March 3, 2023
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
946 puntos de vista

Esta traducci贸n proviene del cap铆tulo titulado 鈥淲est Papua: Civil Resistance, Framing, and Identity, 1910s鈥2012鈥 escrito por Jason Macleod en el libro 鈥淩ecuperaci贸n de la historia noviolenta. La resistencia civil en las luchas de liberaci贸n鈥, editado por Maciej J. Bartkowski en Lynne Rienner Publishers.

Pap煤a Occidental es una provincia de Indonesia situada en la parte occidental de la isla de Nueva Guinea. Tiene unos 97.000 km2 y 800.000 habitantes (una de las m谩s deshabitadas de Indonesia).

El 4 de junio de 2000, la bandera Morning Star, el s铆mbolo perdurable de una 鈥渘ueva Pap煤a鈥 y del nacionalismo pap煤, se exhibi贸 abiertamente durante una gran reuni贸n p煤blica en Imbi Square, Jayapura y la capital de Pap煤a Occidental. Decenas de miles de personas se pusieron de pie solemnemente, fijas mientras se izaba la bandera junto a la bandera de Indonesia. Muchos participantes lloraban abiertamente, expresando a帽os de emociones reprimidas.

Los pap煤es presentes eran civiles, todos desarmados. La polic铆a indonesia estaba en la parte de atr谩s, con las armas bajadas. Detr谩s de los pap煤es reunidos hab铆a una gran estatua de Yos Sudarso, un h茅roe militar indonesio, preparado para repeler enemigos invisibles. Ese d铆a, los pap煤es dieron la espalda a la estatua de Sudarso, centr谩ndose intensamente en la bandera de Morning Star y su deseo de un ma帽ana diferente.

S贸lo un a帽o antes, las fuerzas de seguridad de la isla de Biak hab铆an masacrado a m谩s de 100 pap煤es en un izado de bandera similar; los militares hab铆an reprimido violentamente eventos pac铆ficos de izamiento de banderas en todo el territorio. Pero el clima pol铆tico ahora era m谩s abierto. El presidente de Indonesia, Abdurrahman Wahid, extendi贸 la mano de la distensi贸n. Hab铆a quitado la prohibici贸n de la bandera Morning Star y ayud贸 a una reuni贸n nacional de activistas independentistas de Pap煤a organizada por el Presidium Dewan Papua (Consejo del Presidium de Pap煤a), el grupo que plane贸 el izamiento de la bandera en junio. Un mes despu茅s, las fuerzas de seguridad volver铆an a utilizar la fuerza letal para evitar el izado de banderas. Pero por ahora, en la incierta libertad de la 鈥減rimavera de Pap煤a鈥, observaban impasibles.

En este izado de bandera, los pap煤es rechazaron su identidad indonesia y adoptaron una forma diferente de ser, el anhelo de un tipo diferente de comunidad pol铆tica. Cantaron el himno nacional prohibido 鈥淗ai Tanahku Papua鈥, vistieron trajes tradicionales y bailaron bailes tradicionales de Pap煤a.

Si en algunos aspectos el izamiento de la bandera reflejaba los rituales nacionalistas indonesios, hab铆a una diferencia vital. Los eventos nacionalistas indonesios relatan la lucha armada contra los holandeses y la defensa militar del estado, legitimando as铆 el papel contempor谩neo de las fuerzas de seguridad indonesias. Los pap煤es, al dar la espalda a la estatua de Sudarso, rechazaron ser indonesios y parte de la Rep煤blica Unitaria de Indonesia mientras se opon铆an impl铆citamente a la lucha armada como medio principal de liberaci贸n. Este izamiento de la bandera en la Plaza Imbi fue parte de un patr贸n de resistencia civil decidida, el principal m茅todo de lucha por la autodeterminaci贸n de Pap煤a.

Mi primer argumento en este cap铆tulo es que los pap煤es conf铆an abrumadoramente en la resistencia civil noviolenta para oponerse al gobierno indonesio. Mi segundo es que la resistencia civil forma, enmarca y refuerza la identidad nacional pap煤 mientras que, al mismo tiempo, la identidad nacional pap煤, animada por la cultura melanesia y el cristianismo, impulsa la resistencia civil.

Antecedentes hist贸ricos

Mientras que sus parientes melanesios que viv铆an en Pap煤a Nueva Guinea fueron colonizados por brit谩nicos, australianos y alemanes, Pap煤a Occidental era el punto m谩s oriental de las Indias Orientales Holandesas. Cuando Indonesia se independiz贸 formalmente en 1949, los Pa铆ses Bajos retuvieron el control de Pap煤a Occidental, argumentando que era pol铆tica y culturalmente distinta. Tard铆amente, comenzaron a crear formas institucionales de autogobierno dirigidas por pap煤es en preparaci贸n para la independencia. El 1 de diciembre de 1961, un embri贸n del parlamento de Pap煤a iz贸 oficialmente una nueva bandera (la Estrella de la Ma帽ana), revel贸 un escudo de armas e interpret贸 el himno nacional de Pap煤a Occidental. Desde entonces, muchos pap煤es han observado el 1 de diciembre como su d铆a nacional. Sin embargo, estos movimientos hacia la independencia desencadenaron planes indonesios para una invasi贸n militar.

En 1962, se persuadi贸 a los holandeses para que colocaran a Pap煤a Occidental bajo el gobierno de transici贸n de la ONU. En menos de un a帽o, el 1 de mayo de 1963, la administraci贸n fue transferida al gobierno de Indonesia con la condici贸n de que hubiera un acto de autodeterminaci贸n supervisado internacionalmente. En lugar de un refer茅ndum, el gobierno de Indonesia llev贸 a cabo lo que llam贸 la Ley de Libre Elecci贸n, una 鈥渃onsulta鈥 restringida a solo 1.022 hombres cuidadosamente seleccionados, menos del 0,01 % de la poblaci贸n de Pap煤a. El Acto de Libre Elecci贸n tuvo lugar en condiciones de extrema violencia e intimidaci贸n por parte de personal de seguridad indonesio hacia los ind铆genas pap煤es. A pesar de esto, la Asamblea General de la ONU en noviembre de 1969 鈥渢om贸 nota鈥 debidamente y Pap煤a Occidental se integr贸 formalmente en Indonesia y se elimin贸 de la lista de territorios en espera de descolonizaci贸n. El escenario estaba preparado para un conflicto prolongado.

Primeros movimientos de resistencia

Las naciones ind铆genas de Pap煤a han resistido las incursiones de forasteros durante siglos. Desde la d茅cada de 1850 hasta 1939, los colonialistas holandeses, que buscaban proteger el comercio de especias, enfrentaron no menos de 42 rebeliones (violentas y noviolentas). Los movimientos pol铆tico-religiosos, a veces etiquetados antropol贸gicamente como cultos cargo, eran a menudo en realidad formas tempranas de resistencia pap煤.

