August 13, 2022
De parte de Indymedia Argentina
11 puntos de vista

La Unidad Piquetera defini贸 seguir con el plan de lucha

Mario Hernandez

El jueves 11 de agosto por la ma帽ana, los manifestantes plegaron las carpas en las que hab铆an pasado la noche, en asamblea decidieron levantar el acampe en Plaza de Mayo.

Eduardo Belliboni defendi贸 la organizaci贸n de los comedores que lleva adelante el Polo Obrero, y las distintas organizaciones de la Unidad Piquetera, frente a la persecuci贸n por parte del gobierno que tuvo su 煤ltima expresi贸n en el anuncio de las auditor铆as de los planes sociales con el fin de dar de baja miles y volcar otro tanto al control de los intendentes y sus punteros.

El dirigente del Polo Obrero declar贸 que 鈥渁 los comedores, en el pa铆s de la leche y el aceite, no les llega la leche, ni el aceite. Ahora, al gobierno que le agarr贸 las ganas de auditar, le vamos a hacer algunas sugerencias, 驴Por qu茅 el ministerio de Econom铆a no audita los talleres clandestinos de trabajo en negro y superexplotaci贸n que hay en los barrios y en las f谩bricas? El trabajo bajo un sistema de monotributo, que existe sobre todo en el Estado y fuera de convenio, auditen, por supuesto. 隆Auditen la deuda externa, que es una estafa, que la contrajo Macri y este gobierno sigue pagando!鈥

A su vez, las organizaciones que integran la Unidad Piquetera denunciaron que el gobierno ha postergado la convocatoria al Consejo del Salario, para subordinarlo al supuesto acuerdo con las patronales, mientras la inflaci贸n sigue devorando los ingresos de los trabajadores. En ese sentido tambi茅n desarrollaron una fuerte cr铆tica a la pasividad y complicidad de las Centrales obreras ante el ajuste, se帽alando que el camino para derrotar la ofensiva patronal y fondomonetarista es la ruptura con el gobierno que aplica esta pol铆tica, la movilizaci贸n y acci贸n directa, con el paro nacional y el plan de lucha como primera instancia. La Unidad Piquetera sigue en las calles organizando a los desocupados por todos sus reclamos y exigiendo una respuesta por parte del gobierno ante la situaci贸n que padecen millones de trabajadores.

El secretario de Articulaci贸n de Pol铆tica Social del ministerio de Desarrollo Social, Gustavo Aguilera, afirm贸 que el Gobierno 芦ve con preocupaci贸n禄 la realizaci贸n de estas protestas 芦con gente que est谩 pasando fr铆o cuando debe estar en la casa, con la familia禄.

芦Se trata de gente que est谩 a expensas de una dirigencia que hace medidas de fuerza desmesuradas; parece m谩s un capricho pol铆tico que una protesta concreta. Este Gobierno conoce lo que est谩 pasando. Hace cinco d铆as que el Gobierno nacional otorg贸 un bono de 11.000 pesos a los titulares del Potenciar Trabajo禄, asever贸 el funcionario. 芦En junio y julio pas贸 algo similar, con 9.000 pesos禄, se帽al贸 Aguilera.

Adem谩s, record贸 que el 24 de agosto las organizaciones mantendr谩n una nueva reuni贸n con el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta.

芦Pedimos un bono de emergencia, un IFE para todo ese universo de 20.000 pesos. Estamos pidiendo ahora que sea de $20.000. El Gobierno lo implement贸 en mayo y junio y ahora no lo tiene en carpeta a pesar del agravamiento de la situaci贸n social禄, remarc贸 Belliboni.

Al ser consultado sobre c贸mo pasaron la noche, Belliboni cont贸 que fue 芦muy fr铆a禄, pero que trataron de que 芦no haya ning煤n chico禄 en el acampe.

Los manifestantes montaron algunas carpas sobre la superficie la hist贸rica plaza ubicada frente a la Casa Rosada y prendieron peque帽as fogatas para mitigar la baja temperatura.

Fuentes oficiales indicaron que una delegaci贸n piquetera fue recibida ayer por funcionarios de Econom铆a y autoridades de la Subsecretar铆a de Econom铆a Social del ministerio de Desarrollo Social que se traslad贸 hasta la cartera que conduce Sergio Massa.

Entre varias demandas del sector figura el pago de un Salario M铆nimo Vital y M贸vil de 芦105.000 pesos禄 y un bono para jubilados y monotributistas.

Los anuncios econ贸micos de Sergio Massa tuvieron sabor a poco y nada para los movimientos sociales

Tras los anuncios econ贸micos de Sergio Massa, el Frente Patria Grande, que tiene como referente a Juan Grabois, anunci贸 que podr铆a retirar sus diputados, concejales y legisladores del bloque oficialista. 鈥淓l sentimiento general de nuestra fuerza es de que nuestro gobierno no est谩 defendiendo los intereses populares鈥, plante贸 en un comunicado.

En los movimientos sociales, las medidas tomadas por el nuevo ministro de Econom铆a recibieron muchas cr铆ticas y pocos apoyos. Desde la Unidad Piquetera tambi茅n hicieron fuertes cuestionamientos a que Massa haya omitido tomar acciones para recomponer los ingresos para los trabajadores formales e informales -la excepci贸n fueron los jubilados.

Por su parte, en los movimientos albertistas, como el Evita y Somos Barrios de Pie, hubo silencios y algunos respaldos, centrados en el hecho de que Massa rechaz贸 devaluar, una medida que ocasionar铆a una nueva suba de los precios y de la pobreza.

La Unidad Piquetera realiz贸 una conferencia de prensa ante el ministerio de Econom铆a, donde present贸 una nota dirigida al nuevo 鈥渟uperministro鈥, Sergio Massa, en concordancia con el planteo realizado a su antecesora, Silvina Batakis, quien en su corto paso por el ministerio lleg贸 a reunirse con el FMI, pero se neg贸 a atender a los desocupados. Los grupos piqueteros rechazan la profundizaci贸n del programa de ajuste, que tiene a los beneficiarios de los programas sociales entre sus principales v铆ctimas, y reclaman por medidas urgentes para paliar el hambre y la pobreza.

Eduardo Belliboni, del Polo Obrero, advirti贸 que la Unidad Piquetera se va a reunir y va a discutir un planteo para todas las organizaciones sociales y piqueteras, las que est谩n en la calle y las que no, para salir a luchar contra esta 鈥渄eclaraci贸n de guerra contra los trabajadores鈥, de no tener ninguna respuesta del gobierno.

Los anuncios de Sergio Massa no solo no traen ning煤n alivio al pueblo trabajador, sino que implican reafirmar la senda de ajuste fiscal, recorte del gasto p煤blico, tarifazos y beneficios patronales emprendidas por las gestiones anteriores.

Massa difundi贸 la convocatoria a los sindicatos y patronales para discutir la 鈥渟ituaci贸n salarial鈥 de los trabajadores del sector privado, y se acaba de dar a conocer la convocatoria al Consejo del Salario, que deber谩 determinar un aumento del salario m铆nimo tras el 45% de ajuste que ha quedado rebasado ampliamente por la inflaci贸n, empujando a millones de trabajadores y jubilados a la indigencia, con un salario m铆nimo en $47.850.

En lo respectivo a los programas sociales volvi贸 a repetir el libreto del tan mentado 鈥渆mpalme鈥 de los mismos con supuesto trabajo genuino, algo que no ha ocurrido bajo ninguna de las numerosas gestiones que lo han anunciado y que ha sido el pretexto para hacer pasar mayor precarizaci贸n laboral en las intendencias y municipios, de la mano de la superexplotaci贸n de los beneficiarios de programas sociales y el fraude laboral.

Massa tambi茅n hizo alusi贸n a la auditor铆a de los programas sociales que el gobierno prepara para el 15 de agosto con las universidades nacionales, cuyo prop贸sito es ir por la baja de miles de programas, para avanzar en el recorte del gasto p煤blico, y profundizar el ataque contra las organizaciones sociales y piqueteras independientes del Estado, las que se encuentran en la calle movilizadas contra el ajuste.

