May 31, 2022
De parte de Indymedia Argentina
246 puntos de vista

Contin煤a la movilizaci贸n de las organizaciones sociales contra la inflaci贸n y el hambre

Mario Hernandez

Durante dos d铆as se mantuvieron bloqueadas las entradas a la planta que forma parte del grupo Arcor en C贸rdoba en el marco del acampe que llevaron adelante el Frente de Organizaciones en Lucha, la Asamblea por Trabajo y Vivienda y Pueblo Fuerte.

El acampe, que comenz贸 el jueves 26 por la ma帽ana en las inmediaciones de la Bagley, form贸 parte de una Jornada nacional de lucha que se llev贸 adelante en diferentes provincias para exigir medidas urgentes al gobierno nacional ante la escalada inflacionaria que afecta entre otras cosas el precio de los alimentos mientras las empresas alimenticias amasan fortunas.

La medida que incluye el bloqueo a la entrada y salida de camiones y olla popular para cientos de familias, se da con el apoyo de trabajadores y trabajadoras del grupo Arcor que tambi茅n denuncian que las grandes fortunas que implicaron que en un a帽o se dupliquen las ganancias se dan en un contexto de precarizaci贸n laboral cada vez mayor para quienes trabajan en las plantas un promedio de 186 horas al mes.

El acampe continu贸 a lo largo del viernes, exigiendo tambi茅n una soluci贸n real al problema de la desocupaci贸n y la inflaci贸n. Para esto proponen el reparto de las horas de trabajo entre ocupados y desocupados, con una jornada laboral de 6 horas por 5 d铆as a la semana y con un salario igual a la canasta familiar.

Tambi茅n fue bloqueado uno de los centros de distribuci贸n de alimentos del grupo multinacional Arcor, ubicado en la intersecci贸n de la Autopista Panamericana y 197, en la localidad bonaerense de Tigre.

Maximiliano del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) expres贸 que el jueves se acercaron a la secretar铆a de Comercio, donde les dijeron que 鈥渘o pueden hacer nada por el aumento de precios鈥. Por su parte Bel茅n, de la organizaci贸n Barrios de Pie, manifest贸 que 鈥渘o puede ser que 20 empresas son las due帽as de la comida en Argentina鈥, y coment贸 que al llegar al acampe frente a la distribuidora se encontraron con el lugar 鈥渓leno de agua鈥.

En el comunicado de prensa emitido por las organizaciones convocantes -Barrios de Pie/ Libres del Sur y el Frente de Lucha conformado por el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), el MTD An铆bal Ver贸n, el Movimiento Resistencia Popular (MRP), MTR por la Democracia Directa y FOB La Libertaria- destacaron que 鈥渕谩s de la mitad de los alimentos de la canasta b谩sica, son monopolizados por un pu帽ado de empresas que durante los 煤ltimos a帽os se han beneficiado aumentando sus ganancias, a costa de nuestra pobreza.鈥

Sobre la continuidad de las acciones por parte de las organizaciones Maximiliano coment贸 que 鈥渓a pr贸xima semana volveremos a acercarnos a diferentes empresas y distribuidoras alimenticias, por el tema del aumento de los precios. Consideramos que el salario que cobramos es de indigencia, y que el que cobra la clase obrera en una f谩brica es de indigencia, as铆 que sigue el plan de lucha.鈥

Adem谩s, se hicieron presentes el Movimiento de Agrupaciones Clasistas (MAC), trabajadores del neum谩tico y de la f谩brica recuperada Madygraf.

 

Compartimos comunicado:
26 y 27 de mayo
20 EMPRESAS SON LAS DUE脩AS DE LA COMIDA EN ARGENTINA
GANANCIAS MUY CUIDADAS. PRECIOS DESCUIDADOS
* Movilizamos en todo el pa铆s a las plantas productoras y distribuidoras de alimentos
* CABA: a las 9:00 concentraci贸n en Av. Belgrano y 9 de Julio. Movilizamos hacia la Secretar铆a de Comercio.

M谩s de la mitad de los alimentos de la canasta b谩sica, son monopolizados por un pu帽ado de empresas que durante los 煤ltimos a帽os se han beneficiado aumentando sus ganancias, a costa de nuestra pobreza. Mientras tanto, la Secretar铆a de Comercio -ahora dependiente del Ministerio de Econom铆a- brilla totalmente por su ausencia, anunciando medidas como 鈥淧recios cuidados鈥 que no s贸lo son insuficientes sino que tampoco se efectivizan, dando as铆 total beneficio a empresas como ARCOR, Bunge Argentina, Aceitera General Deheza, Molino Ca帽uelas, Molinos R铆o de La Plata, La Seren铆sima, Ledesma, Bagley, entre otras, que se enriquecen a costa de nuestra creciente pobreza.

Mientras que la inflaci贸n no baja de los 6 puntos, nuestra situaci贸n como trabajadores y trabajadoras precarizados/as se agrava: un pu帽ado de empresas que monopolizan la producci贸n de los alimentos, contin煤an con el alza de precios descomunal, mientras que escasean productos b谩sicos a la espera usurera de exportar para aumentar sus ganancias todav铆a m谩s.

A su vez la Secretar铆a de Comercio, que deber铆a controlar y regular el aumento exorbitante de precios, muestra su preferencia en el cuidado de las ganancias empresariales, mientras que millones de trabajadores y trabajadoras sobrevivimos con salarios de miseria, que ni siquiera alcanzan a cubrir un m铆nimo de la Canasta B谩sica Alimentaria. Nosotros y nosotras, vivimos en condiciones de total precarizaci贸n no s贸lo de nuestro salario 隆sino de nuestra vida!

Es por eso, que este jueves y viernes, movilizaremos en todo el pa铆s, a las puertas de las productoras y distribuidoras de los principales alimentos del pa铆s, como tambi茅n hacia la Secretar铆a de Comercio. PORQUE MIENTRAS UNOS POCOS DUPLICAN SUS GANANCIAS, MILLONES DE FAMILIAS POBRES, NO LLEGAMOS A LA CANASTA B脕SICA PARA SOBREVIVIR.

鈥淐anoazo鈥 frente al Congreso

Trabajadores de la pesca artesanal se concentraron frente al Congreso nacional, donde llevaron adelante un 鈥渃anoazo鈥 en busca de visibilizar al sector y en reclamo de pol铆ticas p煤blicas que contribuyan al desarrollo de la actividad en el pa铆s.

Con canoas, herramientas y vestimenta de trabajo, instalaron puestos de venta de pescado en las inmediaciones del Parlamento y all铆 vendieron el kilo de s谩balo a precios populares, junto con otros productos frescos de r铆o.

Los pescadores reclamaron la sanci贸n del proyecto sobre Ley de Pesca Artesanal, que propone la creaci贸n de un Registro Nacional de la actividad, de terminales pesqueras, de consejos de cuenca y de un fondo de fomento para la pesca artesanal.

