November 27, 2020
De parte de ANRed
189 puntos de vista

Movilizaci贸n en Arequipa. Foto: Christian Ramos/RPP

Durante las 煤ltimas semanas llegaron a nuestro pa铆s im谩genes del pueblo peruano en lucha. Las impactantes similitudes con la ret贸rica de lucha chilena y la salida de dos presidentes en una semana montan un escenario f茅rtil para la idea de que 鈥淧er煤 despert贸鈥. 驴De d贸nde viene y hacia d贸nde va este movimiento? Dialogamos con Leina Guillen, militante de Nuevo Per煤, sobre la situaci贸n peruana que mantuvo en vilo a toda la regi贸n. Por Ayel茅n Branca y Natalia D鈥橝mico para ANRed.


El pasado 9 de noviembre, Mart铆n Alberto Vizcarra Cornejo, presidente de Per煤 y miembro del Partido Peruanos Por el Kambio, fue destituido bajo la figura de 鈥渋ncapacidad moral permanente鈥. Este movimiento, caracterizado como un golpe o autogolpe de Estado por varios sectores pol铆ticos, abri贸 el juego para el estallido social. Al d铆a siguiente, Manuel Arturo Merino de Lama, Partido de Acci贸n Popular, asumi贸 autoritariamente la presidencia y las movilizaciones se intensificaron a lo largo de todo Per煤 al grito de 鈥淣o aceptamos鈥, 鈥淭odos los d铆as hasta que caiga鈥, 鈥淢erino no es mi presidente鈥, 鈥淔uera Merino鈥. El Estado reprimi贸 ferozmente, asesinando a Jack Brian Pintado S谩nchez y a Jordan Inti Sotelo Camargo, de 25 y 24 a帽os respectivamente y dejando a 30 personas desaparecidas y cientos de heridos.  Seis d铆as despu茅s, con miles de personas permaneciendo en las calles, un pendulante parlamento ubic贸 como presidente a Francisco Rafael Sagasti Hochhausler, del Partido Morado, un tecn贸crata liberal con se帽ales amigables a un gobierno de transici贸n que, por primera vez en la historia, pidi贸 perd贸n por los asesinatos y la represi贸n a las protestas.

Esta situaci贸n se da en el marco de un pa铆s fuertemente atravesado por la crisis social y pol铆tica que afecta a toda la regi贸n. Dos meses atr谩s, en un di谩logo con Leina Guill茅n, militante de Nuevo Per煤, sobre los efectos de la crisis en las mujeres y las disidencias sexuales hab铆a una idea persistente dando vueltas: 鈥淟a crisis ha sido tan grave en Per煤 que la gente ya no puede m谩s, se est谩 poniendo de pie, est谩 en un proceso de despertar鈥. Ahora, intercambiamos sobre las movilizaciones de masas, el proceso destituyente, las pretensiones del progresismo y la posibilidad de tirar abajo la Constituci贸n de Fujimori.

AB y ND. 驴C贸mo fue el proceso destituyente de Vizcarra?

La crisis sanitaria en Per煤 ha sido muy dura y se ha llevado a m谩s de 70 mil peruanos y peruanas. M谩s del 80 por ciento de ni帽os, ni帽as y j贸venes en el pa铆s no puede acceder a la educaci贸n virtual porque no tienen acceso al Internet; muchos trabajadores y trabajadoras han perdido sus trabajos; el propio Gobierno le permit铆a a las grandes empresas despedir personal sin ning煤n tipo de reparo. Frente a esta situaci贸n de desprotecci贸n y de abandono completo del Estado, nos enfrentamos a un proceso pol铆tico sostenido sobre el descontento que gener贸 una ola de indignaci贸n.

En este contexto, el Congreso cerr贸 filas para destituir a un presidente por la causal de 鈥渋ncapacidad moral permanente鈥. Eso no es constitucional. El presidente Vizcarra no estaba incapacitado ni demente ni ten铆a una enfermedad terminal para aplicar la causal de incapacidad moral. Lo que s铆 ten铆a eran procesos judiciales por corrupci贸n, lo que realmente no nos sorprende porque hablamos de un sistema neoliberal en el que la corrupci贸n y la mafia campean. Los golpistas que fabricaron este golpe representan a la ultraderecha.