Al respecto, las organizaciones piqueteras se帽alaron que no tienen ning煤n inconveniente en ser auditadas, y que la auditor铆a es una pr谩ctica permanente del Estado sobre las organizaciones. Sin embargo, denunciaron que no se trata con el mismo rigor a la gesti贸n de los programas que hacen las intendencias, ni mucho menos de lo que ocurre en las dependencias p煤blicas, con contratos basura e infinidad de irregularidades legales y laborales.

La propuesta de transformar planes en empleo privado no genera expectativas en ninguno de los movimientos. Incluso en los m谩s cercanos al presidente Alberto Fern谩ndez, como el Evita, se帽alan que es una idea para la tribuna, que da pocos resultados.

鈥淓l problema es que no hay patrones que te contraten. No se entiende que hay un proceso de concentraci贸n econ贸mica que nos dej贸 sin patrones a 12 millones de personas. 驴Van a inventar los patrones?鈥, se pregunt贸 el titular de la UTEP, Esteban 鈥淕ringo鈥 Castro.

Daniel Men茅ndez, de Somos Barrios de Pie, dio su apoyo a algunas de las medidas anunciadas por Massa. 鈥淓l momento previo a la llegada de Massa est谩 cruzado por un proceso de desestabilizaci贸n y de extorsi贸n de los sectores concentrados, sobre todo de los exportadores, para maximizar ganancias con una devaluaci贸n. Me parece que el pre requisito para enfrentar esa agenda es fortalecer el poder pol铆tico, la cohesi贸n del Frente de Todos resuelve esa ecuaci贸n鈥. Sobre las medidas, Men茅ndez valor贸 que el ministro haya descartado una devaluaci贸n.

鈥淓speraba anuncios sobre el ingreso; me parece que hay algunas medidas, como el salario familiar, los nuevos topes, y el llamado al Consejo del Salario para definir el nuevo salario m铆nimo, que se traslada al Potenciar. Hay que seguir reclamando un IFE para los sectores que est谩n debajo de la l铆nea de indigencia, que son cuatro millones de personas鈥.

Auditor铆a a los movimientos sociales

 

Fue publicado en el Bolet铆n Oficial el Decreto 475/2022 que oficializa la decisi贸n, anunciada por el superministro Massa la semana pasada, de auditar a los beneficiarios de planes sociales. 芦Qui茅n no cumpla, recibir谩 la suspensi贸n del plan鈥, hab铆a dicho en ese momento Massa. Mientras la crisis social se profundiza, la l贸gica gubernamental es el castigo a los sectores m谩s pobres.

La resoluci贸n tiene fecha del martes 9 de agosto y las firmas del jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el ministro del Interior, Eduardo de Pedro.

Entre los fundamentos, en el texto se plantea que el objetivo es 鈥渆valuar el desempe帽o de los programas sociales ejecutados por las jurisdicciones nacionales con fondos del Gobierno Nacional, por el Convenio N掳 27 del 28 de febrero de 2002 del registro del MINISTERIO DE TRABAJO, EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL鈥.

Por este motivo, se estipula 鈥渓a creaci贸n de un sistema de control que integrara y complementara a las estructuras estatales nacionales de fiscalizaci贸n y auditor铆a鈥.

Esta medida, que busca atacar a las organizaciones sociales sobre las que pesa en estos 煤ltimos tiempos una campa帽a de criminalizaci贸n, y profundizar el ajuste ya hab铆a sido anunciada por Sergio Massa cuando asumi贸 su nuevo cargo.

鈥淓l 15 de agosto empieza una auditor铆a que realizar谩n las universidades. Qui茅n no cumpla, recibir谩 la suspensi贸n del plan. En paralelo, la liquidaci贸n se cruzar谩 con las bases de datos de la Anses. Nuestra idea de pa铆s es que el plan sea la emergencia, y el trabajo lo permanente鈥, hab铆a dicho Massa en ese momento.

Ni en los anuncios de Massa, ni en el texto del decreto quedan establecidos cu谩les deben ser los requisitos que las y los beneficiarios de los planes sociales deben cumplir para no perderlos. La oficializaci贸n se da el mismo d铆a en que el jefe de Gobierno porte帽o, Horacio Rodr铆guez Larreta, anuncia una medida con una l贸gica similar: les quitar谩n los planes a las familias cuyos hijos en edad escolar no cumplan con el 85 % de asistencia escolar.

En ambos casos, lo que se busca es castigar y ajustar a los sectores m谩s afectados por la pobreza, en vez de incentivar la creaci贸n de puestos de trabajo con salarios dignos (no empleo precario con salarios de hambre), aumentar la escolarizaci贸n y buscar resolver los problemas m谩s acuciantes de las familias trabajadoras y sectores populares en el marco de una crisis social muy profunda.

San Cayetano

Las organizaciones sociales y pol铆ticas que conforman la Uni贸n de Trabajadores y Trabajadoras de la Econom铆a Popular (UTEP) realizaron el domingo 7 una nueva edici贸n de la marcha de San Cayetano, desde la iglesia ubicada en Liniers hacia la intersecci贸n de las avenidas de Mayo y 9 de Julio, en el centro porte帽o.

Bajo el lema 芦Pan, paz, tierra, techo y trabajo禄, una larga columna con banderas de la UTEP, la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Somos Barrios de Pie, el Frente Popular Dar铆o Santill谩n, el Movimiento Evita y la Asociaci贸n de Trabajadores del Estado (ATE), entre otras, se concentr贸 a partir de las 8:00 en Cuzco y Rivadavia y minutos despu茅s inici贸 la movilizaci贸n hacia el centro de la ciudad.

Durante el acto principal, el secretario gremial de la UTEP, Gildo Onorato, sostuvo que 芦lo que falta no es trabajo sino derechos laborales de la mayor铆a禄.

芦Si nos movilizamos es porque hay problemas禄, dijo, pero record贸 que los movimientos sociales de la UTEP son 芦garantes de la paz social禄 y record贸 que las crisis las sufren los sectores m谩s humildes que 芦se hacen m谩s pobres禄.

En un mensaje al Congreso, Onorato le record贸 a los diputados y senadores que 芦votaron una ley que establece un salario social complementario禄, en referencia a emergencia social que rige desde 2016.

芦De qu茅 planes hablan, esto es trabajo. Y salario, porque reconoce un trabajo social y da cuenta de una tarea comunitaria en los barrios m谩s humildes, y complementarios porque complementa los ingresos. Es lo que ustedes llaman planeros y nosotros decimos trabajadores y trabajadores禄, enfatiz贸 Onorato.

Tambi茅n reclam贸: 芦No estigmaticen, porque cuando ustedes hablan los medios amplifican y la Justicia persigue a los m谩s d茅biles禄.

Por su parte, el diputado del Frente de Todos (FdT) y referente de la CCC, Juan Carlos Alderete, exclam贸: 芦Salimos a la calle una vez m谩s por pan, tierra, techo, trabajo, salud, educaci贸n y soberan铆a nacional para todos los que habitan nuestro suelo.

Otros sectores quieren sacarnos de la calle. No vamos a aceptar mansamente las injusticias y los sufrimientos que padecemos禄, dijo y denunci贸 芦persecuci贸n judicial y medi谩tica禄 con allanamientos y persecuciones en diferentes provincias, procedimientos que asoci贸 a la 芦mesa judicial macrista禄.

En esa l铆nea, Alderete asegur贸 que hay sectores que se preparan para avanzar con sus planes de ajuste brutal y entrega nacional, y sobre los derechos禄 de jubilados y trabajadores.

Y carg贸 contra los especuladores que 芦remarcan los precios禄 y contra 芦los terratenientes y agroexportadores que no liquidan la cosecha禄 porque ellos s铆 芦ganan fortunas禄.

芦El pueblo no puede seguir pagando una fiesta de pocos禄, remarc贸 y pidi贸 芦medidas que frenen la inflaci贸n禄, como 芦congelamiento de precios禄 y la aplicaci贸n de la Ley de G贸ndolas, adem谩s de considerar 芦urgente禄 la implementaci贸n del salario universal.

Del acto participaron tambi茅n el referente del Movimiento Evita, Emilio P茅rsico, y los dirigentes de la CTA-Aut贸noma, Ricardo Peidr贸 y Hugo 芦Cachorro禄 Godoy, que estuvieron en el escenario, adem谩s del dirigente Juan Grabois.