De esta manera, acompa帽aron la presentaci贸n de un Proyecto de ley destinado a reconocer y proteger los derechos de acceso de la pesca en peque帽a escala, para que los pescadores artesanales puedan vivir de su trabajo.

M谩s tarde, el diputado del Frente de Todos y referente de la agrupaci贸n Patria Grande, Federico Fagioli, encabez贸 en oficinas de la C谩mara baja un acto en el que se brindaron detalles sobre la iniciativa relacionada con la actividad.

鈥淓n medio de un contexto complejo, tenemos que garantizar la mesa de los argentinos y los derechos de los trabajadores de la Econom铆a Popular. Por eso, hoy presentamos el proyecto de Ley nacional de pesca artesanal impulsado por la UTEP-Uni贸n de Trabajadores y Trabajadoras de la Econom铆a Popular鈥, sostuvo el legislador nacional.

Agreg贸 que 鈥渦na de las principales problem谩ticas del sector es la intermediaci贸n. El proyecto propone la creaci贸n de terminales pesqueras para comercializar de manera directa con venta al p煤blico y al Estado鈥.

鈥淟as y los pescadores artesanales sufren persecuci贸n por parte de Prefectura. Para solucionar esto, el proyecto propone la creaci贸n de un Registro Nacional de Pesca Artesanal en donde se les otorgar谩n los permisos correspondientes para desarrollar su actividad鈥, indic贸.

鈥淣adie conoce mejor las problem谩ticas del sector que los propios pescadores artesanales. Por eso, el proyecto contempla la creaci贸n de Consejos de cuenca que puedan ser espacios de discusi贸n y debate para construir pol铆ticas p煤blicas que los contengan鈥, a帽adi贸 el diputado.

Destac贸 Fagioli que 鈥渆s necesario potenciar el sector, acompa帽arlos y mejorar sus condiciones de trabajo. Para esto, el proyecto propone la creaci贸n de un Fondo de fomento鈥.

鈥淗ay algo muy claro: en este sistema en donde el mercado manda, las pescadoras y pescadores artesanales junto a los consumidores perdemos. La Ley nacional de pesca artesanal es soberan铆a alimentaria y es urgente鈥, complet贸.

Por el 鈥渂ono de refuerzo鈥: organizaciones piqueteras marcharon a las sedes del ANSES en todo el pa铆s

En medio de las movilizaciones de las 煤ltimas semanas y la creciente inflaci贸n, el Gobierno debi贸 lanzar un 鈥渂ono de refuerzo salarial鈥. Aunque est谩 lejos de resolver el problema del hambre y la pobreza, adem谩s se rechaz贸 la solicitud a millones de personas que lo necesitan.

Ese reclamo, junto a la situaci贸n de los comedores y otros reclamos pendientes de la Marcha Federal, fue parte de una nueva Jornada de movilizaci贸n piquetera el pasado jueves. La misma fue convocada por el Polo Obrero, MST Teresa Vive, MTR 12 de Abril y MTL Rebelde, entre otras. En la Ciudad de Buenos Aires marcharon al ministerio de Desarrollo Social y al ANSES.

A nivel nacional la movilizaci贸n fue a todas las sucursales de Anses en las provincias.

Reproducimos el comunicado de las organizaciones convocantes

Luego de la Marcha Federal, 隆隆隆marchamos contra la exclusi贸n injusta de millones del bono de refuerzo salarial!!!

POR TRABAJO Y SALARIO CONTRA EL HAMBRE Y LA POBREZA

Mediante todo tipo de trabas, la ANSES est谩 dejando afuera del cobro a millones de personas que solicitaron el bono de 鈥渞efuerzo salarial鈥 que dispuso el gobierno, producto de una inflaci贸n enorme. El bono no compensa esa inflaci贸n y aun as铆 ni siquiera llega a todxs lxs que lo necesitan.

Los diarios reflejan esta situaci贸n claramente:

鈥淓l organismo previsional recibi贸 un total de 11,8 millones de solicitudes鈥 1,6 millones fueron rechazadas autom谩ticamente por ser trabajadores formales, tener jubilaci贸n y/o pensi贸n, no cumplir la edad y otras causas.
Otras 2,7 millones de solicitudes fueron denegadas luego de realizar evaluaciones socioecon贸micos y patrimoniales correspondientes鈥︹ (Infobae, 12/05).

隆隆隆M谩s de 4 millones de personas son excluidas por estos mecanismos burocr谩ticos!!!

隆隆隆Y hay m谩s de 2 millones de personas menos que el 煤ltimo IFE, es decir, que tambi茅n se AJUSTA EN EL BONO!!!

RECORTAN ALIMENTOS A LOS COMEDORES POPULARES

Por si fuera poco, contin煤an sistem谩ticamente los enormes atrasos en la entrega de alimentos para los comedores y merenderos populares. Que suman cada vez a m谩s trabajdorxs en sus puertas, como resultado de la inflaci贸n que golpea a las familias, tengan o no trabajo.

Los salarios, el trabajo, la lucha contra la pobreza y el hambre, fueron las cuatro consignas que presidieron la Marcha Federal, que sum贸 m谩s de 300.000 trabajdorxs en los 4 d铆as de recorrido en 100 ciudades y de 24 provincias, est谩n m谩s vigentes que nunca.
El gobierno no puede ignorar esta realidad, sin embargo, no hemos escuchado ninguna propuesta o convocatoria de reuni贸n.

Es necesario un nuevo Plenario nacional piquetero para votar la continuidad del plan de lucha e impulsar un paro nacional.

Por eso este 26 salimos en todo el pa铆s y marchamos nuevamente para que la crisis no la paguen lxs trabajadorxs.

隆隆隆BASTA DE AJUSTE!!!

En CABA salimos desde San Juan y 9 de julio a las 10:00, y marchamos al Ministerio y a ANSES.

A nivel nacional vamos a todas las sucursales del Pa铆s de Anses

POLO OBRERO 鈥 MTR VOTAMOS LUCHAR 鈥 C.U.Ba.M.T.R./MIDO 鈥 M.A.R. 鈥 M29 鈥 BLOQUE PIQUETERO NACIONAL(T.Or.Re- AGRUPACION ARMANDO CONCIENCIA- O.T.L.)- MTR 12 DE ABRIL 鈥 FDU 鈥 BUEL 鈥 A TRABAJAR 鈥 ORGANIZACI脫N 17 DE NOVIEMBRE (M.D.L MUJERES EN LUCHA) 鈥 MTL REBELDE 鈥 M.B.T 鈥 FRENTE DE LA RESISTENCIA-LA WILLIAM COOKE- R.U.P.MST TERESA VIVE

芦Si Garro est谩 interesado en promover trabajo, que nos reciba y se entere los trabajos que hacemos donde deber铆a estar el municipio禄

 

Julio Garro, intendente de La Plata, se sum贸 al debate p煤blico rechazando los cortes de calles, acampes, las movilizaciones y los planes sociales, que aline贸 discursivamente en d铆as pasados a Horacio Rodr铆guez Larreta, Ramiro Marra, Javier Milei, Patricia Bullrich y Sergio Berni, expresando que 芦el plan social no puede ser una herramienta para cortar calles, armar acampes y complicarle la vida al resto de los laburantes禄 y que 芦el verdadero debate ac谩 es c贸mo creamos trabajo genuino禄.

