July 10, 2021
De parte de SAS Madrid
184 puntos de vista


La farmacéutica investiga una dosis de refuerzo contra la variante delta.

Las empresas Pfizer-BioNTech han anunciado este jueves que planean solicitar la autorización de la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) para la administración de una tercera dosis de su vacuna contra la COVID-19, con el objetivo de brindar “una protección aún mayor”.

En un comunicado, han explicado que existen “datos alentadores” que publicarán en las próximas semanas sobre la dosis de refuerzo ya que proporciona niveles de anticuerpos neutralizantes de cinco a diez veces más altos cuando se administra seis meses después de la segunda dosis.

“Con base en la totalidad de los datos hasta la fecha, Pfizer-BioNTech ha considerado que una tercera dosis puede ser beneficiosa dentro de los 6 a 12 meses posteriores a la segunda dosis para mantener los niveles más altos de protección”, han dicho.

Pfizer investiga una dosis de refuerzo contra la variante delta

Asimismo, el laboratorio Pfizer también ha informado de que está en fase de preparación de los ensayos clínicos de una vacuna modificada dirigida específicamente a la variante delta, si bien ha especificado que considera que una tercera dosis de la vacuna original sería un mejor antídoto contra la enfermedad y esta variante.

La farmacéutica Pfizer y su socia BioNTech anunciaron este jueves que están desarrollando una dosis de refuerzo contra la variante delta, coincidiendo con el aumento de las preocupaciones a nivel mundial por su rápida propagación.

En un comunicado, ambas compañías expresaron su creencia de que una tercera inyección de su actual vacuna, que requiere dos dosis, tiene el potencial de mantener los “niveles más elevados” de protección contra todas la variantes actuales, incluida la delta.

Sin embargo, apuntaron que se mantienen vigilantes y que desarrollan una versión actualizada de la vacuna.

“Como se ve en las evidencias del mundo real publicadas por el Ministerio de Salud de Israel, la eficacia de la vacuna ha disminuido seis meses después de la vacunación, al mismo tiempo que la variante Delta se está convirtiendo en la dominante en ese país”, dijeron las compañías en un comunicado recogido por varios medios locales.

Las farmacéuticas apuntaron que los hallazgos en Israel son consistentes con los estudios realizados por las compañías que ya informaron con anterioridad de que podría ser necesaria una tercera dosis de la vacuna transcurridos entre seis y doce meses del segundo pinchazo.

Según la nota, los ensayos clínicos podrían arrancar en agosto, si cuentan con los permisos de las autoridades competentes.

La variante delta, que es la que más preocupa a la OMS, se identificó en siete países nuevos en la última semana y ya supera el centenar.

En Estados Unidos ya representa más del 50 % de las muestras secuenciadas.

El principal epidemiólogo del Gobierno estadounidense, Anthony Fauci, señaló que las tres vacunas aprobadas en EE.UU. contra la covid-19 -Pfizer, Moderna y Johnson&Johnson- “son efectivas contra la variante delta” según los primeros estudios sobre su efectividad contra esta nueva variación.

Enlace relacionado CadenaSer.com 09/07/2021.




Fuente: Sasmadrid.org