December 4, 2020
De parte de Nodo50
1,667 puntos de vista

Por Gonzalo Abella, Resumen Latinoamericano, 4 de diciembre de 2020.

En el siglo XVIII muchos intelectuales de Europa se sumaron a la lucha contra el Absolutismo de los monarcas tradicionales. Expresaban el pensamiento de la burgues铆a, que aspiraba a tener una parte en el Poder.
El Partido Mundial de la burgues铆a (la Masoner铆a) proclam贸 鈥渓a libertad, la igualdad y la fraternidad鈥 que fue el lema de la Revoluci贸n Francesa de 1789. Esta revoluci贸n triunf贸 como Rep煤blica, tuvo despu茅s una breve fase radical que dur贸 muy poco y termin贸 coronando como Emperador a un hombre que no era de origen noble: Napole贸n. La propia burgues铆a se hab铆a encargado de matar a los que se radicalizaron demasiado, como Robespierre y Marat.
Esta etapa de la historia de Francia expresa (en sus rasgos singulares) lo que fue la tendencia de esa 茅poca en toda Europa: el avance hacia la libertad de ideas y hacia la libertad de comercio, que acompa帽aron el desarrollo del Capitalismo. Pero ya en el siglo XIX se comprob贸 que 鈥渓a libertad, la igualdad y la fraternidad鈥 no hab铆an llegado para todos. La acumulaci贸n de riquezas de unos pocos y la miseria de muchos, mostraron que las consignas abstractas no modificaban la desigualdad. Los derechos universales 鈥渄el hombre鈥, en abstracto, ocultaban la propiedad privada sobre los principales Medios de Producci贸n. La acumulaci贸n voraz del Capital, esa dictadura enmascarada, manten铆a y acentuaba la miseria de los nuevos proletarios y de los pueblos esclavizados. Por esos tempos fue en Francia, precisamente, donde se escribi贸 m谩s sobre utop铆as socialistas, y donde la clase obrera por unos meses lleg贸 a gobernar Par铆s (en 1871) aunque su proyecto fue ahogado en sangre por la burgues铆a.
En Inglaterra se hab铆an estudiado el mecanismo de este nuevo Modo de Producci贸n. Se pens贸 que era un sistema eterno, hasta que se aplicaron a su estudio las leyes te贸ricas del movimiento dial茅ctico, cuyas categor铆as filos贸ficas se hab铆an desarrollado especialmente en Alemania.
A partir de estos conocimientos, fundidos con la lucha obrera y popular, naci贸 el Socialismo Cient铆fico, que plante贸 un avance mundial hacia una Sociedad Comunista. A 茅sta se llegar铆a pasando previamente por una etapa intermedia, 鈥渟ocialista鈥, de gobierno obrero y popular. La fase socialista ser铆a, por primera vez, democracia para las mayor铆as, pero deb铆a ser dictatorial contra el Derecho burgu茅s y contra la explotaci贸n asalariada.
El siglo XX fue testigo de la construcci贸n colectiva y heroica de grandes laboratorios sociales inspirados en el Socialismo Cient铆fico. El principal laboratorio social se llam贸 URSS. Tanto all铆 como en la inmensa China, en las primeras d茅cadas, los logros productivos, culturales y sociales fueron extraordinarios. Resulta necesario estudiar las causas de su posterior retorno a la Econom铆a de Mercado, pero lo m谩s importante fue la demostraci贸n de que el Socialismo funcionaba y que en pocas d茅cadas, dos imperios atrasados pasaron a ser potencias mundiales. En los Estados peque帽os bloqueados, donde algunas formas socialistas sobrevivieron, no existe la miseria que hoy se agrava en los Estados sometidos a las trasnacionales.
Pensar en la posibilidad un Planeta Socialista en el siglo XXI parece lejano, pero no es as铆. Las revoluciones del siglo XX nos ense帽an lo que hay que hacer y lo que no debe repetirse. La informaci贸n sigue all铆, venciendo las distorsiones de la CNN, y est谩 en la memoria de los pueblos.
Tenemos todo para este cambio radical: una Econom铆a mundial ya globalizada, fuertes movimientos sociales y ambientales, un colosal desarrollo de las Fuerzas Productivas y de las posibilidades de Comunicaci贸n a distancia. La expropiaci贸n de los Medios de Producci贸n y el control popular sobre la transferencia de datos es justicia y necesidad.
La revoluci贸n en cada pa铆s empieza por la toma del poder y la resoluci贸n concreta de los problemas m谩s urgentes y sentidos, convocando a la movilizaci贸n masiva. La gente sabe que este sistema no puede m谩s; necesita advertir que el camino hacia el Socialismo, sigue siendo no s贸lo posible, sino m谩s necesario, m谩s urgente que nunca, en tiempos de un feroz saqueo ambiental. La propia supervivencia de la Humanidad est谩 amenazada.
隆Es posible un Planeta en Socialismo? Vale la pena intentarlo, porque lo que ya no es posible es que el planeta sobreviva en un marco Capitalista.




Fuente: Resumenlatinoamericano.org