En 1911, los l铆deres de la resistencia de Pap煤a instaron a sus seguidores a no pagar impuestos y a retener el trabajo. Estas t谩cticas se repitieron en 1938 en un movimiento noviolento que era inequ铆vocamente nacionalista, tanto en t茅rminos de alcance geogr谩fico como de sus objetivos: la unidad y la autodeterminaci贸n de diversas tribus. Angganeta Menufandu, una konor (profeta ind铆gena), expres贸 agravios e incit贸 a la disidencia a trav茅s de Koreri, una ideolog铆a ind铆gena de la isla de Biak que infundi贸 con s铆mbolos y rituales cristianos.

Las t谩cticas noviolentas que aparecieron en 1911 predominaron durante el levantamiento de Koreri: falta de cooperaci贸n masiva con las 贸rdenes holandesas de participar en bandas de trabajos forzados, resistencia colectiva a los impuestos y desaf铆o masivo a las prohibiciones del gobierno y las misiones sobre el trabajo (cantos y bailes rituales). Para Angganeta, el compromiso con la disciplina noviolenta era fundamental porque ense帽贸 que el derramamiento de sangre 鈥渙bstaculiza el camino a Koreri鈥, agreg贸, simbolizando un reino pap煤 venidero. Dos d茅cadas despu茅s, esta bandera inspirar铆a el dise帽o de la bandera nacional de los pap煤es.

El movimiento, que continu贸 hasta 1943, despert贸 fuerte fervor. A medida que se extend铆a la influencia de Angganeta, los peregrinos ignoraron las prohibiciones holandesas y misioneras para visitarla. Los holandeses enviaron a la polic铆a a incendiar las casas construidas por los peregrinos, lo que provoc贸 indignaci贸n y aument贸 la popularidad del movimiento. A estas alturas, Angganeta era conocida como Angganeta Bin Damai (Angganeta mujer de paz). Cuando fue arrestada, Biak estall贸 en disturbios. Despu茅s de completar su condena, Angganeta regres贸 a la isla de Insumbabi donde fue recibida con entusiasmo. Los peregrinos visitantes violaron las prohibiciones holandesas de realizar trabajos y beber vino de palma, cambiaron sus ropas occidentales por taparrabos tradicionales de Biak y siguieron los tab煤es alimentarios transmitidos en las historias de Manarmakeri. Un administrador holand茅s en ese momento vio este movimiento como 鈥渕ucho menos una religi贸n que un nacionalismo pap煤 consciente de s铆 mismo鈥.

La invasi贸n japonesa fue inicialmente recibida como la expulsi贸n de los holandeses, pero, despu茅s de incidentes de crueldad japonesa, el movimiento busc贸 la libertad de todo control extranjero. En 1942, Angganeta fue encarcelada nuevamente. El liderazgo del movimiento pas贸 a Stephanus Simiopiaref, un hombre de Biak, en la c谩rcel por asesinato. Escap贸 y trat贸 de liberar a Angganeta. Ahora el movimiento se volvi贸 m谩s nacionalista y marcial, repleto de unidades, rangos y rifles de madera. Stephanus se autoproclam贸 芦General禄, reconociendo a Angganeta como 芦Reina禄. Anteriormente, el liderazgo hab铆a reca铆do en las mujeres y en las 鈥渕ujeres de la paz鈥, incluso desterr贸 a aquellos 鈥渜ue quer铆an la guerra y hab铆an derramado sangre鈥 a la peque帽a isla vecina de Rani (rebautizada como Gadara) como una forma de mantener la disciplina noviolenta. Estos exiliados ahora se convirtieron en guerreros en el movimiento de Stephanus.

鈥淓l n煤cleo del mensaje y la propaganda pol铆tica de Stephanus鈥, escribe Susanna Rizzo, 鈥渇ue el logro de la independencia pol铆tica y la unidad nacional鈥. A pesar de favorecer la lucha armada, el an谩lisis del poder de Stephanus podr铆a encajar en un manual de acci贸n noviolenta: la fuente de la servidumbre de los pap煤es era su disposici贸n a obedecer 贸rdenes extranjeras. Sobre la base de la recuperaci贸n de tradiciones de Angganeta, Stephanus fusion贸 a煤n m谩s la identidad pap煤 y el cristianismo en una ideolog铆a nacionalista de resistencia basada en promover la retirada masiva del consentimiento y la negativa a cooperar con el gobierno extranjero: 鈥淒esde el momento en que llegaron los extranjeros, ten铆amos que obedecer 贸rdenes y no est谩bamos m谩s tiempo libres en nuestra propia tierra. Pero nuestro tiempo se acerca; los amos ser谩n esclavos y los esclavos amos鈥.

Los japoneses respondieron sin piedad al llamado a la resistencia armada, eliminando grupos de resistencia y matando a l铆deres, incluida Angganeta, que fue ejecutada a mediados de 1942. El 10 de octubre de 1943, los japoneses masacraron entre 600 y 2.000 isle帽os de Biak. En este punto, el levantamiento violento implosion贸. Los rebeldes atacaron no solo a los japoneses, sino tambi茅n a colaboradores y transe煤ntes. La violencia continu贸 en 1944 cuando Estados Unidos expuls贸 a los japoneses de Biak, a costa de miles de vidas de japoneses e isle帽os.

El nacionalismo pap煤 estaba ahora fuera de la caja. Despu茅s del movimiento de Angganeta y Stephanus y una rebeli贸n pap煤 simult谩nea contra el gobierno holand茅s en Tanah Merah en el sur, los movimientos de resistencia comenzaron a promover expl铆citamente la unidad y la idea de una Pap煤a Occidental libre e independiente.

Reclamos b谩sicos de Pap煤a y pol铆ticas de Indonesia

Cinco agravios que se refuerzan mutuamente animan la actual resistencia de Pap煤a Occidental:

1. Una visi贸n cuestionada de la historia. Mientras que para Indonesia la Ley de 1969 de La libre elecci贸n fue la 煤ltima etapa de un proceso de descolonizaci贸n respaldado internacionalmente, la mayor铆a de los pap煤es lo ven como un fraude, 芦el Acto de No Elecci贸n禄, y denuncian a las Naciones Unidas por consentir en el violaci贸n de su derecho a la autodeterminaci贸n.

2. Violaciones de derechos humanos sancionadas por el Estado en Pap煤a Occidental.

3. Injusticia econ贸mica caracterizada por proyectos de desarrollo destructivos a gran escala, especialmente minas, proyectos de petr贸leo y gas, tala y plantaciones de aceite de palma.

4. Migraci贸n de indonesios de otras partes del archipi茅lago a Pap煤a Occidental, lo que genera conflictos y competencia entre migrantes y las poblaciones ind铆genas sobre la tierra, los recursos y los derechos econ贸micos y oportunidades pol铆ticas.