En un comunicado titulado 芦Julio Garro y la doble moral: habla de trabajo genuino y nos ningunea a los y las que venimos trabajando por una ciudad mejor禄, la organizaci贸n Barrios de Pie-Libres del Sur expres贸: 芦hemos visto c贸mo el Intendente Julio Garro se suma al debate sobre los programas sociales a ra铆z del acampe que realizamos junto a diversas organizaciones, para exigirle al Gobierno nacional trabajo digno, asistencia a los comedores y que frene el ajuste. No nos interesa polemizar con Julio Garro pero s铆 dejar en claro ante los medios de comunicaci贸n y la sociedad el papel del Intendente en la ciudad de La Plata. El intendente dice que 鈥榚l verdadero debate ac谩 es c贸mo creamos trabajo genuino鈥. Sin embargo, como organizaci贸n nos hemos cansado de exigirle a Garro, por medio de sus delegados, que nos facilite las herramientas para la limpieza de los barrios m谩s humildes de nuestra ciudad (a pesar de que esto le corresponde a la Municipalidad) para evitar la proliferaci贸n de roedores y enfermedades. Algo tan b谩sico como el uso de bolsas pl谩sticas para juntar la basura que nuestras cuadrillas de limpieza realizan todos los d铆as en Olmos, Romero, Los Hornos, Arana, Villa Garibaldi, Villa Elvira, Tolosa y Ringuelet禄, denuncia la organizaci贸n.

En otra de sus intervenciones en sus redes sociales Garro sostiene que 芦el plan social no puede ser una herramienta para cortar calles, armar acampes y complicarle la vida al resto de los laburantes. Tiene que ser una herramienta de progreso, una asistencia que le sirva a las personas que lo necesitan para construir un futuro mejor禄. A esto, desde Barrios de Pie-Libres del Sur le contestan: 芦pero cuando le pedimos herramientas para que los compa帽eros y compa帽eras que realizan la limpieza lo hagan sin exponer su salud, la gesti贸n de Garro nos retacea, ningunea y maltratan a los compa帽eros y compa帽eras que de buena forma se acercan a las delegaciones芦.

Por eso mismo, consideran que 芦Garro no tiene intenciones de mejorar la calidad de vida a los y las platenses, s贸lo se suma a un debate para hacer pol铆tica discursiva mientras nuestros barrios siguen abandonados.

En la misma l铆nea, sostienen: 芦cuando le solicitamos (innumerables de veces) a los integrantes de su gabinete (Secretar铆a de Coordinaci贸n, Secretar铆a de Gobierno, Secretar铆a de Producci贸n y Secretar铆a de Desarrollo Social) coordinar pol铆ticas p煤blicas para invertir en maquinarias y herramientas y/o convenios con el estado municipal para generar trabajo, nunca hemos tenido respuesta; salvo algunas reuniones con la cartera de Desarrollo Social pero sin una respuesta concreta禄.

芦La comuna platense, como todos los municipios, licitan obras. Sin embargo, a pesar de que hemos manifestado nuestra predisposici贸n para llevar adelante los trabajos que nuestra ciudad necesita, Julio Garro nunca nos atendi贸 鈥搑emarcan鈥 Por eso, vemos que es una caradurez que el intendente le hable a los y las platenses de su compromiso con el trabajo genuino y se sume a un debate para los medios de comunicaci贸n en lugar de resolver los problemas que atravesamos los y las que habitamos la ciudad. Si Julio Garro est谩 interesado en promover trabajo, que nos reciba as铆 se entera de los trabajos que venimos haciendo, ah铆 donde deber铆a estar el municipio cumpliendo tareas esenciales芦, insisten.

Finalmente, Libres del Sur y Barrios de Pie destacan: 芦tenemos distintos espacios de trabajo donde los compa帽eros y compa帽eras realizan una contraprestaci贸n. Muchos de los trabajos est谩n abocados a la mejora sustancial de los barrios, la ayuda social, los emprendimientos y la formaci贸n contra las violencias: limpieza, desmalezado, comedores, merenderos, cooperativa textil, peluquer铆a, panader铆a, ladrilleros, reciclado, huertas, espacios de salud y promotoras territoriales capacitadas en violencia de g茅nero禄.

En 9 provincias las cooperativas y polos productivos de la Econom铆a popular generan m谩s empleo que el sector privado

Se trata de las provincias de Formosa, Santiago del Estero, Chaco, Jujuy, Salta, Misiones, Catamarca, Tucum谩n y La Rioja. Todas norte帽as. El acceso a la Econom铆a popular sirvi贸 para bajar los niveles de informalidad pero reclaman al Estado que 芦acompa帽e禄 a los productores para poder 芦certificar la calidad de sus productos禄 y acceder a los mercados de consumo masivo.

La cartera laboral y la de Desarrollo Social informaron que el Registro Nacional de Trabajadores de la Econom铆a Popular (Renatep) ya super贸 en febrero los 3 millones de inscriptos y en nueve de las 24 provincias son m谩s las personas bajo este esquema laboral que los empleados registrados en el sector privado. Se estima que el n煤mero real podr铆a llegar a 8 millones de personas.

El Renatep se encarga de contabilizar a las personas que trabajan en esta modalidad con la mira puesta en la formalizaci贸n dado que ya representan un 34% de la poblaci贸n econ贸micamente activa en esas provincias.

Para Pablo Chena, director de Econom铆a Social y Desarrollo Local en el ministerio que conduce Juan Zabaleta, 芦desarrollar la Econom铆a popular, con acompa帽amiento productivo, es el desaf铆o profundo para ir desterrando la pobreza estructural禄.

芦El reclamo principal de las protestas est谩 relacionado con la falta de empleo en el sector tradicional de la econom铆a, producto de muchos a帽os de exclusi贸n y de crisis; tenemos que impulsar el desarrollo de la Econom铆a popular para fortalecer el trabajo con derechos en los barrios populares y crecer desde abajo en forma sustentable禄, ampli贸.

En el total pa铆s, casi el 11% (10,8%) de los trabajadores de entre 18 y 65 a帽os est谩n anotados en el Registro oficial de la Econom铆a popular, con una mayor铆a de mujeres que representan el 58% del total.

芦Para reconocer ese saber popular primero hay que formalizarlo禄, explic贸 Sonia Lombardo, directora del Registro Nacional de Efectores Sociales del Ministerio, quien advirti贸: 芦Est谩 claro que no se puede vivir de la feria y que hay que lograr que esta econom铆a llegue al mercado de barrio y al supermercado禄.

Pero adem谩s -se帽al贸-, resulta clave que el Estado 芦acompa帽e禄 al productor de tal manera que pueda 芦certificar la calidad de sus productos禄.