Barrios de Pie moviliz贸 frente al Congreso y dijo que el campo 鈥渂usca desestabilizar鈥

La organizaci贸n social Somos Barrios de Pie hizo una protesta el 30 de julio frente al Congreso para repudiar a los grandes empresarios agropecuarios por negarse a vender su cosecha en un momento en que el Banco Central requiere m谩s d贸lares para afrontar la crisis econ贸mica: 鈥淐uando hay un sector que busca desestabilizar, generar un proceso devaluatorio, es v谩lido poder alzar la voz鈥, manifest贸 su referente, Daniel Men茅ndez.

Aquella protesta cont贸 con la participaci贸n de cientos de personas, varias de ellas pertenecientes a la Uni贸n de Trabajadores de la Econom铆a Popular (UTEP). As铆, bajo el lema 鈥減rimero la patria, basta de especulaci贸n鈥, instalaron una olla popular sobre la Avenida Entre R铆os.

鈥淓sta es una impugnaci贸n contra el sector concentrado, minoritario y privilegiado del campo que, en vez de tender la mano, especula, no solo con maximizar ganancias, sino tambi茅n con empobrecer al conjunto de la sociedad鈥, expres贸 Men茅ndez.

Esta movilizaci贸n se hab铆a pautado inicialmente para desarrollarse frente al predio de la Sociedad Rural Argentina (SRA) en el barrio de Palermo, mientras se llevaba a cabo su tradicional muestra. Sin embargo, decidieron trasladarla para evitar posibles incidentes.

Entrevista a Carlos Ghioldi, referente de La Toma de Rosario y miembro del Consejo Directivo de la CTA de los Trabajadores de esa ciudad

Es hora de que los trabajadores y el pueblo ganemos las calles por las demandas que respondan a nuestros intereses

Organizaciones sindicales, sociales y pol铆ticas, con el respaldo de escritores, intelectuales y personalidades de la cultura, iniciaron el jueves 23 de junio una 芦gran caravana federal禄 que uni贸 La Plata con Rosario en 芦defensa del R铆o Paran谩 y del Canal Magdalena禄 y por la 芦soberan铆a y el trabajo argentino禄.

La principal demanda que plantean las organizaciones es la derogaci贸n del decreto 949/2020, con el que 芦se pretende volver a concesionar el R铆o Paran谩 para mantenerlo en manos extranjeras禄.

芦Argentina tiene todo para ejercer su soberan铆a. Tenemos las dragas y la mano de obra, tenemos los recursos humanos de la Direcci贸n Nacional de V铆as Navegables y tenemos potencial nacional para desarrollar lo que falta para hacer el correcto dragado de nuestros r铆os禄, argumentaron desde la Mesa Coordinadora por la Defensa de la Soberan铆a Nacional sobre el R铆o Paran谩 y el Canal Magdalena.

-Carlos te quer铆a consultar porque ma帽ana va a haber en Rosario una movilizaci贸n hacia la Bolsa de Comercio, 驴cu谩les son los motivos por los cuales est谩 convocada esta actividad?

-Bueno, esta es una confluencia de varios sectores sindicales, est谩n la CTA Aut贸noma, la CTA de los Trabajadores, la Corriente Federal dentro de la CGT, el Movimiento por un Modelo Nacional que es el sector de Moyano con los camioneros junto con el Foro de Defensa del R铆o Paran谩.

El acuerdo en general tiene que ver con la defensa de la presencia estatal en el r铆o Paran谩, lo que se llama la Hidrov铆a que es la privatizaci贸n del r铆o Paran谩 para que una empresa, en este caso Consorcio Vega, se encargue de cobrarle peaje a las embarcaciones que se llevan las exportaciones agr铆colas y ganaderas del complejo portuario del Gran Rosario que representan el 75% de exportaciones de este pa铆s, es decir, casi todo el tr谩nsito fluvial est谩 en manos de una empresa privada que cobra peaje y el Estado nacional resign贸, a partir de la 茅poca del menemismo cualquier control, as铆 como otras medidas m谩s.

Uno de los aspectos que m谩s se destaca es que se resign贸 el control sobre el comercio exterior, el control del Estado y el control soberano. Entonces ese decreto que est谩 vencido y que hay una pr贸rroga de un a帽o, y toda una discusi贸n, hay un fuerte movimiento de lobby de parte de los sectores que manejan este negocio para que se conceda otra vez a esta empresa este control. Hay una pelea, una disputa, donde se plantea esta discusi贸n para plantear el problema del control Estatal en el comercio exterior.

Es muy interesante conocer toda esta cuesti贸n, a los trabajadores nos debe interesar, aunque parezca que es un tema ajeno porque para las exportaciones del pa铆s cada empresa presenta una declaraci贸n jurada de lo que ha exportado y no hay ning煤n control eficiente para saber si lo que estas personas declaran es verdad o es mentira.

Se factura como una operaci贸n interna de Cargill Argentina con Cargill de otra ciudad, es decir, que no se declara el valor de lo que se est谩 exportando ni se pagan las m铆nimas retenciones aduaneras sobre lo declarado en esas DD JJ sobre el volumen y al precio que declaran en sus remitos internos, porque son operaciones internas las mayor铆as de las veces. Es una evasi贸n consagrada que hay que ponerla en discusi贸n.

Los trabajadores no podemos permanecer ajenos a esto. Adem谩s, en la Bolsa de Comercio de Rosario se fijan precios que despu茅s inciden en el costo de los alimentos. Aunque parezca mentira muchas cosas podemos discutir hoy, como una paritaria o un bono, pero si un Excel de las 2 o 3 empresas que manejan los precios bajan un aumento del 10% se termin贸 lo que con esfuerzo se consigui贸 en la paritaria.

A los trabajadores nos debe importar, y mucho, que se realice esta movilizaci贸n y que la misma se帽ale a los poderes f谩cticos, no a los circunstanciales gobernantes o funcionarios que pueden ser malos, horribles o no tanto. La discusi贸n ac谩 est谩 en qui茅nes son los que tienen el control y el poder econ贸mico para robarnos de los bolsillos el salario a trav茅s de las remarcaciones de precios, por ejemplo.

Es un primer paso muy importante, a nuestro entender, en una idea de acci贸n con varios sectores que tienen opiniones diversas, para poner en la agenda y en la movilizaci贸n de los sectores populares la preocupaci贸n por estos temas. No es un tema ajeno, es un tema que nos perjudica, que los trabajadores debemos asumir y debemos tomar en nuestras manos. Por eso esta movilizaci贸n se hace con una caravana que reclama la soberan铆a sobre el r铆o, el control con el comercio exterior sirve para poner estos temas en discusi贸n y los trabajadores entendemos que debe preocuparnos y que debemos tambi茅n pronunciarnos y movilizarnos sobre estas cuestiones.

-Si, yo precisamente te iba a preguntar, y creo que me has respondido, por la movilizaci贸n a la Bolsa de Comercio de Rosario, pero se han producido tambi茅n novedades respecto de la empresa Vicent铆n.

-Que es una de las integrantes de la C谩mara de Exportadores que ha fijado cuestiones en esa Bolsa de Comercio de Rosario, que fueron parte de las autoridades. M谩s all谩 del saqueo contra el Banco Naci贸n, la maniobra de vaciamiento, etc., Vicent铆n no hizo ni m谩s ni menos de lo que hacen todas las empresas en relaci贸n a la evasi贸n en las exportaciones, o la triangulaci贸n. Lo que ha sido un contrabando legal, ya ni siquiera se le pude decir contrabando, porque cuando se habla de contrabando se piensa en dos o tres que van en una barcaza por ah铆 y esto se hace legalmente, con papeler铆a.

El haber desmantelado desde la dictadura en adelante todo lo que es el control estatal sobre el comercio exterior, porque es una pol铆tica sistem谩tica llevada adelante desde la dictadura en adelante, en realidad desde 鈥楲a Libertadora鈥, si uno se va m谩s atr谩s, o 鈥楲a Fusiladora鈥 como creo que corresponde llamarla, es un desmantelamiento paulatino de cualquier control sobre lo que se exporta. Eso son divisas que luego nos las cobran a nosotros, los trabajadores, por eso nos debe importar much铆simo.