5. Racismo institucional y desventaja y marginaci贸n ind铆gena en la econom铆a, educaci贸n, sector salud, fuerzas de seguridad y burocracia.

Estos agravios forman una narrativa de traici贸n y sufrimiento a manos de la comunidad internacional, el estado indonesio y el capital mundial, lo que genera altos niveles de frustraci贸n y una desconfianza casi total en el gobierno central. La legitimidad de Yakarta es tan baja que incluso los pol铆ticos pap煤es electos y los altos funcionarios pap煤es tienen poco compromiso con el estado indonesio. La abrumadora mayor铆a de los pap煤es, en particular los estudiantes y los j贸venes, quieren la independencia.

Desde 1963, el patr贸n de gobierno de Indonesia ha consistido en tres estrategias centrales:

鈥 Modernizaci贸n, promoviendo proyectos de desarrollo a gran escala e inmigraci贸n que no benefician a los pap煤es comunes.

鈥 Represi贸n, incluido el uso generalizado de la tortura, que es a la vez selectiva e indiscriminada.

鈥 Cierre de la provincia al escrutinio exterior: de la Ley de Libre Elecci贸n en 1969 a la ca铆da de Suharto en mayo de 1998, Papua Occidental fue una zona de operaciones militares. La regi贸n permanece fuera del alcance de los periodistas internacionales, diplom谩ticos y organizaciones internacionales de derechos humanos. Mientras Indonesia avanza hacia una mayor democratizaci贸n en otros lugares, Pap煤a Occidental sigue siendo semiautoritaria, gobernada por 茅lites pap煤es locales y una fuerza militar y policial de ocupaci贸n represiva.

Los l铆deres nacionalistas indonesios entendieron la amenaza que representaba el nacionalismo pap煤, y cambiaron el nombre del territorio a Irian Jaya y a la poblaci贸n ind铆gena como iriense. En unos pocos a帽os, 鈥渟er pap煤鈥 pas贸 de ser algo promovido por los holandeses a algo criminalizado por los indonesios. Desde que la resistencia civil masiva oblig贸 a Suharto a dejar el poder, las operaciones militares y la acci贸n policial represiva han continuado en Pap煤a Occidental.

Resistencia Cultural

Durante la d茅cada de 1970, los activistas de Pap煤a desafiaron los intentos de Suharto de imponer una identidad indonesia hegem贸nica. El grupo de m煤sica cultural Mambesak, fundado por Arnold Ap y Sam Kapissa, recopil贸 e interpret贸 canciones y bailes de toda Pap煤a Occidental, creando as铆 una identidad panpap煤 que trasciende las diferencias tribales. Inicialmente, Mambesak enmarc贸 cuidadosamente su acci贸n cultural como una contribuci贸n a la diversidad en una Indonesia unificada pero, por las audiencias pap煤es, el mensaje impl铆cito de las canciones en sus propios idiomas, los bailes locales y las met谩foras ocultas 鈥渕antuvieron vivo un sentido de identidades alternativas鈥 que evocaban el orgullo de ser pap煤es.

Ocasionalmente, Mambesak era abiertamente pol铆tico, como en 1977 cuando bail贸 desnudo para protestar contra la sangrienta Operasi Koteka (Operaci贸n Penis Gourd) de Indonesia en el valle de Bailem. Inspirados en Mambesak, los grupos de actuaci贸n de Pap煤a proliferaron a principios de la d茅cada de 1980 hasta que los golpe贸 una nueva ola de represi贸n.

En noviembre de 1983 Ap fue arrestado y encarcelado, y en abril de 1984 茅l y otro miembro de Mambesak, Eddie Mofu, fueron asesinados, supuestamente tratando de escapar. Estos asesinatos fueron parte de las represalias tras un ataque frustrado de las guerrillas pap煤es. Para llamar la atenci贸n internacional sobre la grave situaci贸n, unos 11.000 pap煤es participaron en un 茅xodo masivo organizado al este de Papua Nueva Guinea. Una vez m谩s se prohibieron las canciones y los bailes pap煤es, y una vez m谩s interpretarlos se convirti贸 en un acto de resistencia civil.

A trav茅s de la m煤sica y la danza, los pap煤es llegaron a verse a s铆 mismos como un pueblo distinto con su propia cultura, diferente y separado de la cultura e identidad de Indonesia. Song conmemoraba el sufrimiento a manos del estado, privaciones que no se ense帽aban oficialmente, pero que los clanes y tribus pap煤es recordaban y transmit铆an oralmente. A medida que las representaciones se extend铆an a trav茅s de las fronteras tribales, los pap煤es comenzaron a ver su experiencia bajo el dominio indonesio como una injusticia colectiva y el dominio indonesio como intolerable. 鈥淓n un entorno pol铆tico dominado, realizar un baile de origen local familiar, con m煤sica interpretada por artistas locales usando tifa (un tambor pap煤 tradicional) y ukelele, entre personas consideradas como 鈥榥osotros鈥, fue afectivo鈥. Ense帽ar y difundir la performance cultural era como 鈥渁filar la hoja de un cuchillo鈥. Este sigue siendo el caso hoy cuando el canto tambi茅n se usa para exhortar a la unidad.

La forma m谩s politizada de expresar la identidad pap煤a es izar la bandera Morning Star, un s铆mbolo imbuido de la comprensi贸n m铆tica y oculta de la inevitabilidad de la transformaci贸n pap煤a. Filep Karma, un funcionario y activista de Biak que en el momento de escribir este art铆culo se encuentra en la c谩rcel despu茅s de haber sido condenado a quince a帽os por izar la bandera Morning Star en una manifestaci贸n noviolenta en 2004, reconoce expl铆citamente el movimiento de Koreri y Angganeta como una fuente de inspiraci贸n para sus propias acciones. Las autoridades indonesias, reconociendo el poder de los s铆mbolos, consideran que exhibir la bandera equivale a declarar la independencia. En consecuencia, a pesar de la naturaleza noviolenta de los izamientos de banderas, las fuerzas de seguridad del estado bajo Suharto y desde entonces han tratado duramente a los izadores de banderas, ya sean civiles o miembros de la resistencia armada.

El papel de los l铆deres de la iglesia y el cristianismo

Las iglesias cristianas son las 煤nicas instituciones extranjeras que se han arraigado en Pap煤a Occidental. Desempe帽an simult谩neamente un papel pacificador y movilizador reflejando diferentes tradiciones teol贸gicas, as铆 como la composici贸n 茅tnica. A pesar de esta historia mixta, muchos, pero no todos, los activistas a favor de la independencia utilizan expl铆citamente marcos cristianos para facilitar la acci贸n colectiva. Las iglesias como instituciones tambi茅n han brindado una base organizativa y protecci贸n para quienes se dedican al trabajo de liberaci贸n.

