April 14, 2021
De parte de Rojo Y Negro
339 puntos de vista


Al ministro del ramo, Jos茅 Luis Escriv谩, le ha tocado la china m谩s inc贸moda: justificar lo injustificable. Entonces, meter la pata y exprimir el mensaje hasta intentar sacar l铆quido a un mont贸n de arena es tan errado como imposible.

El se帽or ministro tiene que vender un recorte del sistema p煤blico de pensiones que le exigen los poderes econ贸micos patrios y for谩neos (UE) para conseguir los presuntos 140.000 millones de euros que nos corresponden de los fondos europeos para combatir los efectos del coronavirus.

Hacer esta labor desde el supuesto progresismo de un gobierno de coalici贸n supuestamente tambi茅n de izquierdas es rizar un rizo imposible y entonces se recurre a vestir el recorte con mil prendas que no pueden encajar de ninguna forma en un cuerpo cada vez m谩s desmadejado.

Escriv谩 comienza su alegato hueco hablando de lo que 茅l considera el talento senior, de esa “cultura espa帽ola de salir del mercado laboral cuando muchas veces es m谩s pleno y saludable estar activo”. 驴Con qui茅n se codea este se帽or? imagino que con la creme de la creme. No es un clamor de quienes trabajan en la construcci贸n reclamar la cultura circense mientras hacen equilibrios con m谩s de 60 a帽os en los tejados; tampoco goza de muchas simpat铆as entre el personal que se dedica al transporte, bien sea de viajeros, bien de mercanc铆as, la cultura de las cien mil horas de le mans, conducir hasta chocar o morir; ni encontramos a masas de kellys disfrutando de la contracultura que se encuentran d铆a a d铆a al tener que transformar habitaciones que parecen un cuadro abstracto en algo m谩s limpio y formal; tampoco es un deseo generalizado entre el personal que atiende a personas dependientes, la inmensa mayor铆a mujeres, trabajar m谩s all谩 de los 65 a帽os limpiando culos ajenos, moviendo sus cuerpos para poder lavarles en condiciones y poniendo buena cara a pesar del tir贸n muscular y de sufrimientos varios, su talento senior no llega a tanto; ni disfrutan de similar talento el personal de la hosteler铆a, ni quienes trabajan en las cadenas de montaje, ni…

No, no vemos lo que ve el se帽or ministro, no podemos justificar lo que justifica este se帽or, vive en una realidad paralela lejana y elitista donde trabajar puede ser un placer, para la inmensa mayor铆a no es as铆, bien sea por sus condiciones f铆sicas, bien por las condiciones de precariedad, bien por el abuso de poder, por las jornadas extenuantes, por los salarios de miseria, etc., entonces no se puede admitir que el recorte de pensiones venga acompa帽ado de mensajes del siguiente tenor: “En Espa帽a vamos a lo facil贸n, a sacar a la gente del mercado laboral cuando ellos no lo desean”.

No es admisible en un pa铆s con la mayor tasa de paro juvenil de la OCDE, m谩s del 42%, proponer como un avance cultural, social y econ贸mico, el retraso en la edad de jubilaci贸n, y no vale, en las condiciones de precariedad laboral existentes, alegar que ese retraso no implica taponar la posibilidad de que la juventud opte a un puesto de trabajo en condiciones, la realidad es tozuda, en los 煤ltimos a帽os ha aumentado la edad de jubilaci贸n y, a la par, tambi茅n ha aumentado la tasa de paro juvenil.

Primar con fondos comunes el retraso de la edad de jubilaci贸n es otro sin sentido m谩s, quien quiera retrasar la edad de jubilaci贸n ya puede hacerlo, quien disfruta de su trabajo no tiene la obligaci贸n de jubilarse, es m谩s, a quienes tienen largas carreras de cotizaci贸n de m谩s de 40 a帽os ya se les incentiva con un 4% de pensi贸n por cada a帽o que retrasen su jubilaci贸n, hasta un m谩ximo de 5. Lo que calla el ministro es que a esta modalidad se suelen acoger aquellas personas que tienen mejores salarios y condiciones laboras lo que redunda en una mayor esperanza de vida, luego disfrutan de una mayor pensi贸n y por m谩s tiempo, eso s铆 derrochando a raudales mucho talento senior.

Lo facil贸n es justificar lo injustificable y remitirnos, a la postre, a la cultura y educaci贸n franquista: “la pensi贸n con sangre entra”.

Santiago Herranz Castro




Fuente: Rojoynegro.info