La dictadura afloj贸 los controles del comercio exterior y paralelamente incorporo el IVA que es el impuesto que pagamos todos por consumir hasta un litro de leche. La Bolsa de Comercio de Rosario es uno de los poderes f谩cticos que est谩 centralizando estas cuestiones. Tenemos entendido que hay una fuerte presi贸n de la Bolsa de Comercio hasta a empresas que alquilan los escenarios para no alquil谩rselos para el acto de ma帽ana. Te lo digo para que veas c贸mo es la situaci贸n. Es tanto el poder que intenta mantenerse en el anonimato y ha terminado haciendo estas cuestiones.

Por eso creemos que es muy importante esta movilizaci贸n y tomar estos temas para que sea el primer paso para que los trabajadores y el pueblo ganemos la calle. Ese es el gran punto que tambi茅n hay que poner en discusi贸n. Es hora de que los trabajadores y el pueblo ganemos las calles por las demandas que respondan a nuestros intereses, a los inmediatos y a los colectivos. Eso solamente se puede hacer con una amplia y generosa unidad de acci贸n, y la unidad de acci贸n estimados compa帽eros, estimados oyentes, se hace exclusivamente con los que piensan distinto. No hay unidad de acci贸n con los que pensamos igual, con los que pensamos igual hay comunidades de intereses. Pero la unidad de acci贸n ac谩 se tiene que hacer con todos los que pensamos distinto, es decir, los que votan a uno, los que votan a otro, los que opinan que los sindicatos deben ser as铆 y los que opinan que los sindicatos deben ser as谩.

Ese es un valor importante que tiene esto porque ha permitido confluir a algunos sectores. Ojal谩 se sume la gente del FIT, ojal谩 se sumen los partidos de izquierda, ojal谩 se sumen otros sectores populares. Por supuesto no va a haber acuerdo, pero s铆 debemos estar de acuerdo en que los poderes f谩cticos no se la sigan llevando de arriba. Ese es un elemento muy importante que a nosotros nos ha definido, nos tenemos que poner a trabajar y a impulsar esta movilizaci贸n con todo nuestro esfuerzo.

-Carlos, 驴Cu谩les son los sectores convocantes? Y recordanos la hora en la que se va a producir este acto.

-Los sectores convocantes son: CTA Aut贸noma, CTA de los Trabajadores, la Corriente Federal de la CGT, el Movimiento por un Modelo Nacional y Popular (que ser铆a Camioneros) y el Foro en Defensa del R铆o Paran谩 que es una confluencia de organizaciones y algunas particularidades que est谩 articulado en torno al Partido Comunista Revolucionario fundamentalmente, m谩s algunos que otros grupos que estar谩n adhiriendo, hay algunas organizaciones sociales como el MSR de Rosario que tambi茅n va a estar presente, es decir, que se est谩n sumando m谩s y m谩s sectores para este movimiento.

La actividad empieza con una caravana de veh铆culos que vienen desde la zona sur de Rosario y llega al Monumento a la Bandera, nos concentramos en el Monumento a las 14:00 y marchamos hasta el edificio de la Bolsa de Comercio de Rosario y ah铆 se realizar谩 el acto a las a las 15:30. Han comprometido presencia de figuras nacionales, el compa帽ero Hugo Yasky, Pablo Moyano, que ser谩 uno de los oradores. Para nosotros es indistinto qui茅n habla y qui茅n deja de hablar, lo importante es la movilizaci贸n por un tema que es justo y que los trabajadores no podemos permanecer indiferentes.

Jornada Nacional de lucha: 隆Pol铆ticas P煤blicas con Perspectiva de G茅nero YA!

Las organizaciones que integran la Coordinadora por el Cambio Social concentraron el pasado 4 de agosto en el Obelisco para luego movilizar hacia el ministerio de Econom铆a y el ministerio de Mujeres, G茅neros y Diversidad. La jornada se desarroll贸 tambi茅n a nivel nacional a las dependencias estatales correspondientes. En este contexto de grave crisis social y econ贸mica, que siempre golpea con m谩s fuerza a las mujeres, personas del colectivo LGTTBIQ+ y ni帽eces, se plantaron en las calles para exigir la inmediata implementaci贸n de pol铆ticas p煤blicas integrales y con perspectiva de g茅nero.

Compartimos comunicado:
Lo hecho hasta el momento claramente es insuficiente para combatir la violencia de g茅nero y en lo que va del a帽o se han registrado (en los medios, ya que ni siquiera existe un registro oficial) 147 femicidios, la mayor铆a a manos de parejas o ex-parejas y 4 transfemicidios/travesticidios, mientras que sigue parada la investigaci贸n de la desaparici贸n de Tehuel de La Torre. Tambi茅n queremos exigir al Estado y en particular al ministerio de las Mujeres, G茅neros y Diversidad que accione a dos a帽os del infanticidio en manos del estado paraguayo de Lilian y Mar铆a Carmen Villalba y la desaparici贸n forzada de Lichita, cr铆menes que contin煤an impunes y con las mujeres cuidadoras de las ni帽as criminalizadas.
Esta no es una realidad nueva, los movimientos sociales y los feminismos venimos denunciando hace a帽os que la violencia por razones de g茅nero se conforma como una problem谩tica estructural contra la cual el Estado no toma medidas efectivas y que se ver谩 agravada por la profundizaci贸n del ajuste que el FMI impone y el Frente de Todos acata sin chistar, con f贸rmulas que hist贸ricamente no han hecho m谩s que aumentar la crisis econ贸mica, y con esto la vulnerabilidad y precariedad de nuestras vidas. La falta de trabajo afecta en mayor medida a las mujeres j贸venes y a las disidencias sexuales, con una tasa de desocupaci贸n que para nosotres ronda el 8,3% mientras que en el caso de los varones es de 5,9%. La imposibilidad de ser independientes econ贸micamente nos impide acceder a una vivienda y nos condena a permanecer en situaciones de violencia. 驴Qu茅 podemos hacer ante esto cobrando 煤nicamente un salario m铆nimo por apenas 6 meses bajo el programa 芦Acompa帽ar禄?
A esto se le suma que el 70% de las tareas dom茅sticas no remuneradas son realizadas por mujeres y 茅stas se ven intensificadas cuando el bolsillo aprieta, porque para satisfacer necesidades b谩sicas como la alimentaci贸n hay que hacer mayores esfuerzos. La posibilidad de algunos sectores de pagar ni帽eras o empleadas dom茅sticas (que tambi茅n siempre son mujeres) se reduce y eso, por un lado, redunda en una sobrecarga de tareas y, por otro, en menos puestos de empleo.
En el caso de les travestis, trans o personas no binarias la situaci贸n es dram谩tica. La discriminaci贸n estructural que impregna nuestra sociedad las lleva a vivir situaciones de extrema violencia desde la ni帽ez, como son las expulsiones tempranas del hogar y el consecuente abandono escolar; el maltrato y el no respeto a su identidad en el 谩rea de salud; la violencia y persecuci贸n por parte de la polic铆a; y la discriminaci贸n para acceder a un trabajo formal con todos los derechos. Para este sector las pol铆ticas p煤blicas por parte del Estado son pr谩cticamente inexistentes, y la Ley de Cupo Laboral Trans/Travesti, que tanto nos cost贸 conseguir, se aplica de forma muy parcial e irregular.
Por otro lado, el recorte en 谩reas centrales como salud y educaci贸n nos afecta directamente, ya sea porque son nuestros 谩mbitos de trabajo o porque somos usuaries frecuentes de las mismas, por estar a cargo de las tareas de cuidado de ni帽es y adultes mayores.
Ante esta realidad las mujeres y disidencias sexuales de los movimientos sociales nos seguimos organizando para dar respuestas colectivas a nuestros problemas m谩s urgentes. En este marco es que tambi茅n nos organizamos para participar del Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Trans, Travestis, Intersexuales, Bisexuales y No Binaries, porque consideramos que ante la indiferencia de los sucesivos gobiernos, este es un espacio que nos empodera, nos da herramientas, nos abre nuevas puertas y nos contiene. Queremos que esta instancia se contemple tambi茅n dentro de las pol铆ticas p煤blicas que exigimos.
Durante la pandemia fuimos las que garantizamos la supervivencia de nuestras familias y de la mayor parte de nuestres vecines. En aquel momento fuimos un eslab贸n fundamental, fuimos esenciales, pero nunca logramos el reconocimiento salarial que nos corresponde y que merecemos y muchas veces terminamos supliendo responsabilidades que deber铆an estar en manos del Estado.
Es por esto que salimos a la calle a exigir pol铆ticas p煤blicas de forma inmediata. No podemos seguir esperando porque est谩n en juego nuestras vidas. Sin trabajo y con ajuste no existe Ni Una Menos. No podemos esperar m谩s, necesitamos respuesta ya.
隆Pol铆ticas P煤blicas con Perspectiva de G茅nero YA!
Aparici贸n con vida YA de Tehuel
Implementaci贸n real y efectiva del cupo laboral travesti-trans
Implementaci贸n real de la ESI, IVE e ILE
Reconocimiento econ贸mico acorde a la tarea para las promotoras territoriales contra la violencia de g茅nero y de salud integral.
隆EL AJUSTE ES VIOLENCIA PATRIARCAL!
COORDINADORA POR EL CAMBIO SOCIAL: FOL (FRENTE DE ORGANIZACIONES EN LUCHA) -MOVIMIENTO DE LOS PUEBLOS (FRENTE POPULAR DAR脥O SANTILL脕N CORRIENTE PLURINACIONAL; MULCS MOVIMIENTO POR LA UNIDAD LATINOAMERICANA Y EL CAMBIO SOCIAL; MOVIMIENTO 8 DE ABRIL; IGUALDAD SOCIAL) 鈥 FAR Y COPA EN MARABUNTA 鈥 FOB AUT脫NOMA (FEDERACI脫N DE ORGANIZACIONES DE BASE, AUT脫NOMA) 鈥 OLP RESISTIR Y LUCHAR.