Los misioneros cristianos llegaron por primera vez a Mansiram, una peque帽a isla frente a la costa cerca de Manokwari en 1855. El evangelismo se extendi贸 a las Tierras Altas Centrales mucho m谩s tarde. El censo de 2000 indic贸 que alrededor del 90 % de la poblaci贸n ind铆gena de Pap煤a es cristiana. Gran parte de la teolog铆a que se predica en Pap煤a Occidental es conservadora. La iglesia m谩s grande, la protestante Gereja Kristen Injil (GKI), ha visto su papel como protectora de su congregaci贸n, advirtiendo contra la resistencia activa e incluso promoviendo la Ley de Libre Elecci贸n de 1969. El GKI est谩 a煤n m谩s limitado en la costa por la participaci贸n activa de una proporci贸n significativa de migrantes, incluidos los indonesios actuales y anteriores soldados. En consecuencia, algunos pap煤es ven el cristianismo, en el mejor de los casos, como algo irrelevante y, en el peor, como un obst谩culo para la resistencia.

Esos l铆deres cristianos que trabajan por el cambio social para la mayor铆a en parte evit贸 cuidadosamente las referencias pol铆ticas a la independencia o el separatismo, y en su lugar invoc贸 el mandato evang茅lico de hablar sobre los derechos humanos, la justicia y la paz. Con el tiempo, m谩s l铆deres de la iglesia se han vuelto m谩s francos sobre las violaciones de los derechos humanos y la necesidad de una justicia de gran alcance. Algunos se han unido a grupos a favor de la independencia, han llamado al di谩logo pol铆tico, han tomado las armas y participan activamente en campa帽as por los derechos civiles y pol铆ticos o econ贸micos, sociales y culturales. Dichos l铆deres argumentan que el estado indonesio debe comprometerse pol铆ticamente con los activistas independentistas, est茅n armados o desarmados, si quieren poner fin al conflicto.

El moderador de la Iglesia Kingmi, Benny Giay, sostiene que una teolog铆a de la liberaci贸n noviolenta de Pap煤a est谩 emergiendo org谩nicamente del pueblo de Pap煤a como praxis que anima la acci贸n. Algunos de sus contornos incluyen

鈥 Un reconocimiento de la memoria passionis (el sufrimiento de los pap煤es) y una participaci贸n activa en la lucha por los derechos humanos, la paz y la justicia como parte necesaria del ser cristiano. Una iglesia que sirve al pueblo debe empe帽arse en la lucha; la gente necesita experimentar a Dios como libertador en sus propias vidas.

鈥 Un compromiso de luchar a trav茅s de la acci贸n noviolenta de manera que son consistentes con el mandato evang茅lico de 鈥渁mar a los enemigos鈥, pero son dirigidas simult谩neamente hacia la realizaci贸n de un orden social, pol铆tico y econ贸mico transformado.

鈥 Orgullo de ser pap煤. Esto incluye una evaluaci贸n cr铆tica de aquellos valores y pr谩cticas culturales de Pap煤a que apoyan la liberaci贸n, la justicia, y paz, rechazando todo lo que no sea consistente con la fe cristiana. Tambi茅n incluye la incorporaci贸n de espect谩culos culturales de Pap煤a: m煤sica, danza, lenguas y rituales ind铆genas pap煤es en liturgias eclesi谩sticas. Esta pr谩ctica se remonta a los primeros movimientos de resistencia, fue revigorizada por Mambesak y ha sido retomada por protestantes y cat贸licos.

鈥 Una justificaci贸n teol贸gica de la necesidad del autogobierno. Dios hizo a los pap煤es diferentes de los indonesios y les ha dado su propia tierra.

鈥 La importancia de resistir al gobierno ileg铆timo.

鈥 Una creencia en la inevitabilidad de la liberaci贸n y un reconocimiento concomitante de la necesidad de reconciliaci贸n, incluida la reconciliaci贸n de las diferencias personales, tribales y pol铆ticas dentro del movimiento. Los l铆deres de la iglesia instan regularmente a la unidad del movimiento.

La identidad y las creencias cristianas act煤an como marcos transformadores que promueven lo que Doug McAdam llam贸 芦liberaci贸n cognitiva禄, la creencia de que los pap煤es no solo han sido objeto de una grave injusticia, sino que colectivamente pueden tomar medidas para desafiar y, en 煤ltima instancia, transformar la opresi贸n.

Resistencia de Pap煤a desde la ca铆da de Suharto

Es posible mapear cinco fases superpuestas de la lucha desde la ca铆da de Suharto en 1998.

Fase 1: La primavera de Pap煤a.

La ca铆da de Suharto liber贸 esperanzas de libertad reprimidas durante mucho tiempo y condujo a una liberalizaci贸n y apertura pol铆tica temporal en un momento en que el gobierno central y el ej茅rcito a煤n no hab铆an consolidado su poder. Decenas de miles de pap煤es se movilizaron en un ambiente de euforia y expectativa independentista. En 1999, un equipo de 100 pap煤es se reuni贸 con el presidente de Indonesia, Bacharuddin Jusuf Habibie, para exigir la independencia. Aunque la reuni贸n no tuvo un resultado claro, la lucha de Pap煤a hab铆a estallado en el centro del escenario y el equipo regres贸 a casa para recibir la bienvenida de un h茅roe.

La movilizaci贸n civil masiva de los pap煤es llev贸 al gobierno central a aceptar la propuesta de Autonom铆a Especial, un compromiso respaldado por los moderados pap煤es y sus aliados. No se trataba de una independencia total, aunque la propuesta desarrollada por los l铆deres pap煤es (que finalmente fue rechazada en Yakarta) contribuy贸 en gran medida a satisfacer muchas de las demandas pap煤es.

Fase 2: el colapso de la autonom铆a especial y el regreso a la represi贸n

En 2001, despu茅s de que el gobierno central ya hubiera acordado la Autonom铆a Especial, el estado encarcel贸 a cinco l铆deres independentistas de Pap煤a. Poco despu茅s, en Noviembre de 2001 Kopassus (Fuerzas Especiales de Indonesia) asesin贸 a Theys Eluay, presidente del Presidium Dewan Papua. Yakarta procedi贸 a dividir el territorio en dos provincias separadas, renov贸 una campa帽a de actos p煤blicos de terror y luego no implement贸 las normas esenciales para la aceptaci贸n de la Autonom铆a Especial por parte de la mayor铆a de los pap煤es.

