January 9, 2021
De parte de La Haine
2,195 puntos de vista

Acerca de la moment谩nea ocupaci贸n del Congreso estadounidense por parte de las hordas fan谩ticas de la corriente trumpista, que irrumpieron al Capitolio con sorprendente facilidad el 6 de enero 2021, cabe decir que las fuerzas represivas no suelen dejar entrar ni un alfiler de protesta al Congreso estadounidense. No han podido pasar el cord贸n policial las protestas multitudinarias del 鈥淟as Vidas Negras Importan鈥 contra los asesinatos de poblaci贸n afrodescendiente perpetrados reiteradamente por las fuerzas policiales estadounidenses y el racismo institucional, no han podido romper el cord贸n policial las protestas contra las guerras imperialistas, las protestas que cuestionen de alguna manera al sistema establecido; pero en cambio, con sorprendente facilidad entraron las hordas fan谩ticas de la derecha m谩s alienada, que obviamente no tienen ninguna reivindicaci贸n de fondo, estructural, contra el sistema imperante.
Los asaltantes tolerados en el Congreso, representan a la poblaci贸n m谩s enajenada por este sistema, su accionar en defensa de un magnate capitalista frente a otra de las fichas del sistema, es planteado con pasi贸n puesto que realmente creen que apoyando a un magnate capitalista est谩n 鈥渓uchando por la libertad鈥 (obviamente su concepto de 鈥渓ibertad鈥 es la estafa impuesta por el mismo sistema).
Por eso los dejaron entrar. Solamente tras haberse desplegado un espect谩culo de selfies e im谩genes rocambolescas, las fuerzas represivas entraron a desalojar a los 鈥減eregrinos鈥.
Entre los ocupantes del congreso, fan谩ticos religiosos, nacionalistas, militantes del aberrante 鈥渟upremacismo blanco鈥 y dem谩s enajenaciones, destac贸 por su atuendo un sujeto con gorro de piel con cuernos y el pecho descubierto, lleno de simbolog铆as contradictorias, que incluso se fotografi贸 en la tribuna del Congreso y en intercambios verbales con la inusualmente 鈥渁mable鈥 polic铆a. En una entrevista de hace unos meses, el sujeto, de nombre Jake Angeli, expresaba el pensamiento anticomunista y saturado de confusi贸n que el aparato de alienaci贸n del capitalismo ha logrado implantar en no pocos individuos. Angeli expresaba que su objetivo es: 芦recuperar nuestra naci贸n de los comunistas y globalistas que han infiltrado nuestro Gobierno desde los niveles m谩s altos para destruirlo desde dentro y crear un nuevo orden mundial禄[1].