Coser para salir de la crisis: trabajo y dise帽o diverso en la cooperativa textil Claudia P铆a Baudracco

Por Vanina Pasik

La cooperativa Claudia P铆a Baudracco funciona en Moreno. Brinda talleres de capacitaci贸n y trabajo a un grupo de personas trans.

La textil Claudia P铆a Baudracco busca resolver dos problemas a la vez: crear una fuente de trabajo estable -cooperativo y comunitario- y confeccionar prendas que el mercado no ofrece: ropa sin g茅nero, talles grandes con dise帽os para j贸venes conurbanes, binders para moldear torsos masculinizados, por ejemplo. Adem谩s, la textil autopercibe su propia existencia y visibilidad como un hecho pol铆tico.

Sobre una callecita reci茅n asfaltada hay una piecita separada, adelante del chalet donde viven Bruno y Seba, en Trujui, partido de Moreno. Est谩 en el fondo del segundo anillo gris que rodea la Capital, donde la trama urbana se desgrana. Se casaron a principios de 2022, aunque, aclaran, 鈥渆st谩n juntos hace a帽os鈥.

En un jard铆n peque帽o, un 谩rbol ofrece mandarinas dulces. Para llegar hay que atravesarlo, all铆 se abre la puerta y lo primero que ve en la pared opuesta a las dos m谩quinas, es un mural que pint贸 Eideen (20) con su hermana.

鈥 隆Y yo tambi茅n di algunas pinceladas! 鈥 grita alguien desde el fondo.

El mural de Claudia P铆a Baudracco sintetiza la identidad colectiva. 鈥淪e camin贸 todo el pa铆s鈥, subrayan, 鈥減ara construir la Ley de identidad de g茅nero (que no lleg贸 a gozar), la Ley de matrimonio igualitario, fund贸 ATTTA (en 1995), lider贸 el movimiento por la derogaci贸n de c贸digos de faltas discriminatorios en 15 provincias (lo logr贸 en 14). Y en 2005 fue miembro fundadora de la creaci贸n de la FALGTB鈥, enumeran casi sin respirar.

 

Generar trabajo luego de la crisis

鈥淓s muy complicado para las masculinidades trans, y mismo para las mujeres trans, conseguir un trabajo estable鈥, lamenta Eideen, con la crisis post pandemia como escenograf铆a.  鈥淵 m谩s dif铆cil es que te respeten como uno es鈥, agrega. Afirma que est谩 dispuesto a trabajar muchas m谩s horas cuando el negocio empiece a rendir frutos.

El rubro textil tiene mala fama: explotaci贸n, malos tratos, trabajo no registrado, mal pago, cuerpos uniformes. La Claudia P铆a se propone encarar este oficio con otra perspectiva, con otro trato y de forma autogestiva.

El espacio primero es escuela, y reconoce econ贸micamente el tiempo que se requiere para la capacitaci贸n en el oficio. El grupo est谩 conformado por 14 personas, que por ahora se encuentran aprendiendo a usar las primeras dos m谩quinas -una recta y una Overlock-. Dos veces por semana y durante cuatro horas se dedican a coser carteritas y ri帽oneras, con retazos reciclados, para s铆 mismes. El objetivo es aprender los gajes del oficio. Ahora que concluyeron una primera etapa de formaci贸n, empezar谩n a producir para vender, y lo recaudado ser谩 para fortalecer el emprendimiento.

Las clases est谩n a cargo de Seba, que ostenta 25 a帽os en el rubro textil; y Lidia, due帽a de @bychabelita (en IGM), emprendimiento que (la) sostiene desde hace 10 a帽os.

 

Un lugar para trabajar con amor

Mientras Eideen fuma en el jardincito se presenta: 鈥淪oy un var贸n trans bisexual. Nunca tuve la aceptaci贸n de mis padres, no saben que soy una masculinidad trans, tampoco lo aceptar铆an si se enteraran. Encontr茅 este espacio en el cual me siento c贸modo鈥. Agrega que siempre vivi贸 en Las Catonas, un complejo habitacional de 1.600 unidades construido por el FoNaVi entre 1978 y 1989.

A los 16 a帽os, en 2018, Eideen estaba pasando un momento dif铆cil, en situaci贸n de calle, y pidi贸 ayuda llamando a un 0800 del INADI. Leandro, un empleado sensible, con su mam谩, Zulma, le acerc贸 un bols贸n de alimentos, y se hicieron amigos. En 2020, cuando ingres贸 como directora nacional Ornella Infante, la pusieron en contacto con Vale Roxy, militante del peronismo diverso de la zona noroeste de conurbano, que se acababa de mudar a Moreno. Andaba buscando encender el motor de la textil trans, muy cerca de su casa. 鈥淰ine a una primera reuni贸n y me sent铆 bien por las buenas vibras de la gente鈥, recuerda.

Cada vez que busca trabajo, la conversaci贸n se repite:

-No, ac谩 est谩n buscando hombres.

-Pero yo soy un hombre.

-No, pero鈥

 

Dise帽ar y producir para todes

Eideen sigue buscando otro trabajo. Pero, sobre todo, desea hacer binders al por mayor, para que a nadie le falte. 鈥淢e he vendado con faja postquir煤rgica, con retazos de tela, y eso te llega a lastimar. Las vendas te cortan y te queman. Tengo todas las cicatrices y con el tiempo te puede llegar a agarrar c谩ncer鈥, explica.

鈥淵o a los 13 a帽os no sab铆a, y lo primero que agarraba eran vendas. Y es un problema de salud a futuro que estar铆a bueno evitar, y que estuviera como contenido de ESI (Educaci贸n Sexual Integral) en todas las escuelas鈥, completa.

Su novio tambi茅n es una masculinidad trans, que est谩 teniendo problemas de discriminaci贸n en la escuela secundaria (tiene 17 a帽os). Tanto Eideen como su grupo lo est谩n acompa帽ando en el di谩logo con las autoridades. Lo m铆nimo que necesita una masculinidad trans en su adolescencia es poder cubrir su cuerpo como se le antoje, construir su imagen.