Fase 3: decadencia del movimiento de independencia abierta y surgimiento de campa帽as limitadas

Esta fase se superpuso a la desilusi贸n generalizada sobre la Autonom铆a Especial. A medida que Yakarta apretaba el espacio pol铆tico para las campa帽as a favor de la independencia, surgieron luchas m谩s localizadas. Algunas fueron generalizadas, como la exitosa campa帽a que ech贸 por tierra los planes para una tercera provincia. Otras fueron inicialmente menos visibles, como las campa帽as locales contra la tala y las plantaciones de aceite de palma y la campa帽a de las vendedoras de frutas y verduras de Pap煤a para tener su propio mercado en la capital.

Con el desarrollo de campa帽as m谩s localizadas, los estudiantes exigieron el cierre de la mina de oro y cobre Freeport McMoRan/Rio Tinto. La campa帽a contra la mina, sin embargo, se disip贸 despu茅s de que una manifestaci贸n en Jayapura se volvi贸 violenta en marzo de 2006 y los pap煤es mataron a pedradas a cinco miembros de las fuerzas de seguridad. Brimob (la polic铆a m贸vil paramilitar) tom贸 represalias, dispar贸 en los dormitorios de los estudiantes y arrest贸 y golpe贸 al azar a los pap煤es. Cientos huyeron a la vecina Pap煤a Nueva Guinea. Estos eventos retrasaron a los estudiantes organizandos durante a帽os.

Las condiciones de los trabajadores de la mina de Freeport y de los terratenientes segu铆an siendo terribles. Tongoi Papua, el primer sindicato laboral independiente en Pap煤a Occidental, fue formado en 2006 por trabajadores ind铆genas de la mina, uniendo a habitantes de las tierras altas e isle帽os que anteriormente hab铆an estado separados por d茅cadas de desconfianza y desconfianza mutua. En abril de 2007, manifestaciones masivas y una fuerte huelga laboral de 6.000 trabajadores mineros de Pap煤a mejoraron las condiciones, incluida la duplicaci贸n de los salarios de los mineros peor pagados. Cuatro a帽os m谩s tarde, 8.000 trabajadores pap煤es e indonesios de la mina volvieron a declararse en huelga por los bajos salarios, las malas condiciones y el derecho a organizarse como trabajadores. Varios mineros hab铆an sido asesinados a tiros por asaltantes no identificados. Para noviembre de 2011, los analistas estimaron que la mina hab铆a perdido la asombrosa cantidad de US$1.300 millones en ingresos.

Fase 4: la nocooperaci贸n se extiende a las instituciones del Estado

Para 2009-2010, precipitados por un consenso emergente de que la Autonom铆a Especial hab铆a fallado y que la Campa帽a Pap煤a Tierra de Paz de inspiraci贸n religiosa era ineficaz, los l铆deres pap煤es sintieron que se necesitaba un enfoque m谩s contundente.

Los d铆as 9 y 10 de junio de 2010, Majelis Rakyat Papua (MRP; Asamblea Popular de Pap煤a), instituci贸n estatal, realiz贸 un foro abierto para evaluar la Autonom铆a. Este senado exclusivamente de Pap煤a asesora al parlamento provincial controlado por Yakarta sobre c贸mo salvaguardar las tradiciones y los valores culturales de Pap煤a. El MRP concluy贸 que la Autonom铆a Especial hab铆a fallado. Promet铆a protecci贸n y prosperidad. En cambio, la tortura y las violaciones de los derechos humanos por parte de las fuerzas de seguridad estaban empeorando; los inmigrantes continuaron llegando, marginando a煤n m谩s a los ind铆genas pap煤es; y los negocios continuaron como de costumbre para las empresas transnacionales, con la certeza de que el ej茅rcito indonesio estaba manteniendo un control represivo sobre la ira hirviente de Pap煤a.

El 18 de junio, en coordinaci贸n con el reci茅n formado Foro Demokrasi Rakyat Papua Bersatu (FORDEM; Foro Democr谩tico del Pueblo Unido de Pap煤a), 15.000 pap煤es de siete distritos exigieron que los parlamentarios devolvieran la Desacreditada Autonom铆a Especial a Yakarta en no menos de tres semanas. Despu茅s de esta fecha l铆mite, 20.000 ind铆genas pap煤es, muchos con vestimenta tradicional, caminaron y bailaron desde las oficinas de MRP hasta el centro de Jayapura. Cuando los manifestantes llegaron al parlamento, la manifestaci贸n se convirti贸 en una ocupaci贸n del edificio de dos d铆as por parte de miles de pap煤es, rodeados por polic铆as totalmente armados, ca帽ones de agua y veh铆culos blindados de transporte de personal. Esta fue la movilizaci贸n civil m谩s grande desde la Primavera de Pap煤a de 1998-2000.

En el pasado, el movimiento de Pap煤a se ha centrado en Yakarta y en la comunidad internacional, pidiendo a otros que les den la independencia mientras sus representantes pol铆ticos esperaban la pr贸xima inyecci贸n de dinero indonesio. Esta vez fue diferente. Los pap煤es atacaron a sus propios l铆deres, exigiendo una sesi贸n especial para devolver la Autonom铆a Especial a Yakarta. Los pap煤es no quer铆an que se revisara la ley; quer铆an negociaciones pol铆ticas y un refer茅ndum.

Fase 5: independencia declarada nuevamente

La ocupaci贸n del parlamento no dio lugar a un di谩logo mediado por un tercero ni a un refer茅ndum. Tampoco precipit贸 la discusi贸n sobre la Autonom铆a Especial. En cambio, el presidente propuso la Unidad para la Aceleraci贸n del Desarrollo en Pap煤a (UP4B). Los l铆deres de la resistencia de Pap煤a vieron esto como una prueba m谩s de que Yakarta ve la crisis de Pap煤a Occidental como un problema econ贸mico m谩s que pol铆tico.

Ante la intransigencia del gobierno indonesio, los l铆deres pap煤es intensificaron las t谩cticas. El 19 de octubre de 2011, el 煤ltimo d铆a del Tercer Congreso del Pueblo de Pap煤a, una reuni贸n de tres d铆as de grupos de resistencia desarmados, los l铆deres de Pap煤a declararon la independencia. La respuesta de las fuerzas de seguridad fue r谩pida y brutal. Aproximadamente una hora despu茅s de que concluy贸 el congreso, las fuerzas de seguridad abrieron fuego. Tres pap煤es fueron asesinados a tiros. Dos fueron apu帽alados fatalmente. Trescientas personas fueron arrestadas y golpeadas. Al momento de escribir este art铆culo, seis de los l铆deres permanecen en la c谩rcel, acusados de traici贸n a la patria. Por el contrario, los polic铆as que dispararon, apu帽alaron, golpearon y torturaron a las personas solo recibieron cartas de advertencia.