Para nosotras fue un golpe contra la institucionalidad y la gobernabilidad de este pa铆s. Entonces, en esa l铆nea nos hemos movido. Hemos resistido seis d铆as y noches de movilizaciones permanentes en todo el pa铆s. Lamentablemente han fallecido dos hermanos, tenemos 30 desaparecidos y centenas de heridos. Pero seguimos marchando para deshacernos de toda esta clase pol铆tica caduca. Vamos a seguir movilizando en torno a la Asamblea Constituyente para cambiar la Constituci贸n del 93 que representa la dictadura del fujimorismo.

AB y ND. En nuestro di谩logo anterior, apenas dos meses atr谩s, nos advert铆as que en Per煤 hab铆a un escenario de inestabilidad pol铆tica abierto, por la propia din谩mica hist贸rica del pa铆s pero tambi茅n por la profundizaci贸n de las contradicciones ante la crisis actual. 驴Era esperable o previsible que ocurriera la destituci贸n del presidente y la ola de movilizaciones?

Yo creo que nadie preve铆a lo multitudinario de las marchas, de la movilizaci贸n. Pero como te coment茅 hace dos meses, hay una precarizaci贸n en la vida en el pa铆s que est谩 haciendo que definitivamente todos tengamos que exponernos al sentimiento de pobreza y de precariedad. Per煤 ya no es ese pa铆s que nos vendieron, el para铆so neoliberal. Eso no existe m谩s y cada vez se pone peor. Eso ha desatado en los j贸venes una consigna de lucha que se va a mantener. Los j贸venes tienen toda la intenci贸n de salir, de marchar, de seguir en las calles moviliz谩ndose para garantizar que el pa铆s tenga los pol铆ticos que necesita tener para salir adelante.

Lo que me preocupa es que no tengamos la fuerza para direccionar toda esa movilizaci贸n en torno a una agenda com煤n y un proyecto pol铆tico, porque tambi茅n hay fuertes niveles de despolitizaci贸n. Ah铆 tenemos una tarea desde la izquierda que es ver c贸mo orientar todo ese movimiento y convencer a los j贸venes, a las j贸venes, a los trabajadores, a la ciudadan铆a en general de que no todos son corruptos. Hay un momento de resistencia pero creo que ese despertar de la conciencia tiene que tener una orientaci贸n pol铆tica. En eso estamos: tratando de organizar desde los diferentes frentes acciones program谩ticas. Una de las primeras tareas es poner en la mesa la idea de la Asamblea Constituyente y lanzar un refer茅ndum el 11 de abril junto a las elecciones.

AB y ND. En todo este escenario pol铆tico, 驴qu茅 rol cumple la figura de Merino? 驴A qu茅 sectores representa? 

Merino viene del Partido Pol铆tico de Acci贸n Popular, que representa al centro. Le han vendido el cuento a la gente de que no representan 鈥渘i derecha ni izquierda鈥. Pero visto desde la izquierda, la renuncia de Merino a 5 d铆as de asumir autoritariamente la presidencia ha sido un 鈥済olpe al centro鈥. Su primera acci贸n evidente frente a la sociedad fue llamar a una junta para escoger un Nuevo Tribunal Constitucional, que es quien gobierna todos los aparatos de justicia del pa铆s. 驴Para qu茅? Para colocar a dedo a gente que no lo vaya a juzgar, que elimine todos los procesos de lavado y corrupci贸n. Antes del golpe, nadie conoc铆a a Merino, nadie sab铆a que pertenec铆a a Acci贸n Popular.

Uno de los acuerdos a los que se llega cuando Merino renuncia es que solamente pod铆an ser parte de esta negociaci贸n para la Junta Directiva del Consejo del Congreso los diecisiete congresistas que hab铆an votado no a la vacancia. Esta primera negociaci贸n se hace la noche de la renuncia de Merino y se pone a la cabeza a Roc铆o Silva Santiesteban, una mujer de procedencia de izquierda y feminista. Se llega, supuestamente, a un consenso  por ella. Pero al d铆a siguiente se va a votaci贸n y no se cumple el consenso. As铆 es como entra Sagasti a la presidencia, integrante del Partido Morado -dirigido por Julio Guzm谩n-, de la derecha liberal. As铆 se instala el gobierno de transici贸n para garantizar que la cosa camine hasta el 11 de abril. Pero la movilizaci贸n va a continuar porque no se trata de cambiar a un presidente y ya. El primer objetivo es lograr que el 11 de abril se permita el refer茅ndum y que el pueblo soberano decida si quiere o no una nueva Constituci贸n. De all铆 veremos c贸mo instalamos la Asamblea Constituyente.