鈥淯n binder sale 6.000 pesos, y nosotros lo podemos fabricar por mucho menos鈥, dice ahora Gaby. 鈥淵 para nosotres poder darles una mano a las diversidades es un mont贸n. Es algo que nos atraviesa, que nos interpela, porque somos todes personas que venimos de espacios d贸nde hemos sido discriminado/a/es. Desde muy j贸venes鈥, saca cuentas Gaby, que tiene 35 a帽os y una migraci贸n de por medio. 鈥淵o vengo de C贸rdoba, una provincia que es bastante conservadora鈥, y para colmo de Alto Verde, un barrio 鈥渃heto鈥. Como lesbiana no binarie, se asent贸 en Moreno, el segundo distrito m谩s pobre del Conurbano bonaerense, donde vive de una manera 鈥渕ucho m谩s fluida鈥, trabajando mientras toma mates compa帽eros, con una vida 鈥渃omunitaria鈥.

鈥淵 este esp铆ritu tambi茅n se refleja en los productos, pensando en causar un impacto social鈥, advierte.

 

Esp铆ritu de lucha

鈥淎c谩 nos organizamos con compa帽eres de todas las diversidades, y para poder tener una base, un ingreso, les compa帽eres son parte del Programa Potenciar Trabajo. Tal vez a las personas travestis y trans les cuesta mucho m谩s el acceso a la educaci贸n y a la salud. Pero a las lesbianas, no binaries, y maricas del conurbano tambi茅n nos cuesta conseguir trabajo por nuestra expresi贸n de g茅nero鈥, aclara Vale Roxy (38). Ella es lesbiana no binarie, respecto de la amplia composici贸n de la colectiva, que articula con el Estado en sus distintos niveles.

Antes de recibir las m谩quinas ya hab铆an hecho una primera capacitaci贸n con el IMDEL (Instituto Municipal de Desarrollo Econ贸mico Local de Moreno). 鈥淓n el armado de la unidad productiva algunos nos estamos encargando de la gesti贸n del entramado institucional, el armado de la cooperativa, para poder hacer convenios con el municipio y dem谩s 谩reas institucionales鈥, cuenta Vale, que tambi茅n trabaja en el Ministerio de las Mujeres, G茅neros y Diversidad de la Provincia de Buenos Aires.

En Moreno la relaci贸n con el municipio est谩 allanada, porque desde diciembre de 2019 gobierna Mariel Fern谩ndez, la primera intendenta mujer, feminista, y de una organizaci贸n social (el Movimiento Evita).

La textil tambi茅n cuenta con el apoyo del INADI, y con una estrecha relaci贸n con Onella Infante, a quien Claudia P铆a despert贸 a la vida pol铆tica en su Santiago del Estero natal. El pr贸ximo paso es la m谩quina que sirve para el armado de las prendas y tapa costuras, la collareta, y la inclusi贸n en ferias de todo tipo, para vender la producci贸n, adem谩s de las ventas online y la difusi贸n por redes sociales.

La Claudia P铆a produce prendas para que abracen cuerpos rebeldes, pero tal vez su producto m谩s valioso sea el espacio de conversaci贸n, visibilidad y lucha. Como remarca Gaby: 鈥淣osotres somos del conurbano, somos pobres, somos travas, tortas, putos鈥, y 鈥渆sa identidad es una fortaleza para llegar a m谩s lugares, para competir con el mercado, un mercado para el que somos invisibles鈥.

 

Hey Latam deber谩 pagar m谩s de 10 millones de sueldo adeudado a sus trabajadores

A continuaci贸n reproducimos el comunicado

LA JUSTICIA VUELVE A DARLE LA RAZ脫N A LOS TRABAJADORES DE HEY LATAM: LA EMPRESA DEBER脕 PAGAR MAS DE 10 MILLONES POR SUELDOS ADEUDADOS

La C谩mara de Apelaciones en lo Laboral confirm贸 la sentencia en primera instancia que obligaba al empresario Mart铆n Stauffer, que anteriormente hab铆a realizado una quiebra fraudulenta de la empresa Contac Center & Recovery, a que le pague los salarios que corresponden al periodo que el empresario deber铆a haberlos reincorporado a la empresa paralela Key Market, del mismo due帽o.
Una vez m谩s la justicia vuelve a darle la raz贸n a las y los trabajadores, que hace m谩s de un a帽o y medio vienen peleando por sus puestos laborales.
Tom谩s, trabajador despedido coment贸: 鈥渇rente a la crisis que sufrimos d铆a a d铆a, las y los trabajadores demostramos la fuerza que tenemos si nos unimos y nos organizamos, como son los fallos hist贸ricos que venimos consiguiendo y como lo estamos demostrando poniendo en pie una cooperativa bajo control de los trabajadores, junto al apoyo de estudiantes, trabajadores, j贸venes precarizados, docentes鈥︹
Celina Tidon铆, abogada de las y los trabajadores, perteneciente al Centro de Profesionales por los Derechos Humanos dijo: 鈥渆s un precedente muy importante para todas y todos los trabajadores, ya que no solo venimos demostrando las maniobras de los empresarios como Stauffer que dejan familias en la calle, mientras se llevan millones con maniobras y quiebras fraudulentas, sino que la justicia le sigue dando la raz贸n a los y las trabajadoras. En el medio de la crisis y donde vivir es cada d铆a ms dif铆cil, vamos a seguir peleando el cobro de los salarios y porque el empresario cumpla la ley, y apoyando a los trabajadores. Es un punto de apoyo para todas las luchas de trabajadores.鈥

Denuncian infiltraci贸n policial en las organizaciones sociales y la izquierda en Jujuy

Reproducimos aqu铆 la conferencia de prensa realizada por referentes de las organizaciones sociales junto a organizaciones solidarias y de Derechos Humanos por la persecuci贸n y criminalizaci贸n de las que vienen siendo objeto por parte del gobierno de Gerardo Morales:

Denunciamos que en la causa armada por la justicia de Morales contra m谩s de 16 organizaciones y dirigentes sociales en la Provincia de Jujuy, acus谩ndolas de 鈥渁sociaciones il铆citas鈥 fue iniciada por el poder judicial ordenando a las Fuerzas de Seguridad infiltrarse en movilizaciones e identificar a referentes de organizaciones sociales y pol铆ticas realizando tareas de inteligencia desde comienzos del mes de abril.

Este grav铆simo accionar ilegal y persecutorio realizado por el Estado Provincial vulnera de forma flagrante Derechos Humanos y democr谩ticos b谩sicos, habiendo realizado la polic铆a provincial una tarea detallada sobre el funcionamiento de partidos pol铆ticos, organizaciones sociales y sus referentes infiltr谩ndose en marchas, lo que luego concluy贸 con los allanamientos efectuados el pasado 6 de julio.

Las tareas de inteligencia solicitadas por el poder judicial ocurrieron inmediatamente despu茅s que Gerardo Morales -en el inicio de las sesiones ordinarias 2022- haya tildado a referentes de organizaciones sociales como 鈥渄elincuentes鈥 y anunciando que iba a avanzar con su pol铆tica represiva y persecutoria a todos aquellos que se opongan a sus pol铆ticas de hambre. 驴Est谩 es la paz social que pregona Morales?

Denunciamos esta metodolog铆a escandalosa, donde las fuerzas de seguridad fueron llamadas a Infiltrar a las organizaciones sociales, para acusarlas de asociaci贸n il铆cita. El fiscal no cuid贸 ni las formas usando palabras que hacen recordar 茅pocas oscuras. El juez en vez de rechazar in limine semejante pretensi贸n le dio curso.

Por ello es necesario responder con la mayor unidad. 隆SI TOCAN A UNO, NOS TOCAN A TODOS!

Exigimos:

隆CIERRE INMEDIATO DE LA CAUSA!

隆BASTA DE CRIMINALIZAR LA PROTESTA!

隆DEROGACION DEL CODIGO CONTRAVENCIONAL!

隆BASTA DE PERSECUCIONES!

La conferencia fue impulsada por las organizaciones sociales y sectores pol铆ticos de Jujuy integradas por los Bloques UTEP, CTA, FITU, Coordinadora de organizaciones populares, UTEP Tosco, UP, FNT y CTA de Trabajadores y Aut贸noma. En la misma tambi茅n participaron los referentes del PTS-FIT Natalia Morales, diputada provincial (MC) y el concejal de San Salvador de Jujuy, Gast贸n Remy.

La Justicia y la Polic铆a, c贸mplices del ataque a Tiempo Argentino

Por Cooperativa Por M谩s Tiempo

El aparato judicial y policial y los funcionarios macristas son responsables por la falta de castigos contra quienes cometieron un delito de grave contra la libertad de expresi贸n.