El asesinato de manifestantes en el congreso transmitido por tel茅fono, Facebook, YouTube y las listas de correo indignaron a los pap煤es, lo que llev贸 a m谩s personas a apoyar la independencia. Dividi贸 a las 茅lites pol铆ticas dentro de Indonesia, atrajo m谩s apoyo de terceros para la causa de Pap煤a Occidental y revel贸 la cara fea del dominio colonial indonesio.

Esta din谩mica contraproducente se hizo evidente unas semanas despu茅s, el 1 de diciembre de 2011. A pesar de haber recibido disparos durante el congreso, los principales l铆deres organizaron celebraciones pac铆ficas de independencia en todo el pa铆s. Los seis l铆deres independentistas encarcelados instaron a los pap煤es a 鈥渃elebrar la independencia en un ambiente de paz, seguridad y calma鈥. Decenas de miles de pap煤es 鈥攅n Jayapura, Sentani, Manokwari, Sorong, Merauke, Timika, Puncak Jaya, Paniai, Wamena y dentro de Indonesia en Jogjakarta y Yakarta鈥 ondearon la bandera prohibida del Morning Star y gritaron 鈥渓ibertad鈥. En muchas manifestaciones dentro de Pap煤a Occidental, se volvi贸 a leer la Declaraci贸n de Independencia del 19 de octubre. Los pap煤es se deshicieron de su miedo de una manera que nunca antes se hab铆a visto. En Sorong, por ejemplo, incluso los funcionarios del gobierno de Pap煤a y el personal militar retirado de Pap煤a se unieron a la manifestaci贸n del 1 de diciembre, lo que llev贸 a un organizador experimentado a comentar que esto era 鈥渞ealmente diferente a lo anterior鈥.

El Tercer Congreso Popular de Pap煤a y el 1 de diciembre de 2011 han alterado el clima pol铆tico en Pap煤a Occidental. Los pap煤es tienen menos miedo, est谩n m谩s enojados y es menos probable que obedezcan las prohibiciones a la libertad de expresi贸n. A medida que las resistencias civiles se convierten simult谩neamente en una red de medios civiles, la prohibici贸n del gobierno de Indonesia sobre los medios se vuelve cada vez m谩s imposible de hacer cumplir.

Al a帽o siguiente, la posici贸n de los radicales en ambos lados de la divisi贸n pol铆tica se hab铆a endurecido. El Komite Nasional Papua Barat (KNPB; Comit茅 Nacional de Pap煤a Occidental), un grupo noviolento a favor de la independencia, continu贸 presionando para que se celebrara un refer茅ndum sobre el estatus pol铆tico de Pap煤a Occidental, mientras que el ej茅rcito indonesio estigmatiz贸 a los grupos noviolentos a favor de la independencia como separatistas violentos que amenazaban la viabilidad de el estado indonesio. Esas personas, argumentaron las fuerzas de seguridad de Indonesia, perdieron sus derechos a la protecci贸n. A medida que las protestas de KNPB continuaron creciendo, el pa铆s se vio sacudido por una serie de tiroteos mortales seguidos de atentados con bomba en Wamena y Jayapura. Las conversaciones sobre el di谩logo se disiparon cuando la polic铆a indonesia se帽al贸 a KNPB como responsable de la violencia. Esto fue a pesar del hecho de que no hay pruebas s贸lidas que vinculen a KNPB con los tiroteos o los atentados con bombas. En contraste, decenas de testigos hab铆an visto a miembros de la polic铆a disparar y matar a dos de las v铆ctimas. El presidente de KNPB, Viktor Yeimo, tambi茅n neg贸 sistem谩ticamente la participaci贸n del grupo en la violencia y recalc贸 sus credenciales noviolentas, pero fue en vano. En noviembre de 2012, la polic铆a y el ej茅rcito indonesios casi hab铆an 鈥渄eclarado la guerra鈥 a la KNPB. El Destacamento 88, el grupo policial antiterrorista entrenado y financiado por Estados Unidos y Australia, miembros de la polic铆a indonesia y el ej茅rcito indonesio lanzaron una brutal ofensiva en todo el pa铆s, asesinando a activistas de la KNPB, encarcelando a decenas m谩s y obligando a todo el liderazgo a la clandestinidad.

Lejos de neutralizar la disidencia, la represi贸n del estado indonesio solo ha impulsado los sue帽os de libertad de Pap煤a.

Resistencia civil y desarrollo de la identidad colectiva

La resistencia civil en Pap煤a Occidental no solo expresa la identidad colectiva, sino que tambi茅n ayuda a formar y consolidar una identidad panpap煤. La cultura ind铆gena pap煤 y el cristianismo en Pap煤a Occidental act煤an como marcadores de diferencia entre los pap煤es y otros: los holandeses y japoneses en el pasado y los inmigrantes indonesios en el presente. Sin embargo, la identidad no se forma solo en oposici贸n a ser indonesio, sino tambi茅n en relaci贸n con la resistencia, particularmente la resistencia civil. Las opciones t谩cticas noviolentas surgen de una cultura y una fe claramente pap煤es. A su vez, generan y refuerzan la unidad de Pap煤a al enfatizar y recrear la identidad y el significado compartidos.

Las pr谩cticas culturales compartidas en el movimiento de Angganeta fueron f谩cilmente reproducidas a trav茅s de las diferencias de clanes y tribus, como lo demostrar铆a el grupo de m煤sica y danza Mambesak. Adem谩s de la canci贸n, el baile y la bandera de Morning Star, la comida tambi茅n ofrece posibilidades para afirmar una identidad distinta de Pap煤a y no indonesia. En la 茅poca de Angganeta, la gente de Biak observaba los tab煤es de Manarmakeri. Hoy en d铆a, algunos pap煤es que est谩n comprometidos con una Pap煤a Occidental libre e independiente comen sag煤, batatas, pescado y cerdo (productos tradicionales de Pap煤a Occidental) y evitan los alimentos de colaboraci贸n: arroz, tofu y tempe (comida tradicional de Indonesia).

El cristianismo se ha convertido en otro marcador de diferencia entre los pap煤es, que son mayoritariamente cristianos, y los inmigrantes indonesios, que son mayoritariamente musulmanes. La cultura y el cristianismo est谩n entrelazados. Angganeta, por ejemplo, us贸 nombres de lugares cristianos para marcar el territorio transformado o liberado y a menudo se la llamaba la 芦Mujer de oro de Judea禄 o 芦Mar铆a禄 y saludaba a sus 芦disc铆pulos禄 con el estribillo 芦Ye-sus Christus y la libertad禄. Hoy en d铆a, muchos activistas pap煤es firman su correspondencia y saludan a las multitudes con 鈥渟halom鈥, la expresi贸n hebrea para la paz, diferenci谩ndola del saludo musulm谩n an谩logo, 鈥渟alam鈥.