AB y ND: Este escenario de participaci贸n masiva nos resuena a la movilizaci贸n popular de Chile. Pero pensando en lo propio del movimiento que despierta hoy en Per煤, 驴qu茅 sectores articulan este movimiento? 驴El proceso por una nueva constituci贸n es un emergente de este momento hist贸rico o es un proyecto que ya estaba en en el sentido com煤n?

LG: Los sectores que se han movilizado han sido los y las j贸venes, muchos de ellos que no estaban organizados y se movieron a partir de las convocatorias de las redes sociales. Tambi茅n colectivos universitarios y colectivos feministas, colectivos de la diversidad sexual que por primera vez marchan en bloques tan grandes a favor de la lucha por el pa铆s. Venimos de un proceso bastante duro de despolitizaci贸n del pa铆s. Hace unos meses la posibilidad de hablar sobre una nueva Constituci贸n era muy acotada.  Como dec铆a Javier Diez Canseco, no est谩bamos en un momento constituyente. Pero este momento hist贸rico ha generado toda una din谩mica en la que arde la necesidad de saber qu茅 es lo que pasa con la Constituci贸n: en esta semana, tan s贸lo en Arequipa, han habido m谩s de 20 conversatorios acerca de qu茅 implica una Asamblea Constituyente.

La constituci贸n de la dictadura de Fujimori solamente beneficia a los grupos y a los capitales mafiosos y corruptos del mundo, encabezados por el imperialismo de Estados Unidos. La primera forma de cambiar y conseguir un nuevo contrato social, donde tengamos justicia social para el pueblo y vivamos con dignidad, es desinstalando esa Constituci贸n y avanzando con una Constituci贸n realmente soberana. Hay una necesidad de saber qu茅 pasa con esto, de informarse. Hay una recomposici贸n de fuerzas alrededor de los j贸venes.

Hemos pasado demasiados a帽os frente al saqueo, ya no se puede m谩s y la poblaci贸n est谩 harta. Entonces creo que ah铆 hay un momento importante, esperemos sostenerlo, hay que darle orden, hay que darle orientaci贸n y  meterle fuerza desde los sectores de izquierda, tenemos una tarea, una obligaci贸n: tratar de orientar la lucha.

AB y ND. Mencionaste como grupos importantes de las movilizaciones a las mujeres y a la comunidad LGBT+. 驴Cu谩l es la situaci贸n particular de esa poblaci贸n?

El sistema neoliberal que tiene varias d茅cadas en Per煤 gener贸 una din谩mica muy cruda, especialmente para las mujeres y disidencias sexuales. Esta pandemia implic贸 que las mujeres se queden en casa y a su vez, ejecuten tareas de teletrabajo y se hagan cargo del cuidado y educaci贸n de les ni帽es. Tambi茅n se evidenciaron casos de agresiones y de violencia mucho m谩s fuertes: a la fecha tenemos m谩s de 9000 denuncias de mujeres que han recibido violencia. La pandemia evidenci贸 eso que decimos las feministas de que la casa no es un espacio seguro. Se ve tambi茅n, en el caso de las de las mujeres lesbianas, que se enfrentan a la violencia dentro del hogar por el hecho de no ser aceptadas por lo que son.

La mayor铆a de mujeres han perdido sus trabajos, principalmente las mujeres de sectores populares que generalmente trabajaban en el comercio del d铆a a d铆a o que son ambulantes. Las mujeres y disidencias sexuales que ejerc铆an el trabajo sexual tambi茅n se han visto afectados. As铆 se fue profundizando la din谩mica de pobreza.

Por su parte, la crisis sanitaria no s贸lo ha impactado a la comunidad urbana de las grandes ciudades sino que tambi茅n puso en riesgo a las comunidades ind铆genas en sectores rurales, en general por la din谩mica del extractivismo. Nuestros pueblos originarios se han visto profundamente afectados por el COVID19, han fallecido 20 awaj煤n de la zona de San Mart铆n, de Amazonas, al encontrarse en una zona tan inh贸spita y no haber control de personas entrando y saliendo, zona donde se maneja todo el negocio de la petroqu铆mica del pa铆s. En este contexto se avanz贸 con el control represivo, con militares patrullando las calles para que no sali茅ramos a protestar. Sentimos como un peque帽o ejercicio de una nueva recomposici贸n neoliberal para ejercer una posici贸n m谩s facista, de corte m谩s cruda, contra los intereses del pueblo. Se ha revelado la versi贸n m谩s cruel del neoliberalismo pero la gente ya no puede m谩s, se est谩 poniendo de pie, est谩 en un proceso de un despertar.





Fuente: Anred.org