El comercio popular, las ferias y el trabajo en el espacio p煤blico son patas centrales de esta econom铆a informal, con fuerte arraigo en los barrios m谩s organizados.

芦Hay que ayudar a legitimar esa producci贸n, que accedan a las herramientas que certifiquen que eso se puede consumir, que es seguro, que es sano; no es s贸lo propaganda lo que se necesita sino tambi茅n acceso a registros y certificados que, con el tiempo, permitan aumentar esa producci贸n禄, declar贸 y entendi贸 que, de esa manera, tambi茅n se transforma algo del 芦orden simb贸lico y cultural禄.

Ejemplo de este proceso son las Pupaas, peque帽as unidades productivas en las que se elaboran alimentos artesanales, de bajo riesgo sanitario y a peque帽a escala, en cocinas domiciliarias, individuales o colectivas, y para las que el Gobierno ofrece subsidios destinados a la compra de maquinarias, de materia prima o a la mejor铆a edilicia.

Tanto Chena como Lombardo coincidieron en que la Econom铆a popular no s贸lo es clave en la lucha contra la pobreza estructural, sino tambi茅n en la reinserci贸n social de quienes son excluidos del mercado tradicional.

芦Tiene un componente 茅tico moral muy importante porque le da lugar a quienes estar铆an destinados a condiciones muy precarias como, por ejemplo, aquellas personas que recuperan su libertad luego de haber cumplido una condena禄, grafic贸 Chena.

De manera similar, la Econom铆a popular suele ser el sistema que cobija a quienes, por ejemplo, lograron salir de trabajos semiesclavos en el rubro textil, donde padecieron 芦condiciones de precariedad extrema禄.

芦Ah铆 est谩 la diferencia entre una econom铆a informal, al servicio de un capital monop贸lico, versus la Econom铆a popular que saca a esas trabajadoras de esos lugares clandestinos y las coloca en cooperativas o polos productivos, donde pueden desarrollar su propia capacidad de organizaci贸n y comercializaci贸n禄, insisti贸 Chena.

Es que 芦muchas veces la informalizaci贸n es utilizada para cubrir una ilegalidad y una precariedad, pero, en cambio, la Econom铆a popular batalla eso desde lo 茅tico y lo moral禄, explic贸.

La pata pol铆tica est谩 representada en las organizaciones sociales porque defienden una 芦agenda de institucionalizaci贸n de esta econom铆a para que sea valorizado un modo de producci贸n nuevo, autogestionado por los trabajadores de los barrios禄.

En este escenario, seg煤n el portal Econom铆a Solidaria, existen en el pa铆s 芦nada menos que casi 3 millones de personas asociadas a cooperativas y mutuales, las que conforman un espacio econ贸mico social y solidario que genera miles de puestos de trabajo con empresas l铆deres禄.

芦Muchas de estas organizaciones superan los 150 a帽os y, en su conjunto conforman una realidad capaz de generar servicios de calidad en peque帽as localidades, donde la rentabilidad no es atractiva para grandes empresas禄, se帽al贸 Econom铆a Solidaria.

 

Monotributo Productivo: el plan para formalizar a 3 millones de empleos procedentes de planes

En el marco de uno de los principales compromisos que asumi贸 el Gobierno al llegar al poder (transformar planes sociales en empleo) se trabaja en la creaci贸n de 鈥渦n monotributo productivo鈥, proyecto que ya se envi贸 al Congreso, pero que ser谩 complementado por otra normativa que apunta a multiplicar el cr茅dito bancario y no bancario para la Econom铆a popular.

El lanzamiento se acompa帽ar谩 con una modificaci贸n del compre estatal para darle mayor nivel de prioridad a asociaciones y cooperativas.

Esto ha sido necesario luego de comprobar que la hist贸rica teor铆a del derrame no est谩 funcionando desde hace varios a帽os, pues no ha aumentado un solo punto la creaci贸n de trabajo formal en el sector privado. Por ese motivo se ha decidido ir directamente a avanzar con los trabajadores 鈥渃uentapropistas que trabajan en unidades de la Econom铆a popular鈥.

El Registro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Econom铆a Popular marca que en esas condiciones hay actualmente unas 3 millones de personas. Pero escalando la producci贸n y expandiendo la actividad podr铆an llegar a ser 8 millones. A ese universo buscan formalizarlo a trav茅s de un monotributo productivo. A diferencia de la herramienta ya existente, el monotributo social, que permite facturar hasta la categor铆a 鈥淎鈥, este permitir铆a registrar una mayor cantidad de ingresos, hasta la categor铆a 鈥淐鈥.

Seg煤n la iniciativa parlamentaria, el Estado se har铆a cargo por un determinado per铆odo de tiempo del componente de salud. Esos fondos no se volcar谩n en este caso a las obras sociales sino que se utilizar铆an para fortalecer el sistema p煤blico de salud y se les dar铆a a los beneficiarios acceso a los programas oficiales como el Remediar. Quienes estuvieran comprendidos dentro de la nueva herramienta tambi茅n tendr铆an cubiertos por dos a帽os del componente jubilatorio.

El proyecto de ley tambi茅n buscar谩 modificar el r茅gimen de compre estatal para darle un mayor grado de prioridad a este tipo de proyectos. 鈥淓st谩 claro que con los planes sociales no alcanza y que el sector privado registrado hoy no puede dar soluci贸n a toda la demanda de empleo; hacer crecer a la Econom铆a popular es la 煤nica manera de romper con la pobreza estructural鈥, advierten desde la cartera de Juan Zabaleta.

Al mismo tiempo, un grupo de funcionarios terminar谩 de pulir la letra final de un proyecto de 鈥淒esarrollo de la Econom铆a Popular鈥. Seg煤n detallaron fuentes oficiales, el foco ser谩 fortalecer el acceso al cr茅dito. Se apunta a que el 10% de los dep贸sitos bancarios se utilicen para financiar unidades de este tipo aunque el eje central es la creaci贸n de un sistema de cr茅ditos no bancarios.

Se generar铆a un fideicomiso que estar铆a administrado por el Banco de Inversi贸n y Comercio Exterior (BICE). En todos los casos la tasa estar铆a subsidiada y muy por debajo a la que se ofrece actualmente en el mercado, pero no se utilizar铆a para gasto corriente. Ser铆a destinada a la compra de maquinarias y a incrementar el capital de trabajo.

En la letra de la normativa que llegar谩 en las pr贸ximas semanas al Parlamento, tambi茅n se incluye un nuevo r茅gimen que ayudar谩 a facilitar la formalizaci贸n de las unidades productivas de la Econom铆a popular. Se incluir铆a la figura de asociaciones, que requieren de menor cantidad de integrantes que las cooperativas, y se apuntar谩 a desburocratizar los tr谩mites.

 

REPRODUCIMOS DOS EXPERIENCIAS DE RECUPERADAS: COOPERATIVA ACEITERA LA MATANZA Y COOPERATIVA ARTES GRAFICAS IMPRENTA CHILAVERT

 

 

驴Por qu茅 es importante el Registro Nacional de Empresas Recuperadas?