Sin siquiera atender los argumentos de las trabajadoras y los trabajadores de la cooperativa, la Sala I de la C谩mara Federal integrada por los jueces Leopoldo Bruglia, Mariano Llorens y Pablo Bertuzzi confirm贸 la complicidad entre la familia judicial, la Polic铆a y los responsables pol铆ticos del ataque a la redacci贸n de Tiempo Argentino y Radio Am茅rica ocurrido el 4 de julio de 2016.

En un escrito de menos de cuatro p谩ginas, los jueces, Lorens, Bruglia y Bertuzzi ratificaron el sobreseimiento sobre el comisario Jorge Azzolina, a cargo de la comisar铆a 31 cuyos uniformados cumpl铆an tareas durante la madrugada del ataque. De este modo, confirmaron la decisi贸n dictada por el juez Federal Marcelo Mart铆nez de Giorgi.

Repudiada por diversos organismos de DD HH y gremios, la medida hab铆a sido tambi茅n apelada por la cooperativa en una audiencia en la que Mar铆a del Carmen Verd煤, representante de las trabajadoras y los trabajadores como querellantes en la causa, sostuvo que est谩 documentado que Azzolina fue quien puso en contacto al falso comprador de Tiempo, Mariano Mart铆nez Rojas, con Juan Carlos Blander, quien a la vez contrat贸 al cerrajero que abri贸 la redacci贸n y permiti贸 el ingreso de la patota.

Bertuzzi y Bruglia fueron trasladados a la C谩mara Federal a dedo y sin concurso durante el gobierno de Mauricio Macri, quien a la vez trat贸 de 鈥渦surpadores鈥 a los y los trabajadores de Tiempo que hab铆an sido v铆ctimas de uno de los ataques m谩s graves a la tarea period铆stica desde la vuelta de la democracia.

Junto al Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBa) y la Coordinadora contra la Represi贸n Policial e Institucional (CORREPI), desde la cooperativa repudiamos el sobreseimiento a Azzolina. Volvemos a denunciar la complicidad entre el aparato judicial, policial y los funcionarios macristas que usaron el paso del tiempo para evitar encontrar evidencias, datos y documentos que den cuenta del violento accionar durante esa madrugada.

Todos ellos son responsables de que no haya castigo contra quienes cometieron delitos de 鈥渦surpaci贸n, da帽o, interrupci贸n de un medio de comunicaci贸n鈥 en el ataque a Tiempo Argentino, medio recuperado despu茅s del vaciamiento llevado adelante por los empresarios Sergio Bartolom茅 Szpolski y Mat铆as Garfunkel.

A prop贸sito de la Econom铆a popular

Por Miguel Mazzeo y Fernando Stratta


El presente ensayo, fue cedido por sus autores, Miguel Mazzeo y Fernando Stratta, para ser publicado en el medio cubano La Tizza. Forma parte del libro 芦驴Qu茅 es la econom铆a popular? Experiencias, voces y debates禄, de la Editorial El Colectivo, un esfuerzo editorial para desarrollar el pensamiento cr铆tico y recrear las luchas de los sectores populares de Nuestra Am茅rica.
Este art铆culo, aunque se refiere al caso de Argentina, dialoga en m谩s de un aspecto con el proceso de transformaciones de las formas de gesti贸n y propiedad que est谩n en curso en nuestro pa铆s. Y tambi茅n con las enormes dificultades que enfrentan los proyectos populares de izquierda en nuestra regi贸n.
El llamado 芦ciclo de gobiernos progresistas禄 que Latinoam茅rica vivi贸 hace unos a帽os, dej贸 aprendizajes que la pol铆tica institucional, defensora de las 芦democracias electorales禄, no ha podido o no ha querido incorporar en sus pr谩cticas. Y cuando pareciera que regresa un nuevo periodo de gobiernos 芦progresistas禄, asistimos impotentes a movilizaciones de los pueblos que les entrega el gobierno a aquellos que siguen considerando 鈥 a espaldas de los sue帽os de justicia de esos pueblos 鈥 que hay que pactar y dialogar con el poder de los empresarios, los medios de comunicaci贸n, las oligarqu铆as hist贸ricas y las multinacionales. El pueblo tiene que darse poder a s铆 mismo, y construir la verdadera alternativa al capitalismo, destruyendo la maquinaria del 芦estado burgu茅s禄 y no perfeccion谩ndola.

La perfecci贸n reside en las asociaciones voluntarias, que multiplican las fuerzas por la uni贸n, sin despojar a la fuerza individual ni de su energ铆a, ni de su moralidad y responsabilidad.
Karl Marx

Imaginar un nuevo mundo es vivirlo diariamente: cada pensamiento, cada mirada, cada paso, cada gesto, recrea, y la muerte est谩 siempre un paso adelante. No basta con escupir al pasado. Proclamar el futuro no es bastante.

Henry Miller

 

Nos est谩n preparando para una sociedad en la que las personas est茅n cada vez m谩s aisladas.
Silvia Federici

Sobre nuestro enfoque: pensar la econom铆a popular en clave multiescalar, transicional y emancipatoria

