January 27, 2021
De parte de Asociacion Germinal
136 puntos de vista


Sectores de la oposici贸n y la sociedad haitiana en general dan un ultim谩tum al presidente Jovenel Mo茂se

En las 煤ltimas semanas, Hait铆 ha experimentado nuevas olas de protestas debido al descontento del pueblo haitiano con el proyecto presentado por Mo茂se de celebrar elecciones presidenciales y legislativas este 2021 y tambi茅n por el controvertido proceso de refer茅ndum constitucional para sustituir la actual constituci贸n, que la oposici贸n ha calificado de inconstitucional.

芦Recientemente el gobierno de Jovenel Mo茂se con el apoyo de las Naciones Unidas y la OEA est谩n proponiendo un refer茅ndum constitucional para el 25 de abril. Este refer茅ndum constitucional es en realidad un refer茅ndum inconstitucional porque pr谩cticamente destroza la constituci贸n haitiana. El actual gobierno deber铆a dejar la presidencia del pa铆s ahora en febrero de 2021 porque ya ha cumplido su mandato de cinco a帽os, lo que significa que las elecciones para el pa铆s deber铆an haber sido realizadas el a帽o pasado鈥, explica a Brasil de Fato Paulo Henrique Campos, brigadista del Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) en Hait铆.

La actual constituci贸n de Hait铆 proh铆be expresamente la celebraci贸n de una consulta popular para modificar la Carta Magna. Sin embargo, el Consejo Electoral Provisional (CEP), cuyos miembros fueron nombrados por Mo茂se y que carecen de legitimidad a los ojos del pueblo haitiano, anunci贸 que el refer茅ndum constitucional se celebrar铆a en abril, mientras que las elecciones presidenciales y legislativas tendr铆an lugar el 19 de septiembre.

芦Esta iniciativa [refer茅ndum constitucional] del presidente Jovenel Mo茂se, en realidad, es parte de una estrategia de la derecha del pa铆s y de su partido para permanecer en el poder y continuar aniquilando las pocas conquistas democr谩ticas que se han ganado a trav茅s de duras luchas por el pueblo haitiano禄, dice Campos.

芦Esta propuesta va en contra de lo que las calles, los movimientos sociales de masas, los movimientos populares y la sociedad en general en Hait铆 proponen y exigen禄, a帽ade.

Seg煤n el brigadista del MST, Hait铆 es actualmente un pa铆s sin Parlamento, por lo que Mo茂se gobierna como una especie de poder 煤nico en el pa铆s, al cual define como una dictadura presidencial. Adem谩s de esto, la trayectoria hist贸rica que carga el pa铆s caribe帽o de esclavitud, colonialismo, intervenciones extranjeras, tragedias clim谩ticas, pol铆ticas neoliberales, violaciones de derechos humanos, entre otras, han dejado al pa铆s sumido en la miseria de una combinaci贸n de crisis: pol铆ticas, sociales, econ贸micas y de inseguridad.

Brasil de Fato ha elaborado algunos puntos para entender lo que est谩 sucediendo en el pa铆s caribe帽o.

驴Cu谩l es el trasfondo de las protestas en Hait铆?

Casi 11 millones de habitantes dan vida a la naci贸n caribe帽a que ocupa el tercio occidental de la isla llamada La Espa帽ola, la segunda m谩s extensa de la regi贸n del Caribe.

Lo que se sabe de Hait铆 est谩 quiz谩 m谩s relacionado con su desgracia explicada en sus males naturales (terremotos, sequ铆as, huracanes) que con su colapso explicado en su historia esclavista, colonialista y m谩s reciente azotada por las pol铆ticas neoliberales y neocolonialistas. Se habla mucho menos de la resistencia y la fuerza que caracteriza al pueblo haitiano, el primer pa铆s del Caribe y de Am茅rica Latina que obtuvo su independencia y aboli贸 el sistema de esclavitud.

Sin embargo, desde su independencia, el pa铆s ha estado sometido a golpes de Estado y dictaduras, intervenciones extranjeras y una deuda impagable que lo ha llevado a ser econ贸micamente dependiente del mundo exterior. Todo esto ha generado un panorama devastador para Hait铆.