Por Manuela Bares Peralta y Mart铆n Massad

 

APU RADIO en FM La Patriada, domingos de 10 a 12, dialog贸 con Maximiliano Correa, titular de la Cooperativa Aceitera La Matanza, sobre el acto que encabez贸 el presidente de la Naci贸n, Alberto Fern谩ndez, junto al ministro de Desarrollo Social de la Naci贸n, Juan Zabaleta, por la puesta en marcha del primer Registro Nacional de Empresas Recuperadas.

 

驴C贸mo vivieron la presentaci贸n del Registro Nacional de Empresas Recuperadas que se llev贸 adelante la f谩brica que ustedes lograron recuperar?

Maximiliano Correa: Muy contentos. Despu茅s de mucho lucharla, hoy podemos decir que tenemos trabajo. Para nosotros, contar con el apoyo del Gobierno y haber recibido la visita del Presidente Alberto Fern谩ndez es muy importante. Hace m谩s de 20 a帽os que el Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas (MNER) ayuda a trabajadores en circunstancias similares a la nuestra. Esta posibilidad nos da muchas herramientas para seguir avanzando en ese sentido.

驴Cu谩l es la historia de la Cooperativa Aceitera La Matanza?

M.C: Hacia fines del 2015 ya ven铆amos con conflictos con la empresa Agroindustria Madero, un grupo econ贸mico que ten铆a otras sociedades an贸nimas en el mismo predio donde, actualmente, funciona la aceitera. En el a帽o 2016, la empresa se declara en quiebra dej谩ndonos a 126 trabajadoras y trabajadores sin empleo, salario e indemnizaci贸n. A partir de ese momento, con la ayuda de Eduardo Mur煤a (titular del Movimiento de Empresas Recuperadas) comenzamos el camino para poder recuperar la empresa y fundar la cooperativa Aceitera La Matanza. Este proceso estuvo lleno de burocracia como ir a los juzgados y demostrar que nosotros pod铆amos hacernos cargo de la explotaci贸n de la f谩brica. Hay muchos casos en los que este proceso se extiende a lo largo de muchos a帽os. En nuestro caso, pudimos completar los tr谩mites en un a帽o y medio. Despu茅s de mucho esfuerzo, pudimos comenzar a trabajar para garantizar el alimento en nuestras casas.

Ustedes elaboran a diario el 80% de la materia prima de Molinos Ca帽uelas, 驴c贸mo es ese proceso? 驴Cu谩ntas familias dependen de lo que producen en la aceitera?

M.C: Actualmente, somos 100 familias que dependemos de lo que producimos en la f谩brica. Nos cost贸 mucho llegar adonde estamos porque se necesita mucho capital de trabajo para poner en funcionamiento la aceitera, sin ir m谩s lejos, poner a funcionar la planta todos los d铆as cuesta una fortuna. Por suerte, llegamos a un acuerdo con Molinos Ca帽uelas que nos provee los granos de soja y girasol para poder trabajar. Es decir, nosotros procesamos alrededor de 300 toneladas de granos por d铆a y ellos se encargan de llevar adelante el proceso de refinaci贸n en su f谩brica. Adem谩s, producimos nuestras propias l铆neas de aceite (El Cortijo y Singular).

驴No existen l铆neas de cr茅dito o financiamiento estatal para poder hacer frente a la gran inversi贸n productiva necesaria para sostener la f谩brica?

M.C: Para nosotros es imposible conseguir capital porque no hay nadie que te financie. Como la mayor铆a de las empresas recuperadas, no podemos financiarnos solos. Por eso es tan importante la puesta en marcha del primer Registro Nacional de Empresas Recuperadas que va a permitir simplificar el proceso burocr谩tico que hoy deben enfrentar las empresas recuperadas.

APU: 驴El camino que tuvieron que transitar para hacer posible el registro les permiti贸 poder encontrarse con experiencias similares en otras f谩bricas del pa铆s?

M.C: Esa fue, sin dudas, una de las partes m谩s lindas de este proceso. Pudimos conocer y escuchar las historias de compa帽eras y compa帽eros a lo largo y ancho de todo el pa铆s. Muchos de ellos, vivieron experiencias similares a la nuestra sin saber que hab铆a otras trabajadoras y trabajadores que pasaron por lo mismo que ellos.

Ocupar, resistir, producir鈥 y resistir, resistir y resistir

Por Julieta Galera

Los afectos y los v铆nculos, el pilar de la lucha de las empresas recuperadas

Desasosiego, desaz贸n, desesperanza es el clima que hoy se respira en la empresa recuperada por sus trabajadores (ERT) Cooperativa Artes Gr谩ficas Imprenta Chilavert. El taller a media luz y a media m谩quina termina de componer la atm贸sfera. El 17 de octubre la Cooperativa Chilavert cumplir谩 20 a帽os de lucha, resistencia y autogesti贸n obrera, pero no parece haber nada que celebrar. Los 谩nimos no acompa帽an. Claro, resistir y luchar durante 20 a帽os y tener que seguir luchando y resistiendo a las crisis y a los embates econ贸micos con los que este pa铆s se empe帽a en sorprendernos siempre no es f谩cil.

No obstante 鈥渧oy a morir ac谩, luchando鈥, coinciden Ernesto Gonz谩lez, Secretario de la cooperativa, y Pl谩cido Pe帽arrieta, Presidente de Chilavert, que no claudican y no se dejan vencer. Y a pesar de la realidad que golpea, de su dura lectura pol铆tica, econ贸mica y social cr铆tica de la realidad y de la melancol铆a que los domina, no pierden ciertas esperanzas.

鈥淣osotros estamos por cumplir 20 a帽os y ni lo pensamos. Nosotros estamos tristes por las p茅rdidas, por c贸mo nos maltrata la vida. Todo esto que me pas贸, que nos pas贸, capaz que con distintos grados de sentimientos en cada compa帽ero, se fue desgastando como las m谩quinas porque se nos empezaron a morir compa帽eros鈥, dice Pl谩cido con una profunda tristeza. 鈥淯n d铆a An铆bal (Figueroa) apag贸 su m谩quina y me dice que al otro d铆a ten铆a que hacer una tarea y esa fue la 煤ltima vez que lo vi. Y despu茅s se nos muri贸 Julio, el mec谩nico, nuestro compa帽ero y vecino. Y este a帽o, en enero, le mando un mensaje de whatsapp al otro mec谩nico que ten铆amos para avisarle que 铆bamos a necesitar sus servicios y me responde la viuda鈥 yo no lo pod铆a creer鈥, cuenta Pl谩cido reviviendo las p茅rdidas que los determina.

El desasosiego que se respira en la imprenta Chilvert solo se puede entender si se comprende que las historias de las empresas recuperadas por sus trabajadores son historias de luchas y de solidaridades colectivas. Son luchas que se sostienen en valores humanitarios, en v铆nculos sociales estrechos de solidaridad y fraternidad, que se sustentan con el respaldo de las redes que tejen con otros actores sociales, culturales, econ贸micos y pol铆ticos y del Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas, MNER. La raz贸n de ser de la lucha de las empresas recuperadas es sostener la fuente de trabajo de los trabajadores, pero su pilar no es la racionalidad econ贸mica sino el capital humano.

