoyar a este u otro candidato, y recuerda el caso del famoso 鈥渧oto 煤til鈥 impulsado en las elecciones de 2014 por el Movimiento Nueva Republica de Roberto Eisenmann, Mario Galindo, Alvin Weeden, Ricardo Berm煤dez, Olimpo S谩enz, Aurelio 鈥淵eyito鈥 Barr铆a (ex Cruzada Civilista) y otros para favorecer al candidato presidencial del PRD, Juan Carlos Navarro. Cabrera dice que estaba en una empresa de medios que le pidi贸 que en la noche le hiciera un an谩lisis de las elecciones, y 茅l dijo que el voto 煤til no exist铆a, que exist铆a el voto a conciencia, y pidi贸 que no le hicieran caso al voto 煤til, 鈥渉谩gale caso a su conciencia鈥. Y un ejecutivo del medio llam贸 al productor para pedirle: 鈥渄ile que no venga m谩s鈥. El medio era Telemetro, en esas elecciones Medcom y los Gonz谩lez Revilla se inclinaron por Juan Carlos Navarro.

Cabrera tambi茅n se refiri贸 a lo que siempre ha se帽alado FRENADESO, las frecuencias de radio y televisi贸n pertenecen al Estado, es decir, a todos los paname帽os, y por ello demandamos mayor democracia, verdadera libertad de opiniones. Ellos censuran (como reconoci贸 Cabrera y asinti贸 脕lvaro Alvarado) y llevan a los mismos de siempre. Buscan imponer un pensamiento 煤nico. En funci贸n de ello y lo sucedido en Radio Panam谩, Cabrera pide transparentar la propiedad de los medios de comunicaci贸n, cuyas frecuencias son del Estado, y que cumplen una funci贸n social.

Jorge Ritter y la compra y venta de Radio Panam谩

Seg煤n Edwin Cabrera, Ritter le dijo un d铆a 鈥淧aso a ser propietario del 100 % de las acciones de Radio Panam谩鈥 y le advirti贸 sobre la venta de la misma.

Todos sabemos que Jorge Ritter es un testaferro y que ni 茅l ni los que comparten directiva de la empresa tienen el dinero para comprar Radio Panam谩.

Jorge Ritter es representante de las acciones de la espa帽ola Prisa a trav茅s de la empresa Green Emerad Busness Inc., creada en 1998 y que tiene entre sus directores a:

路      Jorge Eduardo Ritter;

路      Ricardo Alarc贸n;

路      Rub茅n Dar铆o Murgas Torraza;

路      Kerube del C. Valencia;

路      Lorena Beatriz Roquebert.

Suscriptores

路      Pablo Javier Espino;

路      Adelina M. de Estrib铆.

Agente

路      Morgan y Morgan.

Esta empresa traspas贸 Radio Panam谩 a la empresa Aproinsa, registrada en 1994, hace 27 a帽os, cuyos directivos son:

路      Jorge Eduardo Ritter;

路      Ricardo Alarc贸n;

路      Rub茅n Dar铆o Murgas Torraza;

路      Kerube del C. Valencia;

路      Lorena Beatriz Roquebert;

路      Juan Bautista Causadias Lasso.

Suscriptores

Lithuania de Sol铆s;

Jos茅 Batista.

Agente

Ritter, D铆az y Asociados.

Es decir, se traspas贸 Radio Panam谩 de Ritter a Ritter o, mejor dicho, de Prisa a Prisa. Seg煤n Cabrera, no hubo tal venta, y es cierto. Solo se cambiaron papeles, se 鈥渟ane贸鈥 la empresa y se liquid贸 a los trabajadores para recontratar a algunos en peores condiciones. Valga decir que los despidos fueron autorizados por el Ministerio pro-patronal de Trabajo (Mitradel).

Cabrera dice que no sabe de d贸nde sali贸 la plata, pero seguramente de Prisa, que, con Ritter, espera venderla a otro. Se habl贸 en un momento de Movin, de los Motta, pero tambi茅n puede ser el Grupo Gilinski (Panam谩 Pac铆fico) que intent贸 comprarle Radio Caracol de Colombia a Prisa y que incursion贸 en los medios de ese pa铆s adquiriendo la revista Semana.

Ritter comenz贸 ofreci茅ndole 18,000 d贸lares a Cabrera, que este no acept贸. Luego le ofreci贸 60,000 d贸lares, que Cabrera tampoco acept贸 porque estaba lejos incluso de la mitad que deber铆a recibir. Y, finalmente, le dieron una carta de despido con un cheque por un mes, es decir, los 6,000 d贸lares que cobraba mensualmente.

Las andanzas de Jorge Ritter como testaferro son de vieja data. El que fuera canciller de Noriega y que comparti贸 la junta directiva del Banco Interoce谩nico-Interbanco con otro ministro de la dictadura, Rodolfo Chiari de Le贸n y con nada menos que Guillermo Endara Galimany, el presidente despu茅s de la invasi贸n. En un momento, el presidente de ese banco lleg贸 a ser Carlos Ernesto Gonz谩lez de la Lastra (en ese tiempo, del Partido Dem贸crata Cristiano). Deben comprender que para esta gente una cosa son los negocios y otra lo son las nimiedades de la pol铆tica por la que se desgarra la camisa mucha gente. El banco fue acusado de lavado de dinero por los gringos y fue clausurado. Pero, antes, fue usado para darle pr茅stamos a los due帽os actuales del Hotel Panam谩, los Fern谩ndez Espina, mencionados tambi茅n en casos de narcotr谩fico en Colombia y Espa帽a, y uno de los grandes financiadores de la campa帽a de Cortizo. 

Para ampliar este tema, recomendamos la obra publicada por FRENADESO, CSS: 80 a帽os de saqueo olig谩rquico-burgu茅s. 

Por lo visto, Ritter se prest贸 para una gran operaci贸n de evasi贸n de impuestos y de cuotas de la CSS. Ha violado los derechos laborales de los trabajadores de Radio Panam谩. Pero 茅l sigue hablando de 茅tica y contra la corrupci贸n en los programas de TVN, mientras que ninguno de sus colegas, fieles a sus patronos, se atreven a preguntarle al respecto. Como dice Cabrera ahora, hay temas de los que los due帽os no permiten que se hable.

Debe darse una investigaci贸n y una auditor铆a tanto en Radio Panam谩 como en otros medios

Como hemos dicho, Radio Panam谩 y otros medios son lugares d贸nde se violan los derechos laborales de los trabajadores. Muchos, como Cabrera, pasan a帽os con contratos por servicios profesionales y a otros se les paga a destajo. Esto hay que pararlo.

Mediante empresas de papel, se evaden impuestos y cuotas de la Caja de Seguro Social. De eso no se habla.

Ser铆a interesante saber cu谩nto cobr贸 Radio Panam谩 en publicidad estatal y de la CSS en esos 21 a帽os.

La CSS, la Direcci贸n General de Ingresos (DGI) del MEF y MITRADEL deben iniciar una investigaci贸n seria y profunda.

Nosotros insistimos en que se cumpla con los trabajadores y que Radio Panam谩 pague a la CSS las cuotas que dej贸 de pagar, as铆 como los impuestos que evadieron.

Mientras tanto, todo indica que seguiremos viendo a Jorge Ritter en TVN opinando de todo como si nada, sin ninguna autoridad moral y sin que ning煤n colega le pregunte: 驴Qu茅 pas贸 en Radio Panam谩?

Panam谩, 17 de julio de 2021

FRENTE NACIONAL POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS ECON脫MICOS Y SOCIALES



Fuente: Kaosenlared.net