December 18, 2020
De parte de Lobo Suelto
89 puntos de vista

Hoy todos somos, aunque reneguemos de ello, postmodernos. No hay acto que no implique performance, perfil que no encubra disfraz, idea que no encierre elecci贸n. Pero sobre todo: no hay Fe que haya nacido, previamente, fuera del pensamiento. 

El religioso hoy predica habiendo pasado antes por numerosas etapas de ensimismamiento. El militante no lleva una bandera si no es bajo la sombra de una duda, que le vuelve una y otra vez (por eso exagera, vociferante). Los que hacen, y hablan, lo hacen mientras se escuchan convencidos.

La consciencia de s铆 -es decir, perspectiva, es decir, premeditaci贸n- calcula. En categor铆as que saca de terapia o internet, o de alguna teor铆a normativa, la vuelven previsoramente ambiciosa. Siempre est谩 defini茅ndose; es el s铆ntoma de 茅poca. Hasta a la incertidumbre vuelve un PowerPoint.

Est谩n (meta-taxonom铆a) los que se visten de Pasado, los neo-positivistas, el revival Namast茅. Hasta los evangelistas se visten de creyentes. 

Nadie en una cena familiar no piensa c贸mo llevar a cabo sus premisas de forma eficiente y eficaz. El lenguaje-algoritmo habla por nosotros.

El fil贸sofo franc茅s est谩 en stories, y el cementerio de Maradona cae, solemne, en las garras del an谩lisis som谩tico. Lo racializado es blanco, y Pasolini viaja en el tren de Liniers para que Naty Peluso juegue con el lenguaje en Barcelona. Proxies rodeando la espontaneidad.  

Y luego est谩 la crisis: sin ontolog铆a, sin meta-relato, sin sujeto pol铆tico, sin significante vac铆o, sin acontecimiento. El Excel, como el haiku, no son conmemorativos. Describen, interpretan, explican. La 鈥渋rrupci贸n del ser鈥 convenientemente comunicada, para que lo parezca. 

Donde hay 茅nfasis hay enfermedad.




Fuente: Lobosuelto.com