Los cristianos pap煤es usan los servicios de la iglesia y la oraci贸n para apoyar la causa de la autodeterminaci贸n. Muchos cristianos pap煤es perciben a Dios como un liberador que les dio a los pap煤es su identidad 煤nica, sus propias pr谩cticas culturales y su propia patria:

Dios cre贸 a las personas para ser diferentes. Los pap煤es son diferentes a los javaneses y tambi茅n a otras personas. Dios le dio Pap煤a a los pap煤es como hogar, para que pudieran comer sag煤 y camote all铆. Dios les dio una calabaza con pene (koteka) y un taparrabos (cawat) como ropa. Dios les dio cabello rizado y piel negra. Los pap煤es son pap煤es. Nunca se pueden convertir en javan茅s o sumatra, o viceversa. A los javaneses se les dio Java. Tahu (soja tofu) y tempe (pastel de soja) es su comida. Su piel es clara y su cabello es lacio. El verdadero problema es que los que est谩n en el poder en esta rep煤blica han hecho todo lo posible para que los pap煤es hablen, piensen, se vean y se comporten como javaneses (o sumatrans), y eso va en contra del orden de la creaci贸n de Dios. De ah铆 viene el conflicto. 驴C贸mo terminarlo? Que los pap煤es y los javaneses se desarrollen cada uno seg煤n sus propios gustos y ritmos, cada uno en su propia tierra.

Giay explica c贸mo la fe permite la liberaci贸n e inspira esperanza: 鈥淟a Biblia se convierte en una 鈥榲entana鈥 que da a las personas nuevas posibilidades, nuevas dimensiones para ver un mundo mejor que el que viven todos los d铆as. La Biblia retrata un mundo nuevo, libre de manipulaci贸n, intimidaci贸n y trauma. Levanta los ojos de los oprimidos a un mundo nuevo. A veces la gente ve en este nuevo mundo una Nueva Pap煤a, una Pap煤a Occidental independiente鈥.

Este mandato basado en la fe de luchar sin violencia ayuda a humanizar pap煤es a los dem谩s y ennoblecer la opini贸n de los pap煤es sobre s铆 mismos. Los discursos extranjeros racistas de los pap煤es como 芦salvajes禄 y 芦can铆bales禄 se vuelven del rev茅s. A trav茅s de la resistencia civil, los pap煤es se dignifican y 鈥渃ivilizan鈥, mientras que los miembros de las fuerzas de seguridad indonesias 鈥擝rimob, Kostrad (tropas de combate de infanter铆a) y Kopassus, en particular, que utilizan la tortura y los asesinatos b谩rbaros contra el pueblo pap煤 se convierten en 鈥渄iablos鈥, los significantes del 鈥渟alvaje鈥.

A diferencia de otras partes de Indonesia, la identidad nacional pap煤 no es una identidad subnacional que complemente y enriquezca la identidad indonesia. M谩s bien, el nacionalismo pap煤 compite con la identidad indonesia y act煤a como una fuerza unificadora entre las diversas tribus pap煤es. El nacionalismo pap煤 formado a trav茅s del proceso de definici贸n de pap煤 en relaci贸n con no ser indonesio tambi茅n refuerza la disciplina noviolenta. La promoci贸n del nacionalismo pap煤 no ha dado lugar a ninguna violencia inter茅tnica generalizada o regular entre pap煤es e indonesios. Aunque el potencial de conflicto 茅tnico es real, los incidentes de violencia inter茅tnica han sido extremadamente raros.

Encuadre y movilizaci贸n en torno a la identidad colectiva: una espada de dos filos

La movilizaci贸n en torno a la identidad nacional de Pap煤a funciona bien para trascender las diferencias tribales, pero plantea problemas en la creaci贸n de redes de apoyo, as铆 como en su estrecho enfoque estrat茅gico sobre la independencia, una demanda que tiene menos probabilidades de resonar entre los posibles aliados de Indonesia que de despertar temores de que los pap煤es y sus aliados buscan desmantelar el estado indonesio.

Esto es especialmente un problema para los pap煤es porque el gobierno de Indonesia podr铆a controlar la tierra de Pap煤a y explotar sus recursos incluso si los pap煤es se niegan a cooperar. Para mantener la ocupaci贸n, Yakarta depende menos de los pap煤es que del mantenimiento del apoyo interno para una gran Indonesia. En resumen, los pap煤es necesitan aliados indonesios. Sin embargo, cuando los pap煤es apelan exclusivamente a la identidad ind铆gena y el cristianismo, enmarcan sus quejas en torno a las injusticias hist贸ricas y comunican sus aspiraciones de manera que enfatizan la independencia, sin darse cuenta limitan su capacidad de movilizar el apoyo de otros indonesios que son abrumadoramente nacionalistas y musulmanes. Como resultado, los pap煤es reducen sus posibilidades de ganarse una influencia clave en el gobierno de Indonesia: el pueblo indonesio.

Adem谩s, el estado indonesio tambi茅n depende de la asistencia y el apoyo t茅cnico, econ贸mico, militar y diplom谩tico de los aliados internacionales de Yakarta. Por lo tanto, un elemento clave de cualquier estrategia de liberaci贸n requiere que los pap煤es construyan amplias alianzas. La solidaridad nacional (dentro de Indonesia) e internacional (fuera de Indonesia) debe entonces dirigirse a fuentes clave del poder del gobierno de Indonesia para restringir la capacidad y voluntad de Yakarta de reprimir a los pap煤es.

Activistas estudiantiles pap煤es se quejaron ante Neles Tebay, un sacerdote cat贸lico facilitando el di谩logo interno entre las facciones pol铆ticas de Pap煤a y trabajando hacia el di谩logo con el gobierno indonesio, que los estudiantes indonesios progresistas apoyar谩n las protestas contra la mina Freeport o por la desmilitarizaci贸n, pero no se unir谩n a ellos para exigir un refer茅ndum por la independencia y no parece importarles la injusticias hist贸ricas hacia los pap煤es. Tebay respondi贸, 鈥減sicol贸gicamente, siempre va a ser dif铆cil para los indonesios鈥 estudiantes apoyar a los pap煤es que desean abordar agravios hist贸ricos. Su comprensi贸n de la historia es muy diferente de la de los pap煤es y el apego emocional a un estado indonesio unitario de, incluso el estudiante m谩s progresista, es profundo鈥. En cambio, aconsej贸 a los estudiantes de Pap煤a que primero averig眉en qu茅 les apasiona a los estudiantes de Indonesia. 鈥淭al vez sea el medio ambiente, o la corrupci贸n, o el antimilitarismo. Encuentre este problema y luego trabajen juntos鈥.

