August 1, 2021
De parte de Pozol
209 puntos de vista


Durante la jornadas del «Encuentro de mujeres, personas trans, inter y no binarias de la otra Europa» (29 y 29 de julio) y el «Encuentro Intergaláctico” (31 de julio y primero de agosto) en la ZAD, Zona a defender de Notre Dame de Landes; varias delegaciones provenientes de Francia y de todas las regiones de Slumil K’axjemk’op (antes Europa) México, Sudamérica y Estados Unidos, que asistieron a dichos eventos, se reunieron al pie del monumento en memoria de los cincuenta rehenes antifascistas asesinados durante la ocupación nazi en Francia, quienes atentaron contra la vida de un general alemán (Karl Hotz) en 1941, para denunciar la inacción de las autoridades gubernamentales para autorizar la llegada de la Fuerza Aérea Zapatista, que desde hace meses anunciaron oficialmente su llegada.

El monumento a los Cincuenta rehenes antifascistas está representado por dos mujeres que miran al horizonte con la frente en alto. Una de ellas, tiene a sus pies una cadena, pero porta en sus manos una espada a la espera de ser utilizada si es necesario, su prenda superior parece haber sido removida dejando al descubierto su senos izquierdo, como si acabara de librar una batalla. Mientras que la otra mujer lleva una espiga de trigo en sus manos, una muestra de tiempos de paz y abundancia.

Esta vez ambas mujeres que miran hacia el horizonte, dignas, conviven con otras mujeres de generaciones contemporáneas-extemporas, Mujeres de Tierra y Fuego de Tierras Insumisas, quienes las rodean y arropan con mantas que demuestran que la resistencia no sigue viva.

Esta vez ambas mujeres que miran hacia el horizonte, dignas, portan banderas de un movimiento político y social muy lejano en geografía, pero muy cercano a la lucha por la vida, el EZLN.

Dentro de un marco de consignas a favor de la libre circulación de las personas en todo el mundo, que se oponen a las fronteras impuestas con políticas discriminatorias que responden a las estrategias neocoloniales, se repudiaron los obstáculos ahora “sanitarios» y políticos que favorecen la justificación para oponerse al paso libre de la Delegación Zapatista, del Congreso Nacional Indígena y del Frente de los Pueblos en Defensa de la Tierra y Agua de Morelos, Tlaxcala y Puebla, que se proponen a los trabajos de escucha y palabra con las luchas de abajo y la izquierda de una Europa Insumisa que les invita a compartir experiencias anticapitalistas, feministas, antirracistas y anticoloniales, pero sobre todo que lucha por la Vida.

Entre cantos y consigas, batucada, sones jarochos y bailes libres, se escucharon mensajes de rebeldía y resistencia de la Slumil K’axjemk’op en un ambiente de celebración por la libertad que se compartía y respiraba.

Por las calles de esta Francia (Nates) que aún no se sabe insumisa, circulan automóviles a baja velocidad, se conserva un lindo río con personas que disfrutan de él a sus orillas… pareciera que que todo está en calma y se percibe una apacible pasividad entre sus habitante. ¿Por cuánto tiempo?

Y retiembla.

Texto y Foto por Juana Machetes.




Fuente: Pozol.org