June 10, 2021
De parte de La Haine
346 puntos de vista


A煤n no existe el resultado de la elecci贸n presidencial en Per煤 luego de tres d铆as de haberse realizado los comicios. Los n煤meros, ya irreversibles seg煤n varios an谩lisis, afirman que el ganador ha sido Pedro Castillo. Keiko Fujimori, su contrincante, opt贸 el 9 de junio en la noche por pedir la anulaci贸n de 802 actas. “Representan aproximadamente 200.000 votos”, afirm贸 en la rueda de prensa, la segunda ofrecida para denunciar lo que ser铆a, seg煤n ella, un fraude realizado en las elecciones del pasado domingo 6de junio.

Sus declaraciones ocurrieron con el 99% de las actas contabilizadas por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), y lo que ser铆a la confirmaci贸n de la victoria de Pedro Castillo que, con alrededor de 70.000 votos m谩s, resulta irreversible seg煤n varios an谩lisis.

La candidata de Fuerza Popular sostuvo que “cuando estas acciones de nulidad sean admitidas, deben ser retirados del recuento final del Jurado Nacional de Elecciones [JNE]”. Es decir que, seg煤n su anuncio, 200.000 votos, en su mayor铆a favorables a Castillo, deber铆an ser restados del resultado final, es decir del total de votos de su contrincante que podr铆a, en ese marco, quedar en segundo lugar.

Esos 200.000 votos no ser铆an los 煤nicos en poder modificarse. Seg煤n Fujimori, se sumar铆an a los 300.000 votos provenientes de las 1.200 actas en observaci贸n por parte del JNE. “Si sumamos 802 mesas en las que se ha presentado solicitud de nulidad que representan 200.000 votos y le agregamos las 1.200 actas observadas que representan 300.000 votos, aqu铆 todav铆a est谩 en juego 500.000 votos que creemos que es fundamental que se analicen para el recuento final”, afirm贸.

Las reacciones

El anuncio de Fujimori desat贸 numerosas reacciones contrarias en redes sociales. En primer lugar, porque su compromiso del d铆a domingo de las elecciones hab铆a sido el de respetar los resultados. “No sabemos cu谩l va a ser el resultado, pero sea cual sea, primero ratificar nuestro compromiso de respetar la voluntad popular”, afirm贸, por ejemplo, en el desayuno con su familia en un barrio popular lime帽o.

En segundo lugar, porque su pedido de anular 200.000 votos implica el intento de restarle los votos a Castillo, para as铆 atribuirse la victoria. “Lo que est谩 haciendo Keiko Fujimori no tiene precedentes en la historia del Per煤, pretender anular 802 mesas electorales, en las localidades donde el Per煤 entero sabe que arras贸 su contendor”, afirm贸, por ejemplo, Patricia Ar茅valo, en el marco de una multiplicaci贸n de mensajes contra la dirigente de Fuerza Popular.

Las reacciones contra Fujimori se debieron a que su denuncia fue considerada como una maniobra desesperada y sucia similar a las elecciones del 2016. En aquella oportunidad, ante su derrota en segunda vuelta contra Pedro Pablo Kuczynski, tambi茅n hab铆a decidido no reconocer el resultado, lo que se tradujo luego en la inestabilidad pol铆tica que tuvo, entre otras consecuencias, el paso de cuatro mandatarios en cinco a帽os de gobierno.

Quien se expres贸 ante la nueva denuncia de fraude fue Castillo: “agradezco a quienes siguen resistiendo en las calles. No caigamos en provocaciones de quienes quieren ver este pa铆s en el caos. Por ello, hacemos un llamado de paz”. Las palabras del candidato de Per煤 Libre fueron comunicadas mientras se llevaba adelante una nueva vigilia frente a su local de campa帽a, en Lima, por cuarta noche consecutiva.

“Keiko Fujimori, con todo el poder que tiene detr谩s, con el poder de los empresarios, el dinero del narcotr谩fico, todo el bufete de abogados que tiene, est谩 intentando destruir la decisi贸n popular, est谩 intentando realmente destruir la democracia. Hay un peligro por parte de la derecha, pero sabemos que el pueblo puede m谩s, por eso estamos haciendo resistencia, para hacer valer nuestros votos”, afirm贸 desde all铆 Melissa Becerra, estudiante de arquitectura.