El fallecimiento de Julio, el mec谩nico, es un dolor muy grande para los trabajadores hist贸ricos de la imprenta porque sin Julio no existir铆a Chilavert. La Cooperativa Artes Gr谩ficas Imprenta Chilavert nace en 2002 como consecuencia de una quiebra fraudulenta, como nacieron todas las Empresas Recuperadas por sus Trabajadores (ERT) desde finales de los 90.  Un par de a帽os antes el due帽o de Ediciones de Arte Gaglianone, que desde 1976 se dedicaba a imprimir exclusivamente libros y cat谩logos de arte para el Teatro Col贸n, el Teatro San Mart铆n, el Museo Nacional e importantes museos y teatros extranjeros, empez贸 el proceso de asfixia y de vaciamiento de la imprenta y empezaron los atrasos salariales, el pago con vales, los despidos y la precarizaci贸n laboral permanente. En su momento de mayor auge, Gaglianone contaba con 80 trabajadores. Al momento de la ocupaci贸n quedaban solo ocho. Este proceso de desgaste termin贸 con la declaraci贸n de la quiebra.

Despu茅s que se estableci贸 el proceso de quiebra y se nombr贸 un s铆ndico, los trabajadores de Chilavert empezaron a sospechar y pusieron un abogado que accede al inventario y  se da cuenta de que no est谩n declaradas las m谩quinas. El due帽o Gaglianone quiso llevarse las m谩quinas y los ocho trabajadores que quedaban le dijeron a Julio, el mec谩nico, que no le iban a dejar desarmar la m谩quina porque les deb铆an mucho dinero. Y Julio fue a la oficina del patr贸n y le dijo: 鈥淵o las m谩quinas no te las desarmo hasta que no pagues a los muchachos鈥. Y ah铆, ese d铆a, empieza la ocupaci贸n que dur贸 8 meses y culmin贸 el 17 de octubre de 2002 con la sanci贸n de la Ley de expropiaci贸n temporaria. Fueron meses dur铆simos. En mayo de 2002 los trabajadores de Chilavert consiguieron el encargo de la impresi贸n de un libro de una asamblea barrial. Hicieron el trabajo pero no lo pod铆an entregar porque la polic铆a imped铆a el ingreso y el egreso del taller porque estaba intentando desalojarlos. Y a Julio, que era vecino, que viv铆a en la casa lindante al taller, se le ocurri贸 hacer un boquete en la pared de su casa para sacar la producci贸n de libros por all铆. Ese boquete a煤n hoy est谩 ah铆, con un marco, en la pared de la oficina de administraci贸n sobre la computadora de Ernesto. Y ese d铆a Julio fue alguien decisivo para que la historia de los trabajadores cambiara y que la Cooperativa Chilavert fuera posible.

鈥淎 m铆 se me termin贸 todo cuando me enter茅 que se muri贸 Julio鈥, dice Pl谩cido.

Y An铆bal Figueroa -junto a C谩ndido Gonz谩lez, Ferm铆n Gonz谩lez, Pl谩cido Pe帽arrieta, Ernesto Gonz谩lez, Daniel Su谩rez, Manuel Basualdo y Jorge Luj谩n- fue uno de los ocho trabajadores que resistieron la quiebra y uno de los compa帽eros hist贸ricos de la Cooperativa Artes Gr谩ficas Imprenta Chilavert. No es la primera p茅rdida de los trabajadores de Chilavert. Primero se jubil贸 C谩ndido, despu茅s se fue Jorge, hace algunos a帽os falleci贸 Ferm铆n y en 2019 falleci贸 An铆bal. Pero sin dudas en este contexto, con 20 a帽os de lucha y resistencia en la espalda y mucho camino e historia de vida compartidos, las p茅rdidas tienen otro impacto. Y pesan m谩s que la crisis econ贸mica porque para la crisis econ贸mica de Argentina los trabajadores de la Cooperativa Chilavert ya tienen anticuerpos, pero los v铆nculos son su pilar y las p茅rdidas afectivas son un cimbronazo.

 

La crisis de la industria gr谩fica y las empresas recuperadas durante el macrismo

La Cooperativa Artes Gr谩ficas Imprenta Chilavert est谩 atravesando un per铆odo de crisis. La Cooperativa Chilavert tiene la particularidad de estar doblemente afectada por la crisis econ贸mica por ser una empresa recuperada y por pertenecer al sector gr谩fico. 鈥淗oy estamos trabajando con un 50% de la fuerza laboral que hab铆a y un 25% de la capacidad instalada y estamos trabajando la mitad de las horas. Podr铆a trabajar m谩s gente pero no hay garant铆a de trabajo. El poco trabajo que tenemos lo cubrimos con la mitad de las horas de la poca gente que tenemos鈥, dice Pl谩cido.

El sector gr谩fico hace varios a帽os que viene atravesando una crisis por la reconversi贸n de las industrias culturales a formatos digitales, un poco por los cambios culturales y otro poco por los costos de impresi贸n, que ha llevado casi a la extinci贸n a las revistas impresas y medios gr谩ficos y a la conversi贸n de libros y medios escritos al formato digital. Adem谩s, la evoluci贸n tecnol贸gica implic贸 un recambio tecnol贸gico para el sector que implic贸 un cambio en las cualificaciones de los empleados del rubro gr谩fico, otras t茅cnicas de impresi贸n y otros niveles de producci贸n, que afectaron enormemente a las empresas del rubro.

Despu茅s de 2001 y antes de la explosi贸n del capitalismo de plataformas hubo un momento de mayor producci贸n editorial local y de consumo de industrias culturales impresas, que fue acompa帽ado por una mejora en la calidad de vida y en la capacidad de consumo de la ciudadan铆a durante las tres administraciones del kirchnerismo, que adem谩s tuvieron pol铆ticas de impresi贸n de libros y de promoci贸n de la lectura, que coexistieron con la crisis mundial de la industria gr谩fica y de la industria del libro,  que no se hizo sentir ac谩.

Durante el gobierno de Mauricio Macri la disminuci贸n de la capacidad de consumo de la clase media por la ca铆da del salario, el aumento del desempleo y la p茅rdida del poder adquisitivo por el aumento de la inflaci贸n, las pol铆ticas de ajuste y por los tarifazos hicieron estragos en la econom铆a de las PyMes y de las empresas recuperadas.

Adem谩s, entre 2015 y 2019 el capitalismo de plataformas explot贸 y tuvo un impacto tal en la ciudadan铆a global que aceler贸 los cambios de consumos culturales y la dependencia del consumo de informaci贸n, cultura y entretenimiento en plataformas digitales que impactaron negativamente en las industrias culturales tradicionales. Esto determin贸 que casi no se impriman medios gr谩ficos ni libros y que la industria gr谩fica quedara herida de muerte en todo el mundo.