En el pensamiento confuso que los medios de alienaci贸n de la burgues铆a han logrado imponer en mentes como la de Angeli, hay una incoherencia destinada a impedir toda posibilidad de an谩lisis y comprensi贸n de la realidad. La idea es sembrar la confusi贸n para exaltar el fascismo funcional a la burgues铆a, el fascismo que finge cuestionar la injusticia a la par que en realidad la apuntala. Este confuso pensamiento fascisto茂de no entiende que el actual orden mundial es el capitalismo, que el capitalismo es transnacional y opera su saqueo a nivel global, que cada d铆a profundiza la explotaci贸n y el saqueo: que no hay nada de 鈥渘uevo orden鈥 en el incremento de la explotaci贸n sino que es la evoluci贸n l贸gica del actual sistema, que el car谩cter 鈥済lobalista鈥 es consustancial a la expansi贸n capitalista y que el mismo magnate Trump perpetra el saqueo capitalista a nivel local y global as铆 se gargarice con el discurso 鈥減roteccionista鈥 para enga帽ar a sus hordas; que el comunismo al que tanto odio le profesan no tiene nada que ver precisamente con el capitalismo. Los sujetos alienados hasta ese punto no entienden que lo que los oprime no va a cambiar por un 鈥渕es铆as鈥 ni por un magnate capitalista, al contrario. Hay que cuestionar este sistema de ra铆z para lograr cambios en pro de la emancipaci贸n humana y de la naturaleza, no defender al fascismo sist茅mico.
La ignorancia es el caldo de cultivo para el fascismo; la ignorancia es propiciada por el capitalismo, un sistema de profunda injusticia social en el que la clase dominante mantiene su hegemon铆a mediante la alienaci贸n y la violencia represiva; el fascismo es la herramienta de choque de la burgues铆a para perpetuar al capitalismo. As铆 la burgues铆a se asegura, mediante la alienaci贸n, que sean incluso los oprimidos que defiendan fervientemente a sus opresores.
Despu茅s de todo el circo, el Congreso hizo efectiva la presidencia de Biden, otra ficha del capitalismo. No cabe enga帽arnos, por lo repugnante que es Trump, sobre el car谩cter igualmente imperialista y depredador de la nueva presidencia de Estados Unidos.
Todo este circo le sirve a los medios estadounidenses e internacionales para impulsar su propaganda destinada a hacer creer en la supuesta 鈥渁lternancia democr谩tica鈥 que no es tal en el capitalismo, pues siempre gobiernan los mismos poderes econ贸micos, independientemente del nombre del presidente de turno. Pero verter谩n r铆os de tinta y saturar谩n emisiones con el tema de la supuesta 鈥渄emocracia en peligro y recuperada鈥, de manera a apuntalar los mecanismos m谩s que desprestigiados de un sistema putrefacto.
Apuntalar la falacia de la existencia de una supuesta 鈥渄emocracia鈥 bajo el capitalismo es piedra angular del relato que perpet煤a al sistema, m谩s a煤n trat谩ndose de la potencia imperialista que m谩s agresiones ha desatado contra las libertades de los pueblos del mundo en el 煤ltimo siglo, que m谩s Golpes de Estado ha promovido contra gobiernos no totalmente arrodillados al saqueo capitalista, que m谩s planes de injerencia y de exterminio contra movimientos revolucionarios ha implementado por todo el mundo.
El imperialismo estadounidense y europeo ha planificado exterminios masivos, adiestrando incluso en t茅cnicas de tortura y guerra sucia a las herramientas represivas oficiales y paramilitares de reg铆menes sanguinarios (como en Colombia, por citar un genocidio descomunal contra la oposici贸n al saqueo capitalista), ha desatado guerras imperialistas con la carga m谩s horrenda de bombardeos, mercenariato, imposici贸n de reg铆menes que le sean totalmente serviles al capitalismo transnacional (como lo hizo contra Libia, Irak, etc.). El imperialismo ha fomentado fundamentalismo religioso para combatir los procesos de emancipaci贸n de los pueblos (como lo hizo contra Afganist谩n, creando los Talibanes que destruyeron la emancipaci贸n afgana y hasta hoy reinan bajo los auspicios estadounidenses), ha fomentado paramilitarismo, Maras y 鈥渃aos controlado鈥 con la intenci贸n de “matar desde el huevo” toda posibilidad de organizaci贸n pol铆tica s贸lida con car谩cter de clase, que cuestione el feroz saqueo capitalista. Ha bloqueado y saboteado a pa铆ses (como Cuba) en un constante intento de borrar de la faz de la tierra toda tentativa de sistema socio-econ贸mico que no sea el capitalismo.