Esto pone de relieve el enigma de los activistas de Pap煤a. Existe la percepci贸n de que trabajar por objetivos intermedios significa vender el objetivo a largo plazo de la independencia. Sin embargo, para generar apoyo indonesio para los pap煤es y presionar al gobierno de Yakarta se requieren campa帽as enmarcadas en torno a objetivos intermedios como la libertad de expresi贸n, la democracia, la protecci贸n del medio ambiente, la corrupci贸n, el desarrollo sostenible, el acceso universal a la educaci贸n y los servicios de salud, un gobierno responsable y los derechos humanos. Esto no significa renunciar a objetivos m谩s amplios como la independencia, sino que considera la estrategia y la movilizaci贸n del movimiento como un proceso en el que los pap煤es construyen su poder llegando a aliados potenciales y ganando campa帽as m谩s limitadas que socavar谩n la impunidad militar o detendr谩n la devastaci贸n ecol贸gica. Tales campa帽as pueden fortalecer simult谩neamente la democracia indonesia y construir la reputaci贸n internacional de los pap煤es, desarrollos que dejar谩n a los pap煤es en una mejor posici贸n para realizar aspiraciones m谩s grandes. Este es un desaf铆o estrat茅gico. Los pap煤es necesitan usar marcos de acci贸n colectiva que resuenen con diferentes audiencias en diferentes momentos, definan demandas intermedias y movilizaci贸n de tiempo para lograr objetivos a corto plazo, pero de maneras que dejen al movimiento en una posici贸n m谩s fuerte para lograr su objetivo final: la libertad pol铆tica plena.

Otro peligro de depender principalmente de una identidad pap煤 colectiva para movilizar la resistencia es que una nueva Pap煤a se construye mejor sobre una visi贸n inclusiva y una articulaci贸n m谩s profunda de los m煤ltiples significados de merdeka (libertad). John Rumbiak y Benny Giay insisten en que esta visi贸n debe incluir no solo a las diversas tribus pap煤es, sino tambi茅n a los inmigrantes indonesios. La movilizaci贸n a trav茅s de una identidad papuana exclusiva crear谩 una unidad fr谩gil, quiz谩s susceptible de romperse bajo presi贸n y ciertamente incapaz de llevar a cabo una agenda para la transformaci贸n democr谩tica.

Algunos activistas pap煤es me han dicho que la independencia resolver谩 todo, 鈥渋ntroduciendo la tierra prometida鈥 y 鈥渦na 茅poca de abundancia en la que nadie tendr谩 que trabajar鈥. Otros pap煤es reconocen que un estado independiente de Pap煤a Occidental podr铆a replicar los problemas que tienen los pap煤es con el gobierno actual o generar un nuevo conjunto de problemas sin resolver las causas subyacentes de la injusticia. Por ejemplo, los conflictos de recursos generados por las empresas mineras y madereras no necesariamente se resolver谩n a trav茅s de la independencia. Esta es la raz贸n por la que la resistencia civil debe llevarse a cabo de manera que prefigure el tipo de sociedad que quieren los pap煤es.

Conclusi贸n

Desde 1998, los medios noviolentos para abordar los agravios de Pap煤a y perseguir las aspiraciones de Pap煤a se han utilizado con mayor frecuencia y amplitud que la violencia o la actividad pol铆tica convencional. Los pap煤es reconocen la inutilidad de la resistencia violenta contra el ej茅rcito indonesio, que es simplemente m谩s numeroso y est谩 mejor equipado que cualquier desaf铆o armado que los pap煤es puedan esperar montar. Y cuando el Tentara Pembebasan Nasional-Papua Barat (TPN-PB; Ej茅rcito de Liberaci贸n Nacional de Pap煤a Occidental) utiliza la violencia, las represalias de las fuerzas de seguridad imponen un alto costo a la poblaci贸n civil. 鈥淪iempre que hay violencia hay una tendencia a una respuesta violenta. Por eso debemos mantener nuestra lucha pol铆tica sin violencia鈥, dice el ex preso pol铆tico Reverendo Obed Komba.

La resistencia civil de Pap煤a tambi茅n se basa en tradiciones continuas de resistencia noviolenta que se remontan al menos a la d茅cada de 1850 y se basa en gran medida en marcos ind铆genas y culturales, as铆 como en narrativas cristianas. Durante muchas d茅cadas, la resistencia civil ha formado y reforzado la identidad colectiva pap煤 y el nacionalismo pap煤 al darles a los pap煤es un medio para desafiar a los sucesivos poderes coloniales mientras presenta la lucha pap煤 como una lucha civilizada, digna y bendecida por Dios. Al mismo tiempo, esta identidad colectiva y nacionalismo profundamente arraigado ha ayudado a fortalecer la sociedad civil resistencia movilizando a los pap煤es comunes y forjando la unidad entre los grupos tribales.

Los pap煤es tienen una larga historia de lucha contra las incursiones externas a trav茅s de actos de resistencia manifiestos y cotidianos. Debido a que esto est谩 tan fuertemente basado en la cultura y los valores de Pap煤a, la resistencia tiene una fuerza y vitalidad que a veces parece incontenible. Esta fuerte identidad colectiva es una fuente de empoderamiento para la resistencia noviolenta, pero a veces puede enmarcar la resistencia de manera demasiado limitada. Una identidad exclusiva enmarcada en torno a la etnicidad, el cristianismo y la independencia restringe la capacidad de los pap煤es para construir alianzas con indonesios progresistas y capitalizar d茅cadas de trabajo de solidaridad internacional liderado por pap煤es, lo que reduce en gran medida la influencia que los pap煤es tienen en Yakarta. Al optar por la independencia de todo, los pap煤es se arriesgan a no ganar nada. Al mismo tiempo, hacer demandas distintas a la independencia no significa necesariamente rechazar la independencia; se trata de construir poder social y pol铆tico por la lucha continua. Para construir alianzas con indonesios progresistas, es posible que los pap煤es deban considerar redirigir el marco horizontal en torno a lo que significa 芦ser禄 pap煤 a un marco vertical en torno a los abusos estatales y corporativos.

Podr铆a decirse que las formas noqviolentas y no convencionales de participaci贸n y acci贸n c铆vica han movilizado a m谩s personas, asegurado m谩s logros pol铆ticos y sostenido mejor la identidad pap煤 colectiva. Pero la resistencia civil que est谩 influida por una comprensi贸n relativamente m谩s limitada de la identidad nacional de Pap煤a y el deseo de un estado independiente aliena a los indonesios progresistas y hasta ahora no ha logrado asegurar un apoyo internacional m谩s amplio. La pregunta sigue siendo: 驴C贸mo pueden los pap煤es transformar su resistencia civil en una serie de campa帽as m谩s limitadas emprendidas dentro de luchas m谩s ampliamente definidas y, por lo tanto, potencialmente m谩s aceptables por los derechos sociales, econ贸micos, culturales, c铆vicos y pol铆ticos que al mismo tiempo construyen un impulso para la independencia?

Fuente: https://alternativasnoviolentas.org…




Fuente: Grupotortuga.com