S贸lo en 1987, el pueblo haitiano logr贸 tener su primera constituci贸n, aprobada por el pueblo, despu茅s de expulsar la dictadura de Duvalier en 1986. Y s贸lo en 1991, lograron tener sus primeras elecciones libres y democr谩ticas, donde J. Bertrand Aristide fue elegido, siendo derrocado dos veces por golpes de Estado apoyados por los Estados Unidos. La 煤ltima, en 2004, llev贸 al pa铆s a intervenciones militares extranjeras camufladas como misiones de paz y ayuda humanitaria, como la conocida MINUSTAH, que dej贸 graves violaciones de derechos humanos en el pa铆s.

M茅dicos y otros profesionales de la salud participan en una manifestaci贸n por la dimisi贸n del presidente Jovenel Mo茂se en la capital haitiana en 2019 / Valerie Baeriswyl / AFP

Este largo camino de malestares haitianos, sumado a una clase pol铆tica totalmente desacreditada que durante d茅cadas ha administrado el pa铆s de manera corrupta, favoreciendo a los sectores de la burgues铆a comercial y la oligarqu铆a, as铆 como aplicando sin descanso pol铆ticas neoliberales, destruyendo la producci贸n agr铆cola, privatizando las empresas p煤blicas, haciendo m谩s precario el mercado laboral, empobreciendo a las mayor铆as populares y forzando el 茅xodo de millones de j贸venes, ha alimentado el agotamiento del pueblo haitiano.

En 2019, seg煤n informa la agencia de noticias AFP, el 70% de la poblaci贸n estaba desempleada, el pa铆s ten铆a una tasa de inflaci贸n superior al 12% adem谩s de la devaluaci贸n de su moneda el 鈥済ourde鈥, tan s贸lo un a帽o despu茅s de que comenzaran las movilizaciones en 2018, debido a la falta de combustible nacional.

Pero fue el esc谩ndalo de corrupci贸n y desv铆o de dinero (Petrocaribe) en 2019 que involucr贸 a altos funcionarios del Estado y al propio presidente, sobre la malversaci贸n de al menos 2.000 millones de d贸lares, equivalentes a una cuarta parte del PIB del pa铆s, uno de los principales factores que no ha frenado las protestas en el pa铆s.

芦Existen sucesivas medidas, sucesivos actos del presidente que han puesto al pa铆s en una situaci贸n muy grave desde un punto de vista econ贸mico y social禄, afirma Campos.

芦La agenda principal del pueblo haitiano hoy, no s贸lo de los movimientos, no s贸lo de los partidos, sino de la sociedad en su conjunto, es la salida del presidente. Esa es la alternativa inmediata que tiene la sociedad haitiana [鈥 En segundo lugar, es que se construya un gobierno de transici贸n [鈥 para que sea posible construir y retomar verdaderamente una democracia en Hait铆禄, subraya.

Lo que el pueblo haitiano quiere, en opini贸n de los analistas, son cambios profundos despu茅s de siglos de opresi贸n, lucha y resistencia.

驴Qui茅n es Jovenel Mo茂se?

Seg煤n la evaluaci贸n de algunos expertos, un fraude electoral en 2010 permiti贸 la llegada al poder del partido ultraneoliberal T猫t Kale (PHTK), lo que dio lugar a la continuidad, tambi茅n fraudulenta, del actual gobierno de Jovenel Mo茂se.

Moise, de 52 a帽os, es un empresario bananero que lleg贸 al poder en noviembre de 2016 en medio de acusaciones de fraude y protestas. S贸lo el 21% de los ciudadanos con derecho a voto fueron a las urnas.

En opini贸n de Campos, el gobierno de Mo茂se se caracteriz贸 como un gobierno que favoreci贸 y aument贸 los privilegios de una minor铆a rica, abandonando as铆 los intereses de la mayor铆a de su poblaci贸n, que qued贸 sometida a condiciones de vida precarias y a la extrema pobreza.