Los argumentos del fraude

El 9 de junio era el 煤ltimo d铆a para presentar los recursos de nulidad de actas. Fujimori ya hab铆a denunciado el 7 de junio un denominado “fraude en mesa”, es decir, seg煤n su explicaci贸n, ejecutado por Per煤 Libre. Es proceso habr铆a sido “planificado y sistem谩tico”.

Durante la rueda de prensa del mi茅rcoles 9, Miguel 脕ngel Torres, vocero de Fuerza Popular, explic贸 el proceso a trav茅s del cual el partido que llev贸 a Castillo “habr铆a vulnerado el sistema electoral”. Seg煤n su explicaci贸n, dentro de las 802 actas:

-503 tendr铆an “falsificaci贸n de firmas de miembros de mesa”, es decir que las firmas all铆 puestas no corresponder铆an con aquellas consignadas en el documento de identidad.

-132 actas, a su vez, habr铆an tenido “irregularidades al momento de consignar la votaci贸n dentro del acta”, es decir que los n煤meros de votos marcados no corresponder铆an con la realidad ya que, seg煤n explic贸, ser铆a imposible que, como ocurri贸 en algunas mesas, Fuerza Popular no tuviera un solo voto.

-65 actas deber铆an ser anuladas debido a la conformaci贸n de los miembros de mesa. Seg煤n Fuerza Popular, se habr铆a dado el caso de parientes en una misma mesa, producto de la acci贸n de fraude de Per煤 Libre.

Las “pruebas” presentadas por Fuerza Popular fueron pocas respecto a la gravedad de la denuncia. Esa insuficiencia ya hab铆a sido se帽alada luego de la rueda de prensa del 7 de junio, tanto por la prensa nacional como por la internacional, donde, el Washington Post, por ejemplo, se refiri贸 a las “acusaciones infundadas de fraude electoral”.

Algunas de esas “pruebas” del 7 de junio fueron inclusive refutadas. Una de ellas fue que una mesa de votaci贸n en la ciudad de Puno hab铆a sido “copada” por tres miembros de una misma familia, acusaci贸n hecha debido a que llevaban el mismo apellido. El se帽alamiento fue r谩pidamente desmentido por la misma ONPE que afirm贸 que las tres personas hab铆an sido elegidas por sorteo, y, los mismos acusados negaron ser parientes y anunciaron que iniciaron un proceso contra Fujimori.

La tensi贸n creciente

Per煤 se encuentra en un momento de tensa e incierta calma. Una mayor铆a reconoce que Castillo gan贸 las elecciones presidenciales, tanto dentro como fuera del pa铆s. Como en el caso de Evo Morales, el poder electoral no ha dado fecha de cu谩ndo ser铆a anunciado el resultado oficial, y las denuncias de Fujimori podr铆an retrasar los tiempos del conteo final.

Nadie sabe cu谩ndo estar谩 entonces la definici贸n de una contienda que tiene al pa铆s en vilo. Las radios en los autos actualizan en permanencia los n煤meros y noticias al respecto, y, en la mayor铆a de los canales de televisi贸n contin煤a un tratamiento medi谩tico contrario a Castillo.

En ese marco han ocurrido rumores y especulaciones, como posibilidades de un golpe de Estado, algo que el mismo Ministerio de Defensa debi贸 negar p煤blicamente, “frente a la difusi贸n en redes sociales con llamados a la intervenci贸n de las Fuerzas Armadas en asuntos netamente electorales o pol铆ticos”. El ministerio ratific贸 en el comunicado que las Fuerzas Armadas “no son deliberantes y est谩n subordinadas al poder constitucional”.

Las preguntas sobre cu谩l ser铆a el plan de Fujimori se dan en un contexto de movilizaciones tanto de quienes respaldan a Castillo, como, en menor medida, de quienes defienden a Fujimori. “Apoyo a Fujimori porque es un partido de derecha anti-comunista, por eso apoyo, he votado por ella pensando en Per煤, en la paz del pa铆s, en mi familia”, afirm贸, por ejemplo, Maril煤 Pita Arriar谩n.

Quienes se movilizan por Fujimori est谩n convencidos que ha existido un fraude contra su candidata. Quienes respaldan a Castillo afirman que Fujimori intenta realizar un fraude para robarle la victoria a Castillo. Las acusaciones cruzadas, las movilizaciones, la poca comunicaci贸n por parte del poder electoral respecto a los tiempos, la posible prolongaci贸n de este escenario, mantienen al pa铆s en un suspenso marcado por una tensi贸n que podr铆a escalar.

Sputnik / La Haine




Fuente: Lahaine.org