Durante el macrismo la Cooperativa Artes Gr谩ficas Imprenta Chilavert casi dej贸 de imprimir libros. Los medios alternativos impresos desaparecieron del taller. Las editoriales comenzaron a imprimir menos, aunque no dejaron de aparecer peque帽os sellos editoriales con un mercado de nicho, pero como realizan impresiones de baja tirada no son un mercado para las imprentas que tienen tecnolog铆a off-set. Y las imprentas que no pudieron reconvertirse tecnol贸gicamente se vieron gravemente heridas por esta situaci贸n.

A este duro golpe que atravesaban las industrias gr谩ficas durante el gobierno de Mauricio Macri, los tarifazos, la ca铆da del consumo, la apertura de importaciones, el costo de los insumos dolarizados, la suba del d贸lar, la falta de cr茅dito fueron una combinaci贸n letal que puso en riesgo la continuidad de muchas empresas recuperadas.

La Cooperativa Chilavert  lleg贸 a ser amenazada por Edenor con corte del suministro el茅ctrico  por falta de pago. El tarifazo, con aumentos que superaron el 1.500 %, se hizo impagable. Decenas de empresas recuperadas se vieron afectadas y fueron empujadas al borde del cierre, como las cooperativas  la Nueva Uni贸n, Madygraf o Zan贸n.

En 2019 la situaci贸n de la imprenta Chilavert era asfixiante. Con lo que produc铆a no pod铆a llegar a cubrir el costo de las facturas de electricidad. Lleg贸 a sumar una deuda tan grande que todav铆a arrastra en parte. Durante 2019 el MNER, junto al Sindicato de Trabajadores Gr谩ficos y representantes de Zan贸n, hizo un plan de lucha contra el tarifazo y para revertir la situaci贸n que sufr铆an muchas empresas recuperadas: 鈥淎bajo los tarifazos. Defendamos las f谩bricas recuperadas por sus trabajadores鈥. Muchas empresas recuperadas de todo el pa铆s marcharon al ministerio de Energ铆a para pedir alguna medida que los ayudara a sobrellevar la situaci贸n, fueron recibidas y bien atendidas pero nunca les dieron una respuesta, cuenta Ernesto Gonz谩les.

Ante la falta de respuestas de la gesti贸n de Cambiemos, en julio de 2019 los trabajadores de la Cooperativa Chilavert hicieron unas jornadas de lucha y resistencia popular para juntar dinero para paliar la situaci贸n y organizaron el festival 鈥淐hilavert no se apaga鈥.  Con la solidaridad colectiva de quienes vienen apoyando la lucha y resistencia de la imprenta Chilavert desde marzo de 2002 la cooperativa pudo seguir subsistiendo.

 

Entre las buenas intenciones del Gobierno de Alberto Fern谩ndez y las pol铆ticas que no se hacen sentir en las empresas recuperadas

Cuando el Frente de Todos llega al Gobierno, las empresas recuperadas sintieron esperanza en la existencia de un proyecto econ贸mico y pol铆tico de gobierno que las incluir铆a. La Administraci贸n de Alberto Fern谩ndez llega con muchas expectativas de alivio de los sectores populares postergados y con propuestas concretas de inclusi贸n en el proyecto de pa铆s.

Durante los primeros meses de la presidencia de Alberto Fern谩ndez se cre贸 la Direcci贸n Nacional de Empresas Recuperadas, que depende del ministerio de Desarrollo Social de la Naci贸n, y se nombr贸 como director a Eduardo 芦Vasco禄 Mur煤a, referente del MNER, y, meses m谩s tarde Mario Caffiero, el fallecido director del INAES, cre贸 el Consejo Consultivo del Instituto Nacional de Asociativismo y Econom铆a Social para promover la innovaci贸n y socializaci贸n del conocimiento y la generaci贸n de planes y programas con una perspectiva integral y federal, y nombr贸 como coordinador a Andr茅s Ruggeri, director del Programa Facultad Abierta de Facultad de Filosof铆a y Letras de la Universidad de Buenos Aires, que desde 2002 trabaja investigando y apoyando a las empresas recuperadas por los trabajadores, que es una persona muy respetada por los actores que conforman el movimiento.

Pese a estos nombramientos, Ernesto Gonz谩lez dice que 鈥渘o es que inmediatamente cuando gana el peronismo tuvimos ayuda. Hubo que remarla. Cuando cambi贸 el Gobierno el problema de las tarifas de servicios se empez贸 a manejar pol铆ticamente. Y despu茅s de pelear mucho se logr贸 que la tarifa tenga alguna diferencia. Ingresamos a un r茅gimen junto a entidades de bien p煤blico, mutuales y clubes de barrios que nos permiten pagar las tarifas de servicios de manera diferencial, al 50%鈥, dice  Ernesto, 鈥減ero no hubo una pol铆tica sectorial ni para empresas recuperadas ni para el sector gr谩fico. No hay apoyo al sector鈥.

Durante el ASPO la crisis del sector gr谩fico y de las empresas recuperadas empeor贸. Afortunadamente, dicen Pl谩cido y Ernesto, durante la cuarentena no dejaron de trabajar porque Chilavert imprime prospectos de medicamentos y packaging para alimentos. 鈥淓so nos ayud贸 mucho, pero la impresi贸n de libros se paraliz贸 por completo, los ingresos no eran suficientes para cubrir los gastos y el Estado no contempl贸 ayudas econ贸micas para salvaguardar a las empresas recuperadas鈥, dice Ernesto. 鈥淗ab铆a ayuda para la Siemens, pero no para las recuperadas. Para Coca-Cola, pero no para nosotros. Porque era para las patronales para que paguen salarios y nosotros no ten铆amos empleados porque los empleados somos nosotros. Lo 煤nico que hab铆a era el  IFE, pero nosotros no calific谩bamos porque somos monotributistas y no le buscaron la vuelta鈥, aclara Ernesto. Y Pl谩cido dice que el Gobierno no los contempl贸 en sus pol铆ticas econ贸micas porque 鈥淭echint le dec铆a al Gobierno 鈥渟i no me das el subsidio, te despido 800 personas鈥. Nosotros si le decimos 鈥渟i no nos dan subsidio, cerramos鈥. Te dicen 鈥渃err谩鈥 porque no tenemos correlaci贸n de fuerzas. Somos sobrevivientes de esa situaci贸n鈥.

鈥淓l Gobierno a trav茅s de su discurso parece que mira a las recuperadas. Hasta hace un a帽o no hab铆a guita, hab铆a gente nombrada pero no le daban presupuesto, entonces hac铆an relevamiento sobre nuestras necesidades, pero no hab铆a gesti贸n鈥, dice Ernesto. 鈥淩eci茅n a fin de a帽o comenz贸 a cambiar eso. A nosotros nos firmaron un financiamiento para poder comprar una m谩quina digital para poder hacer otro tipo de libros de baja demanda鈥, dice Pl谩cido Pe帽arrieta.