El gobierno del Presidente Jovenel Mo茂se, considerado ileg铆timo, ha perdido la credibilidad de casi la mayor铆a de los haitianos / VALERIE BAERISWYL / AFP

No obstante, uno de los puntos m谩s sobresalientes del rechazo de la poblaci贸n haitiana a su gobierno fueron los esc谩ndalos de corrupci贸n, cuando en 2019 el Tribunal Superior de Cuentas haitiano present贸 un informe tras una auditor铆a en el que se mencionaba a la empresa Agritrans, propiedad del mandatario, que recibi贸 millones de d贸lares para desarrollar proyectos p煤blicos que nunca se materializaron como parte de la ayuda enviada por Venezuela en el programa regional conocido como Petrocaribe.

芦Es un presidente sumergido en un mar de corrupci贸n, sus empresas estuvieron completamente involucradas en los esc谩ndalos de corrupci贸n de Petrocaribe, que fue el principal programa de cooperaci贸n econ贸mica para el desarrollo social entre el gobierno de Venezuela y el gobierno haitiano. Este programa fue destruido por los numerosos esc谩ndalos de corrupci贸n del gobierno de Jovenel Mo茂se禄, dice el brigadista del MST en Hait铆.

Entre 2008 y 2018, Hait铆 form贸 parte del programa Petrocaribe, una iniciativa del difunto presidente venezolano Hugo Ch谩vez que permiti贸 a varios pa铆ses de Am茅rica Latina y el Caribe adquirir productos petroleros a precios ventajosos. Parte de los subsidios venezolanos, que incluso cancelaron una deuda de 395.000 millones de d贸lares a Hait铆, estaban destinados a hacer frente al impacto dejado por el terremoto de 2010. Sin embargo, el dinero desapareci贸 o se camufl贸 en proyectos que generaron bastante desconfianza.

Otra cuesti贸n que pone a Mo茂se en el punto de mira es que desde enero de 2020 gobierna por decreto, es decir, sin parlamento, una vez que expiraron los mandatos de los diputados y de las dos terceras partes de los senadores, y tambi茅n con un proceso electoral aplazado desde 2018, lo que ha empeorado la situaci贸n del pa铆s.

Adem谩s, el pasado mes de diciembre, en ese escenario, tambi茅n decret贸 una pol铆tica relacionada a la seguridad p煤blica, creando una controvertida Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) con la que se otorga inmunidad jur铆dica a los agentes de esta instituci贸n y les permite operar de forma an贸nima, 鈥渁briendo as铆 la posibilidad de legalizar la represi贸n y desechar las demandas de la poblaci贸n, mientras se multiplica la situaci贸n de vandalismo y la inseguridad鈥, son algunas de las cr铆ticas que esta decisi贸n gener贸.

Los sectores de la oposici贸n han expresado su descontento con esta medida, afirmando que se trata de un mecanismo que permitir谩 a Mo茂se tener el control total de la naci贸n de manera inconstitucional, por lo que convocaron a la retomada de las protestas masivas durante este mes para forzar al mandatario a renunciar a su cargo el 7 de febrero, algo que el presidente rechaza decididamente.

芦Se trata de un gobierno incapaz, incompetente para dirigir el pa铆s, entre otras cosas porque fue un gobierno que no fue elegido [democr谩ticamente], ya que fueron unas elecciones fraudulentas las que tuvieron lugar en 2016禄, comenta Campos.

Mientras tanto, Mo茂se cuenta con el apoyo de la comunidad internacional, y de los Estados Unidos en particular. La ONU y la OEA manifestaron tambi茅n su apoyo y respaldo a su gobierno. 鈥淓llos son los que lo mantienen en el poder鈥, concuerdan algunos analistas pol铆ticos.

Los ni帽os tambi茅n protestan en las calles exigiendo la dimisi贸n del presidente Jovenel Mo茂se en la capital haitiana, Puerto Pr铆ncipe, en 2019 / VALERIE BAERISWYL / AFP

Alianza de la 茅lite y la comunidad internacional

Es de conocimiento p煤blico que en el pa铆s caribe帽o existen algunas familias que ostentan m谩s del 80% de las riquezas, que bien podr铆an salvar a un pa铆s tan desolado como Hait铆. Pero tradicionalmente el poder pol铆tico ha decidido m谩s por la ambici贸n de unos pocos y por consiguiente ha establecido alianzas con la oligarqu铆a minoritaria.

