July 12, 2021
De parte de Nodo50
358 puntos de vista



Este a帽o se ha reducido notablemente la presencia de mosca negra en los r铆os Jarama y Henares. Las organizaciones ecologistas Asociaci贸n para la Recuperaci贸n del Bosque Aut贸ctono (ARBA), Asociaci贸n Ecologista del Jarama 鈥淓l Soto鈥, Ecologistas en Acci贸n, Grupo de Acci贸n para el Medio Ambiente (GRAMA) y Jarama Vivo, lo atribuyen a las crecidas primaverales asociadas al deshielo del enorme volumen de nieve que dej贸 Filomena.

Estas crecidas arrastraron la vegetaci贸n que usa el insecto para hacer sus puestas. Los colectivos ambientalistas reclaman la reproducci贸n de crecidas naturales. Una soluci贸n m谩s saludable que las arriesgadas y rutinarias fumigaciones con pesticidas que aplican los ayuntamientos.

La mosca negra es un insecto aut贸ctono que provoca mordeduras dolorosas y molestas a personas y ganado. Su proliferaci贸n es producto de la combinaci贸n de varios factores: el mal estado de los r铆os, la reducci贸n de depredadores naturales (aves insect铆voras como golondrina, avi贸n, murci茅lagos o sanguijuelas que devoran las larvas) y las altas temperaturas. La mosca negra pone sus huevos sobre la vegetaci贸n, en los r铆os. La mala calidad del agua con presencia de fosfatos, nitratos y materia org谩nica, favorece el crecimiento de macr贸fitos (plantas acu谩ticas). La escasa corriente y la pr谩ctica desaparici贸n de crecidas de los cursos fluviales, favorece el crecimiento de la vegetaci贸n y, por tanto, la proliferaci贸n de puestas y eclosi贸n de mosca negra. En los 煤ltimos a帽os, este insecto se ha desplazado desde la cuenca del Ebro hacia otras zonas al sur, como los r铆os Jarama y Henares, en la Comunidad de Madrid.

Sin embargo, este a帽o, las fuertes crecidas en los r铆os, asociadas al deshielo del fen贸meno meteorol贸gico Filomena, elimin贸 la vegetaci贸n acu谩tica de fondo de los cauces. Con ella desaparecieron gran parte de las larvas del insecto. Esto ha sido evidente en el Jarama y en el Henares, donde las crecidas fueron muy importantes. Sin embargo, en el r铆o Tajo (Aranjuez) y en el r铆o Manzanares (Perales del R铆o-Getafe) las crecidas fueron muy limitadas por la mayor regulaci贸n de sus caudales y en consecuencia, las molestias han permanecido como otros a帽os. En definitiva, todo apunta a que las crecidas reducen las poblaciones de este molesto insecto, adem谩s de que regeneran y limpian el cauce de los r铆os.

Precisamente, las organizaciones ecologistas ARBA, Asociaci贸n Ecologista del Jarama 鈥淓l Soto鈥, Ecologistas en Acci贸n, GRAMA y Jarama Vivo, llevan a帽os reclamando al Canal de Isabel II que se reproduzcan las crecidas primaverales naturales de los r铆os. Para ello, bastar铆a liberar un mayor volumen de agua puntualmente y de forma controlada, desde las presas de cabecera o de tramos medios.

Esta din谩mica favorecer铆a la salud de los r铆os, reducir铆a la acumulaci贸n de vegetaci贸n en cauces y riberas y, con ello, la proliferaci贸n de plagas. De esta forma no ser铆a necesaria la utilizaci贸n masiva de plaguicidas que est谩n contribuyendo a la desaparici贸n de numerosas especies de insectos: lib茅lulas, polillas, mariposas, saltamontes, grillos鈥 y con ellos la disminuci贸n dr谩stica de especies insect铆voras que podr铆an controlar estas nuevas plagas, especialmente murci茅lagos.

Esta propuesta de liberaci贸n de caudales estacionales est谩 prevista en el Plan Hidrol贸gico de la cuenca del Tajo para regenerar el cauce, arrastrando sedimentos y vegetaci贸n, pero tambi茅n para minimizar estas posibles plagas de nuevos insectos que se adaptan a cauces con poca corriente.

La escasa afecci贸n de la mosca negra, este a帽o, en los r铆os Jarama y Henares deber铆a ser tenida en cuenta, especialmente por los ayuntamientos ribere帽os para que abandonen la rutina de los tratamientos masivos con pesticidas que no son tan inocuos como pretenden (Vectovac, el biocida que habitualmente se utiliza requiere de autorizaci贸n previa por los potenciales riesgos sanitarios).

Las organizaciones ecologistas animan a los municipios a que en lugar de fumigar, exijan mancomunadamente al Canal de Isabel II que garantice todos los a帽os una o dos crecidas primaverales importantes, desde los embalses de cabecera. Salvo situaciones de extrema sequ铆a hay agua suficiente todos los a帽os en los embalses de cabecera para estos desembalses controlados, como ya se comprob贸 en el verano de 2002 liberando 4,3 hm3.

Las organizaciones ecologistas ARBA, Asociaci贸n Ecologista del Jarama 鈥淓l Soto鈥, Ecologistas en Acci贸n, GRAMA y Jarama Vivo, recuerdan que entre sus reiteradas peticiones a las instituciones p煤blicas se encuentran las siguientes:

  •  Respetar la legislaci贸n de aguas en la gesti贸n de caudales que lleva a cabo el Canal de Isabel II en los embalses de cabecera, garantizando anualmente desembalses controlados en Primavera que arrastren la vegetaci贸n acu谩tica donde se desarrollan las larvas de mosca negra, y al tiempo regenere los cauces de los r铆os madrile帽os como prev茅 la Directiva Marco del Agua.
  •  Un Plan Comarcar frente a las potenciales plagas de la mosca negra, basado en criterios cient铆ficos. Que fomente la recuperaci贸n de especies insect铆voras, cambios en los regad铆os agr铆colas, etc., que oriente y coordine las iniciativas de los ayuntamientos.
  •  Poner fin a las fumigaciones rutinarias que realizan los ayuntamientos, peligrosas y, en ocasiones, ilegales, que practican algunos ayuntamientos, reduciendo su empleo a situaciones y autorizaciones excepcionales.




Fuente: Ecologistasenaccion.org