July 3, 2021
De parte de La Haine
172 puntos de vista


Mand贸 una delegaci贸n a EEUU pero ni siquiera logr贸 que la reciba Luis Almagro. Ahora hablan abiertamente de Golpe y gobierno c铆vico-militar

Un papel贸n internacional hizo la delegaci贸n que Keiko Fujimori mand贸 a Washington para reunirse con el secretario general de la Organizaci贸n de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, para pedirle una auditor铆a internacional a las elecciones que perdi贸. Almagro no los recibi贸. Los enviados a la OEA por la hija del encarcelado exdictador Alberto Fujimori solamente pudieron tener una reuni贸n con el director del Departamento para la Cooperaci贸n y Observaci贸n Electoral de la OEA, Gerardo De Icaza. Convocaron una conferencia de prensa y se encontraron con un sal贸n desierto. La misi贸n fujimorista, formada por dos congresistas electos y dos exministros, fue un fracaso rotundo.

Vencida en las elecciones del 6 de junio por poco m谩s de 44 mil votos por el profesor rural y sindicalista de izquierda Pedro Castillo, Keiko no asimila su tercera derrota electoral consecutiva y denuncia sin pruebas un supuesto fraude. Pretende anular votos de Castillo para voltear el resultado. Y para eso quiere la ayuda de la OEA. El Jurado Nacional de Elecciones (JNE) viene rechazando todos sus pedidos para quitarle votos a su rival, proceso de revisi贸n que debe culminar en los pr贸ximos d铆as. Por eso la derecha peruana ha recurrido como su 煤ltima carta a una posible ayuda de la secretar铆a general de la OEA. No le ha funcionado.

Los emisarios de Fujimori viajaron a Washington convencidos que Almagro los recibir铆a, que en 茅l tendr铆an el apoyo que buscaban para una salida al estilo del golpe en Bolivia para cambiar su derrota en triunfo, pero se encontraron con las puertas cerradas. Todos sus intentos de hablar con Almagro fueron in煤tiles. Solamente consiguieron una cita con un funcionario de nivel menor. Si el secretario general de la OEA dispusiera una auditor铆a al proceso electoral peruano, significar铆a desautorizar a su propia misi贸n de observadores que ha avalado la limpieza de las elecciones. Todas las otras misiones de observaci贸n internacional y nacional tambi茅n han calificado como leg铆timo el proceso electoral. 

Este lunes, Fujimori le hab铆a dejado una carta al presidente Francisco Sagasti pidi茅ndole solicite una auditor铆a a la OEA. Con los organismos electorales peruanos y las misiones de observaci贸n confirmando la limpieza de las elecciones, se considera altamente improbable que el gobierno ceda a las presiones y acceda a ese pedido. Almagro, al no recibir a la delegaci贸n de Fujimori, ha enviado el mensaje que no piensa hacer ning煤n gesto p煤blico a favor de una auditor铆a de la OEA a las elecciones peruanas.

Los 茅mulos de Donald Trump en la estrategia de repetir y repetir fraude sin pruebas, de mentir y mentir, de buscar anular sin raz贸n votos del triunfador para as铆 ganar, intentaron hacer bulla en Washington, pero eso termin贸 en otro papel贸n. Convocaron a una conferencia de prensa y cuando los cuatro enviados de Keiko -entre ellos el almirante en retiro y congresista electo Jorge Montoya, que en las 煤ltimas semanas ha sido uno de los m谩s activos promotores de un golpe para impedir que Castillo asuma la presidencia- llegaron a la conferencia de prensa que hab铆an convocado, el sal贸n estaba pr谩cticamente vac铆o. Y los pocos que estaban ah铆 no eran periodistas. Comenzaron a hablar frente a sillas vac铆as.

Pero la negra jornada para el fujimorismo no qued贸 ah铆. En el sal贸n casi vac铆o se par贸 la investigadora y polit贸loga peruana Francesca Emanuele, para increparlos. 鈥淯stedes est谩n aqu铆 como golpistas. Por eso es que la prensa no est谩 aqu铆, porque internacionalmente ustedes son vistos como golpistas鈥, les dijo. Los enviados de Keiko se miraron desconcertados. Fue la cereza en el pastel de un viaje convertido en un rid铆culo internacional.

Llamado golpista

Luego del fracaso de las gestiones ante la OEA, el excandidato presidencial en 2016 y ahora aliado de Keiko en el frente de derecha, Alfredo Barnechea, ha pedido abiertamente una intervenci贸n militar y la formaci贸n de un r茅gimen c铆vico-militar que impida asuma un gobierno de Castillo, al que llama 鈥渃omunista鈥 y 鈥渢errorista鈥. Considerado hasta ahora como de centro derecha, Barnechea se suma a las voces de la extrema derecha y de militares en retiro que vienen pidiendo un golpe contra el triunfo electoral de Castillo, y ha ido m谩s all谩 al demandar un r茅gimen c铆vico-militar. Signo de la desesperaci贸n de las 茅lites por la victoria de un candidato que promete un gobierno popular.

鈥淓l fracaso en la OEA ha determinado que Barnechea haga ese llamado golpista a un frente c铆vico-militar, que es un adelanto de lo que promover铆a Keiko, aunque en este momento no lo dice, cuando se confirme el fracaso de su pedido a la OEA鈥, se帽al贸 el soci贸logo Alberto Adrianz茅n.

En esa l铆nea golpista, Keiko y sus aliados anuncian que sin una auditor铆a de la OEA no reconocer谩n el resultado electoral ni la legitimidad del pr贸ximo gobierno, insistiendo en el falso argumento del fraude. Si no logran evitar que el profesor rural que levanta el cambio del modelo neoliberal asuma la presidencia, la estrategia de la derecha es deslegitimarlo cuestionando su victoria y as铆 debilitarlo y desestabilizar su gobierno para derrocarlo, lo que podr铆a canalizarse a trav茅s del pr贸ximo Congreso, donde la derecha tendr谩 mayor铆a.

Expresiones racistas

Los discursos golpistas tensan m谩s un ambiente ya muy crispado, en el que afloran expresiones racistas contra Castillo, profesor rural de origen ind铆gena, y sus votantes, y manifestaciones que llaman a la violencia. 鈥淭erruquitos, no se escondan, quiero verlos en la fosa, de sus tripas voy a hacer cebo鈥, son los amenazantes c谩nticos, en tono militar, de manifestantes de ultraderecha que marcharon por las calles de Lima contra Castillo. En Per煤, el t茅rmino 鈥渢erruco鈥 (de la tierra, ind铆gena) es sin贸nimo de terrorista y la derecha lo usa para descalificar a la izquierda. Y tambi茅n tiene un fuerte contenido racista, porque esa derecha que marcha amenazante identifica a los sectores populares, a los pobladores andinos y rurales, los votantes de Castillo, como 鈥渢errucos鈥.

鈥淗ay una abierta campa帽a racista contra Castillo y sus seguidores. El triunfo de Castillo es plebeyo, popular, provinciano y andino. La derecha quiere un enfrentamiento con Castillo y sus electores. Creo que el fujimorismo est谩 buscando el desborde violento de la gente, una reacci贸n violenta鈥, advierte Adrianz茅n.

Mientras la derecha complota en su contra, Castillo hace llamados a la unidad y tiene reuniones con diversos sectores, propias de un presidente electo. Ha anunciado la formaci贸n de un Frente Nacional por la Gobernabilidad y la Democracia, con sindicatos, gremios, movimientos sociales y partidos pol铆ticos.

P谩gina 12 / La Haine




Fuente: Lahaine.org