November 30, 2021
De parte de SAS Madrid
306 puntos de vista


La Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) ha aprobado  su primera vacuna contra el Covid-19 en niños de entre 5 y 11 años. La decisión ha contado con el beneplácito de la Asociación Española de Pediatría (AEP) que, pese a mostrarse contraria a la “inmunización masiva” de este colectivo en un primer momento, la ha terminado avalando con una serie de condiciones. Por su parte, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha anunciado este martes que las vacunas contra el Covid-19 para menores de 12 años no llegarán a España antes de la segunda quincena de diciembre, lo que retrasaría su inoculación hasta finales de diciembre o principios de enero, tal y como temen los pediatras españoles. 

En declaraciones a la Cadena SER, recogidas por Europa Press, Darias ha señalado que por el momento no conoce cuántas vacunas llegarán y ha indicado que la vacuna no es la misma que utilizada en adultos porque “no necesita disolución” y la cantidad es “menor” y “diferente”, aunque también se aplica en dos dosis. Así, ha afirmado que cuando se reciban las dosis, la ponencia de vacunas hará una propuesta para la administración de las mismas que será analizada por la Comisión de Salud Pública.

Desde Pediatría reconocen a Redacción Médica que el nuevo gran foco vírico son los niños, que esperan pasen a ser vacunados entre finales de este año y principios del que viene. “Ahora mismo son los que mayor incidencia tienen, con lo cual queremos evitar esto porque el virus circula donde le deja, que es en los no vacunados”, reconoce Francisco Álvarez, coordinador del Comité Asesor de Vacunas de la AEP.

La hoja de ruta de la vacuna en estos menores pasa ahora por la Comisión Europea, que también debe dar su luz verde. “Con el coronavirus no suelen tardar mucho, no más de una semana”, pronsotica Álvarez. “A partir de ahí, el Ministerio de Sanidad tiene que tomar la decisión, y luego se pasará al Consejo Interterritorial”, sigue. “Una vez se apruebe todo, empezará el proceso de compra a Pfizer, que tendrá que suminsitrar la vacuna, con lo cual podríamos situarnos ya en finales de diciembre o principios de enero”, apostilla.

“La situación ha cambiado dramáticamente y nos encontramos ante un aumento de las infecciones en niños”

En esta misma línea de pensamiento se mueve Quique Bassat, coordinador del Grupo de Trabajo de la AEP, quien reconoce que “la situación ha cambiado dramáticamente y nos encontramos ante un aumento muy importante de las infecciones en niños, que son los que protagonizan la próxima ola y los que reflejan la incidencia más alta de todos los grupos de edad”.

Con la entrada del otoño, acompañado siempre cual fiel escudero por la bajada de temperaturas, “hay evidencias de brotes en escuelas”, debido también a que “no se deben estar implementando las medidas de manera rigurosa”, señala Bassat. “El contexto epidemiológico ahora si es favorable para subir nuestro porcentaje vacunal y, de esta manera, intentar impedir esta nueva ola”, apostilla. 

Hasta un 50% de los menores pueden ser asintomáticos

Actualmente, el organismo pediátrico recuerda que aún se desconoce el porcentaje exacto del total de las infecciones por coronavirus en el colectivo de 5 a 11 años, dado que hasta un 50 por ciento de los casos pueden ser asintomáticos. En este sentido, Álvarez recalca que “el que haya pasado la enfermedad, no va a ser óbice para vacunar a este colectivo, puesto que se ha comprobado que al vacunar a alguien que ya ha superado la enfermedad, lo único que hace es potenciar su inmunidad ante ella”.

Por su parte, Bassat esgrime tres grandes argumentos en defensa de esta vacunación infantil: “primero, la protección individual contra la enfermedad grave y aguda, en segundo lugar escudarse ante el covid persistente, y en tercer y último, contribuir a la detención de la transmisión”. 

Efectos secundarios de la vacuna covid en niños

Pfizer es la elegida por la EMA para vacunar a los niños de 5 a 11 años. En este caso, se recomienda administrar una dosis inferior a la utilizada en los mayores de 12 años e inyectándose en los músculos de la parte superior del brazo, con un intervalo de tres semanas. En esta línea, en cuanto a los efectos secundarios que la vacuna puede mostrar en este grupo, Álvarez asegura que “en este grupo de edad es más difícil que sufran efectos como la miocarditis, una sintomatología que se ha dado en los adolescentes y adultos jóvenes”. 

Además, no se prevé ese efecto secundario ya que “la misma infección del SARS-CoV2 no produce estas alteraciones, por tanto la vacuna no tiene porqué producirlas”, concluye Álvarez. 

Enlace relacionado RedaccionMedica.com (30/11/2021).




Fuente: Sasmadrid.org