November 11, 2020
De parte de La Haine
121 puntos de vista


No es la primera vez que ocurre en Am茅rica Latina. Lo vimos antes. A trav茅s de una 鈥渄estituci贸n parlamentaria鈥 se derroc贸 en Paraguay a Fernando Lugo, y m谩s recientemente, en Brasil, a Dilma Rousseff. En ambos casos 鈥揷omo ahora- se us贸 el mismo argumento: cambiar a un mandatario porque se le considera 鈥渋ncapacitado moralmente鈥. En las acciones golpistas, verdaderas mafias que encubren sus zafios prop贸sito tras encumbradas palabras.

Pero s铆 es la primera vez que se usa en el Per煤 el t茅rmino 鈥渧acancia鈥 para derribar a un gobierno. Cuando Fujimori, no hubo vacancia. El dictador se fue, huy贸 cobardemente y desde Jap贸n envi贸 un fax renunciando a su investidura. El Congreso declar贸 vacante el cargo, pero no 鈥渧ac贸鈥 al fugado. Y con Pedro Pablo Kuczynski (PPK) tampoco hubo vacancia. El primer intento, fracas贸. Y ante el segundo, el Presidente renunci贸. Vizcarra asumi贸 el cargo por ausencia del titular.

Es entonces la primera vez que se aplica en el Per煤 el procedimiento que depuso a Lugo y a Dilma. Pero aqu铆 tambi茅n se encubri贸 el caso con consideraciones 鈥渓egalistas鈥.

Alg煤n experto en Derecho Constitucional podr铆a decir que aqu铆 el Congreso de la Rep煤blica usurp贸 funciones. Asumi贸, en efecto las del Poder Judicial (PJ). Y es que es el Poder Judicial -y sus diversas instancias- el que determina la culpabilidad de alguien en la comisi贸n de un delito. Aqu铆 el Congreso -sin juicio alguno- decidi贸 que Vizcarra era culpable de todo lo que se le acusa Y que, por eso, est谩 鈥渕oralmente incapacitado鈥 para gobernar. As铆 lo dijeron 105 parlamentarios, 68 de los cuales tienen denuncias por diversos delitos.

驴Vizcarra tiene culpas?. Sin duda, si. Si no penales -eso lo decidir谩 el PJ- , s铆 pol铆ticas. Pegado al Modelo Neo Liberal y al Dictado de Washington, no fue capaz de dise帽ar una opci贸n acorde con las necesidades del pa铆s y las exigencias de la poblaci贸n. En suma, fue presa de sus propias limitaciones de clase.

驴Ha habido una suma de intereses tras este acuerdo de 鈥渧acancia鈥? Claro que si. Los parlamentarios C茅sar Acu帽a y Jos茅 Luna est谩n tras el poder de Universidades Privadas que han sido cuestionadas, y tienen acusaciones pendientes por las que tarde o temprano tendr谩n que dar la cara. Pero no s贸lo ellos: Edgar Alarc贸n y Omar Chejade tambi茅n tienen delitos que han sido probados -y no s贸lo denunciados- Y los fujimoristas, que podr铆an competir con la mafia de Al Capone en cualquier certamen internacional de ese corte. Todos han sumado voluntades, y votos.

Y hablando de intereses 驴habr谩 sido 茅ste un 鈥済olpe鈥 dado a espaldas de la embajada yanqui?. Porque Trump y su pandilla no andaban contentos con algunas cosas que asomaban aqu铆: la condena al bloqueo a Cuba; la llegada al Per煤 de las Brigadas M茅dicas de ese pa铆s hermano; las negociaciones para obtener la vacuna rusa contra el COVID; la desactivaci贸n objetiva del malhadado 鈥淕rupo de Lima鈥; la presencia del Primer Ministro peruano en la toma de mando del nuevo Jefe de Estado boliviano.

Por eso resulta injustificable la conducta de quienes no est谩n metidos en ese entuerto, pero se han alegrado que haya acontecido. No tienen br煤jula -o la han perdido-. Pero, sobre todo, no tienen sentido com煤n. Ni siquiera olfato pol铆tico. No son capaces de percibir qui茅n es qui茅n en el escenario pol铆tico. Y entonces creen que la persona que ellos detestan, es el enemigo principal de todo el pueblo. Vuelcan coletazos de odio, retazos de resentimiento, complejos de minusval铆a, sentimiento de culpa; para justificar imp煤dicamente lo que ha ocurrido.

Lo que preocupa, es lo que vendr谩. Porque no ser谩 鈥渦n congreso populista鈥 dispuesto a darla al pueblo 鈥渢odo lo que pide鈥, como cree la gran burgues铆a. Ser谩 un gobierno que busque prolongar su poder -o volver a 茅l- a cualquier precio. Ya lo veremos.

Y veremos tambi茅n qui茅nes ser谩n los ministros, qui茅n ocupar谩 las carteras de econom铆a, interior, educaci贸n y la canciller铆a; qui茅n ira a la Presidencia del Congreso -鈥渆l accesitario鈥 est谩 procesado-; qui茅nes ser谩n calificados para integrar el Tribunal Constitucional; cu谩l ser谩 el trato que se dar谩 a la SUNEDU [Superintendencia Nacional de Educaci贸n Superior Universitaria]; qu茅 se resolver谩 en el tema de las inversiones mineras transnacionales; c贸mo quedar谩 la situaci贸n de los fiscales; y c贸mo los procesos incoados contra Keiko Fujimori y su mafia. Y veremos tambi茅n si se har谩n realmente las elecciones de abril con las reglas ya aprobadas, o si se intentar谩 cambiarlas para admitir la reelecci贸n de congresistas y la 鈥渃reaci贸n del Senado鈥, rechazado por el Plebiscito anterior

Hoy muchos preguntan, entonces qu茅 hacer. Y s铆, claro, hay -como dec铆a Vallejo- much铆simo que hacer: protestar, denunciar, resistir; pero, sobre todo, trabajar para unir a la mayor parte del pueblo a fin de librar, en mejores condiciones, una batalla verdadera por la liberaci贸n nacional y social de nuestra patria.

S贸lo anoche, y sin convocatoria previa, miles de personas se lanzaron a las calles en todo el pa铆s. En Lima, Huancayo, Arequipa y otras ciudades, espont谩neamente se movilizaron en se帽al de protesta. No apoyan, necesariamente a Martin Vizcarra. Pero s铆 condenan resueltamente a la mafia que ha ungido a Manuel Merino como nuevo Jefe de Estado. Esa, es claro, no nos representa.

CALPU




Fuente: Lahaine.org