La clase econ贸mica de Hait铆 es excluyente, de empresarios mayoritariamente importadores, que no tienen ning煤n inter茅s en el pa铆s. Se trata de un modelo implementado por y para las clases dominantes, con la ayuda de las potencias extranjeras, representadas en el llamado Core Group, formado por el Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas en Hait铆, los embajadores de Alemania, Brasil, Canad谩, Espa帽a, Estados Unidos, Francia, la Uni贸n Europea y el Representante Especial de la Organizaci贸n de Estados Americanos (OEA).

El Core Group, en opini贸n de los analistas, es el que realmente toma las grandes decisiones pol铆ticas en el pa铆s desde que el gobierno de Jean-Bertrand Aristide fue derrocado en 2004 bajo el pretexto de una crisis pol铆tica interna que sirvi贸 para justificar la presencia militar extranjera de llamada Misi贸n de las Naciones Unidas para la Estabilizaci贸n en Hait铆 (MINUSTAH).

鈥淟a situaci贸n de Hait铆 no ten铆a nada que ver con aquellas que habitualmente justifican este tipo de iniciativas [intervenciones], como sucedi贸 en ocasiones en 脕frica. No hab铆a aqu铆 ej茅rcitos en pugna, no hab铆a guerra civil, no hab铆a cr铆menes contra la humanidad. Se ha violado incluso la Carta Magna de las Naciones Unidas para imponer esta misi贸n, que ha implicado una tercerizaci贸n de la ocupaci贸n, para que los ej茅rcitos latinoamericanos hagan el trabajo sucio del imperialismo a menor costo鈥, dice uno de los intelectuales m谩s reconocidos del Caribe, Camille Chalmers.

Fueron 13 a帽os que bajo el nombre de una operaci贸n de ayuda humanitaria o 芦misi贸n de paz禄 enviada por el Consejo de Seguridad de la ONU, que la MINUSTAH dirigida por tropas brasile帽as, ocup贸 Hait铆, mientras protagoniz贸 graves esc谩ndalos de abusos sexuales perpetrados (y conocidos) durante a帽os por los cascos azules y OXFAM en el pa铆s.

芦M谩s de 2.000 mujeres, muchas de ellas menores de edad, habr铆an sufrido esta violencia, concibiendo alrededor de un centenar de ni帽os禄, seg煤n un estudio de la Universidad de Birmingham, mientras que directivos y los trabajadores de la misi贸n ejerc铆an 芦la explotaci贸n sexual, el abuso de poder y la intimidaci贸n禄.

Aunque la ONU y OXFAM se han pronunciado sobre las violaciones cometidas por sus tropas contra cientos de mujeres y ni帽as haitianas, la justicia sigue impune. / VALERIE BAERISWYL / AFP

芦Ahora hay miles de mujeres con hijos sin padre, miles de hu茅rfanos en una situaci贸n dif铆cil禄, se帽ala Chalmers, tambi茅n director ejecutivo de la Plataforma Haitiana para la Defensa del Desarrollo Alternativo (PAPDA).

芦Vale la pena recordar que el pueblo haitiano est谩 en una campa帽a de reparaci贸n para las v铆ctimas de la misi贸n de las Naciones Unidas en Hait铆 que hasta ahora la ONU se ha pronunciado, pero no ha dado ninguna reparaci贸n a las v铆ctimas, por las diversas violaciones de derechos humanos que ha causado la MINUSTAH禄, denuncia Campos.

La ONU tambi茅n fue acusada de introducir enfermedades como el c贸lera en 2010 tras el terremoto, que caus贸 m谩s de 30.000 muertos y 800.000 enfermos que todav铆a sufren las consecuencias, algo que despu茅s tambi茅n acab贸 aceptando, aunque tampoco ofreci贸 ninguna reparaci贸n o compensaci贸n a las v铆ctimas.