Estados Unidos y Europa en su profundo car谩cter imperialista y antidemocr谩tico, necesitan re-impulsar cada tanto la f谩bula de la 鈥渄emocracia鈥, y m谩s en momentos hist贸ricos de aceleraci贸n exponencial de la acumulaci贸n capitalista y de agudizaci贸n de los antagonismos de clase, cuando la injusticia social a煤lla ya su sufrimiento en las mismas metr贸polis capitalistas.
La pataleta de Trump, conocedor de primera mano de los reales mecanismos del sistema, es tal vez parte de un macro teatro o tal vez es la pataleta genuina de un megal贸mano; lo que s铆 est谩 claro es c贸mo el aparato medi谩tico del sistema implementa sus circos.
La burgues铆a tiene montado y amarrado al mil铆metro al juego electorero (sobretodo en pa铆ses como Estados Unidos), para que la clase trabajadora crea que 鈥渆lige鈥 algo, cuando en realidad es la burgues铆a la que dicta en mayor medida a quien se 鈥渆lige鈥, ya que sin sumas multimillonarias nadie hace una campa帽a y precisamente la burgues铆a financia a sus candidatos (en ocasiones a varios a la vez) que le devolver谩n la inversi贸n con creces al hacerse con los presupuestos del Estado. Los presupuestos p煤blicos suelen ser manejados para enriquecer a las mayores fortunas. Los gestores del Estado Burgu茅s inyectan sumas millonarias a la banca privada, a la gran empresa, al complejo militar-industrial, a multinacionales colosales, dejando m铆seras migajas para los presupuestos de sanidad, educaci贸n, pensiones, servicios sociales, etc. Bajo la forma de 鈥渃ontratos鈥, 鈥渟ubsidios鈥(etc.) los Estados Burgueses perpetran un constante trasvase del dinero p煤blico al capital privado. 
Nos venden la estafa may煤scula de que bajo el capitalismo existe 鈥渄emocracia鈥 (poder para el pueblo, etimol贸gicamente) cuando en realidad es la clase burguesa la que dicta qu茅 se hace y c贸mo se hace. El concepto de Dictadura del Capital es sin duda el m谩s apegado a la realidad que vivimos, entendiendo que los dictados de un pu帽ado de capitalistas se imponen sobre la inmensa mayor铆a de la poblaci贸n, a trav茅s de diferentes mecanismos. La propiedad de los medios de producci贸n asegura a sus due帽os el poder sobre la clase trabajadora, obligada a vender su fuerza de trabajo para subsistir; la propiedad de los medios y de la industria cultural le asegura a la clase dominante su hegemon铆a ideol贸gica, imponiendo paradigmas alienantes destinados a la banalizaci贸n de la explotaci贸n y a la divisi贸n de la clase trabajadora (racismo, clasismo, machismo, xenofobia, individualismo y sobreconsumismo son constantemente promovidos); el aparato de Estado, funcional a la burgues铆a, asegura el mantenimiento del orden social injusto a la vez que se viste con el enga帽oso atuendo de 鈥渄emocracia鈥 y se perfuma con “constituciones” cuyos derechos humanos b谩sicos (como la vivienda, la salud universal, la educaci贸n) son incumplidos reiteradamente mientras es privilegiada la rapi帽a de una 茅lite que arrasa con la sanidad, expulsa a millones de familias de sus casas, intoxica la alimentaci贸n, privatiza la educaci贸n, hace criminales malabarismos con las pensiones, etc. La represi贸n, la violencia y el exterminio se encargan de los que no sucumben a la alienaci贸n y se oponen a un sistema de explotaci贸n y barbaries concatenadas. Como clase trabajadora es importante que busquemos discernir la paja del trigo, que comprendamos el funcionamiento estructural del actual sistema que nos oprime, que no permitamos que la burgues铆a nos enga帽e con el reiterado circo destinado a mantener nuestra visi贸n en la superficie, que elevemos los niveles de conciencia para poder nutrir la necesaria lucha por abolir el capitalismo; porque abolir este sistema de clases que depreda a la humanidad y al planeta es un imperativo vital.

NOTA: [1] https://amp.lasexta.com/noticias/internacional/quien-hombre-gorro-cuernos-que-irrumpido-capitolio-eeuu_202101075ff6514922c76700013d41e3.html

www.cecilia-zamudio.blogspot.com




Fuente: Lahaine.org