Definir a la Econom铆a popular no es una tarea sencilla. No porque falten sentidos, sino porque proliferan y se sobre-amontonan. Muchas veces se trata de sentidos ambiguos o abiertamente contradictorios. Este es un peque帽o ensayo sobre la Econom铆a popular. Una escritura experiencial y afectiva. Es el fruto de un an谩lisis y una reflexi贸n militantes sobre un fen贸meno que ha adquirido relevancia a partir de la 煤ltima gran expansi贸n del mundo asociativo, en especial el mundo asociativo de las clases subalternas y oprimidas, de los y las de abajo.
Junto con esta expansi贸n, tambi茅n cobraron inusual visibilidad un conjunto de experiencias asociativas preexistentes, en particular aquellas vinculadas al universo campesino e ind铆gena y a la tradici贸n cooperativa argentina, m谩s que centenaria.
Como parte de esas experiencias asociativas preexistentes, cabe destacar dos de ellas relativamente recientes. Ambas poseen vasos comunicantes con muchas de las actuales experiencias de la Econom铆a popular. Ambas generaron unos modos colectivos de subjetivaci贸n plebeya que tienen continuidad en los actuales. Ambas generaron las semi贸ticas de base que constituyen nuestro punto de partida para pensar la Econom铆a popular.
Por un lado, la experiencia de las 芦f谩bricas recuperadas禄 que apelaron a la acci贸n directa para recuperar medios de trabajo y vida, en especial las experiencias m谩s comprometidas en una l铆nea de autogesti贸n; por el otro, la experiencia del 芦movimiento piquetero禄, particularmente la experiencia de las organizaciones de trabajadores desocupados que hace m谩s de 20 a帽os fueron pioneras en la reconversi贸n de los subsidios al desempleo en proyectos productivos autogestionados.
La econom铆a popular ya despuntaba detr谩s del piquete. En ambos casos y por distintas v铆as estas experiencias nos muestran procesos de creaci贸n de medios populares de producci贸n. En los 煤ltimos a帽os, y como corolario de dicha expansi贸n en el marco de la sociedad civil popular, la Econom铆a popular ha incrementado su presencia social, institucional, intelectual y acad茅mica. Esta presencia de la Econom铆a popular se puede correlacionar con unos niveles de reconocimiento relativamente importantes. Esto presenta aspectos positivos y negativos. Los positivos se relacionan con la visibilidad (y proyecci贸n) social del universo de la Econom铆a popular y con las ventajas derivadas de salir de la condici贸n de la 芦informalidad禄, por ejemplo: la posibilidad de adquirir ciertos derechos y lograr ciertas reivindicaciones por parte los trabajadores y las trabajadoras que forman parte de ese universo. Los negativos se relacionan con los sistemas de reciprocidades asim茅tricas, con las l贸gicas que, desde el Estado o el mercado, tienden a la integraci贸n subordinada de la Econom铆a popular.
En la Argentina, adem谩s de la Uni贸n de Trabajadores de la Econom铆a Popular (UTEP), existe una Federaci贸n de Trabajadores por la Econom铆a Social (FETRAES) o la Federaci贸n de Cooperativas Autogestionadas de Buenos Aires (FEDERABA). En la parte de la Econom铆a popular vinculada al universo campesino tenemos a las distintas l铆neas del Movimiento Nacional Campesino Ind铆gena (MNCI) que integran la UTEP, y a las diversas organizaciones que forman la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC), articulada en el plano internacional con una instancia global como V铆a Campesina.
A nivel estatal proliferan las secretar铆as, las subsecretar铆as de la Econom铆a popular junto con 谩reas y dependencias emparentadas, en todos los niveles de gobierno, incluyendo infinidad de programas, planes, proyectos, etc.
Entre otros 谩mbitos institucionales cabe mencionar especialmente al Instituto Nacional de Asociativismo y Econom铆a Social (INAES); el Consejo de la Econom铆a Popular y el Salario Social Complementario (CEPSSC); el Registro de Organizaciones Sociales de la Econom铆a Popular y Empresas Autogestionadas, bajo la 贸rbita del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social; el Registro Nacional de la Econom铆a Popular (RENATEP), bajo la 贸rbita del Ministerio de Desarrollo Social, la Comisi贸n Nacional de Microcr茅dito (CONAMI).
Adem谩s, existen redes internacionales, nacionales y locales de la Econom铆a popular que promueven la articulaci贸n de emprendimientos de la Econom铆a popular en distintos niveles. Por ejemplo, la Red Global de Econom铆a Solidaria, creada en 2001 en la primera reuni贸n del Foro Social Mundial de Porto Alegre.
Cada vez son m谩s las universidades p煤blicas que ofrecen c谩tedras o cursos de postgrado sobre Econom铆a social o Econom铆a popular. Por supuesto, en el plano de la sociedad civil popular se puede contar un sinn煤mero de cooperativas, asociaciones civiles, fundaciones y colectivos.
Este ensayo aspira a sumar una voz, un punto de vista m谩s, en el debate acad茅mico, pero, sobre todo, pretende aportar una perspectiva de innovaci贸n militante que contribuya con las praxis de los movimientos sociales y las organizaciones populares de nuestro pa铆s y Nuestra Am茅rica. En muchos enfoques sobre la Econom铆a popular es f谩cil detectar una tendencia a asignar centralidad a los aspectos vinculares o socioculturales en desmedro de otros aspectos. Como respuesta casi especular a las visiones economicistas, muchos abordajes priorizan los enfoques cuasi 芦etnogr谩ficos禄, abordan la Econom铆a popular despoj谩ndola de 芦materialidad禄.
Si hace m谩s de dos siglos Adam Smith aboli贸 la distinci贸n entre subsistencia y econom铆a e impuso el imperio de la escasez, en este tiempo no faltan quienes persisten en esa l铆nea. Del mismo modo, la centralidad anal铆tica asignada a las unidades de la Econom铆a popular (UEP) y, dentro de ellas, especialmente a las unidades comunitarias de la Econom铆a popular (UCEP), al desdibujar los entornos m谩s extensos, posee efectos distorsivos: presenta a la Econom铆a popular como un sector aislado del resto de la econom铆a (y del resto de la sociedad). Pero esta dista de ser la condici贸n real de la Econom铆a popular.
Por el contrario, los vasos comunicantes o los cruces entre la Econom铆a popular y el sector capitalista convencional predominante son innumerables. El aislamiento anal铆tico de la Econom铆a popular tiende a ocultar las profundas asimetr铆as econ贸micas y sociales. No da cuenta de las relaciones de explotaci贸n y dominaci贸n. Por eso, cuestionamos los enfoques descontextualizados y las visiones basadas en la 芦autosuficiencia de la pr谩ctica禄 que, en general, producen materiales y discursos de baja criticidad que perjudican los procesos de auto-percepci贸n de los y las protagonistas de las experiencias de Econom铆a popular: dirigentes, referentes, activistas y bases.
En el universo de la Econom铆a popular pueden observarse tendencias que rechazan los ejercicios orientados a formalizar la reflexi贸n en el plano te贸rico. Creemos que esto conspira contra las din谩micas constitutivas de una teor铆a global de la Econom铆a popular al inhibir las posibilidades de un contraste con otras teor铆as, ya sean cr铆ticas o no.
El empirismo mella el fil贸n cr铆tico de la Econom铆a popular. Ese fil贸n cr铆tico es clave para no dar por supuesto al sistema capitalista, para no considerarlo un sistema eterno e inmutable, para plantearse el horizonte de la transformaci贸n estructural de la sociedad capitalista, para contribuir a la conformaci贸n de bloques sociales emancipadores. Tambi茅n resulta indispensable para asumir la necesidad de reformular categor铆as como salario, renta y ganancia y para repensar formas alternativas de distribuci贸n del producto social. La Econom铆a popular ser谩 una econom铆a cr铆tico-pr谩ctica o no ser谩.
Por eso aqu铆 intentamos otra cosa, no solo en este breve ensayo introductorio sino tambi茅n en los di谩logos que comenzamos a construir con los actores y las actrices de la Econom铆a popular, y en las preguntas que formulamos a los entrevistados y a las entrevistadas. Proponemos un abordaje de la Econom铆a popular a partir de una mirada macro y multiescalar. Asimismo, proponemos insertar la reflexi贸n sobre la Econom铆a popular en los marcos de una hip贸tesis transicional (y una teor铆a de la transici贸n) hacia sistemas econ贸mico-sociales poscapitalistas.
En esta l铆nea intentamos aportar algunos insumos de cara al debate sobre los fundamentos de un proyecto pol铆tico emancipador y sobre el sujeto social capaz de impulsarlo y sostenerlo.
La Econom铆a popular remite a un universo pr谩cticamente inabarcable compuesto de experiencias y din谩micas muy variadas. La heterogeneidad es uno de sus signos m谩s caracter铆sticos. La pregunta sobre la Econom铆a popular es una pregunta por lo realmente existente pero tambi茅n por el poder ser y por el deber ser, por el acto y la potencia, por la presencia y la latencia. De esta manera, todo relato sobre la Econom铆a popular est谩 obligado a las definiciones m铆nimas, a los esfuerzos por delimitar (anal铆tica y pol铆ticamente) un campo. Como las definiciones y la delimitaci贸n crean sentido, el campo de la Econom铆a popular deviene un campo de disputa que, en 煤ltima instancia, es pol铆tica.
驴Econom铆a social o Econom铆a popular?驴Por qu茅 optamos por el concepto de Econom铆a popular en lugar de hablar de 芦econom铆a social禄, 芦socioeconom铆a solidaria禄, 芦econom铆a social y solidaria禄, 芦econom铆a del trabajo禄, entre otros similares y emparentados?
Pensamos lo popular en un sentido fuerte, como una categor铆a pol铆tica de dimensiones clasistas, culturales y ut贸picas. No concebimos lo popular como una categor铆a 芦idealista禄 o meramente descriptiva de un actor social subalterno, plebeyo.
El concepto de Econom铆a social se nos presenta m谩s general y abstracto y con predominio de aspectos puramente descriptivos. La Econom铆a social, usualmente, hace referencia a un 芦sector禄 (o una segmentariedad) de la econom铆a que no es el Estado ni el mercado pero que no les cuestiona el predominio ni se propone como alternativa.
La econom铆a social, por lo general, tiende a impulsar iniciativas productivas en 谩reas marginales y suele estar m谩s cerca de las visiones 芦complementaristas禄 que promueven la creaci贸n de entornos econ贸micos y sociales 芦paracapitalistas禄 subordinados. Asimismo, se centra en lo espont谩neo y en lo emp铆rico y en el desarrollo de programas gubernamentales. En general, no se plantea la construcci贸n de un sector org谩nico alternativo al capitalismo. No asume horizontes contrahegem贸nicos.
Julia Mart铆 ha planteado que el concepto de Econom铆a social suele quedar en un plano te贸rico 芦ya que desde las propias pr谩cticas alternativas no se utiliza como forma de autodeterminarse禄.

 

Fuentes: Tiempo Argentino, Resumen Latinoamericano, Anred, Red Eco Alternativo, www.ambito.com, Agencia Presentes, La Izquierda Diario




Fuente: Argentina.indymedia.org