芦Es importante deconstruir esta idea de comunidad internacional. Es importante recordar que Hait铆 es un pa铆s que lleva d茅cadas sufriendo, es decir, desde hace muchos a帽os los ataques de esta comunidad institucional internacional que vende al mundo la idea de que Hait铆 recibe el apoyo de lo que llaman ayuda humanitaria禄, sostiene Campos.

芦La ayuda humanitaria que Hait铆 recibe de esta llamada comunidad internacional son intervenciones militares, son bloqueos econ贸micos, son intervenciones cotidianas, principalmente del gobierno de Estados Unidos禄, agrega.

Por lo tanto, concuerdan los analistas, ha quedado claro que la ayuda humanitaria no ha funcionado y no funciona para Hait铆 y que el pa铆s caribe帽o no es realmente una preocupaci贸n para la comunidad internacional, especialmente para la ONU, la OEA y mucho menos para los Estados Unidos.

Pero entonces, 驴por qu茅 seguir invadiendo un pa铆s que est谩 totalmente devastado?

Los analistas dicen que aunque Hait铆 sea uno de los pa铆ses m谩s abatidos del continente, posee abundantes recursos minerales (oro, cobre y bauxita), tiene una mano de obra barata que beneficia a las empresas transnacionales, principalmente de los Estados Unidos y Canad谩, el pa铆s depende en cierto modo de las remesas que benefician al capital financiero y a las econom铆as il铆citas. Adem谩s, desde el punto de vista geopol铆tico, Hait铆 se encuentra en medio de dos pa铆ses que son el objeto de ataques y sanciones por parte de los Estados Unidos, como Cuba y Venezuela, y tambi茅n porque la naci贸n es considerada una 鈥渆staci贸n clave鈥 para el narcotr谩fico (que obedece a ciertos intereses internos).

芦Hait铆 es un pa铆s totalmente dependiente, un pa铆s tutelado por los Estados Unidos y un pa铆s que necesita desenvolverse desde el punto de vista de su autonom铆a禄, dice Campos.

Miles de haitianos salieron a las calles en 2019 despu茅s del esc谩ndalo de corrupci贸n (Petrocaribe) que involucra al presidente Jovenel Mo茂se, desde entonces las protestas se han intensificado / Foto: Hector Retamal/AFP

La soluci贸n s贸lo puede venir de la lucha

Los hombres y mujeres haitianos est谩n cansados. No s贸lo de tener que enfrentar la crisis econ贸mica, la inseguridad, la corrupci贸n y ahora tambi茅n la pandemia de Covid-19, sino de los privilegios de que goza el poder pol铆tico, la 茅lite empresarial, la minor铆a burguesa, as铆 como de la injerencia deshumanizadora de las organizaciones internacionales. Por eso el pueblo haitiano se levanta.

En la evaluaci贸n de Campos, uno de los puntos clave en la lucha de Hait铆 por la democracia y la soberan铆a es el apoyo de la comunidad internacional progresista en todo el mundo, se帽alando que 芦es necesario llevar a cabo una campa帽a para denunciar a nivel internacional lo que est谩 sucediendo en Hait铆, un pa铆s en el que los Estados Unidos intervienen a diario, un pa铆s completamente sumiso a su soberan铆a pol铆tica y econ贸mica, sumiso a sus intereses, esto tiene que ser denunciado al mundo鈥.

芦Otra iniciativa del papel de las organizaciones populares progresistas del mundo ser铆a la solidaridad permanente con el pueblo haitiano, un pueblo que resiste y que lucha continuamente contra las vulnerabilidades sociales que agravan la miseria en el pa铆s [鈥 pero que tambi茅n [vale la pena recordar que] es un pueblo que lucha constantemente contra las agresiones imperialistas que sufre a diario, especialmente por parte del gobierno de los Estados Unidos禄, resalta.

Edici贸n: Luiza Man莽ano

.

brasildefato.com.br/2021/01/20/crece-la-presion-popular-por-la-renuncia-de-moise-entienda-las-protestas-en-haiti

Share



Fuente: Asociaciongerminal.org