Pl谩cido y Ernesto coinciden en que el 鈥淰asco鈥 Mur煤a y Andr茅s Ruggeri hicieron todo lo que estaba a su alcance para ayudar al sector, pero no tienen presupuesto. Ernesto cuenta que Andr茅s Ruggeri logr贸 que parte de los fondos destinados a la l铆nea de fondos no reembolsables para PyMes fuera destinada a empresas recuperadas y, de esta forma, lograron obtener un subsidio. Pero ambos destacan que la poca ayuda que tuvieron las empresas recuperadas tienen que ver m谩s con la voluntad de Eduardo 鈥淰asco鈥 Mur煤a, Director Nacional de Empresas Recuperadas y Andr茅s Ruggieri, Coordinador del el Consejo Consultivo del Instituto Nacional de Asociativismo y Econom铆a Social, que con una pol铆tica de Estado.

 

Con el peso de garantizar la continuidad en el tiempo

鈥淗oy enfrentamos un 50% de posibilidades de cerrar鈥, dice Pl谩cido. A la crisis de la industria gr谩fica, a las secuelas del hurac谩n Macri y del ASPO, la pandemia y la falta de pol铆ticas para el sector por parte del Gobierno de Alberto Fern谩ndez, se suman algunos problemas que vienen arrastrando porque nunca alcanzaron una econom铆a holgada, como la mayor铆a de las empresas recuperadas.

La Cooperativa Chilavert est谩 tratando de realizar un recambio tecnol贸gico que nunca pudo hacer. Espera con ansias los Fondos No Reembolsables del gobierno para hacerlo. Pl谩cido explica que 鈥渁 las m谩quinas que tenemos en Chilavert, nunca les pusimos una moneda porque nunca nos qued贸 un resto para modernizarnos, reinvertir o renovarlas. Hoy nuestras m谩quinas tienen 20 a帽os m谩s de amortizaci贸n normal por el trabajo. En todas las cooperativas estamos con parches鈥. Hoy en d铆a las imprentas recuperadas que integran la Red Gr谩fica subsisten en base a la solidaridad colectiva del sector.

Cuando a una imprenta se le rompe un motor, una bomba o algo de alguna m谩quina, siempre hay otra que le tiende una mano y le presta lo que necesita. Lo mismo sucede cuando no tienen papel para imprimir, que escasea. O cuando tienen poco trabajo y otra imprenta necesita m谩s fuerza laboral, hay compa帽eros que realizan su labor en otra cooperativa y pueden seguir cobrando sus retiros. Esta l贸gica de cooperaci贸n es lo que sostiene al sector. Las empresas recuperadas de la industria gr谩fica no compiten entre s铆, conforman una red que se contiene, se ayuda y se sostiene entre s铆. Esta concepci贸n del trabajo y de la empresa propia del cooperativismo rompe con la l贸gica capitalista de competencia y de concebir al otro como una amenaza a eliminar. Estos valores son los que sostuvieron a la mayor铆a de las imprentas recuperadas durante estas dos 煤ltimas d茅cadas a pesar de todas las complicaciones del sector y de la crisis econ贸mica del pa铆s.

Ante la realidad econ贸mica, pol铆tica y social, si bien Ernesto y Pl谩cido dicen que la realidad actual no se puede comparar con la de 2001, porque los puntos de partida de las crisis son diferentes, ambos creen que Chilavert puede llegar a cerrar por falta de herederos del oficio de trabajador gr谩fico y de los valores del cooperativismo de las empresas recuperadas. 鈥Como econ贸micamente nunca logramos despegar, los compa帽eros j贸venes que empezaron a construir su familia, a tener otro nivel de gastos personales y exigencias familiares para alcanzar cierto nivel de consumo, se fueron yendo. Muchos aprendieron muy bien el oficio y pudieron encontrar un trabajo con otras seguridades. Entonces fueron quedando los compa帽eros m谩s viejos o los que no aprendieron bien el oficio, dice Ernesto. 鈥淎 nosotros como hacedores de esto no nos queda otra que quedarnos, dice Pl谩cido, 鈥渘o lo digo con la desaz贸n de un pibe de 30 a帽os, lo digo con la esperanza de lo que consegu铆 con 60 a帽os. El traspaso a la generaci贸n que viene es dif铆cil. Los j贸venes no le dan el valor que nosotros le damos a esto鈥.

鈥淟os compa帽eros que participamos en la lucha, que la vivimos completa, tenemos el peso de garantizar la continuidad en el tiempo de la cooperativa Chilavert y de las empresas recuperadas鈥, enfatiza Ernesto. 鈥淣osotros somos los fundadores, los que nos quedamos en la historia, porque sentimos una revancha o una venganza a algo que nos sucedi贸. No se puede transmitir la experiencia de haber trabajado durante 20 a帽os, 30 a帽os, 40 a帽os en una empresa y quedar desamparado del d铆a a la noche. Las nuevas generaciones no le ven sentido a seguir esforz谩ndose, no le dan valor a la historia, a la lucha, a las cosas鈥︹, explica Pl谩cido.

Para las y los que acompa帽amos de cerca la experiencia de ocupaci贸n, resistencia y producci贸n de la cooperativa Chilavert desde su nacimiento, el panorama que impone la realidad es desolador. Sin embargo, ni Pl谩cido ni Ernesto conciben sus vidas sin Chilavert y coinciden en que 鈥渓a lucha nunca se abandona鈥. Ambos se refugian en la esperanza de que hoy en d铆a, con la crisis sigue habiendo cierres de empresas y recuperadas. En estos a帽os el movimiento fue creciendo poco pero con casos importantes y nunca par贸. Pl谩cido rescata las recientes experiencias de la imprenta de San Miguel de Tucum谩n, Tropa Circe, y de la imprenta recuperada en La Rioja capital, a煤n sin nombre, a las que desde la distancia y en plena pandemia asesoraron a sus trabajadores para su recuperaci贸n por zoom.

La Cooperativa Chilavert es semilla. Durante todos estos a帽os de lucha, de trabajo y de militancia por las empresas recuperadas, por la autogesti贸n y por la econom铆a social, los trabajadores de la Cooperativa Artes Gr谩ficas Imprenta Chilavert tienen un gran capital: dejaron huella y hoy su historia es un ejemplo que motiva muchas luchas en todo el pa铆s y en todo el mundo.

En ese sentido, Ernesto reflexiona sobre la importancia de su lucha y celebra que 鈥渉oy la gente conoce c贸mo son las empresas recuperadas, no es algo extra帽o. Hasta hubo una novela en la tele con Nancy Dupl谩, que cierra la textil y la recuperan como algo puede pasar. Si esta experiencia llega a una novela es porque en la cabeza de una se帽ora esto no es algo raro. No es algo muy popular, pero es algo que puede pasar鈥.

 

Fuentes: La Izquierda Diario, APU, Infogremiales, Anred, Resumen Latinoamericano, T茅lam




Fuente: Argentina.indymedia.org